domingo, 14 de enero de 2018

EL INTENTO DE PROCEDER A DERECHO DURANTE LA GUERRA REVOLUCIONARIA - CÁMARA FEDERAL EN LO PENAL CAFEPE 1971-1973


La sucesión de actos terroristas iniciada en la década del 60 en nuestro país, producto de un planificado accionar armado marxista revolucionario con la intención de tomar el Poder, puso en evidencia la falta de adecuada legislación y la ineficiencia crónica del sistema judicial. 


A esto se agregaba la estructura militar, medios y peligrosidad de las organizaciones subversivas terroristas que, actuando simultáneamente en distintas zonas territoriales, superaban la capacidad de coordinación entre las fuerzas policiales y de seguridad en las distintas jurisdicciones judiciales que, además de complicar la investigación de los hechos delictivos, impedían las respuestas rápidas y efectivas que el país necesitaba. 

En los comienzos de 1971 la opinión pública se vio sacudida por el incremento de los asaltos, secuestros y asesinatos de origen político. Culminando el 29 de abril con el ataque a un camión militar que transportaba armamento donde fue asesinado el teniente del Ejército Asúa y herido gravemente el soldado Hugo Alberto Vaca, quien quedó parapléjico y falleció años después.

Ante esa situación, el gobierno de facto de ese entonces promulgó el 28 de mayo la Ley 19.053 creando la Cámara Federal en lo Penal (CAFEPE) como resultado de una propuesta del Ministro de Justicia Dr. Jaime Perriaux, que incluía dentro del Poder Judicial una estructura ágil y eficaz para entender en los delitos de la subversión terrorista, dado que el Código Penal no lo era para las situaciones que se planteaban. Este tribunal compuesto por tres salas con tres jueces cada una:

Sala 1: Dr Ernesto Ure, Dr Juan Carlos Díaz Reynolds y Dr Enrique Malbrán.

Sala 2: Dr César Black, Dr Eduardo Munilla Lacasa y Dr Jaime Smart.

Sala 3: Dr Tomás Barrera Aguirre (reemplazado luego por el Dr Esteban Vergara), Dr Jorge Vicente Quiroga y Dr Mario Badesich.

Todos de demostrada formación jurídica e idoneidad, este tribunal comenzó a funcionar en el mes de junio con amplia competencia para entender en todo tipo de delitos ya referidos y jurisdicción en todo el país utilizando procedimientos expeditivos que garantizaban la defensa en juicio. Este órgano jurídico no sólo demostró la actitud del gobierno militar de entonces de combatir la violencia revolucionaria bajo el imperio de la ley, sino que en poco tiempo, como una magistratura independiente y cumpliendo una intensa actuación procesó a más de dos mil terroristas y condenó a mas de seiscientos imputados, no habiéndose denunciado ningún desaparecido durante ese lapso en que estuvo vigente este tribunal. De esta forma, la República Argentina, a pesar de estar bajo un gobierno militar de facto, fue precursora en el ámbito regional y latinoamericano al dar una respuesta al fenómeno de la subversión armada terrorista con un sistema judicial que juzgaba y condenaba dentro de la ley.

Se dieron casos como el que relata el ex miembro de la Fuerzas Armadas Peronistas (FAP), de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y de Montoneros, Luis Labraña en la página 265 del libro Volver a Matar de Juan B. Jofre, en el que un juez de esa Cámara Federal ante la posibilidad que una fuerza militar quisiera llevarse por la fuerza a Rosario a un detenido, se quedó a dormir dos días en la cárcel para evitarlo. No obstante esa y otras actitudes de los integrantes de la Cámara para hacer respetar el Derecho, fue denostada por políticos, gremialistas, periodistas y parte de la población influida por la propaganda de las organizaciones terroristas subversivas y de sectores afines, que estaban siendo afectadas por su eficaz labor.

Pese a que este tribunal y su legislación no incriminaba las opiniones políticas ni asumía otras formas de persecución ideológica, desde los partidos mayoritarios –afectados en su “trabajo” por un gobierno de facto– comenzaron a caracterizarla como “represiva” en el intento de identificarla como un “arma de la dictadura militar” contra sus opositores.

En un breve lapso y bajo la responsabilidad de todos, llegó el vaciamiento de la justicia de la mano de la dirigencia política. El 25 de mayo de 1973, al tomar posesión las nuevas autoridades nacionales surgidas de elecciones constitucionales, las primeras leyes sancionadas por el Congreso –que ese día se constituía– disolvieron la “Cámara Federal en lo Penal” que habiendo cumplido con las etapas procesales, había preservado las vidas de los miembros de las organizaciones subversivas terroristas capturados, y junto con esa resolución se dejó sin efecto la llamada “Legislación represiva”, derogándose numerosas normas del Derecho Penal, entre ellas el Art. 80 para que el asesinato de los miembros de FFSS, FFPP Y FFAA no merecieran la prisión perpetua.

A partir de ese día, la justicia fue absolutamente ineficiente para la generalidad de los casos y particularmente, en el juzgamiento de la subversión terrorista, no registrándose ninguna condena por actos terroristas a partir de 1973. Para no abundar en detalles, recordemos que durante el año 1974 la Justicia Federal y Nacional de Buenos Aires trabajó sólo 54 días. Así feneció la justicia en la Argentina, país que quiso encaminar la represión del terrorismo en forma legal y moderna dentro del ámbito nacional, donde los miembros de las organizaciones sediciosas armadas revolucionarias que practicaban el terrorismo como herramienta de dominación ciudadana actuaban con total impunidad, favorecidos por instituciones débiles e ineficientes sistemas de aplicación de la ley.

Un año y un mes después de la disolución de la CAFEPE. El 28 de abril de 1974 un par de jóvenes terroristas, desde una motocicleta, dispararon por la espalda y asesinaron al Dr. Jorge Vicente Quiroga, juez interviniente en la fuga de terroristas de la cárcel de Rawson. También otros dos miembros del tribunal disuelto sufrieron atentados y un tercero un secuestro, lo que obligó a la mayoría de los que habían actuado en la mencionada Cámara a optar por el exilio junto con su familia.

Ese fue el corolario de la eficaz tarea que durante dos años había permitido detectar, identificar, detener, procesar y sentenciar a los principales miembros de las organizaciones terroristas sin apelar a procedimientos fuera de la ley. Para concluir este capítulo es necesario hacer historia recordando que al asumir Héctor Cámpora la Presidencia de la Nación en mayo de 1973, con el respaldo casi unánime de los miembros de ambas Cámaras del Congreso, con la honrosa excepción de dos legisladores, se liberó a peligrosos criminales pertenecientes a organizaciones armadas sediciosas bajo proceso o sentencia judicial, mediante una amnistía sin condiciones que permitió fortalecer y desarrollar la alicaída guerra revolucionaria en la Argentina declamada por todas esas estructuras armadas que dos años después alcanzaron su cima con efectivos de alrededor de veinticinco mil miembros, con un tercio instruido militarmente dentro y fuera del país.

Ese despropósito del presidente Cámpora –avalado por un Congreso complaciente y necio de indultar sin compromiso alguno a más de un millar de terroristas quienes salieron con la intención de “volver a matar”– constituyó la mayor irresponsabilidad política de la historia argentina contemporánea y produjo un hito en el desarrollo de la “guerra revolucionaria” declamada por las organizaciones sediciosas armadas, reforzadas por la recuperación de dirigentes y combatientes cuya captura y enjuiciamiento había costado vidas y sufrimiento a las fuerzas legales (hasta aquí 280 muertos y 1.130 heridos, según el libro Los otros muertos de Carlos A. Manfroni y la Dra Victoria E. Villarruel.

La república quedó inerme ante el flagelo terrorista por la eliminación de la legislación que lo reprimía y se arrasó con un método judicial pionero para combatir a ese enemigo dentro de las normas del Derecho. La suma de esas causas fue la generadora de la tragedia ulterior.


ARGENTINA INEDITA


sábado, 13 de enero de 2018

BANDERA VECINAL CRECE EN TODO EL PAÍS

El Partido Bandera Vecinal, la fuerza político-electoral del Nacionalismo Argentino, inicia el 2018 con un marcado crecimiento territorial en todo el país. La reciente constitución legal en las provincias de Santa Fe, Salta y Mendoza se sumó al intenso trabajo desplegado en CABA, Buenos Aires, Tucumán y Entre Ríos. En las próximas semanas se abrirán nuevas sedes y BV llegará a otras provincias.

Informamos que Bandera Vecinal, conducido a nivel nacional por nuestro Líder Alejandro Carlos Biondini (Kalki), comienza este año proyectando una expansión territorial histórica para el Nacionalismo de cara a las elecciones del 2019, en las que junto a fuerzas afines presentaremos candidato presidencial por el Frente Patriota.

Pocas semanas atrás, el Partido se constituyó legalmente en las provincias de Santa Fe, Mendoza y Salta, distritos en los que ya se comenzaron a cosechar una importante cantidad de nuevas afiliaciones. En breve, las autoridades nacionales de Bandera Vecinal relanzarán el Partido en Córdoba, mientras se prepara el desembarco en otros dos distritos del Noroeste Argentino. Simultáneamente, en febrero se abrirá en la Provincia de Buenos Aires la primera sede en la Segunda Sección Electoral, que se suma a los Centros Patrióticos ya activos en las ciudades de Lanús y Azul.

La provincia de Tucumán, donde BV abrió en diciembre locales en las ciudades de San Miguel de Tucumán y Concepción, ya cuenta con una base de dos mil afiliados y los dirigentes provinciales aspiran a obtener la personería definitiva para mediados de este año. En Entre Ríos está en marcha la próxima apertura de una nueva sede en la ciudad de Paraná, al tiempo que en Santa Fe se conformaron oficialmente dos nuevas delegaciones, una en Rosario y otra en Santo Tomé, las que se sumaron a la sede de la capital provincial, el Centro Patriótico "Brig. Gral. Estanislao López".

En la Ciudad de Buenos Aires, están programados encuentros orgánicos y doctrinarios claves en Casa Patria como en nuestro Centro Patriótico "Héroes de Malvinas" de Villa Urquiza. Muy pronto, tenemos prevista la inauguración de una nueva sede comunal, en este caso en el barrio de Constitución. Asimismo, La Passaponti está ultimando los detalles de una serie de eventos que seguramente concitarán la atención de la juventud.

