jueves, 19 de enero de 2017

ARGENTINA PENSADA CON CABEZA PROPIA




Por Alberto Buela



El circuito de las ideas políticas, sociales, económicas y culturales de la Argentina actual es el siguiente: viene una idea, siempre de afuera, que está de moda, por ejemplo: el progresismo, el multiculturalismo, el igualitarismo, el dios consenso, el derrame de dólares, la función social de los agentes de la Mossad, el indigenismo; agregue cada uno el ítem que quiera.

Eso es elaborado y difundido en forma positiva y alabanciosa por los grandes mass media, pero como los que escriben y hablan son periodistas y locutores, de hecho son ellos los que fabrican el discurso único que recibe la masa del pueblo. Este circuito de ideas se cierra cuando los periodistas y locutores llaman a los eruditos, que son quienes justifican dicho discurso.

Finalmente, como todo discurso exige el paso a la acción, los actores políticos, sociales, económicos y culturales lo llevan a la práctica sin juicio crítico ni criterio propio.

Con nombres propios el circuito sería así: llegada de los agentes de la Mossad como mochileros benefactores, Clarín, La Nación y Página 12, luego América y Fantino lo difunden, como erudito Sergio Berensztein lo justifica, como ejecutora Patricia Bullrich lo realiza.

Otro ejemplo. Llegada de la idea de consenso como principio de la acción político cultural y no como meta, como debería ser. Clarín, La Nación y Página 12 como difusores, luego Canal 13 con Pagni y Morales Solá, como eruditos Rosendo Fraga y Rozitchner lo defienden y como ejecutores Avelluto y Lombarda lo realizan.

Estudiemos un caso para que se vea cómo funciona el circuito de las ideas.

El multiculturalismo alabado e introducido por los antropólogos culturales norteamericanos nos viene a decir que la idea de Estado nación tiene que dejar su carácter de unitario (es una contradicción in adjecto plantear un estado plurinacional como el caso de Bolivia) 1 para exaltar las diferentes culturas minoritarias que lo componen: los indios, los gay, los diferentes grupos inmigratorios, los combatientes de Malvinas que no combatieron, los exiliados de la dictadura por voluntad propia. Es decir, el multiculturalismo disuelve la eticidad del Estado en una multiplicidad de derechos subjetivos, poniendo en riesgo la misma existencia del Estado nación.

Ante esto sostenemos; que al multiculturalismo hay que oponerle la idea de interculturalismo, nosotros, y sobre todo los argentinos, somos muchas culturas al mismo tiempo. Conviven en nosotros, constituyen nuestra identidad, muchas culturas de manera armónica, que terminan configurando una original: la cultura criolla. Esto es, no somos ni tan europeos ni tan indios. Tanto comemos un pato a la naranja como una pizza, un puchero como un fatay, pero todos terminamos comienzo asado y milanesas (que en Milán no se comen).

A propósito de esto recuerdo una anécdota: vino un filósofo francés de visita y lo llevé el domingo al Tigre, cuando bajamos de la autopista y pasamos frente a hacoaj, el club de campo de la numerosa y enriquecida colectividad judía argentina, me observa el profesor la cantidad de humo que salía de las diversas chimeneas, a lo que en sorna respondo: deben estar adorando a Mamón quemando incienso. Pas posible, incroyable. No, profesor, le respondí, están comiendo asado.

La vieja idea de que somos un crisol de razas es una idea acertada y explica, en parte, lo que queremos decir, siempre y cuando, que ese crisol se inserte en un proyecto nacional común. Los hombres no valemos simplemente por lo que somos cuando caemos a la existencia sino que valemos por lo que hacemos. Uno no es noble por ser hijo de nobles, uno es noble cuando realiza actos nobles. Así como las ideas generan la acción, la acción transforma al hombre en lo que termina siendo. En definitiva, serás lo que haces.

La Argentina pensada con cabeza propia tiene que lograr imponer un discurso antiglobalista, soberanista e identitario. Hoy la situación mundial nos es propicia: Trump ganó en yanquilandia, Putin gobierna Rusia, China es socia de todos pero no se casa con ninguno. Los tres grandes se desarrollan y prefieren a sí mismos. Esto es, refuerzan cada vez más sus Estados nacionales. Bueno, es hora que hagamos lo mismo. Tenemos que recuperar la idea de soberanía. Y para ello se necesita decisión propia y autónoma.

Para que una acción sea eficaz se necesita la convergencia de hombres, medios y acontecimientos. Estos últimos, por lo que vemos, nos son propicios, contamos con los hombres (en Argentina hay miles de hombres “que se dan cuenta”, solo nos faltan los medios. Será cosa de conseguirlos.


1) En un reciente artículo el politólogo Miguel Ángel Barrios critica a García Linera quien sostiene la idea de un Estado continental plurinacional: “Se vuelve difícil de entender esta categoría porque en verdad somos una Nación fragmentada en múltiples Estados. Una Nación en la diversidad, donde lo común es lo ibérico y la diversidad reside en la riqueza de nuestros etnias originarias y las diferentes formas que tomó el mestizaje con sus choques y confluencias”.


domingo, 15 de enero de 2017

LA NACIONALIDAD DE CRISTÓBAL COLÓN

«Con todos los matices que afectan a toda pretendida grandeza humana, la grandeza de Cristóbal Colón es tan enorme y su dimensión histórica tan autoevidente, que lo fue incluso para él mismo; no podemos por ello olvidar que, sin duda, Colón es uno de los pocos personajes de la historia que pudo escoger su patria. Y, efectivamente, Colón, pudiendo escoger cualquier patria, escogió la española»

Por José María Lancho 

El poder busca en la historia su discurso, su fórmula para pervivir. Por eso, toda aspiración a un gobierno de la cultura es un estado de guerra. Bien lo expresó un viajero de las guerras perdidas, como fue Orwell, en una fórmula elemental: quien controla el pasado controla el futuro. 

La imposición organizada de un discurso histórico es el más viejo hechizo del poder y una de las más potentes agresiones a la identidad y la libertad del individuo. Por eso la política y la historia en occidente tienen fronteras de niebla, y todavía es imposible adentrarse puramente en ninguna de ellas. Condenadas mutuamente a reconstruirse, a sobrevivirse a pesar de la falsificación, el racismo o el prejuicio.

El distanciamiento y fractura de las sociedades hispánicas parecen parte necesaria de la línea retórica de la presente historia del poder. La distorsión de los fundamentos identitarios hispanos alcanzó a aspectos tales como devaluación y revisión de la primacía en el descubrimiento del continente americano para los europeos o la nacionalidad del propio descubridor, Cristóbal Colón, entre otros muchos. 

Identificar esta cuestión, y proporcionar una respuesta histórica al discurso dominante del poder es el urgente objeto de estas líneas.

«La cualidad nacional de Colón es parte de la disquisición corriente sobre el personaje. La singularidad del enfoque que propongo es que se ciñe a los actos propios del Almirante y el alcance que tuvieron en el derecho castellano»

Mucho se ha escrito sobre la nacionalidad de Colón, y su cualidad nacional es parte de la disquisición corriente sobre el personaje. La singularidad del enfoque que propongo es que se ciñe a los actos propios del Almirante y el alcance que tuvieron en el derecho castellano.

Es necesario precisar que la españolización de Colón fue una preocupación continua para el Almirante, una obsesión personal en todas sus negociaciones con los Reyes y en las que no dejó nada al azar. 

En Castilla, desde las Cortes de Alcalá de 1348 y la pragmática de 1369 del rey Enrique II en las Cortes de Toro, etc., quedaban reservados los oficios, prelacías y beneficios del Reino exclusivamente para los naturales. Los servicios del conquistador de Canarias Jean de Béthencourt sólo le reportaron la ostentación de cargos castellanos cuando se hizo vasallo de Enrique III de Castilla. Sin naturalización Colón no podía adquirir legalmente las condiciones ni los Reyes cumplirlo.

¿Se naturalizó castellano Cristóbal Colón? A finales del siglo XV esa cualidad era una cosa bastante distinta del hecho de haber nacido en uno u otro lugar. Para comprenderlo un poco mejor vale citar a un jurista del siglo XVI, el francés Jean Bodin: «El ciudadano naturalizado es aquel que se ha hecho dependiente de la suprema autoridad de otro y por tal es admitido de el Señor»

Américo Vespucio, cosmógrafo que dio su nombre al nuevo continente, no cejó hasta obtener una cédula de naturalización y hacerse castellano.

En el caso de Colón, la condición legal de castellano está exhaustivamente trazada en un haz de documentos jurídicos que parten de las Capitulaciones de Santa Fe, documento básico que recoge las garantías reales a las propuestas de Colón y que tenían, como uno de sus efectos jurídicos fundamentales, que naturalizaban, en todo caso, a Colón como castellano. 

El tipo de ennoblecimiento de Colón tenía efectos directos en esa naturalización y él mismo se preocupó en que no dieran lugar a duda alguna. 

Se puede rastrear, incluso en la actualidad, reminiscencias del efecto naturalizador de los títulos nobiliarios en el derecho histórico hispánico. 

