viernes, 30 de septiembre de 2016

LINCHAMIENTOS: DE LA EVAPORACIÓN DEL ESTADO A LA JUSTICIA POR MANO PROPIA

Linchamos al que roba un celular, o mata una anciana. Ignoramos al que se roba un país y condena a generaciones a la miseria y la ignominia. La Argentina draconiana que supimos conseguir en esta década. Gracias, Mamá Cristina.

Por Martín Onetto

No cuenten conmigo.

En rigor, ni siquiera somos draconianos. Dracón proponía las mismas severísimas penas al que robaba una gallina que al que mataba a otro ser humano.

Este post no tiene el cuidado y tiempo de escritura que merecería, pero quería expresar aquí esa postura: No cuenten conmigo.

Permitanme una alocada asociación en este lamentable tema de los linchamientos, especie de justicia por mano propia del Neanderthal. Yo no descartaría tener en cuenta el fenómeno "Pablo Escobar, El Patrón del Mal". La observación no viene de mi mente febril, sino de un comentario que le escuché a una persona mayor, de quien recibí muchos de mis valores más nobles como el respeto a las ideas del otro, y aún de la vida de los demás. Una persona no sólo pacífica, sino lúcida, consciente de que en el "todos contra todos" y en el "ojo por ojo", los que pierden son los que menos recursos tienen para defenderse.

Esa persona me dijo, mientras veía "Escobar, el Patrón del Mal": "Acá tiene que venir un Escobar que se cargue a todos los políticos chorros. No puede ser que se afanen el país y que nadie haga nada, que un juez acepte presiones del Ejecutivo como si nada. Pagando con la vida es la única manera que los que nos gobiernan van a aprender que con nosotros no se jode. Mientras tanto, dale que va".

Este razonamiento derrama, por cierto, a toda la sociedad. Y ahí están los linchamientos que se vienen sucediendo en todo el país para atestiguarlo. Si el Estado se fue y los gobernantes no cumplen su función de representantes del pueblo, y sólo estan allí para hacer negocios con total impunidad, la conclusión es obvia: estoy solo. Y, en esta Argentina miserabilizada, "solo" es "solo contra los chorros".


No hay linchamientos "de derecha" o "de izquierda". Un linchamiento es un acto cobarde y fascista. Y sin pretender caer en analogías fáciles, creo que hay una línea que va de los saqueos a los linchamientos. Así como una que llega allí desde la delación institucionalizada que en definitiva es el Plan Mirar Para Cuidar. Pues el Mirar para Cuidar no es más que la aceptación del Estado de que no es capaz de controlar la inflación; la economía, en fin. Todo tiene que ver con todo.

El linchamiento es la respuesta bruta(l) del ciudadano de a pie a ese abandono del Estado de cumplir sus funciones básicas (el neoliberalismo es el estadío actual del capitalismo; cada vez está más claro). Si el Estado no da señales de combatir el delito -y hasta incluso muestra lo contrario, en este ridículo debate de reforma del Código Penal que propone rebajar penas, sosteniendo que la cárcel no sirve para nada- y respetar la vida de todos, la "sociedad civil" emite, sin más mediaciones que la de sus propios y concretos puños y patadas, la señal. Pero la señal obra sobre la vida, o la muerte, del otro: la señal que se emite es la guerra. La señal es que ya no hay sociedad, que ya no hay comunidad posible. Que el eslogan oficial "La patria es el otro" es un insultante chiste del poder.

Si la vida no vale nada, imagínense la palabra... ¿O habría que pensarlo al revés, y en una relación causa efecto? En efecto, consecuencia de que la palabra no vale nada (la Constitución es nuestra máxima palabra dada, pactada), la vida no importa nada. Y es claro: en ese cuadro que pintamos todos también perdemos todos.

Pobreza miserable y riqueza que se junta "en pala"; anomia total y desigualdad social. Los extremos conviven en esta Argentina que relata una "década ganada" pero esconde los números estadísticos que confirman la miseria que se ve por todos lados. En esta Argentina que entre la corrupción del poder y el dinero fácil del narcotráfico se encamina a velocidad crucero a la descomposición social total; una panorama nada distinto del que se avizoraba en los noventa, y más aún en 2001.

Las señales, en fin, que la sociedad civil emite a la clase política por su abandono representativo, por su ombliguismo cortoplacista y mezquino, son peligrosas. Y nada "progresistas". Al contrario: estamos involucionando.


Tal vez eso envalentonó a Cristina Fernández, ex presidenta de la Nación, a decir por cadena nacional que "la violencia genera violencia" (frase que ya había utilizado para defender la represión de Maduro al pueblo venezolano) y que se necesitan "miradas y voces que traigan tranquilidad". En buen romance: la culpa del odio creciente y de la miseria -que también genera odio- la tienen los medios. Cristina parecía, en su cadena, presidenta de Suecia, y recién asumida y no hace 12 años (o hace 25, sin tomamos como referencia al partido de gobierno).

El hombre es un animal político, como sabemos desde Aristóteles, y la política es la forma más sublime y civilizada de resolver la multiplicidad de intereses que afloran en las sociedades cada vez más complejas en que vivimos. La Argentina animalizada de los linchamientos parece poner en duda ese saber elemental que el hombre ha aprendido hace más de 2500 años. La Argentina animalizada de los linchamientos evidencia, en primerísimo plano, de defección de la clase política toda, y la decepción y desesperanza del argentino medio respecto de su propia tierra y sus propios... ¿hermanos?

El linchamiento no es la respuesta a nuestros problemas.

No cuenten conmigo para ello.


http://1-nuncasabe.blogspot.com.ar/


EL LEGADO DE ZAFFARONI


Cada vez que a través de los medios de comunicación me impongo de un nuevo acto criminal en perjuicio de algún ciudadano, inmediatamente me acuerdo del doctor Eugenio Raúl Zaffaroni y su caprichosa Teoría Finalista —garantista del delito—, en contraposición a la Teoría Causalista o tradicional. 

El delito, conforme a la Teoría Causalista, es definido como una conducta típica, antijurídica, culpable y punible. Conforme a ello, todo el sistema penal se pone en funcionamiento para investigar, perseguir y condenar al autor del delito, sujeto activo, en función de un tipo penal descrito en la ley de fondo, el Código Penal de la Nación. 

Esa es precisamente la esencia y fundamentación de la ley penal, no otra. 

Hasta allí todo estaba perfectamente claro. La sociedad organizada estaba protegida, al menos desde el punto de vista normativo. 

Pero cuando irrumpe en la doctrina la capciosa Teoría Finalista-garantista del doctor Zaffaroni, ya nada fue igual en este bendito país. 

Ahora, el sujeto activo de un delito, el delincuente, resultaba ser víctima de la sociedad organizada, y en función de ello la victimaria, la sociedad, debía por todos los medios posibles reinsertar al delincuente en la comunidad organizada, aún a costa de la propia víctima. 

Este verdadero giro copernicano acerca de la Teoría del Delito, en donde se atiende al elemento subjetivo que navega en la mente del delincuente al momento de cometer el delito, para así condenarlo o absolverlo, impregnó como un cáncer varias generaciones de juristas que se vieron seducidos por su construcción intelectual, a todas luces nefasta. 

Si a ello le agregamos que existen leyes nacionales garantistas, como la ley Nº 24.660 de Ejecución de la Pena Privativa de Libertad, que en vez de apuntalar la ley sustantiva desvirtúan la esencia misma del sistema penal antes reseñado, y considerando la facultad federal de las provincias de dictar sus propios códigos en materia Procesal Penal, como el caso de la provincia de Santa Fe que es de neto corte garantista, el resultado que se obtiene es un cóctel explosivo que no se ve precisamente en los claustros académicos, sino en el día a día en la vía pública, y más aún dentro de nuestros propios hogares, ahora objeto también de las nuevas modalidades de ilícitos que se reinventan constantemente. 

En mis años de juventud como estudiante de abogacía, aprendimos en la Universidad Católica de Derecho que muchas veces el proceso se transforma en la tumba del derecho

Particularmente creo que en esta provincia garantista tal premisa se viene cumpliendo a rajatablas, en triste perjuicio de la ciudadanía que no se cansa de reclamar por su seguridad. 

Es una verdadera lástima que Rudolph Giuliani no sea argentino y no nos gobierne, pero esto tiene solución si nuestros mandatarios se ponen definitivamente los pantalones y aplican como política de Estado la "tolerancia cero". Ya es hora de que así sea.

Jorge Enrique Yunes Farrud / Abogado


¿POBRES Y CÓMPLICES DE LA MALA POLÍTICA?

Algo no está bien hace muchos años y no veo que los dirigentes políticos piensen ponerse los pantalones largos de una vez para comenzar un camino que nos lleve algún día a ser un continente rico con gente menos pobre. 

