sábado, 30 de abril de 2016

BAEZ: EL JORGE ANTONIO DE CRISTINA



“Del principio de la democracia: …en un estado popular es necesario un resorte más: la virtud”
Montesquieu

Por Carlos E. Viana

PJ y cía.: ¿Antidespidos o Proteger a los Jorge Antonio de Cristina?

Ante todo, debo aclarar que lo dicho más abajo, no alcanza a dirigentes peronistas como Massa, Lavagna, Pignanelli y otros que, aunque no comparta algunas de sus posiciones históricas, los respeto. Salvado el honor de estos caballeros, paso a opinar sobre una aparentemente incomprensible iniciativa de la bancada del PJ.
Nadie entiende muy bien el proyecto de ley del PJ contra despidos, que ya ha fracasado y que, además, crearía más desempleo, menos inversión y más atraso. El mismo Senador Pichetto, jefe de la bancada peronista en el senado, había declarado que la misma ya no había resultado cuando la promulgó Duhalde.
Muchas Pymes no podrán soportar esta medida y, si quiebran, sus empleados no sólo perderán sus trabajos, sino hasta su indemnización. Ellos saben muy bien que esta medida trabará la política de inversiones del gobierno nacional, que hasta ahora apoyaban los senadores que responden a los gobernadores del PJ, quienes sufrirían en sus pueblos la aprobación de esta medida antidespido. ¿Sólo oposición salvaje? No lo creo. ¿Entonces qué?

¿Cuál es la explicación?

Jorge Asís, unos de los dirigentes peronistas que yo consideraba honesto, ahora una gran decepción, dijo que había que darle un “corte” a las investigaciones. Que había que investigar a Báez, pero cortar las cosas ahí. Deslizó que, además, investigarla a la dudosa doctora sería contra la política y una actitud gorila.
En lo de gorila tiene razón. Es más, después del pasado gobierno, me he transformado en King Kong, porque una de las finalidades fracasadas de la Revolución Libertadora fue eliminar la corrupción desconocida hasta la etapa de la segunda tiranía, uno de cuyos personajes relevantes era el empresario Jorge Antonio, el Báez de Perón. Aunque en aquellos tiempos no fue el General quien le falló a Jorge Antonio, sino éste a su protector.
Habría una gran preocupación en los bloques del PJ porque las investigaciones los alcancen, sobre todo en cuanto al desprestigio que el destape de la corrupción kirchnerista montonera tiene para los votos futuros del peronismo.
La explosión de casos de corrupción política complica a los gobernadores del PJ y especialmente en cuanto a su futuro electoral.
Ellos no pueden oponerse a la ola de indignación popular contra quienes nos robaron impunemente, especialmente a los pobres, porque el kirchnerismo superó a Maquiavelo, quien decía cómo robarles a los ricos. Los discípulos de Néstor y Cristina lo superaron al florentino: descubrieron cómo robarles a los pobres. Pero cualquier medida del PJ para frenar a la justicia sería un costo enorme para ellos, mucho mayor que la detención de las investigaciones.
En consecuencia, ensayan una táctica oblicua. Ponen una piedra importante para la recuperación económica, supuestamente favorable para los sectores populares. El precio para que no avance este proyecto de ley es suspender las investigaciones, pararlas en Báez y unos corruptos más, con el sacrificio de éstos, como Ricardo III hace en la famosa tragedia de Shakespeare: les sueltan la mano a los delincuentes que ellos mismos mandaron. No toquen a la supuesta “doctora”, madre y maestra de la corrupción junto a su marido, sobre quien todavía no sabemos cómo murió.

El Presidente no debe transar

El Presidente no debe negociar, porque es el representante de una revolución moral, que era hora que exigiera el pueblo argentino. Por otra parte, la filosofía de los dirigentes del PJ es que el Poder Judicial depende del Ejecutivo. En consecuencia, si Macri lo quisiera, podría presionar a los jueces para que pusieran un límite a las investigaciones que afectan al peronismo.
Si el Presidente lo quisiera, podría hacerlo, porque esa invención de Raúl Alfonsín, con la anuencia de Carlos S. Menem, que fue el Consejo de la Magistratura, fue para establecer el control del Poder Ejecutivo sobre el Poder Judicial. Alfonsín estuvo muy preocupado por la “judicialización de la política”, pero impulsó la politización de la justicia.
Esta desvalorización de la independencia del Poder Judicial está instalada en la mentalidad autoritaria del peronismo y por eso lo presiona al Presidente para que le dé un corte a la investigación sobre la ultra-megacorrupción del kirchnerismo.