Así, por ejemplo, podemos encontrar en la propia Constitución de México, en su artículo 37, donde se prevé la pérdida de la nacionalidad mexicana por aceptar o usar títulos nobiliarios de gobiernos extranjeros. 

Los títulos de Colón no eran meramente honoríficos sino que suponían funcionalmente la sujeción directa y el reconocimiento como Señores a los Reyes de Castilla de una forma incompatible con cualquier otro vínculo soberano o respecto de cualquier otra nación.

«Y, efectivamente, Colón, pudiendo escoger cualquier patria, escogió la española»

Asimismo, y aún más importante, lo fue la solicitud y adquisición del cargo de almirante, y no porque le convirtiese en una suerte de general supremo de la marina de los Reyes Católicos, Cristóbal Colón no mandaba sobre Galcerán de Requesens o Juan de Lezcano, verdaderos lobos de la guerra del mar de las coronas de Castilla y Aragón. 

El título de Almirante tenía importancia jurídica por otro aspecto aún más relevante: se trataba de un oficio de la casa de Corte, que es regulado en la Segunda Partida en el Título IX del Rey Alfonso X y describe una vinculación orgánica con el Reino y con la casa del rey, todo ello mucho más importante para Colón que establecerle «caudillo de todos los navíos que son para guerrear» del rey, pues pertenecer a su casa era el elemento básico para que Colón formalizara su naturaleza en estos Reinos y pudiera ostentar los cargos de virrey y gobernador y gozase los beneficios y privilegios o capacidad para dictar justicia.

El proceso no se detuvo hasta lograr una identificación de las armas de Colón con las castellanas, pues si bien entre los meses de mayo y junio de 1493, los Reyes Católicos le premian con una real provisión de «acrecentamiento» de armas, de forma que Colón podrá ostentar las armas del Reino de Castilla y León pero con ligeras diferencias, él mismo modificará motu proprio su escudo para hacerlo coincidir con las armas del Reino. 

Con todos los matices que afectan a toda pretendida grandeza humana, la grandeza de Cristóbal Colón es tan enorme y su dimensión histórica tan autoevidente, que lo fue incluso para él mismo; no podemos por ello olvidar que, sin duda, Colón es uno de los pocos personajes de la historia que pudo escoger su patria. Y, efectivamente, Colón, pudiendo escoger cualquier patria, escogió la española.

ABC.ES


ARROYO SALGADO: LAGOMARSINO TUVO PARTICIPACIÓN EN EL HOMICIDIO DE NISMAN

La ex esposa del fiscal cree que la junta de expertos terminará por probar que fue un asesinato. Y dice que el kirchnerismo la atacó con métodos “propios de una dictadura”. Las críticas a los ex funcionarios del gobierno de CFK.

Por Damián Nabot

Sandra Arroyo Salgado atraviesa las últimas horas de vacaciones junto a sus dos hijas en una cabaña en Punta del Este, desde donde intercambia mails que la llevan de regreso a dos años atrás, a una pequeña habitación de un hotel en París donde recibió el llamado de Marina Pettis, la secretaria de Alberto Nisman. Aquella voz le advirtió con excesiva calma que el fiscal no respondía los llamados y la empujó al primer paso de la caída en un torbellino, a la certeza de la muerte del fiscal, a las amenazas a sus hijas Iara y Kala, a una crisis de confianza de las personas que la rodeaban y a un enfrentamiento con sectores de la Justicia y la política. Dos años después, Arroyo Salgado afianzó su convencimiento de que el padre de sus hijas fue víctima de un “homicidio” y contestó a las preguntas de este diario. A continuación, una síntesis de sus respuestas:

—¿Qué expectativas tiene frente a la junta de expertos convocada para analizar los motivos de la muerte?

—La expectativa que tengo es que dictaminen con valentía, independencia y rigor científico la verdad: que Alberto Nisman fue víctima de un homicidio. En definitiva, lo que espero es que quienes integren esta junta –que no es “nueva” sino la “primera” que oficialmente se constituye en el expediente– cumplan con el trabajo encomendado por el juez Ercolini y el fiscal Taiano con estricto apego a su leal saber y entender en la ciencia, como a los elementos de prueba de la escena del crimen, del cuerpo de Alberto Nisman y demás constancias del expediente, lo que inevitablemente conduce a la afirmación de que este hecho se trató de un asesinato. Tal como lo afirmó y probó esta querella desde marzo de 2015, a través del trabajo, serio y responsable, realizado por nuestros peritos de parte, los médicos legistas doctores Osvaldo Raffo y Julio Ravioli y el licenciado en criminalística Daniel Salcedo.



—Dos años después sigue convencida de que fue un asesinato. ¿Ordenado por quién? ¿Por qué?

—Que Alberto Nisman fue víctima de un asesinato es un hecho de la realidad científicamente probado en el expediente por esta querella, como le dije, desde el mes de marzo del año 2015 y no de un convencimiento mío. Con respecto a quiénes fueron los responsables, no tengo dudas de la participación de Diego Lagomarsino por múltiples elementos de juicio, algunos de ellos obrantes en el expediente y otros que la querella procurará acreditar en el momento procesal oportuno, esto es, luego de que la junta interdisciplinaria confirme oficialmente en la causa el asesinato. En este punto, no puedo dejar de señalar que una valoración integral de los elementos de prueba reunidos no sólo en la investigación de la muerte de Nisman sino también en otros expedientes impone profundizar la pesquisa sobre la presunta participación en el homicidio y su pretendido encubrimiento ulterior de funcionarios del gobierno anterior, de otros referentes y dirigentes del ámbito político y social y, fundamentalmente, de miembros del servicio de inteligencia, de las fuerzas de seguridad y de otros integrantes del Poder Judicial; cuanto menos, en el orden local. Como dije en otras oportunidades, el contexto en que esta muerte violenta tuvo lugar, sumado al desempeño funcional de Alberto Nisman en la investigación del atentado terrorista en la AMIA, las múltiples amenazas recibidas y el entramado de complicidades anteriores y posteriores, conjugado con el impacto político e institucional, que su muerte como su denuncia continúan provocando desde el momento mismo en que ocurrió hasta el día de hoy, demuestran que estamos ante un magnicidio sin precedentes en la historia democrática de nuestro país. Finalmente, la respuesta al porqué de este hecho criminal entiendo que debe buscarse en la historia del trabajo y el desempeño funcional de Alberto Nisman y su impacto político e institucional tanto a nivel nacional como en el orden geopolítico mundial.



—¿Qué papel tuvo el gobierno de Cristina Kirchner?

—Desconozco qué papel tuvo el gobierno de Cristina Kirchner en el magnicidio de Alberto Nisman porque, como todos los argentinos bien sabemos, la investigación de esta muerte estuvo plagada de irregularidades que empantanaron hasta el día de hoy la verdad. De lo que sí te puedo hablar es del triste y vergonzoso papel que tuvo el gobierno de Cristina Kirchner los días previos y posteriores a la muerte de Alberto Nisman. En los días que discurrieron entre la denuncia y el momento de su muerte, el papel del gobierno anterior fue más propio de una dictadura que de una república. Avasalló por completo la división de poderes, movió todos sus alfiles del Ejecutivo y Legislativo, a los que se sumaron otros colegas del mismo Poder Judicial, para atacar de forma deliberada e indebida el trabajo y la persona de Nisman; transformándose ya en ese momento en el ejemplo y la muestra viviente de lo que le podía pasar a cualquier otro fiscal o funcionario judicial que intentara cumplir su deber de investigar al poder vigente. Luego de su muerte, el papel del gobierno de Cristina Kirchner fue más triste y vergonzoso aún, pues, además de seguir atacando cobardemente el trabajo y la memoria de Nisman sabiendo que él no se podía defender; motorizó una campaña de desprestigio público y mediático introduciendo, incluso, aspectos de su vida privada que, al término de un largo tiempo y pasadas ya las elecciones presidenciales, se esclareció que eran mentiras despiadadas tendientes a ensuciar su imagen para, a su vez, restarle valor a su valentía y trabajo. En esto último no puedo dejar de recordar los tristes momentos vividos por mis hijas Iara y Kala –en ese momento de 15 y 8 años de edad–, cada vez que algunas de todas esas inmorales descalificaciones se difundían atacando la imagen de su papá, en lo que particularmente recuerdo las sucesivas declaraciones de la entonces presidenta, de Aníbal Fernández, Daniel Scioli, Diego Bossio, Diana Conti, Kunkel y Sergio Berni, entre otros. No sólo Nisman, sino también, su familia, y en especial sus hijas, nos convertimos de repente en víctimas de todo el aparato del poder vigente.

—¿Por qué se empantanó la investigación?

—Porque hubo una importante cantidad de funcionarios del entonces Poder Ejecutivo, Judicial y del Ministerio Fiscal que se ocuparon de ello. De hecho, hay en curso una investigación penal en la que varios de los responsables se encuentran denunciados por encubrimiento. La familia no descarta presentarse como querellante para denunciar otros hechos y a otras personas que merecen ser investigadas.



—¿Qué fue a hacer Sergio Berni al departamento?