Desde 1983 a la fecha venimos de una recurrente cadena de engaños y frustraciones. Hoy nuestro pueblo padece este eslabón, esta etapa neoliberal que implementa un ajuste despiadado y un endeudamiento impagable. Paralelamente, se agudiza la crisis de autoridad y representación en nuestro país, con una supuesta oposición totalmente desarticulada, que navega entre la inoperancia, la complicidad y la violencia. En virtud de esta circunstancia, el Nacionalismo comienza a erigirse como una última esperanza y una opción válida para muchos argentinos, procedentes de las más diversas expresiones partidarias y expresiones políticas.

Cumplimos en presentar este cuadro de novedades y señalar que hay un fenómeno creciente y en curso. Tal como dijo nuestro Líder: "En el 2019, haremos Historia".

BANDERA VECINAL
Partido integrante del Frente Patriota


viernes, 12 de enero de 2018

PREPARADOS... APUNTEN...


"Se daba cuenta de que ninguna potencia estaba en condiciones de resistir el desgaste del tiempo; sólo la gloria de quien ha vivido con honor crece con el paso de los años". Valerio Massimo Manfredi

Por 
Enrique Guillermo Avogadro


Cuando la semana pasada me pregunté hasta cuándo la sociedad estaría dispuesta a tolerar, con marcada indiferencia, el permanente chantaje de los eternos dirigentes gremiales, ignoraba que finalmente, y con décadas de atraso, tanto la Justicia como el Ejecutivo, nacional y provincial, habían decidido tomar el toro por las astas y avanzar con la depuración de la corporación más despreciada del país, integrada por delincuentes dispuestos desde siempre a generar los peores conflictos laborales para evitar que se posara sobre sus patrimonios la lupa judicial.

El método extorsivo fue claro -mientras los dejaran incrementar sus negocios personales, ofrecían paz social; de lo contrario, el país se paralizaría- y lo sufrieron tanto los gobiernos civiles cuanto militares; basta recordar que fue nada menos que el Tte. Gral. Juan Carlos Onganía quien les cedió el control de los servicios de salud, tal vez la fuente más importante de ingresos non sanctos de los grandes bonetes del sindicalismo argentino. No voy a mencionar aquí, por ser innecesario, la lista de los jefes gremiales presos -todos obscenos exhibicionistas- pero debo detenerme en los dos poderosos capi de tutti capi, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo.

El primero siente ya el aliento de los ahora atentos jueces en la nuca, y no sólo los locales. Una de sus negadas propiedades, la empresa de recolección de residuos Covelia, es investigada por movimientos de dinero sospechosos por la Justicia suiza; cuando el primer pedido helvético llegó a los tribunales argentinos -simplemente, un listado de las causas penales que involucraran al Negro- éste, a la sazón Secretario General de la CGT, decretó un paro general contra el gobierno de Cristina Elisabet Fernández.

Ayer mismo fue denunciado, conjuntamente con su hijo Pablo, su testaferro Patricio Farcuh y el propio Sindicato de Camioneros, por evasión impositiva por la suma sideral de cuatro mil millones de pesos y el consecuente lavado de dinero. Con la monumental expansión de sus actividades -empresas constructoras, correos privados, fútbol, barras bravas, residuos urbanos, sanatorios, farmacias, hoteles, inmuebles y rodados varios, etc.- y con tantos flancos expuestos, es previsible que ponga a parir al país entero, con la paralización del transporte de alimentos, de combustibles, de basura y de dinero, y habrá que ver cuán dispuestos estamos todos a no ceder ante sus aprietes, ya que dirá mucho sobre nuestra voluntad de modificar el rumbo que llevamos.

Ya su colega gastronómico, que directa y públicamente amenazó a la democracia cuando recordó cómo habían eyectado del poder a Raúl Alfonsín y a Fernando de la Rúa cuando éstos intentaron controlar un poco al poder mafioso del sindicalismo, dio un aviso a la sociedad acerca de qué podemos esperar si los avances judiciales continúan. Como Luisito es muy hábil, sus dichos no resultan punibles, aunque sean muy claros.

Pero lo que enmascara este bandido es que todos sus pares hoy en la cárcel no lo están por ser gremialistas sino vulgares ladrones, y no hay aquí una persecución política, como claman desde Milagro Salas y Luis D'Elía a Cristina Elisabet Fernández, que mandó a La Cámpora a expresar su apoyo a los preocupados "Gordos". Todos estos han esquilmado a sus representados y, en los casos de Marcelo Balcedo y Víctor Santamaría, se transformaron en empresarios de medios de prensa para utilizarlos como escudo; lo mismo hicieron, en su momento, Cristóbal López, Rudy Ulloa Igor y Gerardo Ferreyra, que debieron cerrarlos cuando, con la caída del kirchnerismo, se cortó el acceso a los fondos ilimitados de la pauta publicitaria oficial.

Toda esta movida coincide en el tablero de comando con algunos factores complicados: la inflación, que no cede; la necesidad imperiosa de cerrar los aumentos salariales del año en términos mesurados, es decir, sin reflejar en ellos expectativas pesimistas; y el tratamiento legislativo de la poco ambiciosa reforma laboral que ha enviado el Poder Ejecutivo al Congreso. Es natural entonces que todos -incluidos los bienintencionados- nos preguntemos si estamos sólo ante una serie de movimientos tácticos para obligar a los dirigentes sindicales a "portarse bien" o, por el contrario, ante un verdadero y definitivo cambio en nuestra cultura sociopolítica tradicional.

La libertad concedida por la Cámara Federal a Amado Boudou, que estaba en prisión preventiva desde hace dos meses, acusado de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, y que está procesado y en juicio oral por haberse apropiado de la "máquina de imprimir billetes", da una pésima señal a los descreídos. Porque, a pesar de que muchos lo ignoran, en el caso de los funcionarios públicos, donde la carga de la prueba se invierte, son ellos los que deben demostrar que han obtenido sus fortunas legítimamente. ¡Teléfono para Cristina Kirchner!

Además, deja en evidencia que en la Argentina hay dos "justicias" diferentes: una, correcta, que utiliza el Código Procesal y privilegia el principio de inocencia y permite que los encartados transiten los procesos en libertad hasta el dictado de sentencias definitivas; y otra, caníbal, que sólo busca venganza y en la que todos los cimientos del derecho de la civilización occidental, incluida la irretroactividad de la ley penal, se ignoran para mantener en prisión preventiva a centenares de ancianos enfermos por lapsos que, en muchos casos, superan los diez años (el máximo legal es de dos, prorrogable fundadamente por sólo uno más). Los argumentos garantistas utilizados por los magistrados ahora para beneficiar el ex Vicepresidente -imposibilidad de alteración de las pruebas e inexistencia de peligro de fuga- ¿no son aplicables a los presos militares?

¿Irán las organizaciones sociales y de izquierda a "escrachar" al ex Vicepresidente a su inexplicable piso de Puerto Madero o al nuevo de Barracas, como hicieron con el Comisario Miguel Etchecolatz, a quien concedieron la prisión domiciliaria con pulsera electrónica a pesar de sus 88 años y del cúmulo de dolencias que padece? Porque, siendo de público y notorio conocimiento que Amado Boudou fue miembro esencial de la asociación ilícita que saqueó el país hasta la extenuación durante la década más favorable para la economía nacional en más de un siglo, algo debería motivarlas a actuar, ya que dicen representar a los excluidos y a los pobres que sufren en carne propia -en falta de educación, alimentos, salud, vivienda, pavimentos y cloacas- la falta de esos cuantiosos dineros robados.

Nuevamente, el verano será caliente, y no sólo por las altísimas temperaturas que estamos soportando en Buenos Aires: en febrero, comenzarán, conjuntamente con la actividad judicial a pleno, las sesiones extraordinarias convocadas por el Ejecutivo para trata algunos proyectos de ley, digamos, menores; pero en marzo es probable que veamos otra vez conflictos callejeros, cuando comience a tratarse la reforma laboral. ¡Ojalá hayamos madurado para entonces!

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado



jueves, 11 de enero de 2018

¿AYUDA HUMANITARIA? SOLO PARA ALGUNOS...



Mi abuela, mi tía... y mi viejo.

A los tres vi morir de cáncer.

Las probabilidades de la genética indican que tal vez, algún día me toque a mí.


Ni siquiera quiero recordar los sufrimientos, pero cierro los ojos hasta el día de hoy, y a pesar de tantos años, aún los veo sufriendo.

Muchas veces la vida me pone de frente al odio visceral. Y me cuestiona, y me pregunto. Y juro que desde el fondo del corazón, me brota siempre la misma respuesta: No se lo deseo ni a mi peor enemigo.

Visito enfermos... visito presos... no digo que lo hago: lo hago.

Y no lo hago ni lo digo para ostentar laureles, sino que lo hago, lo digo y lo publico con la ilusión cada vez más desilucionada de generar conciencia. O movilizar corazones endurecidos. Y para que otros recuerden que salud y felicidad son apenas momentos, y no eternidad.

A veces funciona... A veces no.

Hoy, a un tipo que detesto por mil razones que no vienen al caso, el gobierno que yo voté le concede ayuda humanitaria.

Resulta que el tipo al que yo detesto por razones que no vienen al caso, tiene un cáncer terminal y sufre lo que no le deseo ni a mi peor enemigo.

Yo aplaudo la actitud del gobierno que voté, con las mismas fuerzas con las que puteo al ver que no hace lo mismo con todos los ancianos y enfermos encarcelados por haber combatido al terrorismo en los 70.

En ese doble estándar de ayuda humanitaria, sin dudas, el gobierno que voté, yerra. Yerra tanto como vos y como yo, que no logramos hacer que este gobierno se conmueva humanitariamente a favor de estos ancianos y enfermos encarcelados... que hoy mueren abandonados y olvidados por casi todos.

Escribidor contumaz.


Horacio Ricardo Palma


miércoles, 10 de enero de 2018

GRABOIS, EL PAPA Y CRISTINA

Juan Grabois es un soldado del Papa y de Cristina. Hasta hace una semana era asesor de Francisco en el Consejo Pontificio de Justicia y Paz. Es uno de los argentinos que más diálogo y cercanía tiene con el Santo Padre. Grabois dice que no es kirchnerista y que nunca se afilió a ningún partido político pero, toda su actuación, es funcional a los cristinistas más fanáticos y fundamentalistas.

Por Alfredo Leuco


Es abogado defensor de Milagro Sala, de Luis D’Elia y dice que el “vicio del gobierno de Macri es la violencia
 y que por eso persiguen a Cristina y su familia”.

Asegurar que Milagro Sala y Cristina son dos perseguidas políticas es ignorar o no querer mirar los bolsos llenos de dinero, las megacoimas, el enriquecimiento ilícito y el saqueo al estado que lideró la ex presidenta mediante una asociación ilícita, tal como la acusa la justicia.

