domingo, 29 de mayo de 2011

29 de Mayo: El Ejército celebra el 201º aniversario de creación

NACIO CON LA PATRIA MISMA...!!! El honor y la gloria basadas en el pasado y la dignidad y la entrega como destino futuro encierran muy simplemente el espíritu del Ejercito Argentino como coraza de la Patria.


Por el Tcnl. José Javier de la Cuesta Ávila (*)

Ejercito de nuestra Patria
glorioso siempre serás
pues en su alma sagrada
con honor siempre estarás

El EJERCITO ARGENTINO recuerda hoy 29 de mayo el día en que la Junta de Mayo dispuso su creación como uno de los instrumentos básicos del gobierno patrio. En verdad, ese puñado de soldados ya habían tenido su "bautismo de fuego" en los años 1806 y 1807 cuando los ingleses invadieron Buenos Aires mostrando su bravura y espíritu militar pero ahora responderían al nuevo gobierno rioplatense.

Los ejércitos son el "brazo armado" de la nación y, al mismo tiempo, su "coraza" formada por el pecho de sus regimientos que cubren la soberanía y los destinos de la sociedad ante los posibles embates de aquellos que por razón determinada intentan destruirla, postergarla o dominarla. Por eso las fuerzas armadas nacen y se forman en total consustanciación con la ciudadanía de la que son parte y esencia. El día fortuito en el cual esa amalgama de respeto, unión y confianza, se destruye, las murallas de la libertad y la independencia caen irremediablemente para el peligro de las naciones.

La historia argentina recoge en sus páginas más gloriosas la acción y lucha de aquellos que han vestido sus uniformes y ofrendado sus vidas. Como jalones de ese proceso de valor y entrega se amontonan fechas y actos que se remontan desde aquel tiempo colonial frente a los británicos y culmina en la gesta de Malvinas también ante el poder opresor de los ingleses. La sangre criolla se derramo en mil combates en los que en ocasiones se estaba en inferioridad de condiciones y aun ante la derrota, pero el alma de sus integrantes jamás decayó o renuncio al deber de soldados.

El Ejercito Argentino esta embebido del espíritu del general Don José de San Martin y de él ha hecho el modelo y ejemplo a través de los años. Su ideario de hombre, sus principios como soldado y sus sueños como patriota calan fuerte en el espíritu del militar argentino que en su afán de voluntad en el servicio los mantiene como objetivo sublime a lograr en la dura tarea de ser un noble servidor de la Nación. Detrás del Gran Capitán se agrupan los nombres de cientos de militares que mostrando su calidad y capacidad han dado avances en la noble gesta de hacernos un país de excelencia.

Cuando las banderas de las unidades militares se eleven en sus mástiles buscando la luz de los cielos, en su tremolar nos estarán repitiendo el llamado que convoca y convocara a las armas a todos los argentinos si la Patria llega a estar en peligro. La Patria y su ejército son un mismo llamado en medio de los sones de los clarines que recuerdan con marciales notas la unidad indestructible de sus fibras.

Gloria y honor a los soldados del Ejército Argentino que con su humanidad y sus esperanzas son y serán siempre el cimiento valedero de la Patria.

Salve Patria mi Argentina
Aquí están tus soldados
Un día defenderte juramos
en el Ejercito Inmortal....

VIVA LA PATRIA....... !!!!!

(*) LMGSM 1 CMN 73 VGB)

Más información http://www.politicaydesarrollo.com.ar/
Contacto: politicaydesarrollo@gmail.com

Sarlo, el kirchnerismo y el peronismo

El zahorí dibujante Nik de la Nación diario se burla hoy del programa 6,7 y 8 de la televisión del Estado por el papelón intelectual que hicieron ante la socióloga Beatriz Sarlo hace unos días, diciendo: not wich me, Barone.


Por Alberto Buela

Respuesta que la ensayista le diera a uno de los mentores de dicho programa el ideológicamente voluble Orlando Barone.

En dicho programa la agarraron entre siete periodistas a Sarlo y la intentaron ridiculizar, destruir, contradecir, sobrellevar, desprestigiar, pero la vieja trotkista salió a flote y con holgura de todos los palos en la rueda que la pusieron los periodistas pagados por el gobierno argentino para hacer la propaganda y la apología del gobierno de Cristina Kirchner. El pato les salió gallareta o el tiro por la culata.

Es que ninguno de “los siete” tiene el nivel analítico de esta avezada profesora antiperonista. Y olvidaron la primera de las lecciones que hay que tener en cuenta cuando se discute con un “trosko”: no hay que regalarles el futuro.

Y así seis de los periodistas (había uno que se dice filósofo, título que le queda grande) al pararse en el progresismo discutieron a partir de ellos y desde la tara progresista que es incapaz de entender el futuro porque el futuro son ellos mismos, de ahí que su método sea siempre “estar en la vanguardia”.

El otro, Mariotto el secretario de Estado de medios, la enfrentó desde “la monserga peroniana”. Es decir, frases hechas desde 1945, actitudes de desafío en nombre del pueblo al estilo de Dantón: moi, je suis le peuple et le peuple et avec moi, y cosas por el estilo. Y entonces Sarlo, se hizo un pic-nic.

Si uno discute desde el peronismo con un trosko tiene que partir del principio de realidad. Para el peronismo la realidad es “lo que es” (la única verdad) más “lo que puede ser” (una revolución inconclusa). Y ahí se cae el argumento del trotkismo y del antiperonismo. Hay que estudiar un poco de filosofía en serio. Hay que reclamar una formación filosófica mínima para poder conducirse sin hacer papelones.

Estos “siete” alcahuetes oficiales rentados le hacen un daño terrible al “modelo cristinista”, porque no están en condiciones de defenderlo. Carecen de la enjundia intelectual propia, incluso, de los publicistas menores.

Creo que el tema no da para más y como este artículo no lo va a leer casi nadie, no vale la pena gastar pólvora en chimangos. Solo me queda decir que sean piadosos con Cristina que acaba de afirmar: he dado todo, estoy cansada. Y si quieren que sea de nuevo presidenta no le den “el abrazo del oso” y llámense a silencio.

Tampoco me estoy ofreciendo como “nuevo ideólogo o ideólogo de reemplazo”, porque a Uds., sobre todo a Borone, se le aplica el viejo dicho criollo: burro viejo no agarra trote. Sólo describí, fenomenológicamente, lo que sucede y sucedió y como debe encararse una discusión político filosófica con el trotkismo.

Más información http://www.politicaydesarrollo.com.ar/
Contacto: politicaydesarrollo@gmail.com

Nuestro país carece de educación democrática y de conciencia cívica

Sin respeto a la ley no puede haber orden jurídico, ni libertad, ni dignidad humana, ni justicia. En una República democrática ninguna autoridad es ilimitada.


Por Nélida Rebollo de Montes
 
En América Latina comenzó a defenderse la educación popular gracias a los movimientos emancipadores. La reacción surgió también ante el panorama desolador que ofrecía el estado de abandono educativo. La ignorancia generalizada se debía al crudo analfabetismo. Sin embargo, la cultura superior solo favorecía exclusivamente a los letrados y a los hijos de la gente de posición acomodada.
Los siglos XVII y XVIII se caracterizan por la ignorancia de la masa; sin embargo, el desarrollo de estudios superiores no contempló el crecimiento paralelo de la educación primaria. Por eso la Revolución de Mayo de 1810 surgió de la clase ilustrada; no obstante, el pueblo tenía intuición suficiente de la importancia de la liberación, de fuerzas extrañas.

El pensamiento democrático, liberal, republicano de los ideales de Mayo de 1810 se malogró años después desembocando también en la anarquía y en la tiranía. Hacía falta la elevación del nivel cultural del pueblo. De ahí que en los primeros años de la independencia, las aulas se vaciaron porque los jóvenes tuvieron que formar los ejércitos y participar en la lucha. Surgió luego la imperiosa necesidad de que había que emprender la educación del pueblo.

El problema de los países hispanoamericanos no era solo el de su emancipación de dominios esclavizantes. Era necesario dotarlos de instituciones que estimularan el desarrollo de su creatividad y de su autonomía espiritual. Los promotores de esas impostergables necesidades fueron los libertadores como el general José de San Martín, Simón Bolívar e Hidalgo y hombres de creación interna que aportaron su pensamiento y acción, como Esteban Echeverría, Domingo Faustino Sarmiento, Juan Bautista Alberdi, José Martí y los organizadores de instituciones que despertaron el anhelo de una auténtica emancipación espiritual. Todos abrazaron el ideal de la educación y cultura, pues la educación democrática promueve la formación de hombres libres, con espíritu abierto, tolerante y capaz de vincularse a deberes y valores. Pero no se puede enseñar la democracia con rigidez autoritaria o mediante autoritarismo.