—En algún medio leí que fue a “embarrar la cancha”. Otros dicen que tenía los zapatos llenos de barro. Hay que tener en cuenta que es una de las personas penalmente denunciadas por el fiscal Taiano y que, en el marco de esa investigación llegado el momento procesal oportuno, deberá dar explicaciones de todo lo que hizo y lo que omitió, porque no nos olvidemos de que además de médico, dice ser abogado, contando además con conocimientos militares dado el rango de coronel (RE) que inviste. También, entiendo, deberá dar respuesta por las acciones y omisiones del personal de las fuerzas de seguridad involucrado en la muerte de Nisman, porque recordemos que Berni tenía una responsabilidad funcional sobre todos ellos por ser el secretario de Seguridad en ese entonces, que ambicionaba ser el ministro de Seguridad de Daniel Scioli.

—¿Qué falta en la investigación?

—La tarea que hay todavía por hacer es descomunal. Hay que ir paso a paso. Imagínese que todavía no comenzó la junta interdisciplinaria que yo pedí hace casi dos años. Espero que se cumpla con profesionalismo el cronograma de trabajo que presentó la Gendarmería Nacional al juez de la causa y que no nos depare nuevas sorpresas.

—¿Cómo están sus hijas?

—Mis hijas están bien y son felices pese a todo lo que les tocó vivir. Y ello es gracias a la contención que diariamente reciben no sólo de su círculo íntimo que integra la familia, los amigos, el colegio y el club, sino también por el afecto y apoyo que la gente les hace llegar de distinto modo, aun sin conocerlas. Son chicas muy positivas y, como tales, recuerdan a su papá en los lindos momentos compartidos con él, valorando su pasión por el trabajo, como también la valentía que demostró en todos sus actos. 

Perfil

sábado, 14 de enero de 2017

EL DERECHO A LA IDENTIDAD Y SALOMÓN


¿Qué tiene de honorable el que las Abuelas de Plaza de Mayo “recuperen” a sus nietos a cambio de que éstos se nieguen a sí mismos como personas? ¿Qué tiene de reparatorio, para el “recuperado”, el enviar a la cárcel (por apropiadores) a los padres adoptivos? ¿A semejante monstruosidad le llaman derechos humanos?

Por Mauricio Ortín

¿Quién es el sujeto del derecho a la identidad? Y ¿Qué es la identidad? En la guerra civil que sufrió la Argentina durante década del ’70 se dio la particularidad de que en las bandas subversivas revistaban como combatientes mujeres embarazadas. La orden del gobierno constitucional de aniquilar a los elementos subversivos no incluía al ser que una terrorista en cinta llevaba en su seno. Por una cuestión humanitaria y/ o de creencias religiosas, los militares no mataban embarazadas. Y no entregaban a los recién nacidos a los familiares porque, como es obvio, ello hubiera supuesto asumir la ejecución de la madre. El análisis más elemental de los hechos demuestra que la apropiación fue un efecto no querido de la guerra y nunca un plan. Y no estoy justificando los hechos sino describiéndolos. Los Montoneros y el ERP (entre ellos, la hija de Carlotto), por su parte, no tenían ningún inconveniente con sus bombas y balaceras en matar embarazadas. De allí, que nadie los podrá acusar de “apropiadores” de niños por nacer. No así en cambio (como bien explica, Nicolás Márquez) de los huérfanos de los montoneros muertos; los cuales eran negados por la banda terrorista a sus familiares directos con el “loable”fin de evitarles una “educación burguesa”.

La asociación Abuelas de Plaza de Mayo salió a rechazar el fallo favorable sobre el pedido del nieto recuperado número 95, Hilario Bacca, de conservar su apellido y nombre dado por sus padres adoptivos. "Constituye una afrenta a su memoria”, señaló Estela de Carlotto. "Él lleva la sangre de sus padres, lo demás es espurio”, agregó.

Ahora bien, de la única identidad de la que cabe hablar, es la que este hombre de cuarenta años ha construido a lo largo de su vida, que está justamente en los recuerdos que habitan en su memoria y que le dicen que él es uno y el mismo de todos esos actos. No tiene Carlotto, ni el Estado la potestad de quitar o entregar identidad ¡De qué memoria e identidad entonces habla Carlotto! ¡De la que quiere inventarle destruyéndole la única y real!

Más allá de las circunstancias que llevaron a ello, Hilario no tuvo, salvo en el momento del parto, relación alguna con sus padres biológicos. El primer vínculo afectivo real lo estableció con los adoptivos. Y si bien la identidad biológica es un punto de partida, la pertenencia a un grupo familiar y a un grupo social histórico tiene un peso definitorio en el sí mismo. El entorno y la interacción con hermanos, primos, tíos, abuelos, compañeros de escuela, de fútbol hacen más a la identidad que el frío perfil genético. De no ser así, tendríamos que admitir el disparate de que en la historia de la humanidad, empezando por el bíblico Moisés, hubo y hay millones de personas carentes de identidad.

¿Qué tiene de honorable el que las Abuelas de Plaza de Mayo “recuperen” a sus nietos a cambio de que éstos se nieguen a sí mismos como personas? ¿Qué tiene de reparatorio, para el “recuperado”, el enviar a la cárcel (por apropiadores) a los padres adoptivos? ¿A semejante monstruosidad le llaman derechos humanos? ¿Qué abuela es aquella, que ama más a un código numérico de un patrón genético que al nieto de carne y hueso que tiene delante? El sabio juez Salomón tiene la respuesta.


IMPORTAMOS ANARQUÍA Y LA PAGAMOS CON PLANES SOCIALES


Por 
Ricardo Bustos

Manteros de Once: 2 meses sin trabajar $ 23.600 , curso de capacitación gratuito, lugar cómodo para seguir vendiendo mercadería ilegal y permanencia en el país sin control de Migraciones.

Jubilado argentino: Toda una vida trabajando y aportando $ 5600 de haber mensual.

En lo personal y como veterano, me produce mucha indignación porque el día viernes 6 de enero, viajé (ida y vuelta desde casa 170 kilómetros) para que alguien me diga en Anses en que estado se encuentra mi trámite jubilatorio que inicié el 14 de junio de 2015 y como respuesta recibí... "primero debe sacar un turno y después me dirán que día y hora me iban a atender"... mientras que a mi lado pasaban los jóvenes que en el día, tenían el trámite resuelto para ir a cobrar porque, según decían... "eran desocupados"

A nivel nacional, estos "manteros" que nos mostró la televisión nacional, una vez que firman el "acuerdo" por el que el gobierno les dará protección y asistencia, comenzarán a percibir el dinero que les prometieron para sacarse el problema de la calle de encima y no tener que lidiar con los comerciantes honestos. 

En síntesis, una vez mas los argentinos seguiremos alimentando vagos como lo hemos estado haciendo hace mas de 13 años y los gobiernos continuarán con la misma política populista para ganar elecciones. El país, es lo que menos les importa y su gente... mucho menos.

Manteros, vendedores ambulantes o como se les llame en la jerga de las ventas ilegales, todos sabemos que existen, están ahí en cualquier vereda de pueblos y ciudades del país vendiendo de manera libre y sin abonar ningún tipo de impuestos a los municipios, provincias o la nación, según las normas impositivas vigentes, pero como si todo esto no alcanzara, dentro de esa enorme legión de "vendedores" hay una inmensa cantidad de extranjeros indocumentados, es decir que son ciudadanos que el sistema económico y social de sus países los ha dejado abandonados y que en Argentina, YA debería estar citando Migraciones para que regularicen su situación o de lo contrario abandonar el territorio argentino, como ocurre con cualquiera de nosotros si nos encontramos en similares condiciones en otra nación.

Como vecinos, sabemos del sacrificio que deben hacer los comerciantes en nuestros pueblos para llevar adelante cada día sus comercios, pagando salarios, cargas sociales, impuestos de todo tipo, facturas de luz, agua y gas en algunos casos, si tienen producción propia de algún tipo de alimentos como pan, facturas o comida para llevar.

Vemos por televisión desde el principio, hasta el momento en el que los funcionarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires "celebran" el éxito obtenido al poder lograr un acuerdo con las mafias que "manejan" el negocio de los "manteros" para que abandonen las veredas de la Avenida Pueyrredón en el barrio porteño de Once. 

Uno de los representantes visibles ante las cámaras de los canales de TV, tiene antecedentes muy oscuros y hasta pudimos ver en un momento de que manera amenazaba a un periodista con una enorme cuchilla de cocina pasándola por su cuello si no se retiraba del lugar

Con esa gente, el gobierno se sentó a "dialogar" para llegar a un acuerdo que les permita continuar con su tarea "ilegal" pero en otro lado un poco mas cómodo y alejado del sitio que explotaban, pero, como si fueran comerciantes sacrificados, estarán bajo techo y lo único que le exigen es inscribirse en el Monotributo y no averiguan de donde proviene la mercadería que comercializan.

Muchos son los políticos que levantan la voz a la hora de denunciar los talleres textiles ilegales, galpones inmundos en donde trabajan a "cama caliente" miles de ciudadanos que llegan desde otros países con la ilusión de cambiar un poco sus vidas y se encuentran con la mas cruel explotación que llevan adelante sus conciudadanos.