Lo más grave de sus declaraciones recientes fue comparar al presidente Mauricio Macri con Fernando de la Rúa. No se sabe si fue un análisis o una expresión de deseo. Igual que cuando dice que hay un futuro negro y muy complicado en la Argentina.

Ricardo Roa lo definió en una rigurosa columna como el líder de “grupos que actúan en los bordes del sistema democrático para presionar al gobierno a cambio de fondos”.

Grabois caracteriza al presidente Macri mas allá de decir que su vicio es la violencia “como un liberal posmoderno y un populista de derecha que heredó una fortuna de la corrupción de estado”. De la fortuna de Máximo y Florencia no dice una palabra. Para él, son perseguidos políticos.

Grabois acusó a Roa de ser “un triste escriba colonial” al que “no le da la nafta para pelear con el Papa que está en otra categoría”. Lo dijo por twitter.

Yo defino a Grabois como un peronista chavista papista pero en la revista de la Universidad de San Martín lo caracterizaron como “de formación marxista con influencias católica y peronista”.

A Marcelo Longobardi y Jorge Lanata con los que discutió duramente al aire en radio Mitre, los llamó “moralistas inmorales, violentos y autoritarios”. Y eso que el Papa recibió a Longobardi y familia con mucho afecto y cordialidad.

Entre otras definiciones sesgadas por su fanatismo e ideologitis asegura que 
el RAM es un invento de Patricia Bullrich y el gobierno para estigmatizar a los pueblos originarios y crear un enemigo interno”. Ignora la sucesión de hechos violento como incendios, ataques con palos y piedras, toma de tierras que los RAM han ejecutado y reivindicado en comunicados oficiales, escondidos o disfrazados detrás de los reclamos territoriales de los verdaderos mapuches que son pacíficos y trabajadores.

Grabois ignora que hasta la propia Michelle Bachellet, ex presidenta socialista de Chile, calificó a los pares del RAM trasandinos como “terroristas” y por eso exigió la extradición de Jones Huala. Salvo que Bachellet también tenga como vicio la violencia y sea una oligarca de derecha y no la heredera del socialismo honrado y democrático de Salvador Allende y Ricardo Lagos.

Abogado y licenciado en Ciencias Políticas, Juan Grabois tiene 35 años y tres hijos. Se fue al sur a buscarse a sí mismo y regresó liderando cooperativas de cartoneros. Su capacidad de convocatoria a las marchas es apenas modesta pero su estrecha amistad con el Papa Francisco y Marcelo Sánchez Sorondo le otorga un poder celestial. 


Es un aliado de Emilio Pérsico, líder del Movimiento Evita y ex integrante de Montoneros y Quebracho. Es hijo de Roberto “Pajarito” Grabois, fundador del FEN, Frente de Estudiantes Nacionales, cuadro destacado de Guardia de Hierro, organización del peronismo de derecha, enemiga de Montoneros, en la que militaron varios destacados dirigentes como José Luis Manzano, Guillermo Moreno y el propio Papa Francisco además de Julio Bárbaro que fue padrino de bautismo de Juan Grabois, de padre judío y madre católica llamada Olga.

En una columna en Página 12, Grabois, con el mismo fanatismo que todo lo lleva al extremo y la exageración, escribió lo siguiente, escuche por favor que vale la pena: “Es precisamente la muerte de Milagro Sala, ya no tengo la menor duda, lo que están buscando algunos sectores del poder, muy particularmente aunque no exclusivamente, en Jujuy. No es una metáfora ni una sugerencia: me refiero a su muerte física. Y si es un suicidio o una trifulca carcelaria, tanto mejor para ellos. En su odio ideológico, clasista, xenófobo y misógino que han demostrado con creces, la ven como un trofeo de guerra y quieren clavar su cabeza en una estaca”, para poder decir: “Se suicidó la india patasucia, se mataron entre negras”.

Alguien que se dice católico y defensor de los derechos humanos debería escuchar aunque sea una vez a las víctimas de Milagro Sala. No digo que escuche a Gerardo Morales o Jorge Lanata que fueron atacados por la comandante de la Tupac Amaru que está detenida. Grabois debería atender las denuncias de los jujeños y jujeñas más humildes que han sido humillados, torturados y en algunos casos reducidos a la esclavitud y a la servidumbre por quien tiene mucho de resentimiento y poco de intenciones de liberar y emancipar a los que más sufren los rigores del capitalismo salvaje.

Es incomprensible que su anteojera kirchnerista no le permita ver la violencia de género que produjo Milagro con tantas mujeres que no se quisieron arrodillar ni subordinar a sus órdenes. Es insólito que el colectivo “Ni Una Menos” haya sido aparateado por las militantes cristinistas para imponer a Milagro Sala como un emblema de su lucha cuando en realidad es todo lo contrario, una victimaria, una brutal golpeadora de mujeres. ¿Eso es progresismo o fascismo de izquierda o feudalismo corrupto?

La jefa tupaquera, la flaca, la gobernadora paralela de Jujuy que hoy está detenida a derecho, era de una crueldad digna de un capanga.

Amenazas de muerte, de sacarle o no darle una vivienda o una vacante en la escuela para sus hijos eran una constante de Milagro y su grupo de tareas encabezado por quien es apodada Shakira y también está detenida. Robos y estafas con los fondos que sacaban con bolsos de los bancos y devolvían en forma de coimas en la Quinta de Olivos, relaciones con los narcos de Bolivia, enriquecimiento ilícito, cientos de viviendas que no se hicieron, mansión para Milagro, autos para su familia. Todos los delitos todos. Hay que preguntarle al Perro Santillán, clasista y combativo al que Grabois supongo que no acusará de terrateniente. Hay que preguntarle por las patotas de Milagro, por las armas que manejaban y por esa idea de sentirse dueña de la vida y la suerte de los jujeños.

Si faltaban tres veces a una marcha le sacaban la casa. Por eso no las escrituraban.

Sin embargo el Papa la trata como a una hija: “comprendo su dolor y su sufrimiento”, le puso en la carta el Santo Padre a Milagro y no a sus víctimas. Lo mismo con los rosarios bendecidos. Fueron para la acusada y condenada y no para quienes la padecieron.

El obispo Marcelo Sánchez Sorondo declaró en Clarín sobre Milagro Sala, algo que es bizarro por donde se lo mire. Dijo que Milagro dijo “yo habré robado pero hay gente que robó mucho más y sin embargo no está presa”. Un par de preguntas: ¿Cuándo dijo eso Milagro? ¿A quién se lo dijo? Sanchez Sorondo debería aportar esos datos a la justicia. Porque Milagro reconoce que robó. Y otra pregunta: ¿A Quién se refiere Milagro cuando dice que otra gente robó mucho más? ¿A Cristina?
Jorge Fernández Díaz, en su brillante editorial de La Nación citó el libro de Juan José Sebrelli titulado: “Dios en su laberinto”. Allí define al Papa Francisco como un “conservador popular” y a sus apóstoles los critica porque “no encuentran en la pobreza una carencia y si una virtud” y se proponen “para gerencias la dádiva y no para ayudar a salir de la pobreza”. Provocador, como siempre, Sebrelli nos obliga a pensar en otra columna sobre el rol del Papa en la Argentina actual.

Asegura que, igual que Perón, le dice a cada uno lo que quiere escuchar y que “con el pretexto de acoger a los pecadores arrepentidos recibe a corruptos no recuperables”. Es un tema para otro día. Y Grabois debería saberlo para poner el grito en el cielo.


martes, 9 de enero de 2018

¿QUÉ ES DE LA VIDA DE NICOLÁS KASANZEW, "LA CARA DE MALVINAS"?


Fue corresponsal de tres guerras y afirma haber sido prohibido; habló sobre su presente, las islas y su nuevo amor.

Por Paula Soler


Hay una generación que lo recuerda vagamente: con su abrigo amplio, polera, micrófono en mano. Con sus 34 años, el habla clara, la mirada expectante. Sus interlocutores tienen cascos verdes y medias sonrisas. El escenario: una perla austral perdida... No. Querida. Fría, ventosa, lejana. Triste. Nuestra. El recuerdo, en blanco y negro o en tecnicolor, suena también con esa marcha, con una plaza que grita ´vivas´ y también abuchea, y con voces maternas que aconsejan: "Comé todo, que los soldaditos de Malvinas no tienen qué comer". Cartas, sweaters y chocolates en cajas. El pensamiento, también vago, en las cabezas de quienes fueron niños en el '82: "Seguramente ya va a mostrar cómo les llega todo esto a los soldados... héroes".

Nicolás Kasanzew , en un mediodía cálido, entra Florida Garden. El bar notable, que supo recibir a glorias pasadas como Jorge Luis Borges, fue elegido por él como punto de encuentro. Quien fue el cronista de guerra del antes llamado Canal 7 llega con una camisa celeste y pantalón de vestir. Elegante, saluda con amabilidad. Se disculpa por los pocos minutos de demora. El habla clara, la mirada opaca. Viene de Maswichtz, donde vive. Sus ojos, durante la entrevista, se iluminarán al hablar de la adrenalina del periodismo, al dar algún dato que puede generar polémica y cuando presenta a su flamante esposa, Teresa. Sí, Kasanzew llega acompañado por la mujer con la que se casó hace pocas semanas. Jovial, simpática, de colores.

Kasanzew nació en 1948 en Rusia y a los cinco meses viajó con su familia a la Argentina. Los hechos bélicos parecen signar la vida de este periodista que es hijo de un militar que luchó en la Segunda Guerra Mundial y es descendiente de oficiales del Ejército del Zar. Si bien la consigna es hablar sobre su vida actual, las islas son un terreno obligado. Más cuando este año se cumplen 175 años del desembarco inglés en lo que es parte de la plataforma marítima argentina. Y más, cuando su trabajo como periodista en el país se entorpeció luego de la guerra. Dice que lo prohibieron tanto los militares como el gobierno democrático de Raúl Alfonsín.

Será por eso que aún hoy el nombre Kasanzew sigue sonando a Malvinas para muchos. Su carrera periodística excede en décadas los 74 días que duró la guerra contra los ingleses, pero no le molesta seguir cargando ese abrigo amplio, polera y micrófono. Hace una causa de ello: "Alguien tiene que contar la guerra", explica. Quiere desenterrar a los soldados vivos y muertos de la llamada desmalvinización, la campaña por la cual se estigmatizó y se pasó al olvido todo lo relacionado con la gesta. Explica que los militares quisieron despegarse de la derrota y los gobiernos democráticos, que le siguieron, alejarse de toda relación con la dictadura, "a pesar de las grandezas que se dieron en batalla", dice.