“Justicia” Federal, vergüenza nacional

Vale aclarar, como lo hicimos anteriormente con algunos dirigentes peronistas, que también hay jueces y fiscales honestos e intrépidos. Lamentablemente, no abunda esta especie en nuestra injusticia federal.
El “juez” Casanello declaró que el “tiempo es relativo”, aunque nada tiene que ver con la teoría de la relatividad especial de Einstein. En realidad, demorar 18 días allanamientos vitales que afectan a CFK, más que una “demora relativa” es una inmoralidad y un mal desempeño de la función pública, que lo hace sospechoso de integrar la asociación ilícita gubernamental que gobernó a la Nación en los últimos doce años. Esto ha sido superado sólo por la lección de “lectura veloz” que nos dio el “juez” Rafecas, cuando desestimó la denuncia del Fiscal Nisman contra Cristina Kirchner por el encubrimiento de atentado a la AMIA, y de la Justicia Federal, que no tomó de oficio el caso del asesinato de Nisman, un fiscal valiente, cuando la principal sospechosa como autora ideológica es la ex presidente.
Quien sí tiene a la “vergüenza nacional” bajo control es la prensa, porque ahora hay libertad de prensa, contrariamente a lo ocurrido con esta llamada democracia, que no tenía esta condición esencial para una república.

El PJ debe reaccionar

Es preocupante que el PJ no advierta que es necesaria su moralización, porque para que haya una democracia, debe haber no sólo un partido democrático, sino un sistema de partidos democráticos. Por ello es necesario que se democraticen, que eliminen su tradición de verticalidad y obtengan un liderazgo colegiado, y esto implica una moralización patriótica.
Al principio de este nuevo gobierno, el PJ mostró una actitud negociadora para sustraer a la Nación del grave problema del incumplimiento del fallo de la Justicia de Nueva York, ante la cual habían rendido la soberanía nacional Néstor y Cristina Kirchner.
Lamentablemente los últimos sucesos están apartando al PJ del camino de la democratización; una, con esta actitud para detener la justicia contra la corrupción, y la otra, si llegan a consagrar a Gioja como presidente del partido. Gioja, quien fue un enriquecido dictador de San Juan, donde reprimió y persiguió a la oposición. Y no nos olvidemos cuando declaró, como sumiso diputado kirchnerista, estar orgulloso de haber pertenecido a la “gloriosa” Juventud Peronista, rama política de Montoneros, quienes habían asesinado a su compañero Rucci.
¿Si el peronismo sigue por este camino, a quién le van a dejar la oposición?
Massa es una alternativa, pero se corre el riesgo de aterrizar en el narcosocialismo o en izquierda unida y entonces la evolución hacia nuestra no alcanzada democracia sufriría otro barquinazo, porque sin virtud no hay democracia.


                                                       Carlos E. Viana

jueves, 28 de abril de 2016

ARRIESGADOS EQUILIBRISTAS


"Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos". Eduardo Galeano
  
Por Enrique Guillermo Avogadro

Hay preguntas flotando en el ambiente que aún no han encontrado respuestas pese a que ya la Argentina cambió de gobierno, y de modos, hace ya ciento cuarenta días. En general, esos interrogantes se vinculan a los jueces federales que reinan en Comodoro Py, pero otros también alcanzan a la sociedad en general. Como es bien sabido, esos personajes, muchos de ellos tan corruptos como quienes quedan sometidos a sus juicios, tienen narices que envidiaría el mejor de los perfumistas, y son capaces de percibir los efluvios con enorme anticipación respecto al resto de los mortales.