Existe una mafia explotadora junto con los "manteros" ilegales y los violentos de siempre que venden la ropa que fabrican esos pobres indocumentados, mujeres, hombres y niños. Los dirigentes, entre ellos el íntimo amigo de Su Santidad el Papa Francisco y titular de la ONG "La Alameda" Gustavo Vera, político y activista social, no se preocupa si los "manteros" venden mercadería ilegal, droga o elementos robados porque asegura que es gente que necesita trabajar para llevar el pan a su casa (?) y después tenemos que escuchar a Su Santidad decir que "no debemos criminalizar la pobreza". Para algunos hay dos tipos de panes, uno es el que se gana con el sudor de la frente y otro, aquel que con neumáticos encendidos con nafta -que siempre tienen preparada en bidones- producen estas mafias, amparadas siempre... siempre por el poder de turno, sea cual fuere el color político o la ideología.

Ahora y como es lógico, muchos serán los que volverán a poner sus mantas en las veredas de otros barrios capitalinos, visto el éxito obtenido por sus colegas luego de haber cortado el tránsito durante tres días, rompiendo todo lo que encontraron a su paso y arrojando piedras a la policía, lastimando a sus efectivos sin que nadie haya sido detenido para averiguación de antecedentes, algo que hubiera sido muy sencillo porque la mayoría de esos vándalos están fichados por ser miembros de las barras bravas de equipos de fútbol que siempre están al servicio de la violencia.

Un año ha pasado desde que asumió el nuevo gobierno y todos los que abrigábamos la esperanza de ver un horizonte mas claro en un futuro no muy lejano, vemos que lamentablemente todo está como era entonces

Han crecido los planes sociales, aumentó al doble todo, menos los haberes, está quedando mucha gente sin trabajo por los despidos en la actividad privada y le mienten a los jubilados cuando les dicen que llegó la reparación histórica para poner blanco sobre negro en las jubilaciones míseras que aún hoy siguen percibiendo.

No me gustaba la señora cuando bailaba en los discursos y tampoco me gusta este hombre cuando lo hace. Espero que los políticos terminen de una vez por todas con tanto canto y baile y apliquen mas sus energías en la educación y respeto, algo que la sociedad argentina hace tiempo está tratando de encontrar porque la política basura y mentirosa se encargó de hacerla desaparecer.

Por último, me gustaría saber en que materia o profesión capacitarán a esta gente ilegal porque basta escucharlos como hablaban en la manifestación para darse cuenta que no saben leer ni escribir muy bien. 

Los días pasan y así llegará como todos los años el inicio del ciclo escolar, el clima que pondrán los Docentes para lograr aumentos de salarios, los médicos que trabajan en condiciones infrahumanas recibiendo ataques violentos por parte de familiares de víctimas de tiroteos o cuchilladas que llegan a los nosocomios creyendo que los profesionales están obligados a soportar cualquier tipo de atropello y encima con salarios de hambre.

En el interior del país, lo único que mueve el amperímetro del empleo es la obra pública y cualquiera que recorra un poco (al menos aquí en el norte) se dará cuenta que está todo paralizado desde hace mas de un año, en completo abandono y me refiero a obras que son necesarias para el desarrollo regional como por ejemplo, rutas, terminales de ómnibus, hospitales, escuelas, jardines de infante, salas de primeros auxilios, pavimentos, cloacas, agua corriente, energía eléctrica o transporte. Ni hablar de la falta de seguridad e higiene en muchos lugares que, casualmente son los que mas planes sociales tienen. Esto es consecuencia de los malos gobiernos que tenemos y tuvimos, quienes han encontrado en el voto cautivo, el mejor medio para mantenerse en el poder.

"Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda la vida".
Lao-tsé (570 a C-490 aC) Filósofo chino.

Ricardo Bustos
Locutor Nacional - Comunicador
Capioví - Misiones


miércoles, 11 de enero de 2017

"NO SE OS PUEDE DEJAR SOLOS" (*)





Por 
Enrique Guillermo Avogadro




"Con el pasar de los meses, como me rehusaba a hacer la magia, tantas veces intentada anteriormente, de terminar la inflación de un solo golpe, aplicando un nuevo ucase sobre la política económica, un cierto desánimo se abatió sobre los dirigentes. Hasta hoy no sé dónde encontramos ánimo para resistir tantas presiones". 
Fernando Henrique Cardoso

Me despedí el 17 de diciembre porque, como las siguientes notas hubieran debido salir el 24 y el 31, imaginé que usted no estaría de ánimo en Navidad o Año Nuevo para digerirlas. Pero las tres semanas en que desaparecí de su computadora se convirtieron, sin lugar a dudas, en días especiales, no habituales para estas fechas tempranas.

En la última columna le conté qué podía suceder en la audiencia que la Cámara de Casación había convocado para dos días más tarde, ya que en ella se decidiría la suerte de la denuncia del Fiscal Nisman que, lo creo firmemente, condujo a su asesinato. El fin de año llevó al Calafate la peor noticia judicial esperable; basta con recordar cuánto hizo el kirchnerismo para tratar de impedir que, finalmente, llegara. Ahora, doña Cristina Elizabet Fernández y un montón de sus cómplices será investigada por encubrimiento al terrorismo internacional; cuando comencemos todos a escuchar las miles de horas de conversaciones entre los implicados, la señora se convertirá -si no lo ha hecho ya- en una paria internacional, amén de terminar con sus huesos en la cárcel.

Desde otros ángulos, el Juez Ercolini trabó un embargo absolutamente record sobre sus bienes -claro, los que tiene "en blanco" y en cuentas bancarias argentinas- y el Juez Bonadío no le da respiro alguno este verano. Hasta ayer, se sucedieron los allanamientos en Santa Cruz, en pos de nuevos documentos para analizar las maniobras delictivas cometidas a través de la obra pública y los retornos pagados a la familia imperial por Cristóbal López y Lázaro Báez, entre otros. También, como si todo ello fuera poco, es investigada por traición a la patria, en razón del famoso e inexplicable memorándum firmado con Irán.

Sigo sin entender por qué, pese a que han adulterado notoriamente las pruebas (está comprobada la falsificación de los libros de sus sociedades cuando ya se encontraban bajo proceso), no se le impone la prisión preventiva, obligatoria en estos casos; en especial, la jefatura de una asociación ilícita que se le imputa, un delito no excarcelable. Hasta el propio Ministro de Justicia, Garavano, ha recordado, refiriéndose al caso de Milagro Salas, que ésta no es una presa política, sino que está detenida en forma preventiva por la comisión de delitos comunes, y llegó al colmo cuando reconoció que los presos políticos, militares y civiles acusados de violar los derechos humanos, están sometidos al mismo instituto por plazos que exceden en muchísimo el máximo previsto en la Constitución. Es más, por razones infinitamente menos trascendentes, nuestras cárceles rebosan de detenidos sin sentencia firme.

Por todo esto, pienso que el principal objetivo de la sociedad debe ser presionar todos los días al Consejo de la Magistratura para que limpie al Poder Judicial de tantos personajes indignos de ejercer el cargo de jueces, que los convierte en dueños y señores de la libertad, de la honra y de los bienes de todos los argentinos. A la vez, debe exigirle que, con la mayor celeridad, designe a los nuevos magistrados necesarios para cubrir las ingentes vacantes hoy existentes y las que se producirán cuando estos malvivientes deban abandonar su sillas curules. Es esencial recordar que, "con una Justicia independiente, ejemplar y rápida, todo será posible; y sin ella nada lo será".

El mundo, más allá del imán que -presumo- significarán los Estados Unidos para las inversiones internacionales a partir de la asunción de Donald Trump, mira a la Argentina y sigue esperando que se convierta en un país serio y confiable, del cual el Poder Judicial es un elemento fundamental. La necesita así, básicamente porque es capaz de producir alimentos para quinientos millones de personas.

El resultado del blanqueo -sin lugar a dudas impulsado también por el pánico generado por los cruces de información y las medidas bancarias tendientes a combatir el lavado de activos, la corrupción y la evasión impositiva- ha batido todas las marcas previstas y alcanzado un récord absoluto a nivel global. Si se le suma a ello la lluvia de divisas que ingresarán con las cosechas enormes que se avecinan en el campo argentino, es posible asegurar que las necesidades de financiamiento están ya cubiertas.

El Gobierno también hizo lo suyo para asegurar que fuera un estruendoso comienzo de año. Primero, despidió a Isela Constantini, Presidente de Aerolíneas Argentinas; más tarde, hizo lo propio con Prat Gay, y dividió su Ministerio en dos: Hacienda (Dujovne) y Finanzas (Caputo). Estoy convencido de que Mauricio Macri, con estas últimas designaciones, obtendrá excelentes resultados, pero creo que los modos empleados para apartar a los funcionarios anteriores fueron, por decirlo de algún modo, innecesariamente descorteses.