- ¿Por qué ocultar las grandezas y no capitalizarlas, ya en democracia?

- Mirá, uno de los grandes desmalvinizadores fue Ricardo Alfonsín por una cuestión increíblemente personal.

Toma un trago de su taza y se prepara para dar el dato que iluminará su mirada con una media sonrisa.

-Muchas veces la pequeña historia explica la gran historia. Hubo una camada del liceo militar donde estaba Alfonsín, Jorge Arguindegui, Jorge Anaya y Leopoldo Fortunato Galtieri. Aparentemente, Alfonsín era considerado el gordito gilún al que Galtieri molestaba y Arguindegui defendía. Esa relación de amor odio siguió toda la vida. Cuando empiezan a meter presos a los militares [en la vuelta de la democracia], dejan libre al principal responsable de la desaparición de personas que era el ministro del interior, Arguindegui. No lo tocaron nunca porque era amigo personal de Alfonsín. Alfonsín le tenía una tirria tal a Galtieri que hasta prohibió festejar el 2 de abril [día en el que los argentinos desembarcaron en las islas]. Justicia poética: a él lo enterraron un 2 de abril. El entendía que Galtieri había entrado en la historia, entonces cuando propone pasar la Capital Federal a Carmen de Patagones, Viedma, un periodista le dice: ´Pero, presidente, esto va a salir muchísimo dinero´. A lo que él le dice: ´La guerra de Malvinas también salió muy cara´. Estaba compitiendo con Galtieri.

Kasanzew dice que las razones para desmalvinizar se basaban en la relación directa entre la dictadura y la guerra. "Son dos cosas diferentes. La decisión de desembarcar en las islas no fue una ´locura de un borracho´", explica, en referencia al entonces jefe del gobierno de facto Galtieri. Afirma, en cambio, que los militares "pisaron el palito" de Inglaterra y los Estados Unidos. Que en el 82 el gobierno de Margaret Thatcher y el almirantazgo inglés estaban en crisis y que una victoria frente a un gobierno militar sudamericano les ayudaría a levantar su imagen. Incluso, asegura que por eso la mandataria ganó más tarde las elecciones. Sería similar el beneficio para los militares argentinos, a quienes se les había asegurado una victoria gracias al apoyo de los Estados Unidos, que jamás se dio.

- Los militares de alto rango no tienen perdón. Eran militares de escritorio. Los que se destacaron fueron los oficiales jóvenes, los suboficiales y los soldados. Con Alfredo Lamela, el camarógrafo, hacíamos una broma en nuestras recorridas, decíamos que si veíamos a alguien de un grado superior de Teniente primero, teníamos que pedir un deseo porque era como encontrar un trébol de cuatro hojas. Lo triste es que después los soldados volvieron escondidos, entre gallos y medianoche. La población argentina, exitista, no los recibió como héroes. Les decían ´cagones, perdieron la guerra´.

A él, como a muchos ex combatientes, le tocó el no conseguir trabajo al volver de la guerra. "Un periodista de la NBC, Charly Gómez, - dice- a quien conocí cuando cubrí la guerra civil en Nicaragua para Mónica Presenta, me dijo: ´Felicitaciones, de ahora en más ni vos ni tus hijos van a tener problemas de trabajo en la Argentina´. Pero qué equivocado estaba. Es que en otros lugares del mundo la experiencia bélica habla de liderazgo, de resiliencia, de equipo. A mí me prohibieron el secretario de Cultura de Alfonsín, Carlos Gorostiza, y su subsecretario, Marcos Aguinis. No podía trabajar en los medios. Era la cara de Malvinas".

- ¿Qué sintió en ese momento?

- Después de la guerra, los combatientes suelen tener pesadillas con la muerte; yo comencé a tener pesadillas recurrentes con que me quedaba sin trabajo. Es lo peor que me puede pasar.

- Lo relacionaban también con los discursos triunfalistas. Gómez Fuentes, el conductor del 7 que presentaba sus informes desde Malvinas, afirmaba que estábamos ganando...

-El sí, pero yo nunca fui propagandista, yo era periodista. Lo puedo comprobar por ejemplo con los telex que le enviaba a la revista Siete Días, después me sacaban y ponían lo que querían. Nunca dije que ganábamos. Imaginate que el 90% de lo que grabamos con Alfredo Lamela, el camarógrafo, fue destruido por los censores. Si yo hubiese sido coincidente con la censura eso no pasaba. Yo desafié a Gabriela Cerrutti a que encontrara una frase exitista en todo el material fílmico.

La última frase hace referencia a quien hace 10 años era legisladora porteña y que pidió bajo ese argumento que el periodista no cobrara la pensión de guerra dada a los que estuvieron en las islas durante el conflicto armado (civiles y militares).

Luego de Malvinas y colaboraciones esporádicas en algunos medios, dejó la Argentina a principios de los 90 con ofertas de trabajo desde Miami. Allí trabajó 17 años en varios medios hispanohablantes, como Univisión y la NBC. Cuenta que su carrera no se basa sólo en ser corresponsal de guerra: "Lo mío era el magazine, entrevisté a personalidades como Muhammad Ali, a Henry Kissinger, a la doctora Ana Aslan, la precursora de los tratamientos antienvejecimiento, y más".

Kasansew también escribe canciones. Sí, las musicaliza un amigo de él y otro le pone la voz. Una de las primeras que escribió se la dedicó a un soldado de Malvinas. "En la guerra hubo actos de amor desinteresados. Oficiales y soldados dieron la vida por gente de la que no sabía quizá ni el nombre -cuenta-. Le escribí una canción al soldado Jiménez, el Sombra, porque como era soltero y sin hijos decía: ´Mandame al Pucará a mí que ese es papá y yo no´. O ´que está casado y yo no´. Y así murió".

Son varias las canciones que Kasanzew escribió inspirado en Malvinas y las compiló en el disco Quijotes de Malvinas. Su última composición se la dedicó a Teresa, video incluido. Pero ella no quiere ser la protagonista de la entrevista. Con una sonrisa, dice: "Hablá de las charlas que das por el país. Los chicos quedan encantados cuando lo escuchan". Teresa es consultora de prensa y se hace un tiempo en su profesión para acompañarlo.

Cómo explicar la guerra

Otra de las actividades actuales de Kasanzew es dar charlas por el país sobre su paso por las islas. Cuenta que en el sur es donde más interés suscita. Que los jóvenes se sienten inspirados en los relatos sobre los héroes y sus gestos, lo cual sirve para un reconocimiento real, más allá de los discursos. Aunque aclara que si bien ese es su granito de arena, una reivindicación oficial sería lo mejor.

-¿Qué opina del acuerdo del Gobierno con Inglaterra para la identificación de los restos de soldados en el cementerio de Darwin? ¿Puede ser eso una manera de reivindicación?

- El mérito de este gobierno sería dejar de darle la espalda a los combatientes. Cuando hace un par de años desfilaban después de las tropas en el desfile del 9 de julio en Buenos Aires, Macri se retiró del palco antes de que pasaran y volvió una vez que ya habían pasado. Entiendo la importancia que tiene para las madres de los caídos la identificación de sus hijos, pero pienso que eso no constituye una reivindicación. La reivindicación esperada es que los reconozca la sociedad argentina como honrosos defensores de la patria y se deje atrás el clisé infamante de supuestos "chicos de la guerra".

-¿Vio la lista de los 88 identificados?

- No la vi, pero es probable que haya algunos que conocí. Por ejemplo, conocí al soldado Elbio Araujo, le saqué una foto y muchos años después cuando se la mostré a su hermana Maria Fernanda, lo identificó como su hermano. Se emocionó mucho y me contó su historia, que yo publiqué en mi libro La pasión según Malvinas. María Fernanda me dijo en ese momento que no tenían ninguna foto de su hermano en Malvinas.

-¿Lloró en Malvinas por la muerte de algún combatiente?

-Cinco personas con las que compartí muchos momentos en Malvinas, murieron en combate. Los lloré a los cinco.

-¿Influyó el kirchnerismo en un avance en la reivindicación de los soldados?

-El kirchnerismo siguió con la desmalvinización e inclusive la profundizó. Puso como referente de Malvinas a alguien que jamás peleó, Edgardo Esteban, un tipo del grupo de artillería 4 que apenas empezó la guerra entró en pánico. Su jefe le tuvo lástima y lo puso en una casilla del pueblo. Una noche se negó a hacer una guardia y fue en su lugar otro soldado. Cayó una bomba y lo mató. Fatalidad. Pero el tipo volvió y dijo que sus compañeros eran los cobardes. Y a él, que no peleó y fue un cobarde, Cristina lo puso como referente de la guerra de Malvinas.

-¿En qué la beneficiaba hacer eso?

-Servía para seguir demonizando a los militares porque ese era el discurso. Ellos [por los kirchneristas] eligieron a los militares como enemigo para que los organismos de derechos humanos y la izquierda hicieran la vista gorda ante el latrocinio: ´Roban, pero juzgan´.

-¿En qué sumaría el reconocimiento histórico de los soldados y de la guerra, desterrar la desmalvinización?

-Es un tónico moral para la población, mostrar que hay gente que se juega a cambio de nada, por amor. Los héroes son los únicos que pueden transmitir valores eternos. El coraje, la abnegación, la generosidad. No se pueden transmitir valores con discursos, porque los chicos no escuchan discursos. Sólo con ejemplos. Si se pudiera transmitir el amor desinteresado al país que tanta falta le hace, ese mismo de quienes dieron la vida por él, hasta la corrupción bajaría. Por eso el culto a los héroes es esencial en cualquier país del mundo. Hoy tenemos héroes de carne y hueso, el equivalente del Sargento Cabral, y no los aprovechamos.

- Usted defendió a un par de militares que son acusados de violación a los derechos humanos como Enrique Stel y ...

-Sí, y pongo las manos en el fuego de que jamás habrían cumplido una orden aberrante.

- ¿Por qué lo hace? Una cosa es lo que usted vio en Malvinas y otra lo que ellos habrían hecho durante el proceso.

-Porque sé que son tipos de honor. Además, algunos de los juicios están armados con testigos preparados, testimonios armados.

-¿También las denuncias contra César Milani, ex jefe del Ejército del gobierno de Cristina?

-De él creo cualquier cosa. Un tipo que es chorro, es inmoral en todas las esferas.