La urgencia de formar la capacidad para pensar críticamente sin adoctrinamiento ni fanatismos ni siquiera forma parte de la educación ni en la reforma tan mentada. Precísamente a los reformistas de la educación no se les ocurre que la democracia debe ser un principio permanente de la educación en sus aspectos individuales y sociales, como la formación del carácter o la personalidad.

Los docentes, los políticos, los gobernantes deben saber que el principio de la democracia tiene en estos tiempos que afrontar la idea de la educación en una sociedad en continuos cambios. El mundo avanza a pasos agigantados. De ahí la exigencia de contar con un Estado docente.

La democracia, si quiere ser verdadera, hay que concebirla sobre un Estado que organice con seriedad la vida, creando condiciones cada vez mejores de existencia humana; y, como se proponía Sarmiento: “Arrasar la incultura y la intolerancia con el trabajo y la educación y sustituir el despotismo con la libertad mediante la implantación de instituciones democráticas”.

Hay que concebir la democracia inseparablemente ligada a la educación. La ignorancia en un país con vocación democrática conduce al falseamiento institucional y a la anarquía como se ve y se comprueba diariamente.

De ningún modo es educación la que se empeña en imponer, hasta humillar y adoctrinar a través de juicios dictados y consignas ideológicas. Hay que temer a las mentes caóticas, enemigas del orden y de la reflexión. Nadie puede educar para la libertad si no posee espíritu libre.

Nuestro país ha caído en la disolución y en la arbitrariedad que degradan la inteligencia y esterilizan la educación. La indiferencia y la inacción de los que tienen grandes responsabilidades en educación desencadenan frivolidades pedagógicas, pretendiendo suplantar hasta las normas y el respeto desautorizando a los profesionales de la enseñanza sin crear nada mejor para que la educación funcione. Últimamente han permitido que los alumnos tomen colegios y tomen decisiones impertinentes. Esto embrutece y degrada la inteligencia.

Al degradar la educación han aumentado el porcentaje de reprobaciones en los exámenes. El fracaso en la enseñanza y aprendizaje horroriza. No se puede avanzar con el látigo deplorable con el que el oficialismo golpea los oídos con su ideología totalitaria y con la pretensión de eternizarse en el poder.

Es un imperativo educar para garantizar la seguridad, el progreso, la libertad, la educación, la administración de justicia. Con urgencia hay que empeñarse para que los poderes públicos desde los cargos representativos sean desempeñados por personas eficientes, de ilustrada moralidad que defiendan las instituciones.

Carecemos de formación democrática. Es impensable, por ejemplo, que la Ministra de Seguridad de la Nación no concurra al Congreso ni a la justicia cuando se la cita por los graves hechos que incumben a su Ministerio. Entre ellos, el bloqueo de dos importantes diarios y ni siquiera emita un comunicado conjunto con la señora presidente Cristina Fernández de Kirchner, condenando tamaños excesos con los medios periodísticos independientes; y qué decir de la invasión ilegal de gente que habita asentamientos y de pronto ocupa viviendas adjudicadas previo pago acordado con el gobierno como la negación de mandar la policía para preservar el orden y evitar represalias de los propietarios despojados y burlados de sus bienes.

En una República democrática ninguna autoridad es ilimitada. El Estado de Derecho consiste en que la organización política de la sociedad reposa sobre las normas fundamentales cuyo imperio se impone a toda voluntad arbitraria y personal; y, como la autoridad reside en la ley, su limitación está siempre en la ley misma.
Se niegan a entender que el Código Penal ha castigado siempre los excesos, abusos o usurpaciones de la autoridad y reprime la falta de cumplimiento de los funcionarios a los deberes a su cargo. En una democracia se respeta la ley y la observancia de sus disposiciones. Sin el respeto a la ley no puede haber orden jurídico, ni libertad, ni dignidad humana, ni justicia.

El imperio de la ley significa el triunfo del derecho sobre la arbitrariedad. La primera condición para la seguridad de los individuos y para la posibilidad de la justicia son los fines primordiales de la República democrática.

La educación democrática está ausente en nuestro país. El ciudadano clama por la formación de una conciencia cívica y una educación democrática para que la ley se imponga por igual a gobernados y gobernantes.

Nélida Rebollo de Montes, Profesora y periodista, distinguida con el Premio Benefactora de la Cultura. Ingresó en la Academia Provincial de la Historia con el trabajo titulado “Mujeres de mayo y prácticas electorales de 1816”. Con el voto unánime ingresó a la Sociedad Argentina de Escritores, institución que la distinguió con la “Pluma de Oro”, con la “Faja de Honor” y el “Gran Premio de Honor”. Autora del libro “Nuestro Tiempo y Nuestras Razones”, que incluye artículos de su profesión periodística, afrontando la difícil tarea del comentario instantáneo sobre los acontecimientos que se suceden diariamente. La gente valora en ellos el estudio relevante sobre el presente. El libro figura en las Universidades de Yale, de Columbia y en el catálogo online de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos de Norteamérica.
Su Ensayo “Rosalía de Castro. Antonio de la Torre : dos testimonios de la pasión poética” fue incluido en la Biblioteca de la Universidad de Santiago de Compostela de España, en la Biblioteca Pública de Nueva York y en la Universidad Stony Brook de Nueva York de Estados Unidos de Norteamérica. Fue galardonada, en 1986, con el premio internacional “Honoris Causa”, otorgado por la Acción Católica Argentina con sede en Los Ángeles, Estados Unidos de Norteamérica. En el mismo año, la Comisión Interamericana de Mujeres de la Organización de Estados Americanos (OEA) la premió en el año internacional de la Paz.
Fue elegida, en 1990, “Ciudadana Ilustre” de la Municipalidad de la Capital de San Juan y condecorada, en 1994, por el Diario la Razón. El Centro de Artistas Plásticos de San Juan la consagró, en el mismo año, “Benefactora del Arte”. Tres veces premiada, en 1997, 2001 y 2005, por ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas de la Argentina) y, en 1990, con el “Santa Clara de Asís”.
La Dra. Rebecca Ann Bill de la Universidad de Stanford de California, Estados Unidos, contratada por FORES (Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia de la República Argentina) consultó como fuente de de información un artículo periodístico de la Profesora Nélida Rebollo de Montes (argentina) titulado “La Suprema Corte de Justicia en la Presidencia de Mitre” y un libro del Dr. Harold J. Berman (estadounidense) de la Universidad de Cambridge y profesor emérito de la Universidad de Harvard. De ambos autores la Dra. Bill utilizó datos para su obra de investigación “Medición de la autonomía judicial. Juzgado Federal de primera instancia en lo penal de la República Argentina".

Más información http://www.politicaydesarrollo.com.ar/
Contacto: politicaydesarrollo@gmail.com

Estado de salud de Jorge Mones Ruiz

 
Publicamos un breve informe sobre el delicado estado de salud que está atravesando el Señor Jorge Mones Ruiz.
 
Un envío de Horacio Guglielmone

  Estimados amigos: ante algunos llamados y para los que no lo sepan aún, les comento que, gracias a Dios Jorge Mones Ruiz sigue muy bien anímicamente, pero en delicado estado de salud, habiendo salido de Unidad Coronaria (dentro de Terapia Intensiva) y encontrándose en la habitación 504 (común) en nuestro Hospital Militar Central, pero lo tienen que operar del corazón el martes o miércoles próximo, para hacerle uno o más by pass (se está evaluando).

Incluyamos en nuestras oraciones a este querido y más que valioso amigo y luchador, para que Nuestro Señor esté junto a él en este difícil trance, que la operación se lleve a cabo sin inconvenientes y que tenga una muy pronta recuperación.

Más información http://www.politicaydesarrollo.com.ar/
Contacto: politicaydesarrollo@gmail.com

sábado, 28 de mayo de 2011

Sociedades de Responsabilidad Limitada

Desde cierto punto de vista, podría decirse que nuestra sociedad actual se parece a una SRL. Por varias razones. En parte porque el criterio societario económico-jurídico ha desplazado y aplastado al criterio político-social, relegándolo al arcón de los argumentos discursivos.