Entonces, si los tiempos ya son otros y el olor a podrido que surge por episodios de las cloacas del kirchnerismo está incidiendo tan fuertemente en la sociedad, que clama por la cárcel de los culpables de tantos males y por la recuperación de los fondos robados, ¿por qué aún hay jueces -Rafecas, Lijo, Rodríguez, Canicoba Corral, Casanello, etc.- que se dan lujos tales como demorar hasta el infinito la producción de pruebas y los allanamientos que se les piden, atomizar las causas para evitar la unificación de las investigaciones o, simplemente, rechazar aquéllas que consideran "complicadas" para que no recalen en sus juzgados? El espejo que nos presenta Brasil con el proceso de impeachment contra Dilma Rousseff guarda, con nuestra realidad, una similitud altamente preocupante: la mayoría de quienes juzgan -allí, legisladores y, aquí, magistrados- están tan corrompidos como los mismos acusados; como dijo Jorge Lanata, basta con usar Google Earth para comprobarlo. Pero donde nuestros vecinos juegan con una gran ventaja es, precisamente, en el Poder Judicial, al que nadie cuestiona desde el punto de vista moral.

¿Cómo puede ser que, por las mismas razones, Lázaro Bóvedas Báez esté preso y su hijo Martín siga en libertad, pese a que su detención podría llevar a sus padres a entregar la llave que abra, finalmente, la caja de Pandora de los negocios de la obra pública y del lavado de dinero? ¿Por qué Sebastián Tortuga Casanello demora tanto los allanamientos como para transformarlos en inocuos al momento en que se decide a realizarlos? ¿Cómo continúan libres Cristóbal Timba López, después de robar millones de nuestros impuestos, o Anímal Fernández, a quien ya no le cabe una acusación más? La responsabilidad final de este desquicio es del Consejo de la Magistratura, con mayoría oficialista, que debiera comenzar a auditar ya mismo la actividad de los juzgados federales, y sancionar a los jueces remolones o distraídos. ¿Este proceso parecido a mani pulite irá hasta el hueso, donde se encuentran Cristina y muchos empresarios, o será una mera parodia, como sostiene Carlos Pagni?

Las respuestas se vinculan al escenario político, donde Mauricio Macri compite, ya directamente, con Cristina Kirchner, a la que todos -funcionarios irresponsables, sacerdotes imbéciles, policías ausentes y periodistas de todos los pelajes- han permitido recuperar una marcada centralidad. A mero título de ejemplo, baste recordar cómo protestábamos por los prolongados abusos que la ex Presidente hizo de la cadena nacional mientras que esta semana, cuando ya no disponía de ella, todos los canales y radios transmitieron en directo sus apariciones y los diarios le dedicaron miles de centímetros, la seguridad de sus traslados quedó en manos de La Cámpora y los malintencionados curas de la "Opción por los Pobres" le permitieron exhibirse en una reunión celebratoria con aquéllos que están en la miseria precisamente por obra y gracias de ella y su cohorte de bandidos.

Mientras el Gobierno intenta morigerar los efectos sociales del inevitable ajuste al que lo condenó la emperatriz del Calafate, y creo que lo logrará a partir de la salida del default que concretó esta semana, los afectados por la monumental inflación recuerdan los tiempos felices de tarifas inexistentes y subsidios a la bartola que dejó la década relatada, ignorando -porque se buscó mantenerlos sin capacidad de raciocinio- que sus padecimientos actuales no existirían de no haberse consumado el enorme latrocinio de los Kirchner.

Si hay una culpa grave del nuevo régimen, está constituida por la falta de comunicación adecuada. Hubiera debido ser el propio Mauricio Macri quien explicara con total claridad y detalle en qué condiciones recibió el Estado, el por qué de la necesidad de terminar con el déficit fiscal y de adoptar medidas antipáticas, dónde estamos hoy, dónde espera que nos encontremos a mediano plazo y qué se deberá hacer para lograrlo; no basta, evidentemente, con las breves frases, que suenan a voluntarismo, que el Presidente pronuncia en cada oportunidad para intentar tranquilizar a quienes ven declinar su nivel de vida todos los días. Las encuestas marcan una fuerte merma en su popularidad, palabra que, aquí y en todo el mundo, se traduce en gobernabilidad.

Pero también hay otras preguntas de las que todos debemos hacernos cargo. ¿Por qué ninguno de los periodistas, expertos, psicólogos y padres que opinaron sobre la muerte de cinco jóvenes en la fiesta electrónica relacionó lo sucedido con la efedrina, el precursor esencial de las drogas sintéticas causantes de la tragedia? Ese producto tiene, como todos recordamos, una trágica historia en nuestro país, que comenzó a salir a la luz con el triple crimen de General Rodríguez y que, pese a que no hubo una fuerte reacción pública, alcanzó a Anímal y a los traficantes que conducían, por entonces, la Sedronar; ¿a nadie se le ocurrió vincular el contemporáneo y explosivo crecimiento del consumo de estas drogas con ese negocio kirchnerista? Por otra parte, tampoco se conoce aún el resultado de la investigación, a cargo de la Juez Servini de Cubría, sobre el financiamiento de la campaña electoral de "Cristina, Cobos y Vos" en 2007 (¡hace ya nueve años!) por los laboratorios que  importaban la substancia para contrabandearla a México.