En el bar una pantalla suscita interés. El zócalo reza que en el submarino Ara San Juan habría habido una explosión. Las imágenes muestran a los familiares gritar con las manos hacia el cielo. Un mozo sube un poco el volumen. Teresa se lamenta. Las imágenes inspiran una conversación sobre "los 44". Kasanzew aporta su experiencia como corresponsal de guerra y conocedor del paño militar, aunque aclara que él no se especializa en ese tema.

- Hay familiares del personal del submarino que sabían que no tenía mantenimiento. Uno tiende a preguntarse ´si la tripulación lo sabía, ¿por qué se presta a subir?´

-Porque es su deber, es gente de deber y amor. En la guerra de Malvinas teníamos aviones modernos como los Thunder y A 4 de 1950 y pico con los cuales diezmamos a la flota inglesa y los pilotos salían con los asientos eyectables vencidos. Después de Malvinas las proezas de los pilotos argentinos cambiaron las estrategias en todos los ejércitos del mundo. Un capitán, Carballo, un héroe de la aviación argentina, va a los Estados Unidos a una charla y un oficial le pregunta: 'Cuando usted escuchaba la alerta del radar warning que tenía un avión atrás, ¿qué sentía?'. 'Nada', le contestó. 'Ah, qué valiente'. No, no tenía radar warning'.

- Lo que pasa hoy con los submarinos, ¿pasó en Malvinas?

-No. En los años previos al golpe de Estado se había acumulado mucho material bélico nuevo, pero así como teníamos equipamiento de muy buen nivel, teníamos equipamiento obsoleto. Pero antes tenían horas de vuelo, entrenamiento. Ahora estamos atrasadísimos en todo, cuando todos los países vecinos están armados hasta los dientes. El año que viene tenemos el G20 y no tenemos aviones con los cuales brindarles seguridad a los estadistas. Se está hablando de contratar pilotos extranjeros. Llegar a que nuestro cielo sea custodiado por aviones extranjeros...

Kasanzew vivió en los Estados Unidos junto a quien era su esposa y sus cuatro hijos varones. Con el tiempo, dos de ellos abrazaron el periodismo. Pero él no quiere hablar de sus herederos. Hace un par de años volvió solo al país para sentar raíces nuevamente. Participó en algunos programas de televisión para hablar de Malvinas y luego recibió un par de ofertas de trabajo que quedaron en nada.

Ahora está escribiendo otro libro. "Es sobre mis andanzas por el mundo: guerras, personajes, experiencias únicas", dice. Sus anteriores libros también hablaron de sus recorridos: El Zar y la Revolución; La pasión según Malvinas; Malvinas a sangre y fuego.

Este año se reencontró con Teresa, de quien se había enamorado hace muchos años, pero la vida los había separado. Facebook de por medio, se contactaron, se dieron likes, se enviaron besos en comentarios de fotos, y vieron que aún estaban enamorados. Ambos cuentan su historia con entusiasmo. Él le ofreció casamiento en el primer reencuentro. Ella se rió. "Me pareció que lo decía porque es un amoroso, sólo eso", recuerda ella. Al poco tiempo estaban juntos, en un casamiento a plena luz del día.

"En enero viajamos a Miami porque tengo el proyecto de hacer un programa sobre historias de vida extremas. Están interesados, pero a mí me gustaría trabajar acá. No me quiero ir. La tele está lleno de chismes, hasta en los noticieros, un programa así acá sería interesante", dice sobre sus planes y deseos a futuro.

Su esposa explica que la imagen del periodista aún está muy relacionada con Malvinas y eso es una traba para que consiga trabajo en la Argentina. El opina que quizás no es tan así. Sabe idiomas, sabe ruso, fue corresponsal de tres guerras y una colega una vez le dijo que esas características y su experiencia levantaban demasiado la vara y eso daba recelos. Se habla del Mundial que se viene, en su Rusia natal. Comenta que su hijo, que trabaja en Univisión como periodista deportivo, ya le pidió data, incluso sobre Kissinger, a quien entrevistará 30 años después de que él mismo lo hizo.

Teresa saca su celular. "Mirá las fotos de la boda", dice con una sonrisa. Cuenta que la celebración, con sólo 50 personas, fue muy agradable, amorosa, que por su parte fue su familia más cercana, fueron sus sobrinos, "sus chicos". También relata que estuvieron presentes dos de los hijos de Nicolás. Él escucha como ausente, hasta que repara en una de las imágenes y dice: "Este señor era amigo de mi papá, lucharon en la Segunda Guerra Mundial codo a codo, cumplió 94 años y está enterísimo. Anda todos los días en bicicleta. Fue como tener a mi papá en mi casamiento". La mira a Teresa. Los ojos encendidos por el pasado y el presente.


LA NACION 


lunes, 8 de enero de 2018

EL VERDADERO PROGRESISMO

Uno de los aspectos más desastrosos de la gestión kirchnerista fue su política de transportes. El populismo y la corrupción se combinaron en un cocktail explosivo.

Por Jorge R. Enríquez

Durante muchos años se congelaron las tarifas de los transportes. Con la constante suba de la inflación, alcanzaron un valor, en términos reales, que prácticamente los convertía en gratuitos. Una bella ilusión.

Lamentablemente, como expresó alguna vez Milton Friedman, "no hay tal cosa como un almuerzo gratis". Lo que alguien no paga, lo paga otro. O también él mismo, por otras vías. En este caso, la inflación.

Para que las empresas pudieran prestar los servicios pese a una tarifa que no cubría ni mínimamente sus costos, se estableció un sistema de subsidios para los empresarios. Estos y los más altos funcionarios del gobierno se vieron beneficiados. Los empresarios, porque no eran controlados: bastaba que firmaran una declaración en la que manifestaban cuántos viajes realizaban y cuántas personas transportaban. 

Tamaña generosidad gubernamental era, por cierto, recompensada por los beneficiarios, con jugosas coimas.

Mientras tanto, nada se hacía por invertir en mantenimiento e infraestructura. La tragedia ferroviaria de Once fue la manifestación más dramática de esa desidia.

Ese sistema no puede continuar. Sus aristas corruptas fueron desmontadas apenas Cambiemos llegó al gobierno.

El populismo tarifario comenzó también a revertirse, con el gradualismo que caracteriza a la administración de Mauricio Macri. Ahora se han hecho anuncios de un plan completo y sistemático destinado a imponer al mismo tiempo la racionalidad y la equidad en un sector tan importante.

Las tarifas se incrementarán progresivamente. Los sectores de menores recursos pueden acceder a la tarifa social. Asimismo, se implementará, a partir del primero de febrero, una modalidad tarifaria que permitirá que la persona que combine diversos medios de transporte público, pague su segundo boleto con un descuento del 50%, el que será del 75 %, a partir del tercero en adelante, beneficiando a quienes toman varios transportes por día para ir y volver de sus trabajos.

Los beneficios de esta Red SUBE se acumulan con los de la Tarifa Social que ya implica un 55% de descuento en el valor del boleto.

Quiénes son los beneficiarios de la Tarifa Social?
Jubilados y Pensionados, Personal de trabajo doméstico, Beneficiarios de la AUH, Asignación por embarazo, Ex combatientes de la Guerra de Malvinas, Progresar, Argentina Trabaja, 
Ellas Hacen, Monotributo Social
, Pensiones No Contributivas.

Cabe destacar que las últimas 4 categorías fueron incluidas durante el 2016 y que la cantidad de beneficiarios de la tarifa social llega a las 3.8 millones de personas, con un incremento respecto a 2015 de un 81%.

Esto es progresismo en serio, al igual que la construcción de cloacas, caminos, la iluminación, etc.

El resto de los usuarios debe pagar tarifas más vinculadas a los costos. Aun con las subas, estas serán menores, no ya que comparadas con las ciudades del mundo desarrollado, sino con las que pagan los usuarios chilenos, uruguayos o brasileños.

Esa era la extraña noción de progreso social del kirchnerismo. El populismo sacrifica el futuro en el altar del presente. El sistema que dejamos atrás era insostenible y además era injusto. Como en todas las facetas de su gestión, Cambiemos no les miente a los ciudadanos, como hacían descaradamente los Kirchner. Al decirles la verdad, los trata como adultos; es decir, los respeta.

Solo los argentinos, con nuestro esfuerzo, podremos superar las catástrofes del populismo. No serán los noruegos ni los australianos los que nos pagarán el transporte. Lo deberemos hacer nosotros. La cuestión es sobre quiénes recaerá el peso mayor. Cambiemos decidió que no sea sobre los más vulnerables, ni directa ni indirectamente. Eso es progresismo real. Por una curiosa particularidad de este tiempo, hoy se denominan progresistas aquellos que postulan lo contrario, es decir, la inequidad social.

Dr. Jorge R. Enríquez
Diputado Nacional (Cambiemos) - CABA


domingo, 7 de enero de 2018

LA CAUSA QUE INVOLUCRA A HEBE DE BONAFINI TODAVÍA NO FUE ELEVADA JUICIO ORAL: ¿QUÉ ESPERAN ESTOS JUECES?

La causa sobre la construcción de viviendas, en la que están involucrados el ex presidente, la ex presidenta, Hebe de Bonafini y cía. está planchada. En nuestro país los poderosos tienen coronita: cuando van presos se enferman y los mandan a sus mansiones y los pobres que robaron una gallina están olvidados en las cárceles. No sólo porque tiene buenos abogados los poderosos sino porque los mismos jueces que los investigan no se animan por varios motivos, que no es el momento de explicar.

Por Jorge Vitale

La Cámara de Apelaciones dejaría sin efecto la libertad por falta de mérito de Julio de Vido y de gobernadores e intendentes. Pedirá investigar a otros, como Sergio Massa, y confirmará todos los procesamientos dictados en el mes de mayo del 2017. La Unidad de Información Financiera (UIF) pidió anular la falta de mérito del ex ministro de Planificación y procesarlo por su responsabilidad en el desvío de pesos destinados al plan de viviendas sociales de las Madres de Plaza de Mayo.

El organismo, que dirige Mariano Federici y que es querellante en esa causa, entregó una serie de informes sobre el circuito de plata negra escondido detrás del plan “Sueños Compartidos” y que sirvió para aumentar el patrimonio de los Schoklender y otros de los involucrados.

Desde la cárcel de Ezeiza, José López reaccionó sorprendido el caso Sueños Compartidos. No por su procesamiento, casi previsible a esta altura, sino por la falta de mérito con la cual fue beneficiado su ex jefe, el ex ministro de Planificación Julio De Vido. “¿Yo procesado, y Julio con falta de mérito?”, lanzó al aire. Y siguió mascullando bronca en silencio.