Por Denes Martos

Pero también hay al menos otros dos motivos que confluyen a acotar y limitar responsabilidades. Por un lado, los grandes prohombres (y promujeres) de la democracia formal saben que su permanencia en el poder está limitada en el tiempo, ya sea por normas que imposibilitan legalmente las reelecciones indefinidas, ya sea por el natural desgaste de la gestión y las elecciones periódicas que impiden de hecho la permanencia indefinida en el poder. Por el otro lado, dado que esta democracia necesita grandes sumas de dinero para sus campañas, la corporación política tiene perfectamente en claro que, a la corta o a la larga, los poderes económico-financieros siempre terminarán predominando sobre los poderes políticos. Por consiguiente, no es de extrañar que, por medio de toda una maraña de normas legislativas, los casuales y pasajeros ocupantes del poder democrático hayan limitado su propia responsabilidad para que, ante cualquier eventual pedido de rendición de cuentas, puedan escabullirse por los vericuetos de una legislación que, en esencia, les garantiza una impunidad de amplios alcances.
Por ejemplo: “Las decisiones políticas no son judiciables”, según mis amigos abogados. No hay que permitir “la judicialización de la política”, según la opinión mayoritaria de casi todos los políticos y una gran cantidad de periodistas – que en realidad son mayormente abogados que recalaron en el periodismo porque prefirieron escribir y hablar ante un público anónimo antes de tener que hacerlo ante los jueces. Gracias a estos y similares criterios se ha conseguido construir un abismo entre la responsabilidad moral y la responsabilidad jurídica; abismo éste que constituye una especie de “tierra de nadie” en dónde hasta los hechos más evidentemente inmorales se vuelven imposibles de juzgar en los estrados judiciales.

“¡Presente sus pruebas ante la justicia!” – braman inmediatamente los corruptos cuando resultan acusados. Y naturalmente nadie lo hace, aunque más no sea por la simple razón – entre muchas otras razones adicionales – de que los coimeros no piden recibo, los coimeados no emiten factura y, según nuestra jurisprudencia, las grabaciones y las filmaciones tienen un valor probatorio siempre discutible.

Cuando se analiza esta situación desde una óptica más amplia, no se tarda mucho en advertir algo interesante: esta deliberada limitación de responsabilidades no es exclusiva del ámbito político. Más aun, dentro del marco del pensamiento economicista imperante, constituye otro de esos criterios económicos que resultaron transferidos al ámbito de lo político – al igual que, por ejemplo, el concepto de la negociación y la negociabilidad de todas las cuestiones.  Es sólo que a este criterio, los políticos –otra vez abogados en su gran mayoría– se apresuraron a dejarlo sentado incluso en la normativa jurídica. De modo que bien vale la pena echar una mirada a cómo funciona este principio de la limitación de las responsabilidades en su lugar de origen, es decir: en la economía.

Ya a primera vista resulta evidente que la divergencia entre la responsabilidad moral y la responsabilidad jurídica es una de las principales causas de las prácticas de explotación depredadoras que se llevan a cabo de un modo prácticamente impune en gran parte del mundo económico. Si bien en alguna medida las empresas son responsables por lo que hacen, sólo resultan serlo en forma mínima por las consecuencias de lo que hacen. Joseph Schumpeter (1883-1950) decía que una de las cosas que mejor caracteriza al capitalismo es su capacidad para la “destrucción creativa”. La observación, a pesar del tiempo transcurrido, sigue siendo válida hasta el día de hoy. Por un lado las empresas crean nuevos y mejores bienes y servicios pero, por el otro lado, depredan recursos naturales no renovables –como por ejemplo el petróleo– y destruyen sistemas ecológicos enteros con sus desperdicios y sus efluentes.  En la enorme mayoría de los casos, estas destrucciones permanecen impunes; ya sea porque los casos no están previstos por la ley, ya sea porque resulta fácil encuadrarlos en la categoría de “accidentes”, ya sea porque las responsabilidades se diluyen entre un número tan grande de personas que al final resulta que nadie es realmente responsable de nada. Y a todo esto cabría agregar el fuerte impacto que la actividad y los condicionamientos económicos tienen –de modo directo o indirecto– sobre el tejido social, las relaciones interpersonales, la vida familiar y la constitución de grupos humanos interdependientes. Más allá de algunas tibias referencias al cuidado del "capital humano", el mundo económico declina toda responsabilidad concreta por estos impactos relegándolos a la nunca demasiado bien definida esfera de las cuestiones privadas.

La última crisis financiera mundial nos brindó una oportunidad casi inmejorable para observar cómo funciona este circuito de irresponsabilidades generalizadas. La crisis se explica, al menos en buena medida, por la ausencia de mecanismos que hubiesen permitido exigir una responsabilidad jurídica de los operadores del mercado. Ante la ausencia de estos mecanismos, los operadores naturalmente se sintieron libres y habilitados para conducir sus operaciones de un modo absolutamente irresponsable. La responsabilidad moral – que existe aunque no esté taxativamente legislada – fue olímpicamente ignorada ante la posibilidad de generar grandes ganancias. Y ésta es una de las características típicas del capitalismo.

La gran ventaja del sistema capitalista frente a los sistemas económicos más o menos utópicos que se han intentado es que no fundamenta su actividad sobre la siempre inestable buena voluntad ni sobre el siempre excepcional altruismo de las personas. Todo lo contrario; tal como Adam Smith lo admitiera tan ingenuamente hace ya más de doscientos años atrás, el capitalismo apuesta por las ancestrales y eternas debilidades humanas de la codicia y la avaricia. Algo que ya por sí mismo debería bastar para demostrar que la capacidad autoreguladora de los mercados es un mito puesto que, en vista de la natural codicia de los principales actores económicos, la capacidad de regulación espontánea de la economía y de los sectores económicos es exactamente tan improbable como la capacidad de los individuos para restringir voluntariamente cualquier consumo que les resulta deseable y posible. Ni las empresas van a dejar de vender lo que pueden vender al precio que pueden venderlo, ni los consumidores van a dejar de comprar lo que quieren comprar al precio que pueden pagar.

La teoría de “la mano invisible” del mercado y de la capacidad de los mercados de regularse por sí mismos sencillamente no tiene en cuenta las ancestrales y naturales inclinaciones de la mayoría de los seres humanos reales. Desde el punto de vista del modelaje matemático es posible considerar las oscilaciones del mercado como una dinámica tendiente al equilibrio. Lo que sucede, sin embargo, es que esas "oscilaciones" pueden llegar a durar años y hasta décadas enteras, y los seres humanos reales, cuando quedan atrapados en el pico negativo de una oscilación, difícilmente se consuelen con el argumento de que el ciclo siguiente será mejor. Para cuando ese mejor ciclo llega, el individuo bien podría ya estar muerto.  De este modo, el capitalismo es un sistema económico que funciona apoyándose sobre tendencias humanas reales pero que, a la hora de tener que justificarse, recurre a especulaciones abstractas cuya irrealidad no es muy difícil demostrar. Y debe recurrir a esos subterfugios porque, sea como fuere, nunca es demasiado elegante confesar que todo es cuestión de codicia, avaricia y afán de lucro.

Lo concreto es que, sin una regulación eficiente y eficaz, la economía capitalista no sólo tiende a ser injusta y a veces hasta inhumana sino que ni siquiera termina funcionando de un modo aceptable. Esa regulación, a su vez, implica forzosa y necesariamente la posibilidad de establecer responsabilidades jurídicamente exigibles. Una competencia económica sana y limpia es completamente imposible en un marco de impunidades generalizadas. Tal como lo señala hasta un clásico de la economía de mercado como Walter Eucken, sólo un claro sistema de responsabilidades compartidas puede garantizar la competencia sin trampas y sin arbitrariedades.

Lo que sucede es que, para tener un claro sistema de responsabilidades compartidas, primero hay que establecer un sistema de responsabilidades efectivamente exigibles y bien demarcadas aunque más no sea porque, sin ellas, resultará imposible obtener un adecuado sistema de premios y castigos. No sólo las operaciones económicas razonables deberían premiarse y los errores castigarse sino que la responsabilidad por los errores debería extenderse hasta las consecuencias que exceden el estrecho marco económico y causan estragos en el marco mucho más amplio de lo social, lo ambiental y lo político que es el marco general que, en última instancia, no sólo contiene sino que hasta posibilita la actividad económica en absoluto. El hecho económico no ocurre en un compartimento estanco y, por consiguiente, la responsabilidad que emana de las acciones económicas no tiene por qué quedar limitada al ámbito estrictamente económico. Solamente una economía orgánicamente integrada a su entorno social, ambiental y político resulta positiva para una comunidad. Sin esa integración orgánica muy fácilmente la economía termina resultando positiva sólo para quienes se llevan las ganancias.

La quiebra, de la que muchas veces se argumenta que constituye la penalización por excelencia de un mal comportamiento económico, no es necesariamente un castigo adecuado. Por toda una serie de razones. En primer lugar porque muchas veces la quiebra ocurre cuando las ganancias ya se han cosechado y sólo implica que no se podrán seguir cosechando. En segundo lugar porque con demasiada frecuencia representa una de las formas en que se pueden evadir, o al menos diluir, las responsabilidades. Pero por sobre todo porque, tal como se halla implementada en la enorme mayoría de los casos, no respeta el principio básico de equidad que requiere una justicia auténtica.