¿Cómo puede ser que, cuarenta y un años después, tribunales integrados por canallas pongan en marcha las parodias de juicios a los militares que combatieron en el Operativo Independencia, aquél que, por orden de un gobierno constitucional, evitó que se transformara a la Provincia de Tucumán en un Estado beligerante con reconocimiento internacional, como pretendían los terroristas del ERP? Los asesinos de -entre muchos otros- el Capitán Viola y su hija de tres años son ahora fiscales y testigos, y eso cuando no integran el propio tribunal.  Mientras tanto, el Gobierno y la sociedad siguen ignorando el tema, que sólo puede tener una solución política. La gran pregunta es hasta cuándo lo harán, ya que se acercan a cuatrocientos militares, policías y civiles muertos en cautiverio.

Creo que el proceso de moralidad y decencia de la política -y la limpieza de la Justicia- es imparable, y no sólo en la Argentina; toda la región está soportando similares efectos. Ojalá acierte con mi optimismo, cualquiera sea el costo que debamos pagar por ello porque, como dijo Valerio Massimo Manfredi, "La ley pone remedio a los defectos y a las imperfecciones de los individuos, limita los conflictos y la competencia, premia la voluntad de hacer y de sobresalir, alienta a los fuertes, apoya a los débiles. En una sociedad semejante no es una vergüenza ser humilde y pobre, sino no hacer nada para mejorar la propia condición"-

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado

KUSSMAN EN PRISION DOMICILIARIA


Por Juan Manuel Otero

El preso político Claudio A. Kussman ha vuelto a su hogar, ha vuelto, aunque con libertad ambulatoria restringida, a compartir la vida con sus seres queridos. Y eso es bueno, es un legítimo derecho que tres jueces dubitativos se comidieran en conceder, aún a riesgo de recibir un tirón de orejas de parte del Secretario Claudio Avruj, para quien, seguramente, ésta será otra “mala noticia”. 

Daría la sensación que -a paso lento, eso sí- los Derechos Humanos podrían llegar a ser gozados en nuestra patria por todos los seres humanos. 

¿Increíble, no? 

Sólo tuve acceso a la parte resolutiva del fallo, ignoro los fundamentos, citas jurisprudenciales y normativas que contenga, pero de todos modos cualesquiera que éstos hayan sido me llama la atención la base decisoria. No es más que una clara demostración del estado catatónico de nuestra justicia federal respecto a los mal llamados juicios de “Lesa Humanidad”. 

En efecto, dicen Sus Excelencias: “SE RESUELVE: 1ro. Hacer lugar a la apelación y conceder a Claudio Alejandro KUSSMAN, el beneficio de la prisión domiciliaria (arts. 32, inc. D y 33 de la ley 24660 sg/26472) la que deberá ser cumplida en el domicilio…” 

Hoy los ciudadanos democráticos festejamos alborozados esta decisión de los Camaristas… ¿Festejamos qué…? 

Pensemos por un instante: ¿Qué es lo que estamos festejando? ¿Cuál es el motivo de la legítima felicidad de parte de Kussman y sus seres queridos? 

La respuesta es deprimente: 

FESTEJAMOS QUE TRES JUECES HAYAN CUMPLIDO CON LA LEY, apenas que hayan respetado la Ley!!! 

¡A qué punto de degradación hemos llegado! 

En efecto, la norma legal en que fundan la resolución es del siguiente tenor: 

Prisión domiciliaria 
ARTICULO 32. —El Juez de ejecución, o juez competente, podrá disponer el cumplimiento de la pena impuesta en detención domiciliaria: 

a)…b)… c)… 

d) Al interno mayor de setenta (70) años; 
e) ... f)... 
Sinceramente me causa vergüenza. 

¿Sólo porque tiene 70 años? ¿No habrá influido el temor a ser responsables de la muerte de otro preso político? Porque si los mayores de 70 años deben ser beneficiados con la domiciliaria... ¿Qué responsabilidad tendrían por su muerte habiendo negado el beneficio? 