Aunque el kirchnerismo decidió “abandonarlo” después del episodio de los bolsos con dinero en el convento de General Rodríguez, López no da señales de querer hablar ante la Justicia. Muchos menos de convertirse en un arrepentido.

López reaccionó sorprendido ante la falta de mérito de De Vido, pero midió sus palabras. “Él sabe que no dio las órdenes en el tema Sueños Compartidos y tampoco eligió los municipios donde iba el dinero”, dijo uno de los pocos interlocutores que le quedan.

El juez Martínez Di Giorgi no sólo planchó la causa durante seis años, si no que se olvidó de procesar a los funcionarios más importantes del ex Gobierno Nacional. Julio De Vido, Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y a otro Gobernadores e intendentes. Siempre manejó la causa Sueños Compartidos en forma política pero nunca jurídica.

Cuando realicé la denuncia por Sueños Compartidos, el 20 de Mayo de 2011, imputé a Aníbal Fernández, Julio De Vido y Hebe de Bonafini y quien resultare responsable. Por eso considero que a los funcionarios más importantes no los procesó, y es más, ésto ha tenido una razón de ser: ya que cortando la investigación en el secretario de obras públicas como era José López, de esta manera, no se procesaba a Fernández, a De Vido, pero fundamentalmente no había conexión con Cristina Fernández de Kirchner y a las responsabilidades civiles que pudieran corresponderle al difunto Néstor Kirchner.

¿Cómo puede haber un faltante de doscientos millones de pesos ($ 200.000.000) cuando la fundación recibió mil doscientos cincuenta millones de pesos ($ 1.250.000.000) y sólo entregó el 20% de las viviendas programadas?. Es decir, una de cada cinco y por otra parte esas entregadas, según un último informe el 70% de las entregadas se vuelan los techos, las paredes no resisten, no tienen baños, entre otros defectos.

Por lo tanto, considero que esta sentencia interlocutoria que procesa a algunos, y deja afuera a la mayoría, tiene como origen un acuerdo político. Ya que esta causa cruza todos los partidos políticos. ¿Cómo es posible que no haya citado a Sergio Massa cuando en Tigre, de 1100 viviendas programas, sólo se entregaron 111?.

Esta causa demuestra como la corrupción cruza todos los partidos políticos, algunos por participación directa, otros por su silencio. Actuando como encubridores pero todos involucrados. Estos son: los K -en su gran mayoría-, Frente Renovador, Radicales y también personalidades del PRO. Como así también el actual presidente del partido. Sin embargo un sólo perjudicado, el pueblo, quien no puede acceder a su vivienda por actos de corrupción.

Todos ellos han sido los citados en esta causa durante el año el 2016 a prestar indagatoria, y todos ellos deberían haber sido procesados. Como así también debería haberse citado a Sergio Massa y Malena Galmarini.

Dr. Jorge Luis Vitale

InformadorPublico

sábado, 6 de enero de 2018

VERGÜENZAS TEMPRANAS



"Desterrada la Justicia, que es vínculo de las sociedades humanas,
muere también la libertad, que está unida a ella y vive por ella".

Juan Luis Vives

Por 
Enrique Guillermo Avogadro


El desprestigio y la sospecha penden, como una enorme nube de smog y desde hace años, sobre el Poder Judicial, en especial cuando se trata del fuero penal federal, radicado mayoritariamente en la mole de Comodoro Py. En este comienzo de año contribuyó a mantener el fenómeno atmosférico el otorgamiento de la prisión domiciliaria a Omar "Caballo" Suárez, el extorsionador de empresarios navieros y líder del Sindicato de Obreros Marítimos (SOMU), uno de los escasos personajes privilegiados en el círculo áulico de Cristina Fernández. El Juez federal Luis Rodríguez, subrogando el Juzgado de su sospechado y veraneante colega, Rodolfo Canicoba Corral, la concedió rápidamente al detenido, por inexistentes razones de salud.

Más allá del informe del Cuerpo Médico Forense presentado el jueves, que negó la necesidad de ese beneficio, ya que puede ser perfectamente atendido de sus afecciones en el Hospital Penitenciario y, en caso necesario, recurrir a tratamientos ambulatorios en otros centros médicos, el episodio llamó poderosamente la atención por dos motivos: las probables razones crematísticas de la concesión de este injustificado privilegio (se instaló en una enorme mansión que posee en Olivos, a metros de la Quinta Presidencial) y, por supuesto, su notable diferencia respecto al trato que reciben los muchísimos presos políticos ancianos que pueblan las cárceles del país.

La semana pasada se concretó, finalmente, la prisión domiciliaria del Comisario de Policía Miguel Etchecolaz, de 88 años, que sufrió ya dos ACV mientras permanecía en la cárcel, transformado en el detenido de mayor edad de todo el sistema penitenciario federal. Pero siguen allí, por ejemplo, el sacerdote Christian von Wernich, de 80 años, con cáncer y metástasis, o Jaime Smart, de 82 años, al cual se le ha otorgado varias veces el beneficio, nunca efectivizado por la permanente resistencia del Juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, quien, para evitar las órdenes de sus superiores, le inventaba causas nuevas cada día hasta que fue relevado a su respecto.

Como siempre, hubo esta semana una de cal y otra de arena. El mismo magistrado logró la detención, en Uruguay, de otro sindicalista (SOEME), Marcelo Balcedo, también cristinista (¿cómo sorprenderse, si antes fue menemista, duhaldista y kircherista?) y socio de los nefastos Roberto Baradel y Hugo Yatski, y empresario de multimedios de prensa en La Plata. Además de haber estado prófugo en el pasado durante dos años, se sospecha de su complicidad financiera con la más salvaje banda de narcotraficantes de Rosario, a la cual se cree ayudaba a lavar sus ganancias. Su futuro seguramente será muy negro, ya que le costará justificar tantas residencias, tanto dinero en efectivo, tantos autos de lujo, tantas armas de guerra y hasta dos aviones. ¡Qué manía tienen los corruptos con los aviones!

Uno se pregunta, ya que están presos otros colegas suyos como Juan Manuel "Pata" Medina y Omar "Caballo Suárez", amén de José Pedraza, qué debemos hacer para que el Poder Judicial nos evite seguir siendo rehenes permanentes de Hugo Negro Moyano y su familia. Si, una vez más, cedemos ante las extorsiones vinculadas con la continuidad de su fallida empresa OCA, con la barra brava de Independiente y sus miles de negocios fraudulentos, con los medicamentos adulterados y los troqueles falsificados, con la apropiación de los bienes del gremio, no tendremos futuro, como no lo tuvo Estados Unidos hasta que logró mandar a la cárcel a Jimmy Hoffa, a quien nuestro camionero tanto se parece.

Pero también debemos preguntarnos por qué no avanzan, elevándolas a juicio oral, las múltiples causas contra Hebe de Bonafini, los Shoklender y las decenas de funcionarios involucrados en las monumentales estafas de "Sueños Compartidos" y la "Universidad de las Madres".

El escándalo de Odebrecht, que ha barrido hasta con mandatarios latinoamericanos, tampoco parece progresar aquí; si lo hiciera, ya deberían haber al menos prestado declaración indagatoria -una medida de defensa- Carlos Wagner (Esuco), Paolo Rocca (Techint), Gustavo Ferreyra (Electroingeniería) y Angelo Calcaterra (Iecsa), y la oposición habría dejado de poder gritar que estamos nada más que ante un nuevo maquillaje gatopardista y el nuevo poder protege a sus amigos y parientes.
 
Contribuye a mantener la sucia nube que cubre a la Justicia es la llamativa libertad de la que aún goza Ricardo Echegaray, conspicuo cómplice de las mayores estafas contra la AFIP cuando era su Administrador. Está vinculado directamente a las usinas de facturas falsas utilizadas por Lázaro Báez y con la tolerancia al robo de nada menos que $ 8.000 millones que perpetraran Cristóbal López y Fabián de Souza, como antes lo estuviera con los subsidios de la ONCAA a su propia familia, pero ni siquiera ha sido incluido en las causas ya elevadas a juicio oral. ¿Habrá que buscar el motivo en las carpetas de información confidencial sobre jueces, políticos y empresarios de todo pelaje que logró juntar cuando era funcionario?

Margarita Stolbizer, lamentablemente fuera del Congreso, denunció esta semana un pacto entre el Gobierno y el Poder Judicial para mantener fuera de la cárcel a Cristina Fernández. Como usted, lector, sabe, descreo de su existencia por innecesario, ya que adjudico este raro fenómeno a la inmejorable nariz de los magistrados federales, que creen así agradar -y tal vez sea cierto- y beneficiar a Mauricio Macri.

Por último, entre los episodios raros de esta semana también merecen figurar las quejas de los familiares de Santiago Maldonado, el tatuador muerto en el sur, por el ascenso al grado de Alférez del gendarme herido por los mapuches del RAM mientras intentaba liberar el tránsito en la Ruta 40. Dado que ya está harto probado que no hubo intervención de terceros en su ahogamiento, que no sabía nadar, que sufrió hipotermia, que su cuerpo quedó enredado en la flora subacuática y que estuvo sumergido mientras el país entero lo buscaba, me pregunto cuál es el propósito de esta actitud de su entorno al insistir en que la causa continúe caratulada como "desaparición forzada". ¿Será que pretenden sumarse a los cientos de terroristas y de deudos indemnizados injusta y cuantiosamente por un Estado idiota que, además, se niega a informar detalladamente sobre el tema?

Como se ve, en el área del Poder Judicial -Consejo de la Magistratura, Corte Suprema y Tribunales inferiores- hay por delante un enorme trabajo de limpieza y fumigación de los edificios poblados de corruptos, pero también de ignorantes y bastardos, que debe encararse ya mismo. De su éxito depende todo el resto de las reformas que resultan indispensables en el aparato del Estado en sus tres niveles y, sobre todo, la verdadera credibilidad de la Argentina frente a los genuinos inversores nacionales y extranjeros, hartos todos de ver cómo nos comportamos como chicos caprichosos, capaces de cambiar las reglas del juego a cada instante y, cuando vamos perdiendo, llevarnos la pelota.

¡Ojalá los argentinos hubiéramos encontrado todo eso en nuestros zapatos esta mañana, después que pasaran anoche por nuestro país los Reyes Magos!