Por Ricardo Bustos

A esta altura de los acontecimientos, no se si soy pobre, indigente, abandonado por la mala política o simplemente... argentino. Claro está que no pretendo se tome como una ofensa lo de "argentino", sino como una forma más de disfrazar la hipocresía de quienes creemos ser los "mejores" en un país de "peores".

Es obvio que si 1 de cada 3 ciudadanos estamos en o debajo de la línea de pobreza, no seré yo la excepción y es hora de reconocer que aún aquellos que tienen su casita o auto de modelo antiguo, ya no pueden darse el lujo de pintar las viejas paredes o parar en un surtidor y llenar el tanque como lo hacíamos hace muchos años.

Para todo siempre tenemos una excusa. Si Carlos Tévez o Maradona hacen algo fuera de lugar, empleando un vocabulario grosero, agrediendo e insultando, anteponemos el ídolo al hombre que debe respetar las normas, pero también, al olvidarnos que provienen de un mundo excluido social, cultural y económicamente queremos exigirle una conducta que les será difícil poder desarrollar. 

Tenemos eso los argentinos... millonarios sin cultura que en el exterior nos representan como si fuéramos todos iguales y la última década generó muchos casos similares de mujeres y hombres que sin haber terminado sus estudios ocuparon lugares de importancia política y económica conduciendo los destinos de un país.

Hace años venimos observando las colas de hermanos ciudadanos frente a los Bancos o el Correo Argentino, todos los meses y a la misma hora, con el agravante que cada mes son más extensas porque se agiganta la masa de personas con graves problemas de subsistencias.

No está mal que el INDEC diga la verdad, esa que muchos no quieren aceptar por pertenencia política ideológica, aunque lejos está el sueño de millones de argentinos de poder llegar algún día a ver satisfechas sus necesidades básicas.

Anoche en un noticiero de TV, escuché a un especialista decir que "nos va a llevar 40 años volver a ubicarnos en un mundo cuyo modo de vida es diez veces superior al nuestro".

América Latina es un inmenso terreno en donde todos hemos sembrado la semilla de la miseria. Ya no hay un Brasil poderoso, una Venezuela con reservas económicas por su petróleo y gas, un Chile con la minería y así podemos seguir enumerando muchas más economías brillantes que fueron desapareciendo.

Como una burla, nos muestran desde la pantalla cada semana un programa que titulan "Esta es mi villa" y allí el conductor, con la mejor buena voluntad, intenta justificar aquello que todos sabemos no existe dentro de un asentamiento y es precisamente una vida sana, de armonía y con futuro.

Los ni-ni cada día son más y conforman un cóctel peligroso al que pocos dirigentes políticos toman en cuenta. La mano de obra desocupada no conduce a ningún lugar y si lo hace no es al mejor o el más deseado y prueba de ello es la gran preocupación que existe por estos días en Colombia y los países vecinos por el futuro de los miembros masculinos y femeninos de aquellos que formaron el brazo armado de las FARC aunque se haya firmado el alto el fuego y el tratado de paz.

Tenemos 1 de cada 3 pobres, pero además debemos sumarle los analfabetos, algo imposible de creer en este siglo XXI (aunque aún no sabemos la cifra), los indocumentados, los extranjeros que vinieron a pasear un día y se quedaron para siempre sin que haya una autoridad de aplicación que controle seriamente la permanencia de los mismos, a que se dedican, quien les da protección a la hora de justificar su estadía y muchos temas más que tienen que ver con todo lo que estamos transitando en Argentina, porque si no alcanzan los hospitales o las Escuelas también es porque somos muchos más de lo que nos dicen y no existe planificación demográfica para brindar atención necesaria a todos por igual.

Quizá haya llegado la hora en la que todos los presidentes de los países que integran esta América del Sur, se sienten a la misma mesa, dejando de lado las ideologías y comiencen a desarrollar tareas conducentes a retener en sus respectivos territorios brindando una vida digna a sus conciudadanos y terminar con esta sangría de gente entre fronteras. Solamente en España, hay 300.000 ecuatorianos, mientras el presidente Correa se pavonea con discursos de barricada criticando a todo aquel que se anime a criticar su gestión. Casi dos millones y medio de bolivianos debieron partir de su altiplano querido, otros dos millones de paraguayos trasladaron sus vidas a diferentes continentes y así con la mayoría de las familias de todos nuestros países hermanos.

Algo no está bien hace muchos años y no veo que los dirigentes políticos piensen ponerse los pantalones largos de una vez para comenzar un camino que nos lleve algún día a ser un continente rico con gente menos pobre. De las futuras generaciones depende, los que hoy somos veteranos no lo vamos a ver pero quizá nuestros nietos empiecen a vivir de otra manera, en una tierra que ha prometido todo y no ha dado nada porque quienes estaban encargados de cumplir con lo que se escribió en las Constituciones de todas las naciones latinoamericanas a la hora de iniciar sus vidas institucionales, se dedicaron a robarle al pueblo, tanto le han robado que hoy somos todos iguales... pobres, indigentes o abandonados... da lo mismo si de resultados políticos se trata.

Así como fueron pasando por la historia los Hitler, Mussolini, Franco, Stroesner, Marcos y tantos otros, hoy tenemos a nuestros contemporáneos caminando entre nosotros, entonces, bueno sería no llegar a verlos en una foto como algo que ocurrió y no hicimos nada. Solo nosotros seremos culpables si ello ocurre.

"Nunca será tarde para buscar un mundo mejor y más nuevo, si en el empeño ponemos coraje y esperanza " 
Alfred Tennyson (1809-1892) poeta inglés


jueves, 29 de septiembre de 2016

COMUNICADO IMPORTANTE DE LA ASOCIACIÓN JUSTICIA Y CONCORDIA



Nuestra Asociación ha presentado una denuncia en la Secretaría de Derechos Humanos, fundada en la flagrante violación de los derechos más esenciales que por largos años vienen sufriendo más de 2.000 ciudadanos argentinos, involucrados en las causas instruidas por los hechos ocurridos en los años ’70 del siglo pasado, ilegalmente calificados como ‘delitos de lesa humanidad’.

En ese marco han solicitado a dicha Secretaría que se entregue a la Asociación o haga pública la siguiente información:

1. Cantidad de detenidos en cárceles por delitos de lesa humanidad y, entre ellos, quiénes son los que tienen más de 70 u 80 años y el tribunal o tribunales bajo los que se encuentran a disposición.

2. Nómina de los Tribunales que han enviado a las cárceles de la Nación a personas con 80 o 90 años o con problemas graves de salud.

3. Identificación de los detenidos por delitos de lesa humanidad que hayan cumplido más de 3 años de prisión preventiva sin condena y el tribunal o tribunales a cuya disposición se encuentren.

4. Si a estos detenidos, para el cómputo del tiempo de detención, se les ha aplicado el régimen del ‘dos por uno’ vigente en el tiempo intermedio (ley 24.390).

5. Si a esos detenidos se les permite estudiar y acceder a cursos que disminuyan sus penas.

6. Edad de los detenidos por delitos de lesa humanidad y las penas a las que han sido condenados a efectos de merituar si es posible una reinserción social de los mismos de acuerdo a lo establecido por el art. 5.6 de la Convención Americana de DDHH.

7. Si a los expedientes judiciales en los cuales se investigan delitos de lesa humanidad se los identifica con un sello distintivo en su carátula.

8. Si la Secretaría de Derechos Humanos o el Ministerio de Justicia tienen efectivamente detectadas diferencias de trato legal entre los presos acusados o condenados por delitos de lesa humanidad y el resto de los detenidos por delitos comunes y cuáles serían esas diferencias.

9. Si los Tribunales Federales han exigido otros requisitos además del cumplimiento de la condición etaria para otorgar la detención domiciliaria de los mayores de 70 años, alterando lo dispuesto por el art. 32 de la ley 24.660; en caso afirmativo, quiénes han sido o son esos Tribunales, y si existe similar criterio jurisprudencial en la justicia ordinaria para los presos acusados de delitos comunes.

10. Si la Secretaría continúa financiando querellas en las causas que se siguen por delitos de lesa humanidad; en caso afirmativo, en qué procesos se mantienen esas querellas, qué cantidad de abogados participan y cuál es el costo que le significa y ha significado al erario público el sostenimiento de las mismas.

11. Si la Secretaría es querellante en el proceso que se lleva a cabo por delitos de lesa humanidad por ante el Tribunal Oral Federal de Santiago del Estero, integrado por dos jueces conocidos como ex miembros de la organización terrorista Ejército Revolucionario del Pueblo y otro militante y ex querellante en delitos de lesa humanidad. Caso afirmativo, nos haga saber si dicha querella y/o la Secretaría de Derechos Humanos tomó conocimiento de denuncias por la violación a los derechos humanos de los procesados, en especial aquellos que eran juzgados con incapacidades y peligro para su salud y su vida, brindando toda la información referente a la actuación e informes de dicha querella y de esa Secretaría previos y posteriores al fallecimiento/homicidio de los querellados Arturo Liendo Roca y Cayetano José Fiorini, así como los resultados de los estudios médicos actualizados a los que debieron haber sido sometidos conforme las disposiciones procesales y constitucionales vigentes.