Es sabido que la responsabilidad económica jurídicamente exigible de las sociedades anónimas y de las de responsabilidad limitada se limita básicamente al capital invertido. Es decir: los propietarios involucrados responden con sus aportes de capital pero no con sus bienes o propiedades particulares. Es realmente curioso que casi nadie ha criticado en forma seria y profunda esta disposición absolutamente conocida y aceptada en el ámbito económico. Porque esta particularidad del derecho societario presenta una evidente asimetría: mientras las grandes empresas responden solamente hasta el monto de sus capitales, las pequeñas –como, por ejemplo, las sociedades de hecho y las empresas unipersonales– responden con la totalidad de los bienes de sus propietarios.

Pero, aparte de ello, hay, además, otra asimetría igualmente difícil de justificar – tanto como para decirlo suavemente. La ganancia, el lucro, en una economía capitalista de "libre mercado" es algo teóricamente ilimitado. No hay ninguna reglamentación seria y coherente que me impida vender algo a un precio cuatro, cinco, diez o cien veces superior al costo de elaboración o al precio de compra. Todo es cuestión de encontrar tan sólo al sujeto dispuesto a comprar y con dinero suficiente como para pagar ese precio. La inexistencia de ese sujeto, o la falta de voluntad del sujeto a comprar a ese precio, le podrá poner una limitación fáctica a mis pretensiones. Y de hecho, en la generalidad de los casos eso es lo que sucede. Pero ¿qué pasa con artículos imprescindibles como, por ejemplo, los medicamentos? ¿Qué pasa con los alimentos, la vestimenta y la vivienda? Incluso ¿qué pasa con varios otros artículos que, en teoría y en principio, podrían no ser considerados "imprescindibles" pero que se han vuelto precisamente eso en virtud de las características y las exigencias de la vida actual? La electricidad podría quizás considerarse como algo "no vital" desde cierto punto de vista, pero traten ustedes de pasar tan sólo 30 días sin corriente eléctrica y después me cuentan.  Y aquí es donde se hace por demás visible la segunda asimetría: mientras jurídicamente las ganancias de las grandes megacorporaciones pueden ser ilimitadas, por las pérdidas sólo se les puede exigir una responsabilidad fuertemente restringida.

Para colmo, el tan mentado y tantas veces esgrimido principio de igualdad ante la ley queda incuestionablemente vulnerado por el hecho que, mientras ciertas personas, en empresas de determinado tipo societario, no arriesgan sus bienes particulares, las mismas personas, en la misma actividad pero en empresas de otro tipo societario, arriesgan todo lo que poseen. En la práctica, esta asimetría no hace más que reducir el riesgo de los grandes operadores del mercado mientras aumenta la exposición a riesgo de los más pequeños, con lo cual no es de extrañar que los más expuestos queden tarde o temprano a merced de los menos expuestos. Sencillamente los pequeños y medianos tienen proporcionalmente mucho más para perder y no se pueden permitir las audacias, con frecuencia irresponsables, de los más grandes.

Probablemente donde más evidente resulta la falta de proporcionalidad entre posibles ganancias y responsabilidades exigibles es en el sector bancario y financiero. De hecho, los bancos han obtenido del Estado el privilegio de la creación de dinero al poder poner en circulación dinero nuevo bajo la forma de crédito. Con ello se han asegurado una oportunidad en dónde, en cuanto a las ganancias, “el cielo es el límite” como dicen los norteamericanos. Pero, cuando un banco quiebra, los depositantes o bien pierden gran parte de su dinero, o bien es el Estado el que se hace cargo de los daños con el dinero de los contribuyentes. Lo cual no es sino un eufemismo por no decir que quienes soportan esas pérdidas son, al final de cuentas, todos los contribuyentes que pagan impuestos al Estado. Como muchas veces se ha señalado, el sistema privatiza las ganancias pero socializa las pérdidas.

Es justamente lo que sucedió en la última crisis financiera mundial disparada desde los Estados Unidos. Docenas y hasta centenares de bancos y de financieras colapsaron dejando un tendal de miles de millones de dólares y, al final, tuvieron que ser los Estados los encargados de apagar el incendio inyectando en el sistema enormes sumas del dinero de los contribuyentes. Y, aparte de sujetos como Bernard Madoff y algún otro que directamente organizaron esquemas Ponzi y otras estafas evidentes, nadie tuvo que responder ante la justicia por los desastres causados ni por millones de familias perjudicadas. Peor aún: en su momento se dijo que el Estado sólo “prestaba” el dinero a las empresas colapsadas para “sanear” el sistema y que, una vez estabilizada la situación, esas empresas lo devolverían. ¿Alguno de ustedes conoce a algún banco o financiera que haya devuelto el dinero que recibió para paliar la crisis desatada a partir de 2007/ 2008? Es cierto que se implementaron esquemas de retorno, pero el dinero refluye a las arcas del Estado – si es que refluye – con cuentagotas y, en todo caso, como excedente de nuevas ganancias.

También es cierto que, como consecuencia de la crisis, los norteamericanos implementaron normas legislativas más estrictas en cuanto al funcionamiento del mundo financiero. En Alemania se instituyó un (pequeño) impuesto a la actividad bancaria – destinado a la estabilización del sistema monetario – y la prescripción de la responsabilidad penal de directores y gerentes de las sociedades anónimas se elevó de cinco a diez años para los casos de actividades manifiestamente delictivas. Sería exagerado negar que esta nueva normativa apunta en la dirección correcta. Pero igual de exagerado sería afirmar que resulta suficiente. Tener un "colchón" para amortiguar oscilaciones no es irracional; como que tampoco lo es ampliar el plazo en el que se pueden juzgar conductas fehacientemente criminales. Pero si alguien cree que esta cosmética alcanza para exigir una responsabilidad adecuada de los operadores económicos y frenar la depredación y el despilfarro de recursos que el sistema económico genera, me temo que la realidad se encargará muy pronto de despertarlo. ¿Acaso se puede reglamentar la codicia? Desde la época de los fenicios todas las medidas tendientes a tratar de lograrlo han fracasado más o menos estrepitosamente; al igual que los tantas veces intentados controles de precios como los que nuestro buen Guillermo Moreno quisiera implementar poco menos que a las trompadas.  

Para lograr una sociedad sustentable, las innovaciones que necesitamos no son de carácter técnico. Lo que necesitamos es innovación creativa en el ámbito del derecho societario y en todo el sistema financiero y económico. Desgraciadamente, hay pocas esperanzas de que una reforma sustancial ocurra en un futuro próximo, toda vez que ni siquiera las tímidas medidas norteamericanas y alemanas han sido seguidas por otros países. Tanto en el G20 como en la Unión Europea no existe en absoluto el consenso necesario al respecto.

Del caso puntual de nuestro propio país sería mejor ni hablar. Ni los "rodrigazos", ni las "hiper", ni los "corralitos" parecen haber hecho mella en nuestros economistas domésticos. Aquí seguimos en el discurso de la supuesta necesidad de un Estado prescindente por un lado y de un "modelo productivo diversificado y con inclusión social" por el otro. Es decir: mientras algunos quisieran que el Estado se retire por completo del ámbito económico, los otros quisieran que ese mismo Estado progame – de hecho o indirectamente – la actividad económica y que, además, redistribuya una riqueza que no ha creado incluso entre quienes en una de ésas ni siquiera han participado en su creación.

Como en la mayoría de las dificultades que tenemos en todo el mundo, el fondo de este problema es en última instancia una cuestión de valores. Sin una valorización adecuada de virtudes tales como la sobriedad, la equidad, la responsabilidad, la disciplina, el honor, el compromiso y – no en última instancia – la sensatez, es bastante poco lo que se puede esperar de normas, regulaciones y medidas económicas.

Una sociedad armónica, equilibrada y productiva no se logra ni con ingenierías financieras, ni con bizantinismos legales, ni con dádivas demagógicas. Se logra, en primer lugar con un Estado eficiente que cumple con eficacia sus funciones esenciales de síntesis, planificación y conducción. Además – y sobre todo – se logra haciendo coincidir la responsabilidad moral con la responsabilidad jurídica. Y en esto, lo que no podemos perder de vista es que la responsabilidad es siempre personal.

Mientras los jefes no sean personalmente responsables por el destino de sus subordinados; mientras los empresarios no sean personalmente responsables por el destino de sus empresas y de sus empleados; mientras esos empleados y subordinados no sean individual y conjuntamente responsables por la calidad y por la disciplina laboral y mientras todos no nos hagamos responsables por el destino de la nación en que vivimos, nuestros organismos sociopolíticos continuarán dominados por la irresponsabilidad de la codicia constituyendo sociedades de responsabilidad limitada .

Hasta me animaría a decir que muy limitada.
 

La gran mentira de las exportaciones mineras

       
Todos nosotros hemos oído y leído hasta el cansancio informaciones sobre los extraordinarios beneficios que nos brindan las cuantiosas exportaciones de minerales que se producen en nuestro país.

Por José Jorge Aldecoa

También hemos escuchado a gobernantes y funcionarios decir que las ventajas que nos dejan las exportaciones de minerales compensan con creces “los pequeños inconvenientes” que ocasionan las operaciones de extracción de los mismos.