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado


viernes, 5 de enero de 2018

UN DIA COMO HOY PERO DE 1975 SE INICIABA LA GUERRA CONTRA LA GUERRILLA MARXISTA EN TUCUMÁN



Por Nicolás Márquez

En el fragor de la dramática guerra civil acaecida en la Argentina en los años 70´, un tema tan esencial como poco explorado (y en torno del cual giró la contienda), fue el intento por parte del ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo)- la organización guerrillera mejor preparada y más aguerrida del continente- de llevar la guerra a la selva de Tucumán con el propósito de dominar la provincia, expandir su imperio a las provincias del norte, segregar una porción del territorio argentino e intentar conseguir el aval de la comunidad internacional para que fuera reconocido Estado Independiente, y desde allí, bajar a Buenos Aires y hacer un golpe de Estado revolucionario de filiación castro-comunista.



Miles de terroristas del ERP al mando del emblemático guerrillero Mario Roberto Santucho, se lanzaron al ataque contra la democracia en búsqueda de ese objetivo. Para tal fin, a partir de mayo de 1974 (tercera presidencia de Perón) los castristas locales montaron numerosos campamentos guerrilleros en la selva de Tucumán secundados por un formidable aparato de retaguardia tanto en zonas urbanas de esa Provincia como en las provincias aledañas. Atacaron numerosos cuarteles, guarniciones militares y dependencias policiales en todo el país, con el propósito de conseguir armamentos y reforzar la Compañía de Monte en la Cuna de la Independencia. Crearon sofisticadas fábricas de armas, imprentas clandestinas, asesinaron familias enteras (niños incluidos) y llevaron adelante un plan sistemático de secuestros a empresarios y militares (muchos de ellos seguidos de muerte), para canjearlos por dinero o negociarlos por guerrilleros detenidos por las fuerzas legales.



Por entonces, la experiencia cubana, el ejemplo del Che Guevara y otros episodios ideológicamente afines, fueron el faro que marcó la senda de la guerrilla local. Pero sin dudas, fue la guerra de Vietnam la que atravesó y marcó por completo al ERP y la virtual guerra de secesión que vivió la Argentina entre 1974 y 1977. El Che Guevara había ordenado a sus feligreses “crear dos, tres, cien Vietnam” y encender la pradera revolucionaria en el conosur. Santucho y sus miles de combatientes leían permanentemente a los doctrinarios vietnamitas, estudiaban sus estrategias, se entrenaban en función de ellas; a Buenos Aires la llamaban “Saigón”. Su objetivo era cumplir el papel del Vietcong (ejército irregular que peleó contra las tropas americanas en Vietnam) y para tal fin, escogieron la zona geográfica más parecida posible a la existente en Vietnam. Ahora la selva vietnamita sería reemplazada por la de Tucumán (que era más cerrada y espesa) y los cañaverales de azúcar ocuparían el lugar de los arrozales. Sendos ámbitos eran ideales para “pegar y esconderse” tal el dogma de la “guerra de guerrillas”. Asimismo, la gran densidad de población y la pobreza imperante en Tucumán, les permitiría (según ellos creían) ganarse el apoyo masivo de la gente.



El ERP no estaba sólo: peleó con tropas de refuerzo de guerrillas provenientes del MIR de Chile, del ELN de Bolivia, de Tupamaros del Uruguay y de otros países. El entrenamiento y adoctrinamiento fue proporcionado por el estado totalitario de Cuba y fue el único campo de batalla donde el ERP realizó tareas de guerra conjuntas con Montoneros.



En tanto, el gobierno nacional, en medio de una situación pre-anárquica en un país en grave riesgo de ser segregado, tras varios fracasos y bajas tenía previsto en lanzar una drástica respuesta militar de guerra prolongada y para tal fin, el día 5 de enero de 1975 (del que hoy se cumplen exactamente 43 años), se envió a un avión del Ejército al corazón de la selva para efectuar tareas de reconocimiento, pero la nave nunca regresó: dicho avión fue derribado por el ERP a través de un fusil lanzamisiles de origen ruso y murieron 13 oficiales [1].

La noticia fue catastrófica para el Gobierno, quien seguidamente apuró el lanzamiento semanas después del “Operativo Independencia”, ordenándole a las Fuerzas Armadas entrar en guerra y aniquilar a través de operaciones de combate el accionar de los elementos subversivos obrantes en Tucumán.



Durante los primeros tiempos, dicho Operativo fue encabezado por el General Acdel Vilas. No es casualidad que dadas las condiciones de una guerra que por imposición del bando atacante siguiera a pie juntillas la experiencia vietnamita, meses después fuera convocado a comandar el Operativo el General Antonio Domingo Bussi, quien fuera entrenado precisamente en Vietnam en 1968. Nunca se imaginaría Bussi que casi un lustro después, todo lo allí aprendido debería aplicarlo en su país, ahora no como aprendiz y espectador, sino como protagonista y conductor. Tanto sea por el lado de la guerrilla como por el de las fuerzas legales, el emblema de Vietnam sobrevolaba Tucumán (el corazón de la guerra revolucionaria) y por añadidura el resto del país.


[1] Notas: en el avión derribado murieron Gral. De Brigada Enrique Eugenio Salgado, Gral. De Brigada Ricardo Agustín Muñoz, Cnel. Eduardo Wilfredo Cano, Tte Cnel. Oscar Rubén Bevione, Tte. Cnel. Pompilio Shilardi, Tte. Cnel. Pedro Santiago Petrecca, Mayor Roberto Dante Biscardi, Mayor Pedro Antonio Zelaya, Mayor Héctor Abel Sanchez, Mayor Aldo Emilio Pepa, Capitán Roberto Carlos Aguilera, Tte. Primero Carlos Eduardo Correa y Sargento Primero Aldo Ramón Linares.

Prensa Republicana


miércoles, 3 de enero de 2018

DESAPARECIDOS Y MUERTOS ANTES DEL 24 DE MARZO DE 1976 (GOBIERNOS DE JURE Y DE FACTO)


No existe en nuestro país un registro nacional de desaparecidos –no aparecidos– en todo el territorio con relación a denuncias por causales diversas como pueden ser: consecuencias de fenómenos naturales, estragos, accidentes, crímenes con ocultación de cuerpos, fugas del hogar por problemas familiares, trata de personas para prostituirlas, etc. Por lo tanto no se dispone de estadísticas confiables al efecto que sirvan para establecer referencias y conclusiones sobre el análisis de esas supuestas cifras para determinar las “políticas de estado” en el campo de las responsabilidades sociales de los gobiernos.

Tampoco se cuenta con posibilidades de conocer cuántos de esos casos están denunciados en el Anexo 1 de la CONADEP 1.984 y registrados como desapariciones políticas. No lo sabremos nunca mientras toda la información se siga tratando como secreta y sin acceso al periodismo o a los investigadores de historia, actividades que posiblemente tengan que pasar a manos de los jueces ante presuntos actos de corrupción oficial, relacionados con la adjudicación dolosa de indemnizaciones relacionadas con la Ley 24.411 y otros beneficios

Como anécdota pertinente vale señalar un caso relatado por un funcionario conocido, sucedido en la ciudad de Río Gallegos, Santa Cruz hace más de 10 años donde, identificado casualmente un hombre como desaparecido en el Anexo 1 del Nunca Más que vivía en la zona, se lo ubicó y al ser interrogado expresó que él nunca había militado, que abandonó a su mujer y se trasladó al sur del país y que posiblemente su esposa lo hubiera denunciado como desaparecido.

Esta falta de registros nacionales tampoco permite, en el caso que nos ocupa –conocer los desaparecidos reales en cada uno de los gobiernos nacionales– a efectos de tener estadísticas serias que brinden una referencia cierta para efectuar un análisis adecuado que facilite separar “la paja del trigo”, extrayendo conclusiones acerca de la desaparición de personas, anteriores a las fechas tomadas como límites por el presidente Alfonsín en el Juicio a los Comandantes.(24 mar 76 - 10 Dic 83) ni tampoco aquellas que serían base de datos judiciales para políticas de Estado

En el caso de la “Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas” (CONADEP), el presidente Alfonsín no estableció la limitación en la fecha inicial que había impuesto arbitrariamente antes, tal como regía para los respectivos decretos anteriores (Nº 157/83 que se sintetizaba como persecución penal con relación a hechos cometidos con posterioridad al 25 de mayo de 1973 para 7 ex subversivos y Nº 158/83 que era el sometimiento a Juicio Sumario ante el Consejo Supremo de las FFAA a los integrantes de la Junta Militar que usurpó el gobierno y a las 2 Juntas Militares siguientes.

Al no haberse impuesto esa limitación de fecha inicial de las desapariciones o 
muertes políticas” se pudo conocer la existencia de algunos subversivos muertos o desaparecidos a partir de la década del 1960, años antes que ocurrieran las movilizaciones de masas revolucionarias como el “Cordobazo”, que marcaron el preludio de la “Guerra Revolucionaria” en la Argentina.

Por ello y sobre las denuncias que fueron volcadas por la CONADEP en el Anexo 1 del Informe final de 1984 titulado Nunca Más se incluye el Documento 1 (ver contenido detallado en la página web complementaria en la cual quedan expuesta las denuncias que deberían tener registradas la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación que ha difundido en los Anexos 1 de 1984 y Anexo II de 2006. De acuerdo a las fechas podemos rápidamente conocer los datos de quien se desempeñaba como Presidente constitucional o de facto, según el caso) y quién era el responsable político de acuerdo a si eran situaciones aisladas e investigadas, incluso con responsables a los que les alcanzó la justicia o si por lo contrario la cantidad de víctimas y la ausencia de responsables nos indicaría que habría un compromiso o adhesión del gobierno para que los victimarios no fueran buscados, investigados y llevados a juicio.

Presuntos desaparecidos y/o muertos antes del 24 Mar 1976 denunciados en el NM 1984 y en el NM 2006 Presidente Ejercicio Cantidad



El primero a partir de los cursos militares y de adoctrinamientos que se incrementaron a partir de 1967 en coincidencia con la 1ra Conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS) en Cuba, donde se insta a la revolución en toda Latinoamérica. El segundo momento se inicia en 1970 donde salen a luz públicamente las organizaciones político militares (OPM) más relevantes con la creación de Montoneros y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) coincidentemente con el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), brazo armado del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT).

A partir de allí empieza un importante accionar de esas organizaciones que, sin embargo, no se reflejan en los números de muertos y/ o desaparecidos de cada gobierno, debido a que Lanusse creó la Cámara Federal en lo Penal (CAFEPE) que actuaba a derecho y finalizó su gobierno con alrededor de 2.000 detenidos procesados y 600 sentenciados, que luego fueron liberados por Cámpora el mismo día que asumió la presidencia. La amnistía se firmó un día después. Esos ex procesados y sentenciados salieron a engrosar nuevamente las organizaciones debilitadas de la sedición revolucionaria.