La Asociación ha solicitado a la Secretaría que, en caso de corroborarse los datos señalados, proceda a elevar con urgencia un informe dando cuenta de estas aberraciones y discriminaciones legales y humanas a la Comisión Interamericana de DDHH, al Consejo de la Magistratura de la Nación, a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a la Cámara Nacional de Casación Penal, a las Cámaras Federales con competencia penal en todo el país y a la Procuración General de la Nación, a efectos de que, en cumplimiento de las normas constitucionales y legales citadas en la denuncia - en especial la Convención Interamericana sobre Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores - procedan de inmediato a enviar a detención domiciliaria a los mayores de 70 años, liberen a aquellos que han cumplido más de 3 años de prisión preventiva sin condena, eliminen las diferencias de trato legal con el resto de los presos del país, apliquen los beneficios de las leyes intermedias, prohíban identificaciones discriminatorias en los expedientes y procedan a revisar todas las penas aplicadas a la luz de las disposiciones de la Convención Americana de DDHH (art. 5.6).

Además se ha solicitado que se haga saber a los órganos mencionados la violación de los derechos humanos y discriminación de un grupo vulnerable de personas que se viene produciendo en la República, por la acción o inacción, según el caso, de integrantes del fuero federal penal de la Nación.

Buenos Aires, Septiembre 23 de 2016.



Carlos Bosch                                                           Alberto Solanet
  Secretario                                                                   Presidente

MACRI NOS ENGAÑÓ: EL "CURRO DE LOS DDHH" NO SE VA A DETENER


En una reunión se reafirmaron los "juicios de lesa humanidad" como política de Estado.

A pedido de los organismos de derechos humanos volvió a reunirse después de más de un año la Comisión Interpoderes para analizar la situación de los juicios a presos por causas políticas.



El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, convocó a una reunión donde jueces, legisladores y funcionarios del Ejecutivo reafirmaron que los juicios de lesa humanidad constituyen una “política de Estado”.

El encuentro había sido solicitado por "referentes de los organismos", para expresar sus “preocupaciones ante los principales problemas que afectan el avance de los juicios”. Tras la reunión, el abogado de abuelas de Plaza de Mayo, Alan Iud, concluyó: “Hablamos con libertad, fuimos escuchados y la mayoría de los integrantes de la comisión coincidió con nuestro panorama y nuestro requerimiento de acelerar los procesos”.

La Comisión Interpoderes fue creada por la Corte Suprema en 2008 durante el gobierno de Néstor Kirchner con la misión de acelerar los juicios de lesa humanidad y se había reunido por última vez en agosto de 2015 durante el gobierno de su sucesora, Cristina Fernández. 

Hace dos semanas, Lorenzetti recibió a referentes del movimiento de derechos humanos y se comprometió a continuar con estos juicios contra los uniformados que combatieron el terrorismo.

Lorenzetti estuvo acompañado por uno de los nuevos ministros de la Corte, Horacio Rosatti, algo que fue bien recibido por los "organismos de derechos humanos". Además, hubo varios jueces de la Cámara Federal de Casación, encabezados por su presidente, Alejandro Slokar. Estuvo también la Procuradora, Alejandra Gils Carbó; la Defensora General, Stella Maris Martínez, y los referentes de la Procuraduría de Lesa Humanidad, Jorge Auat y Carolina Varsky. Por el Poder legislativo asistieron la diputada Victoria Donda y el senador Juan Manuel Abal Medina. Y por el Ejecutivo fue el secretario de derechos humanos, Claudio Avruj, junto a miembros de su equipo.


El abogado querellante Pablo Llonto, (quien colaboró con el CELS en los juicios a las Juntas Militares y representa a familiares de desaparecidos) afirmó que "el encuentro fue muy favorable"

Por parte de los organismos estuvieron también Taty Almeida, de madres de Plaza de Mayo línea fundadora; Lita Boitano, de familiares de desaparecidos y detenidos por razones políticas; Carlos Pisoni, de hijos; José Schullman, de la liga argentina por los derechos del hombre; Diego Morales, del cels, Adriana Taboada, de la comisión de Campo de Mayo, y Carlos López de Belva, director de la comisión de derechos humanos de la federación de colegios de abogados (FACA).

Los referentes de derechos humanos entregaron un petitorio, basado en un informe de la Procuraduría de Lesa Humanidad, en el que se advierte “un colapso en el avance de los procesos en trámite, una disminución significativa de las causas que llegan a la etapa del juicio oral y una importante dilación en la confirmación de sentencias”. Pidieron que se agilice el nombramiento de jueces para conformar tribunales y que tanto en la Corte como en Casación se creen Secretarías para analizar recursos relacionados con esas causas, entre otras cosas. “Lo importante fue que en el núcleo de la discusión todos estuvimos de acuerdo:
hay que reforzar estos juicios, acelerarlos y cuidarlos”, concluyó Iud.



domingo, 25 de septiembre de 2016

TIEMPOS ESQUIZOFRÉNICOS




"El momento más peligroso llega con la victoria"
Napoleón Bonaparte
 
Por Enrique Guillermo Avogadro

El Gobierno no puede quejarse. Los nueve meses transcurridos desde que llegó al poder fueron, en general, exitosos: salió del default y del cepo, devaluó prudentemente, controló la inflación, hizo un giro copernicano en materia de política exterior y en el alineamiento geopolítico, renegoció satisfactoriamente los contratos con China, normalizó la relación con el FMI, redujo el costo del endeudamiento externo, recuperó la credibilidad y modificó la visión del país ante los inversores internacionales, la economía y el empleo han comenzado a recuperarse, etc. Todo ello, a pesar de la adopción de medidas dolorosas pero imprescindibles, hace que la opinión pública lo siga estimando, aunque la CGT, para no quedar fuera de la pelea por la conducción del peronismo, anunciara ayer la realización de un paro general.

Claro que todas esas buenas noticias fueron acompañadas de algunas bastante malas, todas ellas incrementadas por la falta de sinceramiento de la crisis que heredó de los Kirchner: la dramática falta de energía, los impagables subsidios, el desesperante déficit público, la verdadera magnitud de la pobreza y de la indigencia, la informalidad laboral, la situación educativa y sanitaria, la alucinante corrupción, la recesión, la caída en el poder adquisitivo del salario, y tantas otras situaciones apocalípticas.

Los éxitos se reflejaron en la reunión de la "mini-Davos", que mostró cuánto ha cambiado la percepción internacional sobre nuestro país, y en la promesa de concretas inversiones privadas, confirmada por el incremento en las cotizaciones de los bonos y de las acciones argentinas. Por lo demás, el Gobierno está acelerando su programa de infraestructura, que augura un crecimiento del empleo en un área tan definitoria y multiplicadora como la construcción; seguramente, y como efecto colateral, también traerá aparejada una sensible disminución en la cantidad de empleados públicos, con su natural incidencia positiva en el gasto del Estado.

El Presidente, inexplicablemente, metió la pata en uno de los asuntos más irritantes para la piel nacional: me refiero a Malvinas. No entiendo por qué cometió la torpeza de decir que el tema de la soberanía había sido abordado en su breve conversación con Theresa May, algo que fue desmentido rápidamente tanto por los británicos cuanto por los mismos funcionarios locales.

A todos nos duelen los muertos, los mutilados y los suicidas de la guerra, pero eso no cambia la realidad: la perdimos. La limitada longitud de esta nota no me permite una amplia reflexión sobre las motivaciones que llevaron a los jefes militares de entonces a retomar las islas, pero de algo estoy seguro: con las acciones bélicas se retrocedió enormemente en el prolongado proceso de recuperación legal del territorio colonizado. No basta con decir que ese camino no había producido avances significativos, porque también es cierto que, una vez ocupado pacíficamente Puerto Argentino, aparecieron distintas soluciones diplomáticas -dos o tres banderas, etc.- que fueron desechadas por los integrantes de la Junta, que prefirieron priorizar la temporaria ventaja que significó el enorme apoyo popular para un régimen ya agónico.

Gran Bretaña, acosada por sus problemas internos -y el Brexit no es un tema menor- está harta de soportar el peso presupuestario que significa mantener la defensa militar de un enclave tan lejano. Pero no le es desdeñable la privilegiada situación que le otorga la ilegal posesión de nuestras islas ante la inminente renegociación del tratado internacional de la Antártida y, también, frente a todo el escenario geopolítico del Atlántico Sur.

Argentina sólo recuperará la soberanía en Malvinas cuando el mundo se convenza que somos un país serio y respetable, y en ese camino estamos desde diciembre del año pasado. Porque, aunque no corresponda preguntar a los kelpers cuál es su decisión al respecto, tampoco se puede desconocer su existencia o, simplemente, expulsarlos; entonces, donde debemos trabajar, y muy intensamente, es en recuperar la confiabilidad, ya que la cercanía determinará una natural integración de la actual población británica, en materia de educación, de salud, de relaciones sociales, de seguridad jurídica, de comercio, de industria, de recursos naturales, etc.