El gasto público ha continuado creciendo fuertemente y, aunque explicable por el desastre socio-económico monumental que dejó el kirchnerismo, debe ser contenido en forma inmediata. Entiendo que el nuevo Ministro de Hacienda irá en esa dirección, ya que todo el equipo que conduce la economía está convencido de la inviabilidad de un país que se mueve con los niveles de déficit que mantenemos desde, al menos, la muerte de don Néstor, el usurero que tanto cuidaba la caja.

La iniciativa del Ministro de Trabajo, Triaca, de convertir los planes sociales en subsidios a nuevos empleos me parece una medida excelente, ya que tiende a la regularización de los trabajadores informales que hoy alcanzan al 40% de la fuerza laboral y, por no estar registrados no cobran salarios justos ni cuentan con protección social y, tampoco, pagan impuestos.

Pero debe acompañársela con educación. Hay que transformar todos los subsidios sociales para que quienes los reciben demuestren, mes a mes, que se han dedicado a su perfeccionamiento en artes y oficios, para permitirles en un futuro mediato reincorporarse a un mundo que, por la falta de preparación y por el progreso de la tecnología, cada vez los excluirá más. Es necesario reabrir las escuelas técnicas y fomentar la creación de carreras de corto plazo que tiendan a vincular específicamente a los alumnos con las necesidades de su entorno, para favorecer así su arraigo en los pueblos y ciudades del interior.

Y a los impacientes a los que se refirió Fernando Henrique Cardoso en la cita que encabeza esta nota, un ruego: piensen que la alternativa a Macri, Michetti y Vidal, era la banda de ladrones comandada por Cristina Fernández, encarnada en Daniel Scioli, Carlos Zannini y Anímal Fernández, que nos llevaría hacia la terrible actualidad de Venezuela. Tal vez así puedan tomar con un poco más de calma la demora en la recuperación del país.

(*) El título corresponde a una película española referida a la transición hacia la democracia, dirigida por Cecilia y José Juan Bartolomé

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado


lunes, 9 de enero de 2017

ADELANTE PRESIDENTE, BAJE LA IMPUTABILIDAD




“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestiduras de ovejas, mas por dentro son lobos rapaces”
. Evangelio según San Mateo, 7-15).

Por Carlos E. Viana


La propuesta más valiente de su gobierno

Una de las iniciativas más importantes de los últimos treinta tres años y la máxima en cuanto a Derechos Humanos, ha sido la del Gobierno del Presidente Macri de tratar la edad de imputabilidad de menores. Es el primer gobernante que toma en serio este gravísimo problema que amenaza todas las garantías que declara la Constitución, pero que fundamentalmente sigue los diez mandamientos, al parecer hoy postergados por un materialismo que parece carcomer nuestra Nación.

Además el proyecto se ha presentado para que pueda ser debatida y acordada, cosa olvidada por todos los gobiernos desde hace 70 años a esta parte, que además propusieron los jueces abolicionistas de la “La puerta giratoria” y que apoyaron todas las doctrinas de Zaffaroni, Gil Laavedra, Arslanian y otros. En buena parte debido a estas doctrinas, desde 1983 ya van cerca de 40.000 asesinados por la delincuencia común.

El asesinato reciente de Brian Aguinaco de 14 años de edad por un delincuente de 16, nos pone ante el dilema urgente, de a quien protegemos, a las futuras víctimas o al asesino y esto implica medidas inmediatas para hacer valer las garantías de nuestra Constitución para todos los habitantes del suelo argentino.

Lo inmoral y anticristiano es que se critique esta propuesta en vez de hacerlo con la demora en tratarlo, con las consecuencias criminales que estamos sufriendo.

Pena de Muerte

La pena de muerte existe en Argentina y la tienen en sus manos los delincuentes, pero esto es permitido por los que dejan un vacío del Estado, cuya principal función es mantener la seguridad.

Margarita Stolbizer, que según ella defiende los derechos humanos, declaró al respecto: “Hubiera sido bueno que el Presidente empezara el año con el propósito de mejorar la escuela secundaria y no de meter más chicos presos”. Muy bueno lo de mejorar la escuela primaria, pero los asesinados que seguramente tendremos este año, en parte por mano de menores, utilizados debido a su inimputabilidad; por delincuentes mayores, merecen un tratamiento inmediato de este tema. Claro, “se me olvidaba que”, para la Diputada algunos tienen licencia para matar y otros no tienen derechos humanos.

Sergio Massa en agosto de 2015, había dicho con mucho criterio: “Los chicos dicen que alguien que tiene 15 años puede perfectamente distinguir si matar está bien o está mal, con lo cual es absurda esa discusión que quieren plantear si la edad tiene que ser a los 16 o 14”. El Diputado manteniendo su palabra, ha aclarado que en su espacio hay disidencias y me parece bueno, que dentro de un área en buena medida peronista se comience a debatir considerando el disenso, pero reiteramos que este es un asunto urgente y por un prurito de respetar la ininputabilidad de unos, se está condenando a muerte a otros.

El mandamiento olvidado: No Matar


La Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia que coordina el Padre José María Di Paola (Destacado héroe en la lucha contra el narcotráfico), reaccionaron negativamente y declararon: “No pareciera razonable en un año electoral y para dar respuesta estatal a hechos delictivos de trascendencia mediática”.

¿Y los que van a ser seguramente asesinados, porque todos somos víctimas potenciales de los delincuentes? ¿Que debemos decir: “César, los que van a morir te saludan”?

Este es un año en que si no se toman medidas urgentes mas habitantes de la Nación van a ser asesinados y menores que van a ser inducidos al asesinato.

¿Más que racional, es justo que la Comisión Episcopal pida que no se debata porque es un año electoral?

Esto ya no es razonable, va contra el 5to mandamiento de la Ley de Dios: No Matar.

Se acuerdan ahora y piden implícitamente postergar la medida, cuando llevan varias décadas en que no enfrentaron los asesinatos, robos, violaciones.

Citan después a al entonces Monseñor Bergoglio, allá por 2005: “Frente a esta realidad, aparece una actitud falsamente normativa y de supuesto bien común que reclama represión y creciente control que va, desde la baja de la edad de imputabilidad penal hasta su forzada separación familiar, en ocasiones sometiendo injustamente al sistema judicial situaciones de pobreza familiar o bien promoviendo una discrecional y abusiva institucionalización”.

Con todo respeto le preguntamos a Su Santidad: ¿Cuántas vidas se hubieran salvado de haberse aprobado en 2005 una ley como la ahora propuesta?

Los asesinados también fueron separados brutalmente de su familia y eran pobres y ricos, pero la mayoría humildes. Al asesino de 16 años, ¿qué pierde si lo separan de su familia, con un padre acusado de narcotráfico, una madre que lo encubrió y una banda de delincuentes? Además no parecen pobres si pudieron pagarle a su hijo un pasaje aéreo a Chile.

¿Qué solución se propone? Porque el tema involucra vidas humanas y por ende recordamos dos Mandamientos: No Robar y No Matar.

Otro punto recordado por la Comisión de las declaraciones de Su Santidad: “Si bien existe una demanda social muy fuerte a favor de la institucionalización, los tratamientos con larga privación de libertad no han logrado buenos resultados”

Bueno, lamentablemente es cierto y esto hay que reformarlo, pero no dieron resultado en cuanto que hubo un alto porcentaje de reincidencia, pero las penas largas salvaron muchas vidas de inocentes, porque quien está preso no puede volver a matar ni a robar.

Una parte de Argentina sin conciencia, esta procediendo como la muchedumbre que condenó a Jesús, cuando Pilatos le preguntó si liberaba al Salvador o a Barrabas: “Quítale y suéltanos a Barrabás, el cual ha sido encarcelado por un motín ocurrido en la ciudad y por homicidio” (Evangelio según San Lucas, 23-18-19).

Perdonemos como cristianos a estos Barrabas de todas las edades, pero que los jueces actúen en defensa de la vida y de la honestidad, manteniendo los delincuentes en prisión si son condenados, para que no vuelvan a matar y robar a nuestros hermanos y después nos encargaremos de reeducarlos.

Bajar la edad de imputabilidad, es salvar a los chicos de quienes los usan y terminan asesinando y o muertos en un enfrentamiento, como parece ser este caso del niño asesino citado. Aunque a Su Santidad no le guste, llamemos las cosas por su nombre, los delincuentes como el niño citado, son enemigos sociales y la misión es transformarlos, pero primero lo urgente, no más asesinatos y recordemos las palabras del Maestro: “el que escandalizare a uno de estos pequeñuelos que creen en mi, mas le valiera que colgasen al cuello una piedra de molino de asno y le hundieran en el fondo del mar” (San Mateo 18, 6).

Respeto profundamente la interpretación de la Biblia, no su reforma

Con todo el respeto que tengo por Su Santidad, por el Padre José María Di Paola; a quien admiro por su valentía; y la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia, no puedo acompañarlos en sus apresuradas declaraciones, porque respeto a la Iglesia como interprete de las Sagradas Escrituras, pero no en la reforma de estos textos Sagrados.

Mi humilde propuesta es que os fijéis más en la Biblia y menos en El Capital.