El tercer momento destacable en cuanto al desarrollo y accionar de las OPM, comenzó con el ERP durante el gobierno de Perón atacando dos unidades del Ejército en Azul (Prov. de Bs. As.) acciones que se incrementaron a partir de su muerte, cuando el ERP abrió un frente rural en Tucumán. En esa misma época se produjo un fuerte crecimiento de Montoneros (ya unido con FAR bajo el nombre del primero) haciendo que 1975 fuera el año de mayor cantidad y calidad de atentados y de ataques a unidades de las FFAA, así como asesinatos de civiles.

A principios de febrero de 1975 y ante la grave situación de Tucumán, la Presidente María Estela Martínez viuda de Perón ordenó la intervención de las FFAA en la lucha contra el terrorismo subversivo en esa provincia (Decreto Nº 261/75) en razón que las fuerzas de Seguridad y policiales habían sido superadas en su capacidad. Ese mismo año, el 5 de octubre, se produjo un ataque del “Ejército Montonero” al Regimiento 29 de Infantería de Monte en Formosa y el Dr Italo Luder presidente provisional, debido a la licencia por enfermedad de la titular, amplió la participación de las FFAA a todo el país.

El 23 de diciembre, el ERP atacaba con alrededor de 300 efectivos el Depósito de Arsenales 601 en Monte Chingolo para adueñarse de 20 toneladas de armamento y municiones. El fracaso se produjo debido a que Inteligencia de Ejército tenía un agente infiltrado y en el ataque la OPM perdió cerca de 100 hombres sin conseguir su objetivo. Como se expresó, los números expuestos en este período, son coherentes con lo que sucedía a partir que se iba desarrollando la guerra revolucionaria, con estímulo y ayuda de Cuba y de otras organizaciones de igual ideología de los países vecinos –Uruguay, Chile y Bolivia– con las que coordinaron esfuerzos en una estructura de terrorismo supranacional llamada “Junta de Coordinación Revolucionaria” (JCR).

En el Documento 1 están registradas las víctimas denunciadas a partir del año 1966 hasta el 24 de marzo de 1976, agrupadas por cada uno de los poderes ejecutivos pertinentes. Para la interpretación de los datos ver al final de este capítulo. Debe efectuarse por similitud de los anexos de los informes “Nunca más” (NM) de 1984 y 2006, con la variante de que en la celda “A” el Nº corresponde al “Actor o denuncia” del NM 1984. En el caso de los agregados en el NM 2006, se colocó solamente “2006” pues en ese informe no existe el Nº de denuncia.

Con respecto al cobro por parte de los causahabientes de acuerdo a Ley 24.411, debe tenerse en cuenta que sólo se dispone de datos hasta el año 2004 extraídos.

A partir de ese año la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación no permitió el acceso a los datos actualizados a pesar que eran y son dineros públicos y su distribución de acuerdo a la ley o leyes pertinentes debe estar a disposición del control ciudadano. En el mismo Documento 1 de referencia se observa que hubo desde el año 1966 hasta el 24 de marzo de 1976 la cantidad de 1.446 denuncias registradas oficialmente, 23 de las cuales son erróneas por figurar como desaparecidas personas que estaban liberadas con anterioridad así como niños que nunca estuvieron desparecidos o que fueron localizados.

Por lo tanto quedan como desaparecidos y muertos 1.423 personas. De esas denuncias hay 276 que fueron eliminados en el informe ampliado y corregido del 2006 (sin explicación de por qué se sacaron del registro de la CONADEP de 1984) observándose que de esos eliminados, 82 de sus causahabientes ya habían cobrado el beneficio de la Ley 24.411 ($/u$s 225.000).

Por lo tanto en la sumatoria de víctimas anteriores al golpe de Estado quedan solamente: 1.147 personas (desaparecidos y muertos). La duda que surge es ¿por qué si las presuntas víctimas del listado fueron eliminadas porque no eran desaparecidos o muertos, el 30% de ellos cobró ese beneficio? Esto lo expresamos sin conocer que los causahabientes de las demás personas eliminadas hayan cobrado después de esa fecha (2004). La duda a aclarar ante los ciudadanos es la responsabilidad de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación la que debería publicar esa situación además deinvestigarsi se cumplió la ley.

NOTA 1: Ver página Web www.granfraudeargentino.com

GUÍA PARA INTERPRETAR EL ANEXO 1 DEL INFORME DE LA CONADEP 1984 y EL ANEXO I MODIFICADO DE 2006 EDITADOS EN FORMA TEXTUAL CON AGREGADO DE OTRAS INFORMACIONES EN LAS CELDAS: H – I – L – M – O – R – S. (Ver Nota 2 al final)

A. Nº de registro de la denuncia (Nº de Actor).
B. Apellido del presunto desaparecido o muerto.
C. Nombres pertinentes.
D. Tipo de documento de identidad. (“x” significa que no tiene).
E. Número del documento de identidad. (“x” significa que no tiene y si está resaltado en rojo, es porque no corresponde a la persona (falso, pudiendo consultar el Doc. 4 ó 5 de la pág. web).
F. En el caso de una mujer, el apellido del esposo.
G. Nombre de guerra, alias o apodo.
H. Organización en la que militaba. Jamás requeríamos a la familia la ideología ni la militancia política del afectado…” (Graciela Fernández Meijide, Secretaria de Denuncias de la CONADEP) Información extraída de libros y de Google.
En los casos que se han registrado como “Activista sindical o político” se trata de personal miembro o vinculado a las OPM sin identificar la organización, ya que los dirigentes que venían trabajando sin compromiso político ideológico con las OPM, no eran blancos de la lucha contra la subversión.

I. Situación de vida que tenía en septiembre de 1984 (vivo, muerto, desaparecido, o liberado). En el caso de los muertos identificados y desaparecidos aparecidos muertos, la sigla “MID” significa que se encontraron sus restos y fueron identificados. Los que tienen “D, habilitan una duda acerca de que puedan no ser desaparecidos porque figuran en el Padrón Electoral y no están señalizados (en Internet) de acuerdo al Decreto 9035/2010, Art. 9, que dice que las víctimas de desaparición forzada (DF) pueden no ser dadas de baja del PE efectuando cierto trámite, pero que deben ser señaladas en el Padrón con un sombreado que las identifica y una leyenda que dice: “ausente por desaparición forzada”

J. Edad que tendría el día que se efectuó la denuncia en la CONADEP en 1984 (en los Anexos y datos del NM 2006, la edad es la del día del hecho).

K. Fecha del hecho según el que denuncia. (Existe un alto grado de irregularidades y diferencias y contradicciones entre las fuentes consultadas.)

L. Lugar del hecho y síntesis de otros datos obtenidos (“x” significa que el denunciante de 1984 no conoce la zona o el lugar). “NSONA” significa que “No Se Obtuvo Ningún Antecedente” y “NSOOA” que “No Se obtuvo Otro Antecedente” que aquél que se registra, o que dice el Anexo 1. En el caso de Montoneros sólo se nombró la pertenencia a la militancia de sus agrupaciones (Juventud Peronista, Juventud Trabajadora Peronista, Unión de Estudiantes Secundarios, Juventud Universitaria Peronista. Movimiento Villero Peronista, Cristianos para la Liberación, Movimiento Lisiados Peronistas, ya que cualquiera de ellos tenía múltiples tareas y podía militar en varias oportunamente, incluyendo las acciones militares (asesinatos). Es necesario conocer que se nombra como detenido sólo aquél de quien se conoce el lugar preciso (domicilio, trabajo, etc.) del hecho o que fue visto en un Centro de Reunión de Prisioneros (CRP) o que luego aparecieron sus restos. De lo contrario se ha colocado desaparecido (persona que dejó de frecuentar la organización, sin testigos de su detención que podría estar prisionero o muerto y en otros casos haber desertado de la organización y/o escapado del país).

M. Documento o lugar de Internet donde se encuentra la información registrada. Cuando figura en varios lugares, se colocó el o los más explícitos.

N. Registro acerca si la presunta víctima continúa figurando en los Anexos (I y II) del año 2006 respecto al Anexo 1 de 1984 (modificado por la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación (Área CONADEP del Archivo Nacional de la Memoria, decreto 1259/03).

O. Nº de legajo en el Archivo (puede ser de CONADEP, Secretaría de DDHH (S) y/o REDEFA (R). Si existe una “X” (en primer lugar) quiere decir que no tiene Nº en el Anexo de 1984 y si luego hay otro registro, éste ha sido modificado en el NM 2006. Igual debe aceptarse para el caso que haya dos registros, el 1ro es del NM 1984 y el 2do del NM 2006.

P. Sexo de la presunta víctima.

Q. Registro acerca de si los causahabientes cobraron la indemnización que determinaba la Ley 24.411 sancionada el 07 de diciembre de 1994 y con plazos ampliados para denunciar por repetidas leyes hasta que decidieron que no tenga caducidad. (Hasta el cierre de este libro solo hemos obtenido hace más de 10 años un listado que abarca los beneficios cobrados solo hasta 2004. Posteriormente no fue posible obtener los listados de todos los causahabientes que cobraron, a pesar de lo cual igual señalamos esos cobros para incentivar la búsqueda del resto ya que se comprobó que personas que no figuran desaparecidas en los anexos de 1984 ni de 2006, cobraron la indemnización.)

NOTA 2. Esta página web contiene los datos que permitirán comprobar las cuantificaciones, comentarios y conclusiones sobre la médula de esta investigación efectuada exclusivamente sobre bases documentales y advirtiendo que las distintas fuentes públicas donde se obtuvieron los datos, por ser interesadas, tienen entre si contradicciones evidentes.

En general, por provenir de familiares u organismos de DDHH parcializados expresan sólo elogios para el comportamiento de las víctimas del Estado sin divulgar su militancia en las organizaciones armadas ilegales ni los crímenes o delitos cometidos, por razones obvias. Por ello, este trabajo sólo permitirá conocer lo “macro
 de una verdad ocultada a la población y con detalles poco conocidos de documentos que amparan la información disponible, que apreciamos será útil para los investigadores, historiadores y periodistas.

Sostenemos reiteradamente que conocer la verdad de lo ocurrido en la tragedia de este enfrentamiento fratricida es una deuda histórica que tienen los gobiernos con todo el pueblo argentino

Queremos y necesitamos conocer nuestra historia, así como los actos corruptos de los funcionarios que han mentido para modificar la realidad de lo ocurrido para beneficio político, económico y personal.

ARGENTINA INÉDITA