Mauricio Macri, en su esfuerzo por reinsertarnos en el mundo, avanzó demasiado rápido en la normalización de todas las relaciones con Londres, sobre todo porque se encuentra vigente una ley que sanciona a las empresas que realicen actividades comerciales con compañías que trabajen en las islas. Pero huir hacia adelante, inventando la mención de algo tan significativo como la soberanía en su ligera conversación diplomática, se convirtió en un error mayúsculo y el Presidente debería hacerse asesorar mejor.

Cambiando absolutamente de tema, quiero dejar constancia de mi preocupación por el fusilamiento del oficial retirado de la Policía Federal Héctor Gonçalves Pereyra en ocasión de un presunto robo a un camión que transportaba ropa. Me sorprendieron varios aspectos del confuso episodio, que tanto me recordó la muerte de Pedro Tomás Viale, el agente de la SIDE apodado "el Lauchón", cuando el grupo Halcón, de la Policía bonaerense, ingresó a su casa a los tiros. Me pregunté si los emparentaba haber sabido demasiado.

Al camión que custodiaba Gonçalves lo emboscaron nada menos que cuatro automóviles y nada fue robado; demasiada logística para un botín tan magro que, además, fue "olvidado". Y se trataba de un testigo clave en el asesinato de Alberto Nisman, cuyo teléfono sorpresivamente se comunicó con algunos espías y funcionarios antes de que se conociera el fallecimiento del Fiscal que acusaba a Cristina Kirchner y a varios otros integrantes de la banda.

Me parece llamativo, en especial en un país como el nuestro, que tantas muertes sospechosas colecciona; todos recordamos, entre muchos otros, a Héctor Echegoyen, el Administrador de Aduanas "suicidado" con la mano equivocada; a Lourdes de Natale, la secretaria de Emir Yoma, cuñado de Carlos Menem, que se "tiró" por la ventana; a Juan Castro, un periodista que investigaba a la ex Presidente; etc. Tal como dijo Carlos Manfroni, "el desprecio absoluto por el papel de las conspiraciones en la historia es tan irreal como la convicción de que todo procede de una conspiración".

Es muy factible, diría que hasta harto probable, que nos encontremos frente a un entramado mafioso -¡uno más!- dispuesto a cualquier cosa con tal de no arriesgar posiciones logradas; y el narcotráfico ha conseguido, en la pasada década y obviamente asociado a los Kirchner, una penetración enorme. En esta materia el Gobierno debiera prepararse mucho mejor para pelear en una guerra que, mundialmente, se ha transformado en la más grave y peligrosa.


jueves, 22 de septiembre de 2016

LOS UNOS Y LOS OTROS


Por Omar López Mato 

En la Argentina hay 2.166 presos acusados de delitos de lesa humanidad. De ellos solo 660 han recibido condena en firme. De las 521 causas activas 368 aún no obtuvieron sentencia. 
En el interín 349 acusados han muerto, 9 de ellos desde el inicio del gobierno del presidente Macri. 

De los miembros de las Juntas militares que gobernaron al país hace 40 años, solo vive Reynaldo Bignone con 88 años. La ley que permitió el procesamiento de estos 2.166 implicados en la guerra contra la subversión data de enero de 2007, cuando hacía 30 años que el Ejército Argentino había impedido el accionar de grupos terroristas, apoyados por Cuba. Estos sembraron la destrucción y el caos en el país. 

En septiembre de ‘75 se producía una muerte por razones políticas cada 19 horas y estallaba una bomba cada tres. Para marzo del ’76 las muertes se sucedían cada cinco horas… 

El exceso en la represión reconoce un antecedente en la Triple A, surgida de las propias estructuras del gobierno de Isabel Perón, quien no era ajena al accionar de este grupo organizado por López Rega. Sin embargo, la Sra. de Perón acaba de ser excusada como testigo en el juicio que comenzará el 5 de mayo en Tucumán, con 20 acusados por delitos cometidos durante el Operativo Independencia, cuando un gobierno elegido democráticamente declaró la necesidad de “aniquilar” a las fuerzas subversivas dispuestas a instalar un gobierno marxista en el país. 

La señora de Perón sigue viviendo cómodamente en España, gracias a los 9 millones de dólares (exentos de impuestos) restituidos durante el gobierno del Dr. Raúl Alfonsín, en compensación por la prisión sufrida durante la dictadura debido a las graves irregularidades en la administración pública y especialmente por los cheques librados durante la Cruzada Solidaria Peronista (buen nombre, porque según dicen los peronistas no hay nada mejor para un peronista que otro peronista, más cuando se llama Perón). 

Estos cheques se emitieron para saldar la deuda que mantenía el general por la herencia de Eva con las hermanas Duarte. La ley 23.062 sancionada el 23 de mayo ’84, estableció que la Sra. Isabel Perón no podía ser juzgada por ninguno de los delitos cometidos antes del golpe del ‘76, porque no había sido desaforada por el juicio político previsto en la Constitución. 

Los 9.000.000 de dólares eran considerados un “instrumento de reparación histórica”, aunque obedecían a la no tan secreta intención de “entusiasmar” a la ex presidente para que pusiese freno a los reclamos sindicales de Lorenzo Miguel, que tenía en jaque al gobierno radical. 

Como todos sabemos, Isabelita se llevó la plata pero los problemas sindicales continuaron con 14 paros generales y el final dramático del gobierno radical. 

En el 2013 se dictó una ley que beneficiaba a los ex presos políticos con una pensión de $ 6.000 mensuales de por vida. En esta lista también está incluida la Sra. Isabel Perón, junto a otras 10.000 personas. 

Entre los beneficiarios, y en la otra ala política del pandemonio peronista, está la Sra. María Elpídia Martínez Agüero, esposa de Mario Firmenich. La lista incluye, entre otros al ex presidente Carlos Menem, al diputado Carlos Kunkel, al fallido vicepresidente Zannini, a Juan Carlos Dante Gullo y al ex ministro Jorge Taiana. El costo de esta compensación se calculó en 720 millones de pesos (casi 100 millones de dólares). 

Muchos de los incluidos en esta lista habían cobrado con anterioridad una jugosa indemnización. A la par de la pensión graciable que premiaba a los subversivos, se presentó un proyecto de ley para indemnizar a los soldados formoseños que resistieron el ataque de Montoneros en 1975. Aún no ha sido votada. (Sin comentarios). 

Más allá de tecnicismos legales, se percibe cierta asimetría en las sanciones percibidas por los protagonistas de esta guerra civil que sufrió nuestra sociedad hace 40 años. 

Por un bando hay presos, que podrán o no haber cometido excesos en la represión, pero esperan desde hace 10 años su condena o su exoneración después de pasados 30 años desde los hechos. 

En cambio, por el bando que intentó implantar un régimen autoritario, que intentó derrocar un gobierno constitucional, el bando integrado por subversivos que sembraron el terror en el país, asesinando a inocentes, robando, secuestrando y extorsionando, no hay presos y muchos de ellos continúan gozando de los bienes con los que fueron indemnizados. 

Lo he dicho más de una vez en este y otro medios, y no me cansaré de repetir que el hecho de que el Sr. Firmenich esté libre es una burla todos a los argentinos. Bajo su conducción Montoneros mató al general Aramburu. Bajo su conducción Montoneros participó de la matanza de Ezeiza. Bajo su conducción se atacó el cuartel de Formosa y docenas de establecimientos militares custodiados por conscriptos. Bajo su conducción Montoneros asesinó a Rucci. (40 años después, los están llamando a declarar a Firmenich y Perdía). Bajo su conducción Montoneros asesinó a Arturo Mor Roig. Bajo su conducción Montoneros pasó a la clandestinidad, acto que se convirtió en una abierta declaración de guerra. Bajo su conducción se libró la guerra en Tucumán. Bajo su conducción Montoneros secuestró a los hermanos Born, cobrando una cifra millonaria, cuyo destino no se encuentra esclarecido. 

Hace 40 años, cuando el golpe de ’76, Firmenich se exilió, mientras sus seguidores continuaban los enfrentamientos armados. Entonces la dirigencia montonera se ufanaba de que con el dinero recaudado por los secuestros, aunque quedasen con vida “cuatro gatos locos”, ellos podrían reconstruir la organización. 

¿Cuántos murieron por su culpa? ¿A cuántos compañeros entregó Firmenich? ¿Por cuánta plata vendió a sus camaradas? 

Por eso digo que es una vergüenza para todos los argentinos. 