Asimismo la propaganda de las empresas mineras afirma que somos un país cuyas exportaciones minerales superan los números de las tradicionales agropecuarias, que han sido desde siempre nuestro orgullo como “el granero del mundo”.

Ahora bien, definamos que significa en el comercio exterior la palabra EXPORTACION:

Según el Tratado de Bruselas y los acuerdos internacionales sobre el comercio exterior entre los países del mundo libre, se establece que se produce una exportación cuando las materias primas, productos y/o servicios del país de origen que se venden al exterior, son efectivamente recibidos y “nacionalizados” [1] en destino y son abonados en los plazos y montos pactados, mediante el ingreso de las divisas en el circuito financiero del país exportador.

En el caso de nuestro país, las divisas obtenidas por una exportación, deberán ser negociadas a través del Mercado Único de Cambios del BCRA (Banco Central de la República Argentina).
Bueno, hasta aquí todo parece funcionar perfectamente: nuestros productores venden al exterior, sus carnes, lácteos, frutas, miel, productos manufacturados, software, servicios financieros, turismo, etc. y reciben a cambio las divisas que son negociadas, como dijimos anteriormente, en el mercado del BCRA, recibiendo a cambio los pesos a la cotización del día del mercado local.

Pero aquí surge la gran paradoja de la exportación de minerales, ya que por el Decreto 753/2004 [2], el gobierno actual resolvió que la actividad minera está excluida del cumplimiento de lo mencionado en el párrafo anterior.

Entonces nos encontramos con una gran contradicción:
1. Todos los exportadores deben ingresar las divisas al mercado oficial de nuestro país.
2. La exportación, para que sea considerada como tal debe convertir sus divisas por intermedio del BCRA.
3. La actividad minera en la Argentina no cumple (por disposición del Gobierno Nacional) con los requisitos mencionados precedentemente.

Por lo tanto nuestras estadísticas de comercio exterior están reflejando cifras de exportaciones en dólares mentirosas, ya que en el rubro de minerales no podemos incluir divisas que jamás ingresaron al país y solo se deberían incluir las cantidades de minerales en toneladas y/u onzas troy que se entregaron al exterior, pero nunca su valor en dólares.

Pero aquí no termina la historia, ya que todos sabemos que nuestros sufridos productores, cuando exportan sus productos sufren por parte del Gobierno Nacional, retenciones que van desde un 5% (las menos) hasta un 40% (la mayoría ronda el 20%).

Y aquí se acentúa aun más la paradoja, ya que la actividad minera no sufre ningún tipo de retenciones y por el contrario es beneficiada con Reintegros a la Exportación tales como:

- “Reintegro a las exportaciones de los productos de la minería de la Puna Argentina” [3] Se estableció un régimen especial de reintegro a las exportaciones de sustancias minerales y determinados productos derivados contemplados en la NCM (originalmente del 5%, actualmente de 2,5%), Resolución ex M.E.y O.y S.P. Nº 762/93 y su modificatoria Nº 479/98
- "Reintegro de Tributos a la Exportación de Metales Preciosos" - Resolución 294/1995 [4]
- “Reintegro a las exportaciones por puertos patagónicos” Ley 23.018 y su modificatoria Nº 24.490 (que van del 5% al 10% según su latitud).
- Tratamiento especial para los productos comprendidos en el Capitulo 26 de la NCM y la denominada aleación dorada o bullón dorado. Resolución General AFIP Nº 281 del 02 de diciembre de 1998.
1. Se autoriza la declaración de un valor FOB provisorio sólo respaldado por el contrato entre importador y exportador;
2. Ese contrato no tiene certificación alguna que acredite la mera existencia de la persona física o jurídica que compra en el exterior;
3. Tampoco existe norma alguna tendiente a determinar la existencia de grupo económico u otra especie de relación – que puede llegar a la identidad absoluta – entre exportador e importador;
4. No es posible tener certeza alguna respecto de la cantidad y calidad de la mercadería que se está exportando, datos que dependen exclusivamente del importador y el exportador (la intervención de un árbitro es irrelevante a estos fines);
5. Por consiguiente, tampoco existe certeza alguna sobre el valor de la mercadería exportada, con lo que el tributo pagado deviene en una contribución graciosa del exportador hacia el fisco federal argentino;
6. Se otorga para el pago de esa contribución graciosa un plazo extraordinario, sin que se requiera garantía específica alguna como la ley exige.
7. "Devolución del IVA a la Exportación de Productos de la Minería" Resolución Nº 83/04 - Se podrá solicitar el beneficio instituido en el Artículo 14 bis de la Ley Nº 24.196 de Inversiones Mineras y modificatorias.

RESUMEN DE LOS BENEFICIOS QUE SE OTORGAN A LAS EMPRESAS MINERAS

• La inhibición total del Estado Argentino para emprender la explotación de yacimientos minerales.
• Un régimen especial para las Inversiones Mineras, que limita a las provincias el monto de las regalías y que las exime del pago de impuestos provinciales y municipales.
• La firma de un contrato con Chile que tenga primacía sobre las leyes nacionales en los territorios a explotar en una franja de 150 Km. a ambos lados de la frontera.
• El marco legal garantiza a las mineras transnacionales todos estos beneficios por 30 años.

Incentivos Fiscales

1. Doble deducción de Gastos de Exploración (Ley 24.196) pueden deducir el 100% del monto invertido del impuesto a las Ganancias.
2. Devolución del IV A a la Exploración (Ley 25.429).
3. Estabilidad fiscal y cambiaria por 30 años (Ley 24.196).
4. Amortización acelerada de maquinarias, construcciones, vehículos e infraestructura se amortizan en 3 año (Ley 24.196).
5. Exenciones de Aranceles y Tasas Aduaneras, no pagan derecho de importación o de todo otro gravamen por la importación de bienes de capital, equipos e insumos.
6. Regalías (Ley 25.161) el tope fijado en el país es del 3% menos los costos de extracción y transporte del valor boca de mina del mineral extraído.
7. Los Estados Nacional y Provinciales acordaron eliminar todo gravamen y tasas municipales e impuesto a los sellos.
8. Reembolso por Puerto Patagónico (Ley 23.018) se establece un reembolso a las exportaciones realizadas por puertos patagónicos del 5%. O sea le cobramos el 3% menos los costos de extracción y transporte y le pagamos 5% si lo sacan por puerto patagónico, por lo tanto le terminamos dando plata para que se lleven nuestras riquezas, que BUEN NEGOCIO!!!!!!!.
9. Exención del impuesto al cheque (Decreto Nº 613/2001), para el resto de las actividades es del 6 por mil.
10. Deducción del 100% del Impuesto a los Combustibles Líquidos, el que todos pagamos cuando cargamos combustibles.
11. Transferencia al exterior de capital y ganancias en cualquier momento y sin pagar cargas o impuestos sobre tales transferencias
12. No deben liquidar divisas. Están autorizados a no ingresar al país el 100% de lo producido por sus exportaciones, ya que venden, facturan y cobran en el exterior sin pasar nada por el Banco Central.
13. El costo del agua, no deberán pagar un centavo por la utilización de enormes cantidades de agua.


[1] "Se considera nacionalización al proceso de trasponer los límites del área aduanera e ingresar definitivamente al país de destino, previo pago de los derechos, impuestos y demás tasas y contribuciones que exija la ley aduanera de ese país".
[2] "Déjase sin efecto la obligatoriedad del ingreso y negociación en el mercado de cambios de las divisas provenientes de la exportación de productos, que fuera prevista por los Artículos 1° del Decreto Nº 2581/64 y 10 del Decreto Nº 1555/86, correspondientes a las empresas mineras"
[3] “Se establece el reintegro a las exportaciones de mercaderías comprendidas en la Nomenclatura del Comercio Exterior que se produzcan en las provincias de Catamarca, Jujuy y Salta”.
[4] "Se establece que, las exportaciones para consumo de mercaderías constituidas por determinados metales preciosos, cualquiera fuera su posición arancelaria (NCM), recibirán el reintegro de los importes que se hubieran pagado en concepto de tributos anteriores en las distintas etapas de producción y comercialización"


Las gestiones de Randazzo y las “viandas” de Sergio

Hay rabia y furia en ciertas barriadas humildes donde el kirchnerismo tenía pensado recolectar votos en las presidenciales de octubre. Las prebendas y el clientelismo político se volvieron en contra. Los K están probando la cicuta que nunca imaginaron tener en sus bocas.