“Vosotros sois la sal de la Tierra”, la única fuente de sabiduría espiritual y no debéis mezclaros con el materialismo.

La crisis argentina no es de pobreza ni esta es la fuente de delincuencia, el motivo fundamental es la inmoralidad y el olvido del espíritu; y la Iglesia es la institución que puede liderar la reconquista de la moral cristiana. ¿Que otra explicación hay para que en el país principal productor de alimentos del mundo en base a su número de habitantes, haya hambre? 
Se ha perdido la cultura del trabajo, se ha olvidado la Biblia y la solución es producir más riqueza, no repartir pobreza y, para no seguir rumbo a Sodoma, debemos penar a los delincuentes. Lamento disentir, pero me quedo con la palabra de Cristo.

Adelante, Presidente

La propuesta del Presidente no es una condena, es para salvar a los chicos y las víctimas. Lástima que no podemos preguntarle a Brian Aguinaco, pero si podemos evitar que otros caigan como él y que el otro Brian, el asesino, que sabe manejar muy bien una pistola y ha practicado puntería, es decir tiene plena conciencia de sus actos, esté adentro para que no vuelva a matar
Mientras, se planearán las medidas de educación y ayuda social, que llevarán un largo tiempo en dar resultados.

No estoy dentro de la conciencia del Presidente Macri para saber si hay o no un cálculo electoral en él, pero sí sé que es una medida para el Bien imprescindible y urgente y celebro que el Diputado Massa coincida. 

¡Adelante Presidente!, esto es coraje político, moral y espiritual. Con respecto a quienes se oponen, “por sus frutos los conoceréis” o mejor, ya los conocéis.

Profesor Dr. Carlos E. Viana
Politólo

DOS DECISIONES JUDICIALES QUE FORTALECEN LA REPÚBLICA





Por Jorge R. Enríquez



Milagro Sala no está siendo investigada por sus opiniones políticas. Tiene el más absoluto derecho de decir lo que quiera. Lo que es objeto de los procesos judiciales que se le siguen es la comisión de hechos delictivos. Son varios, abarcan diversos artículos del Código Penal, pero todos son manifestaciones del empleo arbitrario de fondos públicos en su provecho y de la fracción que lidera, y del uso de la violencia como herramienta de construcción política.

No hay ningún elemento que indique que no se respeta en su caso el debido proceso. Lo que cuestionan algunos sectores es que se la prive de la libertad mientras se sustancian las causas. Pero, si bien la libertad es la regla hasta la existencia de condena, los ordenamientos procesales prevén la atribución de los jueces de denegarla en ciertos supuestos. Es lo que ha ocurrido en el caso de Sala, porque -por muy fundadas razones- se presume que, como cabeza del Estado paralelo que edificó en estos años, podría obstaculizar la obtención de pruebas.

La conductora de la Tupac Amarú centró su defensa en motivos políticos, no jurídicos. En lugar de rebatir los cargos en su contra, se limitó a sostener que es una perseguida política. Así no se cansó de decir que la procesaban por ser "negra" y defender al pueblo contra los villanos que lo quieren oprimir. Supongamos que es la persona mejor intencionada del mundo y que sus adversarios son perversos: ¿eso le da derecho a violar la ley a gran escala? Para ella, para el kirchnerismo y para la izquierda populista latinoamericana, sí. No importan los medios, sino los fines. Lo que sería intolerable en un dirigente de centro o de centro derecha, es admisible en Sala, que representa al "pueblo" contra el "neoliberalismo".

La misma defensa política ensaya Cristina Kirchner. Al ser procesada por asociación ilícita, preguntó a través de su desopilante cuenta de Twitter si también lo sería el 46% de los argentinos que la votó en 2007 y el 54% que la votó en 2011. La traducción de ese curioso interrogante sería esta: "Como el pueblo me votó, soy impune".

Pero el Estado de Derecho se apoya sobre otras premisas. Se basa en una proposición aparentemente paradojal, que es de muy reciente data en la historia de la humanidad: que el Estado, que crea el Derecho, al mismo tiempo se somete a él. Es el Estado como abstracción y los concretos funcionarios que adoptan las decisiones. La señora de Kirchner podría haber sido votada por el 99 % y ese dato no debería influir para nada en el ánimo de los jueces que deben juzgarla. Sabemos que esto no ocurrió en el pasado, pero es una patología que debemos superar.

Otra mala noticia le ha traído este final de año a quien se caracterizó a sí misma como una abogada exitosa: la Cámara de Casación resolvió que se reabra la causa iniciada por la denuncia del fiscal Nisman por encubrimiento del atentado contra la AMIA. Aconsejo la lectura de los votos de la mayoría del tribunal. Son de una impecable lógica jurídica y echan por tierra, uno a uno, los amañados argumentos del juez Rafecas, ahora apartado de esa causa, para disponer el archivo del proceso.

Era absurdo que no pudiera desarrollarse la investigación. El fallo no condena a Cristina Kirchner por el delito denunciado: solo determina que se debe investigar. Puede ser que se pruebe ese encubrimiento en el estricto plano penal o no. En ese ámbito, impera con gran rigor el principio de legalidad y toda duda se resuelve en favor del imputado. Lo que no podrá jamás explicar la ex presidente a sus conciudadanos es qué razones la condujeron a pactar con aquellos a quienes la justicia argentina señala como autores intelectuales del atentado, sirviéndoles un puente de plata para alcanzar la impunidad y un salvoconducto para que se trasladaran sin problemas por el mundo. Tienen que ser razones muy oscuras, porque la obligaron a contradecir sus posiciones previas y a la infamia de erigir como moneda de cambio de contraprestaciones que ignoramos el dolor de los deudos de una de las mayores tragedias ocurridas en nuestro país.

Dr. Jorge R. Enríquez
Subsecretario de Justicia de la C.A.B.A.


LA BUROCRACIA NO PERMITIÓ CONDECORAR A COMBATIENTES DE MALVINAS CON LA MEDALLA "LA NACIÓN ARGENTINA AL VALOR EN COMBATE"

Este proyecto de Ley estaba aprobado por unanimidad por la Cámara de Senadores de la Nación, pasó con media sanción a la Cámara de Diputados de la Nación para su tratamiento definitivo; por Orden del Día Nº 0915/2016 las Comisiones de Defensa Nacional y de Presupuesto y Hacienda de la HCDN aconsejaron su sanción, no encontrando objeciones que formular al mismo y creyeron necesario dictaminar la propuesta original; por tal motivo, este proyecto de Ley tenia que ser tratado en el recinto de la Cámara de Diputados el miércoles 30 de noviembre de 2016, que con su aprobación estos Combatientes de Malvinas recibían su reconocimiento, después de treinta y cuatro años.

Por razones que no se ha tomado conocimiento, esta reunión se suspendió y como era la última sesión ordinaria del año 2016, este proyecto de Ley perdió estado parlamentario, es decir, ya no existe, las normas burocráticas, pese a la preocupación y buena voluntad de varios legisladores y sus asesores, fueron más fuertes que la razón y el reconocimiento.


El personal que a continuación se detalla, entre ellos el Presidente de la Fundación Marambio, son quienes tenían que ser condecorados en nombre de la Nación Argentina:

Este personal en su totalidad, durante varios años realizó innumerables vuelos, cumpliendo distintas misiones en el Continente Antártico con los aviones Hércules C-130, integrando tripulaciones con capacitación especial para operar en esas latitudes.

Fundación Marambio


domingo, 8 de enero de 2017

PRIMER FALLO A FAVOR DE UN NIETO RECUPERADO PARA QUE MANTENGA SU APELLIDO ADOPTIVO

Hilario Bacca tiene 39 años y quiere conservar el nombre que lo identifica y con el que lo bautizaron sus padres adoptivos. Denunció presiones de organizaciones de derechos humanos.

Hilario tiene 39 años. A los cuatro sus padres le contaron que era adoptado. Cuando estaba llegando a la adolescencia le insistieron para que comience la búsqueda de la verdad sobre sus padres biológicos.

En octubre de 1977, los terroristas montoneros Eduardo Cagnola y Liliana Pereyra fueron detenidos en una pensión de la ciudad de Mar del Plata. Estuvieron cautivos en la base de buzos tácticos de la ciudad balnearia hasta que Liliana fue trasladada a la ESMA. La alojaron en la llamada "pieza de las embarazadas" y en febrero de 1978 dio a luz.

El matrimonio que adoptó al niño -José Bacca y Cristina Mariñelarena- no tenía vínculos con el gobierno cívico-militar. Según declaró Hilario, en el juicio al que fueron sometidos sus padres, ellos no estaban al tanto de la situación que vivía la Argentina por aquellos días. 

Además, denunció que la agrupación h.i.j.o.s. lo "persiguió varios años. Me aprietan, me aprietan hasta que un día les digo: hagan lo que tengan que hacer pero yo voluntariamente no tengo interés de ir a buscar nada de esto".