Durante el gobierno de Alfonsín, Firmenich fue capturado en Brasil, extraditado, juzgado y condenado a 30 años de prisión por homicidio, junto a Fernando Vaca Narvaja (acusado de entregar a 20 compañeros en la contraofensiva de 1980), Enrique Gorriarán Merlo (que una vez liberado sería el protagonista de la toma de la Tablada, donde murieron 39 personas, y el asesinato de Anastasio Somoza e ¡indultado por el presidente Duhalde en 2003!) y Roberto Perdía (acusado de haber participado del crimen de José Ignacio Rucci, y acusado de la desaparición de militantes montoneros- razón por la cual fue detenido en el 2003 y liberado días más tarde). 

Firmenich fue indultado el 29 de diciembre de 1990, seis años más tarde se recibió de Licenciado en Ciencias Económicas, con el más alto promedio de su promoción, aunque el Centro de Estudiantes de la UBA impidió que fuese concedida la medalla de oro. Desde entonces vive en Barcelona. 

¿Por qué no volvió a Cuba? Porque como todos estos progres se quejan del capitalismo pero les encanta vivir en las mieles del capitalismo y no en el desastre cubano. 

En su última aparición en el 2015 durante la campaña electoral, criticó la situación económica social dejada por el kirchnerismo (léase por sus camaradas que hicieron solo una parte de los desastres que hubiesen hecho en los ’70). En la oportunidad hizo propuestas para una Argentina en paz (sic) y afirmó: “El revanchismo genera odio y el odio genera desintegración”

En una declaración en el año 2001, Firmenich afirmó que en un país que ha vivido una guerra civil, “todos tienen manchadas las manos de sangre”, pero en este país que se llama Argentina, algunos las pagan y otros no… Y eso no es Justicia

Es tiempo que aquellos que condujeron el país a una guerra, paguen los actos terroristas que intentaron subvertir el orden institucional. 

Omar López Mato 
Médico y escritor 
Su último libro es IATROS Historias de médicos, charlatanes y algunos tipos con ingenio

CHAMPÁN FRANCÉS, QUINQUELA Y EL DRAGÓN




Por Ricardo Roa
 Si se lo mira bien o se lo mira un poco, el kirchnerismo ha mostrado y le han demostrado una notable devoción por las cajas fuertes. Mejor dicho, por su contenido. Pero la sensibilidad artística que apareció en la provincia de Buenos Aires no había sido descubierta.

El dragón con panza de caja fuerte de Walter Carbone, cajero mayor del sciolismo, ya es una figurita conocida. No lo son las pinturas y el nuevo oficio de marchand de quien era su jefe: Alberto Pérez.

Como ministro número uno de Scioli, Pérez había empezado a revelar su inclinación por los cuadros y sobre todo por los de Quinquela Martín, pintor popular como pocos y como pocos buscado por los nuevos ricos.

Pérez tiene varios en su enorme departamento tipo casa de Flores. Ninguno en su casa menos frecuentada del lujoso country Abril, el mismo en el que Carbone cultivaba como Kirchner su entusiasmo por las cajas fuertes. Su toque de éxtasis fue ocultarla en un dragón. Carbone endosó la propiedad de esa casa a una herencia de su suegra. Un clásico nacional.

Hay una trama artística, aunque cueste llamarle arte al dragón hecho a la medida de Carbone. Mejor habría que decir que hay una trama de negocios en el Estado y con plata del Estado.

En esa trama Pérez tiene otros laderos. Uno es Carlos Chausis, director de Espacio Arroyo Galería de Arte y a quien Pérez colocó al frente de las cuentas del nada artístico Instituto de Lotería provincial. Timba y arte en un mismo emprendimiento.

“El arte es una pausa y un encuentro de sensibilidades” dice Chausis. La Lotería tiene otra sensibilidad, esa que da la plata. Pérez puso a Pilar Alvarez Olaizola, esposa de Julián Colombo, secretario de Scioli, a manejar la pauta publicitaria de Lotería. Acaban de procesarla: el nuevo director dice que faltan $ 20 millones.

La sensibilidad artística no es judiciable. Y está claro que Scioli no la está pasando bien con las denuncias. Se lo vio transpirar como nunca con Morales Solá, justo él que hizo toda su carrera entre cámaras y micrófonos y siempre había encontrado la manera de decir sin decir y sin inmutarse.

Está claro también que a su gestión se le cae el relato como a Cristina. En campaña autoelogió la política de salud. Silvina Heguy la dejó al desnudo este domingo en Clarín: de los 79 hospitales provinciales, 53 se encuentran en estado crítico.

A Buenos Aires no hace falta mirarla tanto. Con sólo mirarla un poco se ve que está devastada. Y las casas millonarias en Abril, el champán francés y los Quinquela no debieran sorprender a nadie. Es de nuevo el triunfo de la corrupción en medio de la pobreza.
  clarín 
 
    

martes, 20 de septiembre de 2016

PENA DE MUERTE EN ARGENTINA: FALLECIERON 6 PRESOS POLITICOS


La mano negra de la justicia pro-terrorista se ha llevado en los últimos días la vida de seis presos políticos que hace 40 años atrás lucharon defendiendo nuestra Patria.

Hoy, tribunales corruptos que aceptan en estas “causas” armadas a “testigos” adoctrinados para perjudicar a los uniformados (y que luego cobrarán por su actuación), unidos a los “defensores de los derechos humanos”, no tienen la más mínima piedad y satisfacen de esta manera su sed de venganza.

Ver nota completa...


LA MENTIRA VERGONZOSA DE "LA NOCHE DE LOS LÁPICES"



Por Nicolás Márquez

Una deliberada mentira disparada en los años 80´ y luego potenciada por la propaganda obrante durante el prolongado latrocinio kirchnerista, consistió en tomar como referencia el ficcionario filme popularmente conocido como “La Noche de los Lápices”, aquel bodrio maniqueo y falaz obligatoriamente impuesto en la enseñanza escolar oficial, como si dicha película encarnase una verdad revelada en vez ser lo que verdaderamente es: una historieta audiovisual plagada de caricaturizaciones ideológicas y manifiestas patrañas historiográficas.

Resulta que el promocionado filme nos cuenta una historia (que los farsantes que la apañan pretenden hacer pasar por verídica) en la cual un simpático grupete de amigotes bregaban por una enternecedora rebaja en el boleto estudiantil, y las máximas picardías de estos inquietos jovenzuelos no eran otras que tararear las melodías del dúo hippie “Sui Géneris”, jugar de vez en cuando al “ring-raje” y soñar con un “mundo más igualitario para todos y todas”.

Acto seguido, aparecen en escena unos militares malos que se enojaron porque sí, “secuestraron” a los inquietos estudiantes por el simple hecho de “pensar distinto” y los mataron por mero morbo y placer. Punto final del largometraje.


Graffiti arquetípico para consumo masivo de incautos e idiotas útiles.

La película tiene como basamento el libro “La Noche de los Lápices” escrito por la inefable María Seoane (ex integrante de la organización homicida ERP) y Héctor Nuñez, quienes a su vez se basan en el relato de Pablo Díaz, quien presumía ser el único sobreviviente del grupo de seis estudiantes involucrados.

El libro citado fue terminado el 7 de junio de 1986, es decir 9 años y 10 meses después de los presuntos hechos. Lo allí narrado fue la base que se tomó para producir la difundidísima película homónima.

No nos detendremos aquí a analizar la mala calidad del rodaje puesto que no es el propósito de esta notícula, sino que una vez más, cometeremos el sacrilegio de cuestionar la veracidad de la versión dada en la película, atendiendo, entre otras cosas, al lastimoso perfil del personaje central del filme en la vida real, el mencionado Pablo Díaz.

En efecto, ni el filantrópico Pablo Díaz era un ingenuo muchacho de barrio, ni fue el único sobreviviente, ni tampoco luchaban por el boleto estudiantil (esto fue tan sólo la excusa oficial), sino que el accionar de Díaz y sus secuaces desde siempre estuvo dirigido a promover no la militancia boletera sino la criminalidad terrorista de la que fueron parte.

Efectivamente, el propio Díaz en sus años mozos (cuando protagonizó los hechos que le dieron cárcel primero y celebridad después), él ya integraba con destaque la tristemente célebre JG (Juventud Guevarista), brazo estudiantil de la organización infanticida ERP, la cual se encargaba de promover su actividad criminal en los institutos educativos de los cuales se extrajeron renovadas camadas terroristas. Y fue en esa militancia castro-guevarista confesada por el propio interesado y documentada en el mismísimo libro “Los Últimos Guevaristas”[1] (escrito por el delincuente Julio Santucho, hermano de Mario Santucho, ex Comandante en Jefe del ERP), que el casi veinteañero Díaz (un poco grande para estudiante secundario) resultó detenido entre 1976 y 1980.

Pero Díaz no se quedó solamente en los años 70´ en su malsana pretensión subversiva: ya en 1989, siendo ya no tan joven e irreflexivo, Pablo Alejandro Díaz hizo conocer su filiación al grupo terrorista MTP (Movimiento Todos por la Patria), prolongación del ERP comandada por el homicida confeso Enrique Gorriarán Merlo, el cual en enero de ese año asesinara a diez soldados y mutilara a otros sesenta durante el histórico y aberrante ataque terrorista al Regimiento de La Tablada durante el gobierno de Raúl Alfonsín.