Parecería que obraron así más por temor que por honor. 

Hay miles de presos políticos en idéntica situación, octogenarios que van entregando su alma a Dios tras las rejas y a quienes se les negó desde la domiciliaria hasta la atención médica elemental, pero para ellos no hay derechos humanos. El cobarde ex Ministro que tomó la decisión de privarlos de ser atendidos en los hospitales de sus fuerzas sigue libre pese a ser claramente responsable del abandono y muerte de cientos de ancianos. 

Y la negativa a conceder el DERECHO HUMANO de la prisión domiciliaria se repite una a una, con incalificable saña, mientras que energúmenos como el Dr. Rozanski son aplaudidos por la troupe de militantes del terrorismo. 

Sólo la decisión de Kussman de cumplir huelga de hambre hasta las últimas consecuencias, con una valentía digna de tan noble causa como es la aplicación de la Ley, hizo temblar a los togados miembros del Excelentísimo Tribunal quienes más rápido que ligero estamparon sus firmas en el resolutorio. 

Sólo ellos y sus conciencias sabrán si el cumplimiento de la ley lo habrían observado si no hubiera existido la huelga de hambre. 

Sincera y lamentablemente, creo que Kussman seguiría en prisión. 



Juan Manuel Otero 
juanm.otero@usal.edu.ar

"Informador Público"


SUEÑOS COMPARTIDOS… SUEÑOS DESTRUIDOS…


Por Ricardo Bustos

"Sacrificaría mi existencia, antes de echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición” 
José de San Martín

“La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”
Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense

Cuanta angustia se hubiera evitado al actuar en tiempo y forma sobre los delincuentes que nos llevaron a esta triste etapa institucional de la República o lo que nos queda de Ella.

Fueron muchos los periodistas, dirigentes sociales, comunicadores, lectores que alertaban a la Justicia sobre lo que estaban observando en sus propias tierras al comprobar de que manera se robaba al Estado con total impunidad y el apoyo incondicional de los gobernantes de turno.

Tenemos solamente en la Provincia de Buenos Aires, casi 80 hospitales sin la infraestructura edilicia y sanitaria que necesitan, profesionales que nos salvan la vida con sueldos de miseria, falta de personal en la mayoría de los nosocomios, mal trato de muchos ciudadanos hacia médicos o enfermeras por no ser atendidos en tiempo y forma, aún sabiendo los motivos que los llevan a tomar esas medidas.

La seguridad en manos de policías sin experiencia por no tener una instrucción acorde a lo que la profesión requiere con jóvenes que hasta ayer estaban por las calles del barrio, desocupados, sin ninguna posibilidad de futuro, habiendo pasado por las Escuelas que no les pudo dar una suficiente calidad educativa por razones sociales, económicas o también en muchos casos...políticas por pertenecer a grupos que responden a caudillos que nada entienden y poco le interesan los problemas de la juventud. Entre los nuevos policías podemos ver a muchas chicas y chicos que patrullan las calles con trajes pintorescos pero con una cara de miedo que asusta verlos al pensar que son quienes llegado el caso deberían defendernos.

Hace unos días estuve en una provincia norteña y pude comprobar que habían construido un barrio con viviendas para miles de ciudadanos que, según se decía, no tenían su casa propia y tampoco podían acceder al crédito hipotecario porque sus haberes no lo permitían. La sorpresa fué que por boca de algunos vecinos me enteré que hay casos en donde punteros o dirigentes políticos, cuentan con tres o cuatro de esas viviendas a nombre de ellos o algún familiar o testaferro y después con documentación "trucha", previo pago de buenas sumas de dinero, transfieren esas propiedades a quienes realmente correspondería por derecho propio.

Barrios enteros que no se construyeron y el dinero fué a parar a otro lado, rutas que no existen en la práctiva pero figuran como realizadas, tareas de bacheo que son una verguenza porque va un camión antiguo con cuatro obreros de "mameluco" color naranja eligiendo cual es el pozo que van a tapar y con una pala un poco de asfalto negro disfrazan la mentira que todos comprobamos a la semana siguiente cuando caen dos gotas locas y vuelve a quedar al descubierto el mismo pozo.