Por Jorge Boimvaser

Horas atrás, dos punteros de Ciudad Oculta que responden a la Fundación Madres de Plaza de Mayo se trenzaron a balazos y esto recién comienza.
En esa villa, como en muchas otras donde se erigieron viviendas y barrios por cifras multimillonarias —fraguadas en sumas astronómicas—, la bronca tiene un motivo claro:
 
La gente pobre se siente humillada, y mal.
Una vivienda popular, bien construida, mejor pintada —los colores vivos dan una imagen de prosperidad y alegría que contrasta con la realidad que se vive en esas zonas—, con un sistema de placas de poliestireno en puertas, techos y paredes, cuesta cerca de 230 dólares el metro cuadrado.
 
Cuentas rápidas: 50 metros cuadrados saldría aproximadamente 12.000 dólares. Si los números que fabricó Sergio Schoklender para el programa “Sueños Compartidos” —como dicen los funcionarios del Gobierno que tienen el caso en sus manos— son ciertos, esas mismas viviendas se habrían facturado al Estado en sumas cercanas a los cien mil dólares por unidad.
 
El desfalco total en que incurrió el ahora defenestrado y desaparecido ex tesorero oficial de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, llegaría a los 160 millones de pesos (algo así como 40 millones de dólares).
 
Cuando en ciudad Oculta advirtieron que por esas casas se pagaba esa astronómica cifra, la información corrió como reguero de pólvora por las calles de esa y otras villas afectadas. La gente se siente humillada y con razón. Observa los spots publicitarios en Fútbol para Todos y siente la lógica indignación de haber sido estafados en su buena fe.
 
“Nos hubieran dado esos cien mil dólares en la mano y comprábamos viviendas en cualquier zona de la provincia o la Capital…”, es lo que dice la gente enfurecida que ya no piensa en votar (¿¿??)a los K en los próximos comicios.
 
El programa “Sueños Compartidos” se desarrolla en varias provincias, y esa corriente de asco no es solo bonaerense sino nacional.
 
Sergio Schoklender además adquirió con fondos del Estado, flotas de camionetas 4 x 4, un avión privado, motos de altas cilindradas y otros bienes dignos de un magnate cien por ciento macrista (o de otra fuerza despectivamente nominada “de derecha”.)
 
Felisa Josefina Miceli desesperó el año pasado frente a esta contabilidad de piratas en las cuales tenía que estampar su firma como visto bueno.
 
Dicen que fue a verla a Hebe de Bonafini y le dijo: “Esto no resiste una inspección fiscal. Si interviene la justicia voy presa”.  La respuesta la desesperó. Hebe le respondió: “Jodete”.
 
Ya se sabe que Miceli haciendo declaraciones a la prensa es como Juan Pablo Carrizo en sus malos momentos. Frágil y vulnerable por los cuatro costados. La ex jefa del banco Nación lloraba con las amigas con quienes corría todas las mañanas en el Parque Saavedra (García del Río y Pinto).
   
Florencio Randazzo supo del asunto e intervino tratando de calmar un tsunami de corrupción que ya es imparable. No le importaba la millonada de dólares que el Estado invirtió en una gran estafa sin un mínimo de control. El Ministro pensaba en lo que electoralmente podía originar este dislate.
   
Cuando no se puede tapar el cielo con las manos viene el Apocalipsis. Miceli dice que si abre la boca contando algunas suciedades de este desfalco —entre ellos la aparición de sociedades inexistentes en un lavado de dinero al que no serían ajenos narcos mexicanos—, la meten presa y la matan en la cárcel.
 
Así de simple.
 
Y un detalle más para ver cómo fue el comportamiento económico de la Fundación Madres de Plaza de Mayo de la mano de Sergio Schoklender.
 
El siguiente relato no es apto para el consumo humano. Repugna a cualquiera sea cual fuera su condición social o económica.

En el penal de Marcos Paz se construyó un pabellón especial para albergar y guarecer, a los chicos más peligrosos detenidos por violaciones, abusos sexuales y asesinatos en ocasión de robo. Esos que matan, no ya por un par de zapatillas sino para robarse los cordones. Esos pibes que violan desde niñas hasta abuelas tienen un pabellón VIP.
 
Los guardias del servicio penitenciario —“candados”— tienen que cuidarse de no mirar con malos ojos a esa población de máxima peligrosidad, pues ante cualquier denuncia de los reclusos son sancionados.
 
Y aquí viene lo espeluznante: los pibes encerrados no se alimentan con la comida del penal. Sergio Schoklender les provee desde la Fundación de las Madres con un catering especial.
   
La terapia de rehabilitación casi nadie la quiere tomar. Todos se sienten cómodos con el trato que prohijó Schoklender a los reos, quizás recordando que alguna vez él también fue víctima de la antigua vejación carcelaria (algo que ya no existe en Marcos Paz, donde los carceleros están inhibidos hasta de mirar en los ojos a los violadores y asesinos, por miedo al castigo).
 
Cuando algún detenido sale se despide del resto de la población con un… “hasta luego”… Sabe que tarde o temprano retornará y le esperará una comodidad sin precedente. Previo al retorno, habrá más muertes y violaciones en las calles.
   
También se le adjudica a Schoklender el abuso sexual que embarazó a una niña de una villa, menor de 14 años. Ninguna ONG que lucha contra estas aberraciones averiguó el caso. La justicia de minoridad y familia no se mete con los protegidos por la Fundación de las “madres”.
 
La pelea a puñetazos con su hermano Pablo dicen que es un episodio menor, producto del viejo recelo entre ambos.
   
El voto futuro de las barriadas pobres al kirchnerismo empieza a tambalear frente a estas obscenidades. Eso le preocupa a Randazzo y los suyos (ponerlo a Daniel Filmus a hacer declaraciones diciendo que algo ocurre con Schoklender es otro de los despistes de quien se sabe en caída libre). A Miceli solo la asusta ir presa.
   
En fin, cada vez se nota más: el kirchnerismo es una forma de hacer política no apta para el consumo humano.
 

El dueño de la lapicera

El que tiene la lapicera definirá los candidatos, establecerá quienes sí y también quienes no, aprobará o rechazará los nombres propuestos, pondrá su pulgar hacia arriba, o hacia abajo, siguiendo la más cruel tradición de los emperadores romanos.

Por Alberto Medina Méndez

Que la política intente recurrir a mecanismos detestables, está dentro de lo previsto. No puede sorprendernos nada de eso, cuando la dinámica cotidiana nos muestra aberraciones por doquier. Sucede esto, al menos en países como los nuestros donde, parafraseando a Ángel Soto, convivimos con “frágiles democracias”. Y no es que las normas no contemplen un sistema con instituciones fuertes, sino que la sociedad no está suficientemente convencida aun de su importancia, y acepta con excesiva naturalidad lo absolutamente inadmisible.

Es que ya nos hemos acostumbrado a este patético mal hábito de digitar candidatos para una elección, nos venimos adaptando a esto de que el mérito no sea el esperable sistema de premios y castigos, y que con ser parte del entorno, o simplemente un adulador crónico, resulta suficiente.

Alguien, circunstancialmente decide. Es un mecanismo tácito, que pocos se animan a desafiar. No está escrito, pero la patológica búsqueda de un líder omnipotente, hace que se despliegue la delegación como esquema central, erigiendo a una persona como la propietaria del poder para cederle mansamente la acumulación de determinaciones y convertirlo demencialmente en el “elector” lógico, en el decisor único.

El que tiene la lapicera definirá los candidatos, establecerá quienes sí y también quienes no, aprobará o rechazará los nombres propuestos, pondrá su pulgar hacia arriba, o hacia abajo, siguiendo la más cruel tradición de los emperadores romanos.

El detentador de ese poder se ufana de ello, sabe que todos lo buscan para obtener su aprobación, porque saben que alcanza con tener el beneplácito del mandamás para ser tenido en cuenta y aspirar a alguna posición significativa.

El ungido, el proclamado, se siente especial, porque fue seleccionado entre tantos. El líder vio en él, los atributos que en otros no. Es tan escasa su autoestima, que poco le importa la dignidad, la legitimidad del método que se ha utilizado para ponerlo en ese nuevo lugar, mucho menos aun la moralidad del estilo de decisión.

Se trata del mismo que exigiría en otros, prácticas pulcras, prolijas y ajustadas a derecho. Pero para sí, admitirá la utilización de recursos más básicos, menos formales, pero por sobre todo, marcadamente autocráticos.

Es que en este mundo del presente, algunas sociedades viven a espaldas de las formas. Para muchos, son cada vez menos relevantes, y los modos, los caminos, tienen poca significación. En todo caso el fin superior lo justifica y el resto es sólo un trámite sin importancia.

El consagrado, no se siente humillado, muy por el contrario, está entusiasmado con ese reconocimiento que entiende razonable, apropiado, justo y se enorgullece de su habilidad para sobrevivir al descarte natural que dejó afuera a los desleales. Sabe que no necesariamente fue seleccionado por sus dotes intelectuales, su preparación técnica, mucho menos por su integridad moral. Pero tampoco le preocupa en demasía.