Pablo Díaz: de boletero a terrorista.

Pero obviamente Díaz no fue el único bonachón que participó de los sucesos “inofensivamente” retratados en la película. El 15 de septiembre de 1998, en el órgano de prensa de la guerrilla derrotada, es decir en el pasquín Página 12 (diario fundado con dinero ilegal proveído por el propio Gorriarán Merlo según confesión de su propio fundador, es decir de Jorge Lanata), se efectuó una nota reporteando a la dama Emilce Moler, otra de las protagonistas y que fuera detenida en La Plata el 17 de septiembre no por clamar por el cacareado boleto estudiantil sino por militar en la organización terrorista Montoneros. Allí se informa que ella y Gustavo Calloti (otro elemento subversivo que también vive y que está radicado en Francia), conjuntamente con otra joven radicada en La Plata (y van cuatro los aparecidos) conformaban una célula con los siguientes objetivos:

EM: “Teníamos un proyecto político, en relación con los desaparecidos de los secundarios de La Plata. No fue exclusivamente la lucha por el boleto, eso era un objetivo superfluo que fue utilizado buscando reivindicar la militancia. No creo que a mí me detuvieran por el boleto. La lucha fue en el año 75, además no secuestraron a miles de estudiantes que participaban en ella. Detuvieron a un grupo que participaba en una agrupación política. Todos los chicos que están desaparecidos pertenecían a la UES (brazo estudiantil de Montoneros), es decir que había a un proyecto político al fin”.

Pero la confesión más despampanante de todas, probablemente la haya dado Jorge Falcone (oficial Montonero y hombre de confianza del asesino Mario Firmenich), es decir el hermano de María Claudia Falcone (la otra protagonista de la película en donde la susodicha es mostrada como mártir), ya que en nota concedida y transcripta para el libro “Montoneros, Soldados de Menem?, Soldados de Duhalde?” de Viviana Gorbatto, éste expresa:

“–Mi hermana no era una chica ingenua que peleaba por el boleto estudiantil. Ella era toda una militante convencida. Ni mi hermana ni yo militábamos por moda. Nuestra casa fue una escuela de lucha”.

–¿Tu hermana y vos eran montoneros convencidos?

–(Falcone) Sí. Nadie nos usó ni nadie nos pagó. No fuimos perejiles como dice la película de Héctor Olivera (…) fuimos a la conquista de la vida o la muerte (…). En el departamento donde cayó mi hermana se guardaba el arsenal de la UES de La Plata. Mi hermana no cayó por el boleto secundario, sino por una patria justa, libre y soberana. La gente que tenía la conducción de un colegio secundario no se chupaba el dedo. Tenía práctica política y militar”


Jorge Falcone, el ex Montonero que obró de sepulturero de la bochornosa estafa fílmica “la noche de los lápices”

Y como si tamaña confesión fuese insuficiente, el ex oficial Montonero Falcone añade: “Cuando se dio la película, yo fui llevado en andas con Pablo Díaz, el sobreviviente, del cine al obelisco. Allí dije que mi hermana estaba en la clandestinidad con documento trucho, que respondía a una orgánica revolucionaria. Eso puso a todos nerviosos. No querían escuchar esas cosas. Mi hermana no era una Caperucita Roja a la que se tragó el lobo (…) era una militante revolucionaria”

-¿Qué cargo tenía tu hermana dentro de la organización?

-Era miliciana (…) La gente que tenía conducción en un colegio secundario no se chupaba el dedo. Tenía práctica política y militar (…) participamos en una serie de actos relámpagos que sirvieron de cerco en agosto del 75´ para el hundimiento de la Fragata Misilística Santísima Trinidad”[2] remata Jorge Falcone, quien además por entonces era esposo de Susana Estela Carlotto, es decir de la ex guerrillera e hija de la mentirosa compulsiva Estela Carlotto, actual CEO de la firma empresarial Abuelas de Plaza de Mayo.


Estela Carlotto: como nonna fue una excelente empresaria y como madre fue un fracaso: sus hijos salieron o delincuentes montoneros o ñoquis estatalizados.

Visto y considerando que la mentira de la “Noche de los lápices” es refutada por los propios protagonistas, vale complementar lo expuestos con las posteriores declaraciones del ex Montonero Martín Caparrós, quien sobre el particular sostuvo: “Creo que hubo una construcción inicial que fue esta idea de las víctimas impolutas. El desaparecido como víctima angelical que es la idea que sintetiza La noche de los lápices. La noche de los lápices es la mayor falacia que se ha producido en la historia argentina contemporánea. Falacia que se va a reproducir cuándo, ¿mañana, pasado?, ¿cuándo es el día de la noche de los lápices?… Pero La noche de los lápices es un mamarracho, quiero decir es como la quintaesencia de esta idea de ¡ay!, esos pobres chicos estudiantes secundarios que querían el boleto estudiantil, los agarraron los militares que eran tan malos y los mataron a todos. Esos chicos que querían el boleto estudiantil, además de querer el boleto estudiantil, eran militantes de unas organizaciones, unas agrupaciones que apoyaban a unas organizaciones que estaban a favor de la lucha armada y de todo eso” y haciendo un análisis global de la guerra revolucionaria en la que él participó en calidad de protagonista Montonero se pregunta: “¿Si ganábamos nosotros, las cosas hubieran sido mejores?” “¿nos hubiera gustado vivir en un país donde hubiéramos ganado” y concluye “Yo dudo de que hubiese durado mucho tiempo en un país gobernado por Montoneros[3].


El ex montonero Martín Caparrós: de vez en cuando incurre en la buena costumbre de contar la verdad.

¿Hace falta agregar más datos y testimonios para proseguir demostrando y confirmando tanto en este como en otros episodios de la historia reciente cómo la mentira oficial se ha impuesto por la fuerza de la repetición propagandística y no como consecuencia de los hechos historiográficos objetivamente comprobados?

Desde hace años que el que suscribe ha tomado un intransigente compromiso con la verdad, pero no porque nos consideremos los dueños de la verdad sino porque somos esclavos de la verdad. Y a ella nos remitimos y es a ella a quien nos subordinamos, le guste o no al endemoniado catecismo oficial, que esperamos comience a revertirse en estos nuevos tiempos que soplan en la República Argentina.

Citas referenciadas:

[1] LOS ÚLTIMOS GUEVARISTAS LA GUERRILLA MARXISTA EN LA ARGENTINA. Autor: Santucho Julio. Editorial: JAVIER VERGARA

[2] Montoneros. Soldados de Menem. ¿Soldados de Duhalde?. Por Viviana Gorbatto. Ed. Sudamericana. 1999. Pág. 96, 97, 98.

[3] Montoneros. Soldados de Menem. ¿Soldados de Duhalde?. Por Viviana Gorbatto. Ed. Sudamericana. 1999. Pág. 327.

PrensaRepublicana.com

lunes, 19 de septiembre de 2016

INVITAN A MACRI AL ACTO EN HOMENAJE A LOS SOLDADOS FORMOSEÑOS QUE VENCIERON A MONTONEROS

Será el próximo mes. Allí murieron 10 soldados, cuyos parientes siguen sin indemnización.

Por Ceferino Reato


El presidente Mauricio Macri fue invitado al acto que en Formosa recordará a los soldados conscriptos que hace 41 años, en pleno gobierno constitucional del peronismo, defendieron un cuartel del Ejército atacado por un grupo guerrillero.

"Todo indica que será un acto más importante que el de los últimos años. Yo tuve la oportunidad de escribirle una carta al Presidente, que le fue entregada en Clorinda", explicó Ricardo Valdéz, titular del Centro de Veteranos del 5 de Octubre.

Valdéz destacó que los padres de los 10 soldados formoseños que murieron en ese ataque "viven en la ultrapobreza. Los padres fallecieron todos; quedan únicamente cinco madres y las cinco en sillas de rueda, sin poder afrontar sus remedios".

"Los conscriptos que estaban de guardia aquel domingo eran los más pobres de todos; no tenían dinero para ir a sus casas y por eso se anotaban y quedaban de guardia", señaló.

En una entrevista en Infobae TV, Valdéz informó que este año fueron presentados dos proyectos de ley para otorgarles a los parientes de los soldados muertos la misma indemnización que ya cobraron los herederos de los guerrilleros que también fallecieron en aquel cruento combate.

"El diputado Hernández, del radicalismo de Formosa, presentó un proyecto de ley, y el diputado Kunkel, peronista, volvió a presentar su proyecto acompañado por los diputados peronistas por Formosa. Son idénticos y esperamos que ésta sea la vez buena y ese proyecto salga para corregir esa injusticia", agregó.

El 5 de octubre de 1975, mientras Isabel Perón presidía el país, la guerrilla de origen peronista enrolada en Montoneros lanzó un ataque espectacular para copar el Regimiento de Monte Número 29, ubicado en las afueras de la ciudad de Formosa.