Pese a que se entrevistó con el juez federal Jorge Ballesteros para manifestarle su decisión de no averiguar quiénes eran sus padres biológicos, el magistrado ordenó que le allanaran la casa para tomar en forma compulsiva una muestra de material biológico, a fin de realizarle un examen de ADN. "A las 5 de la mañana me golpearon la puerta, me dijeron que si no les abría la tiraban. Era personal del Ejército armado, la jefa del Hospital Durán y dos testigos. Fue terrible. Se llevaron un par de medias, un cepillo de dientes y el resultado lo sacaron de una maquinita de afeitar".

Después de un largo proceso, la Justicia le acaba de dar la razón a Hilario Bacca que quiere conservar el nombre que lo identifica y con el que lo bautizaron sus padres adoptivos.

"Esto no significa desconocer la realidad de mi historia pero a esta altura de la vida –con casi 39 años– era un delirio que por un fallo judicial me desaparezcan nuevamente en democracia y se apriete un botón y aparezca alguien que para mí no existe, con un nombre y un apellido que no me identifica", dijo Hilario.

Todo comenzó en el año 2008 y en el medio los padres adoptivos de Hilario fueron juzgados y condenados. Recién el año pasado, la Cámara confirmó la sentencia y ordenó que se inscriba con el nombre que le había puesto su madre biológica

En ese momento, Hilario acudió a la Justicia y explicó que no tenía intenciones de cambiar su nombre. Además, solicitó que el Estado le designe un abogado para que lo represente teniendo en cuenta que era el propio Estado el que lo había metido en la situación en la que se encontraba. En un primer momento se lo negaron pero luego la defensoría aceptó que uno de sus letrados defendiera los intereses de Hilario. Durante el trámite judicial recibió muchas presiones para que desistiera de su solicitud, fundamentalmente de abuelas de Plaza de Mayo.

Finalmente, el tribunal oral federal Nro. 4 aceptó los argumentos de Hilario y le permitió seguir usando el nombre que le pusieron sus padres adoptivos. La sentencia no está firme y, en caso de ser apelada, será la cámara federal la que deberá decidir si tiene que cambiar su nombre o si sigue siendo quien es desde hace 39 años: Hilario Bacca.


sábado, 31 de diciembre de 2016

¡FELIZ 2017!

AL BRINDAR ESTA NOCHE, PIDAMOS POR LA UNIÓN DE NUESTRA FAMILIA
PERO TAMBIÉN, PIDAMOS QUE EN NUESTRO PAÍS COMIENCEN A CUMPLIRSE LAS LEYES,
QUE LOS DELINCUENTES ESTÉN DONDE TIENEN QUE ESTAR: TRAS LAS REJAS
Y QUE LOS PRESOS POLÍTICOS INJUSTAMENTE EN CAUTIVERIO ESTÉN DONDE TIENEN QUE ESTAR: ¡EN LIBERTAD!

¡FELIZ AÑO NUEVO!


jueves, 29 de diciembre de 2016

ROBOS DE ARMAS: ¿QUE PASÓ?











Por Carlos E. Viana


¿Qué hay detrás de los robos de armas?

El robo de armamentos y municiones de un arsenal es un hecho grave, que nos trae el recuerdo de los asaltos terroristas durante la guerra antisubversiva al mismo arsenal, el de Fray Luis Beltrán. No se toma conciencia que no es un robo de una armería, sino de un arsenal militar. Y que no desapareció una pistola sino muchos armamentos letales, entre ellos ametralladoras y miles de municiones, más teniendo en cuenta que Rosario se caracteriza por ser un nudo del narcotráfico.

Sin noticias

Sin embargo al parecer los jueces federales de Rosario Carlos Vera Barros y Marcelo Bailaque, no nos tienen noticias de estos hechos, desde abril de este año.

Ha habido detenidos por algunas de las armas faltantes pero no se ha llegado al fondo de la cuestión. El hecho se agrava porque en tres oportunidades más habían producido robos de armamento en el Arsenal de Fray Luis Beltrán.

Los robos que datan del Gobierno de Cristina Kirchner, no se pueden olvidar agravan porque después de los allanamientos referidos, la Policía de Santa Fe detuvo a dos delincuentes, uno con pedido de captura por homicidio. En esa oportunidad el titular de Inteligencia de la ex Drogas Peligrosas en Rosario, Alejandro Druetta, no descartó que parte del arsenal encontrado n el allanamiento, proceda de Fray Luis Beltrán.

No tenemos noticias que el Juez Federal Vera Barros haya citado a declarar al ex Ministro de Defensa Agustín Rossi, ni que haya citado al General Milani , en aquel entonces Jefe de Inteligencia del Ejército. Ambos tenían la obligación de investigar el hecho porque esta dentro de sus responsabilidades inmediatas. Rossi no dio cuenta de ninguna investigación, se limitó a cerrar el Arsenal, pero si no le alcanzaba el servicio de inteligencia del ejército, tuvo el de la Armada y el de la Fuerza Aérea y podía pedirle ayuda a la Presidenta, para que pusiera a investigar a la Secretaría de Inteligencia del Estado, claro si es que la misma no estaba muy ocupada en otras cosas.

Fuentes policiales de Santa Fe, también declararon que podría haber una vinculación con la Banda de los Monos.

¿Falta un contador?


En ocasión de ser entrevistado en vivo en el programa televisivo que dirige Jorge Lanata, el Juez Vera Barros, cuando le preguntaron por qué después de diez años recién se había procedido contra los Monos. El juez dijo que solo tenían un contador. Lanata comento entonces, que no se necesitaba un contador para investigar y seguir a un narco. Se refería a la banda de los Monos, que Bailaque descubrió después de varios años y que Vera Barros teniendo noticias, no creyó oportuno investigarlos durante el gobierno de Cristina Kirchner. La justicia provincial lo hacía desde diez años atrás. Bailaque los detuvo unos días después que asumió Mauricio Macri, mientras que los fiscales de Gils Carbo habían obstaculizado las investigaciones provinciales.

No sabemos que pasa en las causas de Fray Luis Beltrán, si el caso esta en manos de Vera Barros o en el de Bailaque o si están divididas las causas. Según las últimas noticias el caso esta caratulado NN, porque no hay imputados.

¿Qué han hecho los jueces federales de Rosario? ¿Les falta un contador?

 Llama la atención que un robo de tal magnitud de armamentos y bajo la jurisdicción en su momento de la Inteligencia de Ejército no tenga novedades. Además los jueces tienen a su disposición los servicios de inteligencia de la Policía Federal y de la Prefectura, de la Gendarmería, de la Policía Aeroportuaria y por si es poco de los servicios de la Aduana. Le recordamos a Vera Barros que todos estos servicios tienen contadores, pero no creo que estos descubran donde están los miles de municiones y gran cantidad de armamentos que desaparecieron al parecer mágicamente.

Recuerdos del pasado y del futuro

Nos cuesta creer que no se tenga un rastro, dada la magnitud del robo. Es difícil ocultar un hecho tan grande, más bajo la jurisdicción de un servicio de información importante como el que dirigía el General Milani y nos llama la atención que el entonces Ministro de Defensa Rossi cerrara el Arsenal que había que investigar. Si lo cerró perdió cualquier pista. ¿Es Rossi un ingenuo?

Sabemos que todos los juzgados están atosigados de casos, pero hay algunos que por su gravedad merecen prioridad. Recordamos que estamos en el epicentro del narcotráfico argentino, con conexiones conocidas con el resto del mundo; que las Farc están buscando refugios fuera de Colombia y tienen conexiones con movimientos terroristas de Paraguay y además habría grupos violentos vinculados al terrorismo de los setenta, que se estarían armando. Le aconsejamos al Juez Vera Barros que suponemos un hombre buena voluntad, recurra a alguien más que un contador.

¿HABRÁ NACIDO EL POLÍTICO CAPAZ DE VENCER LA DELINCUENCIA?



Por Claudio Chaves

Todo indica que los políticos argentinos han sido superados por las circunstancias. O para decirlo de otra manera la realidad es tan grave y los responsables de encontrar soluciones tan cobardes que un profundo abismo se ha abierto entre ambos. La gente va por un lado y los funcionarios por el otro. Más temprano que tarde esta fractura tendrá consecuencias electorales y la corrección política será barrida por un vendaval de furia, desatada por la inoperancia y la frivolidad.

Los políticos están para las fotos, los emolumentos y las prebendas. De cumplir con sus obligaciones y con el pueblo que los votó ni hablar. Recorrer las páginas sociales de diarios y revistas y verlos rodeados de mujeres bellas, esculpidas en mármol, y moverse con soltura entre canapés, sushi y champagne da vergüenza por no decir asco al comprender que nuestro país está más cerca de Haití que de Suiza.

La ciudad de Buenos Aires estuvo sitiada durante dos semanas por militantes del caos y el desorden. ¿Qué hizo el gobierno de la ciudad? Nada, absolutamente nada. Por el contrario el señor Diego Santilli, vicejefe de gobierno de la ciudad la ha pedido a los sufridos habitantes paciencia. Mucha paciencia. Mientras su Jefe el señor Horacio Rodríguez Larreta nos miente afirmando enfáticamente y con palabras grandilocuentes que todo esto será solucionado a partir del 1 de enero. Ahora no se sabe muy bien si es porque ha resuelto actuar o porque a partir de esa fecha la ciudad queda vacía. Señor Larreta con la ciudad desierta el orden lo garantiza una maestra jardinera o una compañía de Boy Scout. ¡Y usted lo sabe!