Pesaron en la decisión, aspectos más elementales, de esos que valoriza la política en su extraña escala de valores, cuando prioriza lealtad, militancia y complicidad. Después de todo, para los códigos del partido, el talento, la inteligencia, el profesionalismo, la vocación de servicio, la creatividad y el compromiso no son atributos que deban ser considerados como trascendentales.

Tenemos lo que tenemos, porque hacemos lo que hacemos. Existen autócratas, por la baja calidad de los entornos, porque es más fácil halagar que criticar, pero fundamentalmente por la falta de integridad de los miembros de una sociedad que aceptan dócilmente las imposiciones del iluminado de turno.

En muchos casos, no sólo terminan aceptando lo improcedente como normal, sino aplaudiendo hechos que son totalmente objetables. La teoría del “mal menor” nos está invadiendo y una ciudadanía repleta de individuos dispuestos a quejarse pero no a ser protagonistas del cambio, termina siendo funcional a los que están y que pretenden perpetuarse hasta el infinito, renovando sus perversas prácticas.

El dueño de la lapicera, ya está preparado para hacer su trabajo. Una sociedad timorata le dará el marco adecuado, los intelectuales de siempre protestarán desde la comodidad de sus sillones, una dirigencia servil se pondrá a sus pies preparada para bajar la cabeza si no es favorecida en esta ocasión, aceptando como regla esta aberración moral, este engendro democrático, esta deformación institucional.

El líder, y sus sumisos colaboradores, construirán una línea argumental para explicar porque en “este caso” es correcto evitar internas, someter a la consideración pública las decisiones, dejar participar a la comunidad.

Pero lo más importante es entender que si estos modos nos parecen adecuados, el derecho al pataleo se agota en sí mismo. No podemos pretender mejorar la calidad institucional, reclamar una clase dirigente de mayor nivel, de la mano de metodologías tan burdas.

Es cierto que está mal, muy mal, pero estos personajes del presente no tienen el monopolio de este despropósito, se trata de una tradición enquistada que se ha venido validando por años, que no encuentra límite. Una sociedad adormilada, cómplice, participe indiscutible, se viene ocupando de que este círculo vicioso no se interrumpa. No sea cosa que el dueño de la lapicera se enfade.


Duhalde: "Hebe de Bonafini perdió el rumbo por completo"



El candidato a presidente por Unión Popular cuestionó fuertemente a la líder de Madres de Plaza de Mayo y a la política de derechos humanos del Gobierno.



El candidato a presidente por Unión Popular, Eduardo Duhalde, criticó al Gobierno en materia de derechos humanos al asegurar que "ahora es fácil" realizar esa política. Además, cuestionó en duros términos a Hebe de Bonafini.

"Las verdaderas Madres de Plaza de Mayo no son las que representa Hebe de Bonafini. Esta señora hace apología del terrorismo mostrándose a favor de la ETA, de las FARC y de todas estas organizaciones que cometen delitos de lesa humanidad. Ha perdido el rumbo por completo", cuestionó, según reprodujo la agencia DyN.

En esta lógica recordó que al asumir la Intendencia de Lomas de Zamora, en 1983, estuvo "rodeado de pañuelos blancos".

"Me quedo con la Asociación de Madres de Plaza Mayo Línea Fundadora", remarcó Duhalde en al hablar durante un acto de campaña en Tucumán. El candidato agregó: "En ese tiempo había que estar con los familiares de desaparecidos porque ahora es fácil".

Continuó: "Me destrozaron mi estudio y me tuve que ir con mi familia y cuando asumí la Intendencia de Lomas de Zamora, luego de la dictadura militar, lo hice rodeado de pañuelos blancos".

Aseguró: "Este gobierno ha confrontado a la sociedad e instalado la pelea como forma de gobernar".

"Esta pesadilla se termina muy pronto, el odio es la venganza de los cobardes", subrayó luego en un comunicado.


miércoles, 25 de mayo de 2011

NO OLVIDAR... EL 25/5/1973

Para evitar el olvido y divulgar a quienes no lo saben, especialmente a nuestros hijos, inocentes protagonistas de ese olvido.

EL "BEBE" RIGHI, LA GARRÉ Y LA FEDERAL

Nuestra memoria colectiva es tan escasa, tal vez ex-profeso deseamos no recordar hechos dramáticos como sistema de autodefensa emocional, que parece que nadie recuerda lo sucedido el 25 de Mayo de 1973. Pasaron casi 37 años.

Yo si lo recuerdo vivamente como uno de los días más trágicos de nuestra historia y casi le adjudicaría a ese momento la génesis del drama que comenzaríamos a vivir tras asumir la Presidencia de la Nación el dentista de San Andrés de Giles y ex mucamo de Perón, Dr. Héctor "Tío" Cámpora.

Ese día, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno el Gral. Alejandro Lanusse traspasaba la banda a Cámpora bajo los aplausos que bajaban desde los palcos y balcones, poblados por figuras como la actriz Soledad Silveira, el cura Mujica, el periodista Osvaldo Papaleo y su esposa Irma Roy, el "Brujo" José López Rega y su esposa Norma Lastiri, el cineasta Juan Carlos Gené (luego Director de Canal 7), Jorge Taiana, José Ber Gelbard, el Secretario del Movimiento Justicialista Juan Manuel Abal Medina y los terroristas Dardo Cabo, Galimberti, Fernando Vaca Narvaja entre otros.
La entrega de la banda presidencial por parte del Gral. Lanusse a Cámpora no fue acompañada por el Himno Nacional sino por la marcha "Los Muchachos Peronistas".

Concluido el acto, el Dr. Esteban "Bebe" RIGHI, (chaqueño, de 34 años en ese momento, especialista en Derecho Penal) y flamante Ministro del Interior, un joven lleno de "ideales", se trasladó al Departamento de Policía y entre otras barbaridades cometidas, ordenó desarmar a todo el cuerpo de la Federal.

Mientras Cámpora se saludaba y fotografiaba con el presidente cubano Osvaldo Dorticós y con el chileno Salvador Allende, RIGHI ordenaba al Servicio Penitenciario Federal abrir las puertas del penal de Villa Devoto, para poner en libertad a la totalidad de su población carcelaria.

Juan Manuel Abal Medina (hermano de Fernando, asesino de Aramburu y amante de Nilda Garré), partió con sus acólitos desde la sede del Partido Justicialista en Boedo 127 se trasladaron al penal de V. Devoto para efectivizar la "orden presidencial".

Salieron criminales de toda laya y color, asesinos y hasta reconocidos narcos internacionales como Francois CHIAPPE. A los pocos minutos, se incendiaron cientos de autos y colectivos alrededor de Plaza de Mayo y los muros de la Casa de Gobierno fueron pintados con la leyenda "Casa Montonera" por los "compañeros combatientes".

Hoy, 37 años después de aquella "La Noche Negra del 25", una camarada de ruta de aquel grupo de terroristas, la "Todoterreno" desagradable, perversa guerrillera (R.E.) Nilda "Comandante Teresa" Garré, hace lo mismo: destruye las FF.AA. y tras cartón, descabeza a la Federal y la desarma, mientras que Righi, hoy gordo, hipertenso lleno de colesterol y aburguesado millonario, obediente sirviente de la "nomenKlatura" es nada menos que... el Fiscal General de la Nación Argentina.

Solo 37 años para repetir aquella torpe y maldita decisión que tanto daño nos produjo.

La memoria de los argentinos... ¿Dónde está...?

Qué ironías tan dolorosas para el hombre común, aquel que solo quiere vivir en paz, que estos dos indignos de nuestro respeto, sean hoy quienes dirigen parte de nuestros destinos como sociedad y como Nación, compartiendo cartel en el triste y desolador espectáculo de lo que están haciendo con nuestro país

Seguramente repararemos el tejido social que estos tipos han destrozado, y volveremos a ser una sociedad respetuosa de todas las obligaciones y merecedora de todos los derechos que esta banda de terroristas nos ha robado.

Tal vez no falte tanto para recuperar la memoria perdida e iniciar el recorrido del camino de la dignidad y unidad nacional.

No perdamos la memoria para no repetir el pasado más oscuro....divulguemos la verdadera historia y no la fábula de "los jóvenes idealistas" (eufemismo de asesinos), que quieren hacer creer a quienes no vivieron esa terrible época.

Más información http://www.politicaydesarrollo.com.ar/
Contacto: politicaydesarrollo@gmail.com

lunes, 16 de mayo de 2011

El ómnibus de campaña se preparó en Rosario y sólo espera el sí de Cristina

En los talleres de Batlle y Ordoñez al 1200, en el sur de la ciudad de Rosario, se habría hecho el trabajo, y la empresa sería Carbus Carrocerías SRL. El bus es celeste y blanco, con las imágenes de Néstor y la presidenta abrazados, bajo la leyenda "Cristina 2011".