Fue el debut del llamado "Ejército Montonero" por lo cual el ataque fue bautizado como "Operación Primicia" por los propios guerrilleros.

La operación, que incluyó el secuestro en pleno vuelo de un avión de Aerolíneas Argentinas y el copamiento del aeropuerto El Pucú, de Formosa, fracasó por la resistencia de los soldados que estaban de guarida, que cumplían con el servicio militar que en aquel momento era obligatorio.

El combate duró treinta minutos y hubo 24 muertos: doce guerrilleros y doce defensores del cuartel, entre ellos 10 soldados (también, un sargento primero y un subteniente, de 21 años). En el aeropuerto, murió un policía formoseño.

Con el tiempo, los parientes de los guerrilleros muertos en ese combate fueron indemnizados como si sus hijos hubieran sidos víctimas de la dictadura o de un grupo paraestatal. Las sumas fueron, en promedio y durante los Noventa, de 220 mil dólares.

A diferencia de los soldados formoseños, estos guerrilleros han recibido honores en las escuelas y universidades a las que concurrieron, así como figuran en el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado ubicado en la Costanera porteña.

En la entrevista, Valdéz sostuvo que ellos, los soldados, "estamos considerados como héroes en Formosa. Pero somos héroes sin título, sin reconocimiento oficial, sin nada".

Durante el ataque, Valdéz tuvo un comportamiento heroico: con su cuerpo mantuvo trabada la puerta del dormitorio de la Guardia mientras los guerrilleros mataban o herían a varios de sus compañeros.

"Hasta que pudimos escapar por la ventana. Pero, los más lentos fueron muertos por la espalda, mientras corrían. Después, ya nos reagrupamos y contraatacamos", señaló Valdéz.


sábado, 17 de septiembre de 2016

LO LEGAL Y LO LEGÍTIMO

La ley de identidad de género ha sido reglamentada por el gobierno anterior y según esa reglamentación se torna obligatorio que se ofrezca a personas que quieren hacerlo, toda clase de cirugías para adecuarse el cuerpo al modo como ellos sienten su personalidad. ¿Es legítimo? ¿Es conforme a justicia?

Por Mons. Héctor Aguer

Arzobispo de La Plata

Reflexión de Mons. Héctor Aguer, Arzobispo de La Plata, en el programa “Claves para un Mundo Mejor”, que se emitió por CANAL 9, a las 9 horas, y se refirió a la diferencia entre lo legal y lo legítimo.

“Lo legal es aquello que está de acuerdo a la ley. Se sanciona una ley y lo que dice la ley es legal, hay que cumplirlo. Ahora bien, esa ley sancionada por mayoría, de acuerdo al esquema democrático que nos rige, puede ser una ley no legítima. ¿Qué quiere decir que no es legítima? Quiere decir que no es conforme a justicia. Y es así porque, desgraciadamente, se pueden sancionar leyes que no son justas, son leyes injustas, inicuas. Entonces, no legítimas”, explicó.

El prelado platense hizo esta aclaración observando que, por ejemplo, “la ley de identidad de género ha sido reglamentada por el gobierno anterior y según esa reglamentación se torna obligatorio que se ofrezca a personas que quieren hacerlo, toda clase de cirugías para adecuarse el cuerpo al modo como ellos sienten su personalidad. Se trata de un sector minúsculo de la población. Son operaciones gratuitas, según el PMO (Programa Médico Obligatorio). Vienen del exterior, incluso, personas en esas condiciones a hacerse estas cirugías. Eso es legal pero me pregunto: ¿Es legítimo? ¿Es conforme a justicia? Porque se trata siempre de grupos minoritarios y resulta razonable confrontar estas operaciones muy específicas con la situación que se vive en el país acerca del cuidado de la salud de la inmensa mayoría, de la totalidad de los ciudadanos”.

Y agregó que ante la realidad de “chicos desnutridos, chicos que pasan hambre y sufren por eso daños perpetuos. Todos sabemos muy bien que en los hospitales públicos hay cirugías necesarias, por enfermedades reales que no se hacen o que demoran por falta de insumos o por lo que fuere. Los pobres deben aguardar eternamente para ser atendidos de manera insuficiente. Nos es bien conocida la situación de los ancianos, de personas que tienen enfermedades graves y que no reciben la medicación que necesitan. ¿Y, entonces, porqué en virtud de una disposición que es legal se está faltando al cumplimiento de necesidades y obligaciones que son conforme a justicia y que son verdaderamente competencia que el Estado tiene? Los jueces se pliegan a esta injusticia y “aprietan” con sus fallos a las obras sociales”.

Mons. Héctor Aguer consideró que “esto implica que hay un cierto desorden en la vida democrática argentina. Y aquí no se está haciendo discriminación de nadie, muy por el contrario, sino que yo me estoy refiriendo, y estoy haciendo fuerza, en este hecho: ¿Por qué tantísima gente, una gran mayoría del pueblo argentino pasa tanta necesidad en cuanto al cuidado de su salud y, en cambio, se gasta en pequeños grupos que resultan? Insisto: no quiero discriminar a nadie y tengo el máximo respeto por todas las personas. ¿No sería una especie de discriminación al revés, que la población mayoritaria que sufre tantas carencias sanitarias quede relegada del modo que sabemos?”. Al final explicó que “esta es una de las consecuencias de confundir lo legal con lo legítimo. Lo legal tiene que ver con un ordenamiento que se sanciona de acuerdo a los procedimientos legislativos del país, las iniciativas de los políticos y las influencias que reciben; lo legítimo tiene que ver con la verdad, con la justicia, con la realidad moral de las cosas”.

Y concluyó: “Esto es algo que tiene mucho que ver con la realidad social, con la equidad social, sencillamente con la justicia”



viernes, 16 de septiembre de 2016

CUANDO EL ASCO SE VUELVE INSOPORTABLE


"Ese espacio gris y despojado que anuncia que terminó la vida y empieza eso de todos los días"
Marcelo Birmajer

Por 
Enrique Guillermo Avogadro

La saga judicial que convirtió a la asociación ilícita encabezada -al final- por Cristina Elizabet Fernández en nuestro diario alimento mediático, por la magnitud de los desfalcos ejecutados y la variedad de las reparticiones del Estado saqueadas, produce una natural repugnancia en la mayoría de la sociedad. Según las encuestas, la integran más del 80% de los ciudadanos, que consiguieron despertar del sueño en que estaban sumidos al calor de la ilusoria y falsa bonanza de los bolsillos. De todas maneras, queda una facción irreductible, estimable entre un 15 a 20%, que aún cree en el relato de liberación y progreso que tan eficientemente vendió el kirchnerismo; se da aquí el curioso caso de pobres defendiendo a ricos que los condenaron a la miseria.

Sin embargo, el miércoles se produjo uno de esos históricos momentos-bisagra, que deberían cambiar para siempre el derrotero de los pueblos y, sobre todo, la suerte de los grandes personajes. Me refiero al estudio que publicó el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, que determinó que, en cifras del último trimestre del mandato de la siniestra viuda, uno de cada cinco chicos argentinos tenía déficit alimentario o, vulgarmente, padecía de hambre estructural.

Porque ese día, la mugre rebalsó. Hasta entonces, las cifras robadas por los Kirchner y todos sus cómplices eran, en el fondo, números; enormes y a veces inasibles, pero sólo números. Ahora, después de la extendida década más favorable a la Argentina en los últimos noventa años, ya no cabe duda que no estamos solamente ante una defraudación a la administración pública de escala planetaria. Los duros datos dados a conocer confirman que, como he afirmado en muchísimas notas, aquí se cometió un verdadero genocidio, un delito de lesa humanidad y, como tal, imprescriptible.

Los Kirchner no dudaron en robar empresas y hasta actividades enteras, pero ahora sabemos que tampoco lo hicieron cuando se trató de quitar la comida de la boca, literalmente, a los más pobres, a los más indefensos, a quienes carecen de todos los servicios elementales que el Estado debería brindarles, como salud y educación. Ahora, no sólo se cayó la careta que usaron durante casi trece años sino se comprobó que su afán de lucro no reconoció límite alguno. Don Néstor sostenía que, para hacer política, se necesitaba platita; sin embargo, pese a lo mucho que acumularon, irremediablemente fueron expulsados del poder, porque sólo se trataba de una excusa.

La humanidad entera se ha preguntado, a lo largo de los siglos, a qué simas de maldad puede llegar una persona. Stalin, Hitler y muchísimos otros batieron récords absolutos, pero pertenecen a la historia. En cambio, los argentinos convivimos, día a día y en la calle, con especímenes dignos de figurar en el libro de los records de Guiness, a quienes hemos votado una y otra vez sin preguntarnos qué pasaba en los pasillos del poder. En especial, sólo el porcentaje que convirtió a Cristina, en 2011, en uno de los presidentes más votados de nuestra democracia, nos cubrirá eternamente de vergüenza.