El crimen del joven Brian Aguinaco a manos de asesinos, como son en general los delincuentes que supimos conseguir, han revelado, una vez más, el fracaso de la dirigencia política. No tienen respuesta. Las imágenes de vecinos enardecidos frente y dentro de la Comisaría 38 revelan el grado de descontento social que seguirá explotando por pulsiones hasta que un político en serio nos venga a gobernar. La policía en el mejor de los casos tiene las manos atadas pues en caso de actuar como corresponde, los políticos, el periodismo bien pensante y la progresía pondrá el grito en el cielo ante el accionar legal del Estado. ¿Estamos o no estamos en guerra contra los delincuentes? Si estamos en guerra habrá que actuar en consecuencia. Recupero para la política actual las ideas y las palabras del general Julio Argentino Roca cuando al explicar su programa político-militar para acabar con la delincuencia en las pampas manifestó: Más de ciento treinta años los argentinos convivimos con el problema del indio. Robaba, violaba, incendiaba y raptaba en sus feroces entradas sobre las poblaciones. Era dueño de un territorio en donde el Estado Nacional no ejercía control ni dominio. “Fronteras interiores” denominaba Roca a esas tierras. Como ejemplo de esto último está el recuerdo de las infelices cautivas. Esclavizadas en los aduares y en el mejor de los casos rescatadas por medio del pago de abultadas sumas de dinero. Se llegó al escándalo que el Banco Provincia abrió una línea de crédito para rescatar cautivas. Era imposible continuar viviendo asediados por el robo, la muerte y la violencia, o se triunfaba de manera clara y contundente o los pueblos de frontera continuarían desangrándose. El general Roca decidió asumir los costos políticos y la responsabilidad de la tarea.

“Vamos pues a disputarles sus propias guaridas, lo que no conseguiremos sino por medio de la fuerza. A mi juicio el mejor sistema de concluir con los indios es el de la guerra ofensiva. Hay que ir a buscarlos a sus guaridas y causarles un terror y un espanto indescriptibles” (Roca).

miércoles, 28 de diciembre de 2016

JUICIOS QUE AGRAVIAN LA JUSTICIA


Por Luis Alberto Romero (*)

La manera en que se desarrollaron los juicios en curso por crímenes de lesa humanidad, reabiertos en 2005, y el trato que se dio a los condenados y a los procesados sin condena, afectan dos principios básicos de nuestra democracia: el Estado de Derecho y los Derechos Humanos.

Me centraré estrictamente en dos puntos: la forma de hacer justicia y la vigencia de los derechos humanos, subrayando que uno y otro principio se sostienen sólo si son universales e iguales para todos. La Justicia busca la verdad judicial, que a diferencia de la verdad subjetiva, se basa en hechos probados, más allá de toda duda razonable. En este principio se asienta el estado de Derecho, que es la piedra fundamental de la institucionalidad democrática.

Los juicios de 1985 a las Juntas Militares fueron reconocidamente impecables: cumplieron su función punitoria, afirmaron la soberanía de la ley, cimentaron el Estado de Derecho y fundamentaron los Derechos Humanos. Cuando se reabrieron los juicios, en 2005, la idea de justicia había sido desplazada por la de retaliación o revancha. En un nuevo contexto político, se cambió la defensa inicial de la Justicia, la Verdad y la Memoria por el reclamo de la justicia del Talión: quienes habían cometido delitos de lesa humanidad no merecían ni un juicio justo ni el amparo de los derechos humanos.

Desde 2005 han sido imputadas unas 2.500 personas, pertenecientes a las Fuerzas Armadas y de Seguridad de todo rango, así como miembros del poder judicial. Luego de diez años, 76 fueron absueltos y 723 condenados, la gran mayoría con cadena perpetua. Unos mil imputados y acusados están en cárceles, y a la mitad de ellos se les deniega sistemáticamente la prisión domiciliaria, pese a reunir todas las condiciones que marca la ley. No hay perspectivas de que el trámite se acelere, y la lista de imputados sigue abierta.

He reunido muchos testimonios sobre los juicios sustanciados, particularmente de funcionarios judiciales que actuaron en varios de ellos, y pude corroborar buena parte de sus datos en las crónicas periodísticas.

El entorno de los juicios fue muy diferente al de 1985. El Gobierno, con una idea preconcebida sobre la necesidad de una punición extrema, designó jueces y fiscales “militantes”, la mayoría de estos ad hoc, y presionó en ese sentido al resto de los jueces. En el proceso “inclinaron la cancha” de muchas maneras. Al modo de los tribunales populares de la Revolución Francesa, el público hostigó a los acusados y sus defensores, y alentó a los fiscales y abogados querellantes, quienes por su parte orientaron sin restricciones el testimonio de sus testigos, sugiriendo las respuestas.

El justo castigo es un principio fundamental, pero una condena sólo es legítima cuando hay pruebas fehacientes, más allá de toda duda razonable. No es el caso en estos juicios. Muchas veces bastó el lejano recuerdo de un único testigo para que la culpa del acusado se diera por probada. Lo peor es que a priori, se decidió que todo el que estuvo en un lugar en donde se torturaba había sido un “partícipe necesario”, a menos que pudiera demostrar su inocencia.

En las sentencias hay casos bien probados, con penas justificadas, pero otros -probablemente muchos- están débilmente fundamentados o viciados por el inadmisible criterio de inversión de la prueba, especialmente en el caso de oficiales jóvenes o personal subalterno. Se condenó de la misma manera a un general y a un conscripto que participó ocasionalmente en una detención clandestina. Todos reciben cadena perpetua.

Por otro lado, está la situación de las personas. A la mayoría de los detenidos de edad avanzada, ya sean condenados o sólo imputados, se les niega la posibilidad de la prisión domiciliaria, que por ejemplo le fue concedida a Arquímedes Puccio o a Barrera, el dentista femicida de La Plata. Así, ancianos enfermos y mal atendidos ven agravarse sus dolencias como consecuencia de una atención médica inapropiada e insuficiente. A la fecha han muerto en prisión cerca de 400 detenidos, y seguirán muriendo.

El espíritu vindicativo, que como todas las malas pasiones de la historia tiene sus militantes, sus consentidores y sus indiferentes, está erosionando dos pilares de la democracia institucional, ya bastante maltrecha. Lo peor es que se trata de un tema casi prohibido, del que nadie quiere hacerse cargo. Nadie termina de aceptar plenamente que hasta el peor criminal es una persona con derecho a un juicio justo y a un trato humanitario. Parecería que el terrorismo criminal, en lugar de desaparecer, consigue pervivir a través de quienes dicen combatirlo, especulando, como en aquellos años, con el conformismo o el pasivo asentimiento de los otros.

¿Qué hacer? No se trata de amnistías ni mucho menos de indultos, que agregarían más daño al principio del Estado de Derecho. Pero hay algo urgente en términos estrictamente humanitarios: ocuparse de los ancianos y enfermos, que tienen derecho a un buen morir. Y algo necesario: considerar la revisión neutral y experta de las sentencias, para corregir las defectuosas y salvar el principio del juicio justo.

 (*) Historiador-CLARÍN

* * * * * * *

Opinión:

No estoy totalmente de acuerdo con el Sr Luis Alberto Romero por varios motivos.
Uno, fue esperar tanto para escribir la misma, ahora son muchos los que escriben. Antes, hace un año o mejor dicho, durante el gobierno anterior, para ser más exacto, "ERAMOS POCOS LOS QUE CONTÁBAMOS LA VERDAD..."

Hoy, todavía no se dio un vuelco total, los "supuestos testigos" siguen mintiendo y si se aplicara la ley estarían presos y si se aplicara el término literalmente, tendríamos un montón de "eunucos", porque "testigo" es el que pone sus "testículos" en juego para apoyar con sus dichos a alguien.

Hoy por hoy, no voy a justificar ni defender a la junta. 
Tal vez se hizo lo que se hizo sin el marco legal que PERON debía poner antes de dictar la ley de ANIQUILACIÓN de la SUBVERSIÓN y de los TERRORISTAS. Fueron estos los que acuñaron el término "DAÑOS COLATERALES", como justificativo a las muertes de los que no tenían nada que ver: hombres, mujeres, niños y ancianos CIVILES, todos eran presas de las bombas puestas por estos Terroristas.

Por ello no quiero una AMNISTÍA ni INDULTO, quiero una REIVINDICACIÓN de lo actuado por las FFAA/SS/PP y algunos civiles en aquellos años...

Como dice el Lic Luis LABRAÑA, todos "presos" o todos "libres". Pero, con el advenimiento de la democracia, Alfonsín rompió todos los moldes y con ello el Estado de Derecho, hizo el circo de los juicios que continuaron los Kirchner... y lucraron con los DDHH

Menem, que sufrió las consecuencias del gobierno de facto, quiso pacificar... -LAQ

Prof Luis Quiroga - Megabaires