Si bien la presidenta Cristina Fernández sigue con sus cabildeos sobre si se presentará a la reelección en octubre próximo, en Rosario se acondicionó un micro de larga distancia con imágenes y leyendas alusivas: "Cristina 2011" sobrevuela a la foto de Néstor Kirchner abrazado a su esposa.
El portal de noticias económicas rosarino ON24 encontró la imagen del micro ploteado en talleres de nuestra ciudad que desmiente el último discurso de Cristina, en José C. Paz, cuando dijo "no muero por volver a ser presidenta" y adujo cuestiones físicas y cansancio para presentarse a la carrera electoral.

En los talleres de Batlle y Ordoñez al 1200, en el sur de nuestra ciudad, se habría hecho el trabajo, y la empresa sería Carbus Carrocerías SRL.
El ómnibus en cuestión está pintado de celeste y blanco en su totalidad, y resalta la imagen de Néstor Kirchner y Cristina abrazados debajo de la leyenda inequívoca: "Cristina 2011". Por ahora, el colectivo se encuentra en talleres rosarinos esperando la orden para viajar a la Capital Federal.

No es una confirmación ni nada parecido pero parece que si la primera mandataria finalmente se larga ya tiene todo listo.

Más información http://www.politicaydesarrollo.com.ar/
Contacto: politicaydesarrollo@gmail.com

sábado, 14 de mayo de 2011

Universidades anarquizadas, ocupaciones, desbordes, secuestros

Para quienes olvidaron la VIOLENCIA de los años 70, generada por los TERRORISTAS hoy JÓVENES IDEALISTAS. Para quienes no vivieron el TERROR y fueron ENGAÑADOS por la Propaganda Oficial.
Para que se conozca la VERDAD HISTÓRICA.
 

CAMPORA GOBIERNA. LA NACIÓN ERA UN CAOS
Fabricas tomadas, universidades tomadas, oficinas del estado tomadas. La paralización amenazaba ya al país. Cámpora preparaba su viaje a España para buscar a Perón. Un sábado al medio día hizo parar su caravana presidencial en un bar de Flores y jugó una partida de billar. Mientras tanto la izquierda ganaba posiciones y ponía al país en el marco de coyuntura que no quería, que no había votado y que iba a terminar en un desastre.

ASÍ ESTABAN LAS FACULTADES

Eran En realidad “las facultades alteradas”. Una especie de sinrazón se había apoderado de la juventud y cada aula era una barricada. Cada pedazo de pared una expresión ideológica. El que quería estudiar debía conformarse con peregrinar por mesas de trabajo políticas y no por claustros de enseñanza. Comenzaba una trágica encrucijada y nadie ponía orden.
La anarquía era el símbolo, la única palabra con la cual se podía definir la situación.

CAOS

Emblemas subversivos. Profesores insultados y golpeados. Tiroteos. Bombas. Las aulas eran un denigrante trampolín para el comunismo.


Y CÁMPORA SEGUÍA GOBERNANDO
Pero el 6 de junio de 1973, después que el ERP rompiera su pacto con el gobierno y Santucho saliera al aire por la televisión en conferencia de prensa, el empresario inglés Charles Lockwood era secuestrado: rescate, 2 millones de dólares. Liberación. Un año después volvía a ser secuestrado: rescate, 10 millones de dólares.

Más información http://www.politicaydesarrollo.com.ar/
Contacto: politicaydesarrollo@gmail.com

miércoles, 11 de mayo de 2011

¿En que anda la Ministro de Seguridad?

Publicamos el Expediente a través del cual Garre solicita la señalización de aquellos lugares pertenecientes las Fuerzas de Seguridad donde funcionaron centros detención, en consonancia con la política de “memoria, verdad y justicia” que viene implementando el régimen K.

Resolucion Nacional 181/2011

Organo/s Emisor/es: Ministerio de Seguridad

Categorias tematicas: Administrativo; Constitucional
Fecha de Sancion: 15-04-2011
Fecha de Promulgacion: Sin dato.
Numero de BO: Sin dato.
Fecha de Publ. en BO: 27-04-2011

Derechos Humanos:

Colocación de placas recordatorias en establecimientos pertenecientes a las Fuerzas Policiales y de Seguridad donde hubieran funcionado centros clandestinos de detención en el período comprendido entre los años 1976-1983. Aprobación
Fuerzas Armadas y de Seguridad:
Visto el Expediente Nº 10336/11 del registro del Ministerio de Seguridad de la Nación, y

Considerando:

Que mediante el Expediente MS Nº 10336 del 21 de marzo de 2011 tramita la presentación del Señor Secretario de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación a través de la cual solicita que se contemple la posibilidad de señalizar aquellos lugares pertenecientes las fuerzas de seguridad, donde funcionaron centros clandestinos de detención.

Que, en tal sentido, el titular de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación sostiene que la marcación externa de estos lugares busca visibilizar la función que tuvieron durante la última dictadura, con la finalidad de contribuir a la reparación del daño ocasionado a las víctimas del plan sistemático de exterminio y al conjunto social afectado por el terror estatal.

Que, asimismo, menciona que estas señalizaciones se están llevando a cabo en distintas unidades militares, a partir del dictado de la Resolución Nº 1309/06 del Ministerio de Defensa de la Nación que autoriza la marcación, previo reconocimiento por parte de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación de que allí hubiera funcionado un centro clandestino de detención.

Que hoy tiene vigencia en nuestro país un amplio plexo de normas constitucionales de derechos humanos y de instrumentos internacionales universales y regionales en la materia a los que la República Argentina ha reconocido jerarquía constitucional, que constituyen la base normativa del derecho a la verdad de las víctimas y la sociedad en su conjunto, y que conllevan el correlativo deber de memoria del Estado, ambos expresamente desarrollados en los Principios para la Protección y Promoción de Derechos Humanos Mediante la Lucha Contra la Impunidad de la Organización de Naciones Unidas.

Que en ese orden de ideas, el Estado Argentino ha llevado adelante una serie de políticas a fin de dar cumplimiento con los deberes de promover, respetar y garantizar los derechos humanos, incluidos los derechos a la verdad, la justicia y la reparación, rehabilitar a las víctimas y asegurar los beneficios del Estado democrático de derecho para las generaciones actuales y futuras.

Que en consonancia con la política de Memoria, Verdad y Justicia que viene llevando adelante el Estado Argentino a partir del año 2003, el Ministerio de Seguridad de la Nación debe asumir el compromiso de realizar políticas que promuevan el conocimiento y transmisión de la memoria sobre lo sucedido durante la vigencia del Terrorismo de Estado.

Que, en este sentido, la colocación de señalizaciones recordatorias constituye una iniciativa que pretende documentar y testimoniar las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el Terrorismo de Estado.

Que teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, y atendiendo el compromiso tomado por el Ministerio de Seguridad de la Nación en la materia, resulta oportuno disponer la autorización para la colocación de placas recordatorias en establecimientos pertenecientes a las Fuerzas Policiales y de Seguridad que le dependen, donde hubieran funcionado centros clandestinos de detención en el período comprendido entre los años 1976-1983, así como el mecanismo mediante el cual se tramitarán las solicitudes efectuadas a tal efecto por la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación.

Que, en este sentido, conforme lo dispuesto por el Decreto Nº 2009/2010 le compete a la Dirección Nacional de Derechos Humanos del Ministerio de Seguridad asistir a la Ministra de Seguridad de la Nación en la aplicación y cumplimiento de la normas en materia de derechos humanos, entre ellas, las tendientes a promover, respetar y garantizar los derechos a la verdad y a la justicia.

Que por ello, corresponde a la Dirección Nacional de Derechos Humanos del Ministerio de Seguridad de la Nación el trámite y la coordinación de las solicitudes que efectúe la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación.

Que la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Seguridad, ha tomado la intervención que le compete.

Que la suscripta es competente para el dictado de la presente resolución, conforme lo dispuesto por el Artículo 4º de la Ley de Ministerios (T.O. 1992) y sus modificaciones.

Por ello,

La Ministra de Seguridad resuelve:

Artículo 1: Autorízase la colocación de placas recordatorias en establecimientos pertenecientes a las Fuerzas Policiales y de Seguridad donde hubieran funcionado centros clandestinos de detención en el período comprendido entre los años 1976-1983. La colocación de placas recordatorias se hará mediante solicitud expresa y fundada de la Secretaria de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Artículo 2: Asígnase a la Dirección Nacional de Derechos Humanos del Ministerio de Seguridad de la Nación el trámite y la coordinación de las solicitudes que efectúe la Secretaria de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación en el marco del artículo 1º de la presente Resolución.

Artículo 3: Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional de Registro Oficial y archívese. - Dra. Nilda Garré, Ministra de Seguridad.

e. 27/04/2011 Nº 46437/11 v. 27/04/2011

Más información http://www.politicaydesarrollo.com.ar/
Contacto: politicaydesarrollo@gmail.com