Por eso, la cuestión acerca de si la viuda de Kirchner debe ir presa ya mismo o no, se transforma en totalmente irrelevante, tanto como la presunta vocación del Gobierno de tenerla como sparring en las elecciones legislativas de 2017. Ya no se trata de una situación sobre la cual se pueda especular políticamente, y el eventual riesgo de una reacción violenta frente a su detención tampoco puede condicionar la decisión de los jueces.

Como nación, cuyas pústulas asquerosas exhibimos impúdicamente ante el mundo entero, no nos podemos dar el lujo de seguir esperando que la Justicia se desperece y reaccione, cumpliendo así con el deber que la ley le impone. Tenemos la obligación, como sociedad, de reclamar al Consejo de la Magistratura que ponga en marcha, de una buena vez, la auditoría en los juzgados federales de todo el país que tramitan causas de corrupción, pasadas y presentes y, con su resultado, sancione a los jueces que no hayan sabido -o querido- ejercer el supremo rol que la Constitución les adjudica; asumamos ese deber, entonces, y salgamos a la calle pacíficamente a ejercer la lícita y legal presión civil.

En esta partida no solamente nos jugamos nuestro pasado sino, peor aún, nuestro futuro. Nadie confía en un país que, frente a tantos crímenes, mantiene su indiferencia, que equivale a la impunidad de los criminales ni, por supuesto, está dispuesto a invertir en él. Basta, para confirmarlo, que Perú sólo comenzó a crecer cuando condenó a Alberto Fujimori a los largos años de cárcel que aún purga, después de obtener su extradición de Japón en 2005, donde se había refugiado creyendo que su doble nacionalidad lo ampararía.

El otro episodio de la semana fue el fallo de la Corte Suprema en el tema de las tarifas eléctricas. No voy a referirme a sus aspectos socio-económicos, pese a que le permitieron al Estado un enorme ahorro en subsidios, sino a la fuerte reprimenda que aplicó a la Juez federal Martina Forns, de San Martín, que había dictado una medida cautelar para impedir los aumentos de las facturas de luz en todo el país. Lo relevante no fue la supina ignorancia del derecho que le fue atribuida por los jueces supremos, sino su adscripción a la organización kirchnerista Justicia Legítima, creada precisamente para colonizar al Poder Judicial, garantizar la impunidad de sus mandantes y, cuando éstos no pudieron sobrevivir al tsunami electoral, intentar convertir en un infierno inhabitable la gestión del sucesor.

Esta situación ya había sido puesta en blanco y negro por el Juez federal de Mar del Plata, Alfredo López, quien tiene a su cargo las agresiones a pedradas que debieron soportar Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en esa ciudad, protagonizadas por integrantes de La Cámpora, claramente identificados. El magistrado se vio obligado a amenazar con su renuncia, ante la negativa de los fiscales dependientes de Alejandra ¡Giles! Carbó, otro notorio esbirro de Cristina, a impulsar la investigación por los delitos cometidos.

Con ello, y por escrito, alertó al Poder Ejecutivo que, mientras Justicia Legítima siga existiendo -en realidad, mientras sus miembros sigan ocupando lugares de relevancia en el Poder Judicial, Cámara Federal de Casación Penal incluida- no será posible gobernar.

Sólo nosotros, los ciudadanos, podemos corregir y enmendar ese escenario. Demostremos así que, al menos esta vez, el asco que nos produce ya nos resulta insoportable.

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado

 

jueves, 15 de septiembre de 2016

VOLVIÓ UNA NOCHE Y NO LA ESPERABAN



Todavía no hace un año que se fueron, son cada día menos, pero hacen más ruido porque"saben hacerlo". 

Por Ricardo Bustos

Generalmente nos damos cuenta de las prácticas políticas poco inteligentes de quienes protestan en las calles, hacen piquetes y cortan cualquier avenida usurpando la vía pública, la misma que nos pertenece a "todas y todos".

Durante esta semana que transcurre hemos presenciado como aquellas extrañas organizaciones sociales que llevan pancartas con inscripciones de partidos políticos o gremios que no adhieren al gobierno de turno, realizan todo tipo de escraches o protestas utilizando, como en los últimos días, lo mas valioso para una época de "hambre" como son los alimentos. Primero ocurrió con las frutas que trajeron a plaza de mayo desde el Valle de Río Negro a mas de 1000 kms. y ahora una Cooperativa formada no sabemos como ni cuando con las verduras. Si bien es cierto algo ha cambiado porque el que se quema con leche ve una vaca y sale corriendo, en esta ocasión no han querido imitar a los tamberos que por no regalar la leche la arrojan a las banquinas de los caminos.

Oh casualidad...la señora ex presidente, nuestra ex casi reina, en su nuevo regreso a la Capital Federal ha participado de un encuentro especialmente invitada por uno de los gremios que viene realizando la mayoría de los paros, cortes y manifestaciones de los últimos tiempos, es decir ATE, el mismo que forma parte de la CTA de Yasky, un incondicional del Cristinismo que cuando perdió las elecciones a manos de su colega Pablo Micheli en su "no reconocida" central obrera, le negó a su contrincante el lugar que le correspondía por el triunfo electoral hasta el día de la fecha, aunque paradójicamente están juntos en esto de atropellar la Constitución por las calles del país.

La abogada exitosa, ha tenido un gesto que no podemos criticar y es haber reconocido durante la charla que "Nosotros no vamos a decir pobreza cero porque no somos cínicos y no mentimos" y tiene razón la Doña, porque la gestión de su gobierno ha dejado hilachas por todo el territorio nacional gracias a la corrupción generalizada y la compra de voluntades con Gobernadores fieles que se comieron todo el dinero que les enviaba para dejar a sus pueblos en la absoluta miseria y no hace falta mencionar cuales son porque basta con recorrer un poco el norte del país para comprobarlo.

La señora olvidó mencionar que sus amigos y aliados políticos colaboraron para que un día los argentinos decidieran que a pesar del sacrificio que les esperaba, debían intentar recorrer un nuevo camino, con gente desconocida que tal vez los lleve a un mundo diferente en donde no sea algo cotidiano robar o ver como roban y callarse la boca.

El gobierno anterior sembró en Argentina semillas de odio, rencor, discriminación y falta de oportunidades, las mismas que por caso le otorgó a truchos dirigentes como Milagros Sala, el dirigente de Quebracho Esteche, el impresentable xenófobo nazi Luis D'Elía, el guapo Guillermo Moreno, el valijero del Convento, José Lopez, el conductor de la caja mayor Julio De Vido, el testaferro Cristinista en la máquina de hacer billetes Amado Boudou, la Fiscal General Gils Carbó y todos los defensores del "modelo" que aún andan dando vueltas en la calesita de la vida como Daniel Scioli, Axel Kicillof, Ottavis, Larroque, De Pedro, Alicia Kirchner, Kunkel, Diana Conti y tantos otros que supimos soportar durante los 12 años que duró la agonía de un país que estuvo al borde de la muerte. Algo que siempre olvida mencionar la señora ex presidente toda vez que alguien le presta un micrófono y una cámara es qué hizo para que hoy aún haya más pobres y desnutridos, más jubilados y pensionadas por debajo de la línea de pobreza, más hospitales sin insumos ni profesionales bien pagos, mejor educación con salarios docentes actualizados, rutas destruidas por el paso del tiempo sin haberlas mantenido en los 12 años de gestión y con presupuestos aprobados y pagados a empresas que respondían sus socios, arroyos y canales que debían limpiarse para que no se produzcan inundaciones en los pueblos, algo que por cierto fué presupuestado y jamás llevado a la obra y como estos casos, innumerable cantidad de desvío de dineros del estado para los bolsillos de muchos que hoy desde el llano critican a los ciudadanos que les dijimos BASTA.

Dejen por favor de hacer tantas marchas y si tanto quieren al pueblo como dicen, hagan algo por ayudar a quienes más sufren devolviendo aunque sea una parte del dinero mal habido que se llevaron a sus casas.

Todavía no hace un año que se fueron, son cada día menos, pero hacen más ruido porque"saben hacerlo".

Quizá lo más triste que han dejado es haber utilizado la figura de Hebe de Bonafini para sus apetitos personales, sabiendo que el pueblo argentino jamás iba a ir en contra de una figura tan emblemática para los Derechos Humanos de la Nación. Algún día debería reconocer aquel "vamos por todo" que las Madres de Plaza de Mayo no podían ser incluidas en ese robo de identidades políticas. Todo se paga en este valle de lágrimas porque del otro...nadie volvió para contarlo.

"Razonar y convencer, ¡qué difícil, largo y trabajoso! ¿Sugestionar? ¡Qué fácil, rápido y barato!"
Santiago Ramón y Cajal. Médico Español (1852-1934)

Ricardo Bustos - Locutor Nacional-Comunicador
Capioví- Misiones