Mientras la justicia continua en la búsqueda de mas propiedades de Lázaro Baez, adquiridas con dineros mal habidos, los comedores escolares no cuentan con fondos suficientes para darles desayuno, almuerzo y merienda a los niños de escasos recursos que por mas dolor que nos causa, son una gran mayoría y algo peor ocurre en los hogares de esos mismos niños ya que sus padres perdieron la costumbre de preparar alimento para sus hijos en el propio hogar...total...ya comieron en la Escuela. Como vemos, se ha perdido la voluntad, el entusiasmo que produce ver crecer a un niño sano y feliz, aunque ello no fué casualidad porque se llegó a esta instancia gracias a las políticas populistas de muchos gobiernos.

Ricardo Bustos 
Locutor Nacional Comunicador
Misiones Argentina

LA TRASTIENDA CONSPIRATIVA DE MILAGROS SALA



Sus socios revolucionarios en America Latina.

JUAN ANÍBAL GÓMEZ 

4 DE MARZO 2016

La verdad de las cosas, esta dada por la realidad  de lo que se promete, o la falsedad ideológica, de lo que se dice representar. En Argentina, que en este año, cumpliremos oficialmente 200 años como Nación, vimos en nuestra historia aparecer, distintos líderes, la mayoría personalistas, que sólo dejaron una estela de vida de fracasos, por montarse en sus egos, en contra y desmedro del Pueblo que se dice representar. En el caso de Milagro Sala, en el presente documento, sólo deseo, hacer conocer la verdad, por la trama de estrategia Política, e ideológica que esta montada detras de su persona, es el “personaje” elegido, que ciertos  siniestros la utilizan, entre ellos gente relacionada a los sistemas de inteligencia, que ven en ella, el personaje exacto, para ser utilizado, para beneficios del sistema. Bueno, terminado el presente prólogo, pasaré a la información de quien esta detras de ella.

Milagro Amalia Ángela Sala,  nacida el 20 de Febrero de 1964, en San Salvador de Jujuy, es una dirigente política argentina, líder de la Organización Barrial Túpac Amaru.  Desde el 10 de diciembre de 2013, se desempeñó como diputada provincial en la Legislatura jujeña por el Frente Unidos y Organizados de Jujuy. Renunció en noviembre de 2015, tras haber sido elegida para una banca al Parlasur por el Frente para la Victoria.  esta casada con el periodista (ex-La Nación) y escritor  Pedro Raúl Noro, nacido el 22 de Abril de 1943, en San Salvador de Jujuy. Casado con Milagro  cuando ella tenia 25 años, adoptaron a 12 chicos de la calle como hijos propios.  Milagro Sala nació en el barrio Bajo Azopardo de la ciudad de San Salvador de Jujuy, a los 15 años, Milagro descubrió que era adoptada. Vivió por años en la pobreza, en un ambiente marginal.  En su juventud, vivió un tiempo en la sede de la Juventud Peronista de San Salvador de Jujuy. Más adelante tuvo su primer empleo en la gobernación como mensajera del gobernador Carlos Snopek. Fue delegada de la seccional local del sindicato ATE.

Milagro Sala desplazó violentamente de su liderazgo al "Perro" Santillán por una cuestión interna de poder económico y rebautizó al grupo contestatario de aquél como Movimiento Barrial Tupac Amaru. "Cualquier dirigente que dispone de 100 bolsas (de alimentos) tiene 500 personas a su mando, el que tiene planes sociales tiene mil personas a su mando y el que tiene viviendas para repartir mueve 10.000 personas", asegura el derrotado Santillán. "Es el caso de Milagro Sala y de muchas organizaciones que están inmersas en un sistema clientelista". Sala se vanagloria de haber derrocado a cinco gobernadores. "Sin la bendición del gobierno nacional y su logística, no movía a nadie", dice "el Perro", que definió a la agrupación Tupac Amaru como "una milicia del Estado".

"Milagrito", como se conoce a la dirigente de ATE, es famosa por haber ocupado violentamente la sede del Banco Social de Jujuy para defender a un delegado de su gremio acusado de manejos irregulares.
Las compañías de asalto de Sala también atacaron a Lucas Arias y Juan Maidana, dos dirigentes de la Corriente Clasista y Combativa de Juan Alderete –cuando le soltó la mano Néstor Kirchner– y le fracturó el cráneo al primero. La  ex ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, recibía  frecuentemente a Sala y le asignó a Tupac Amaru 25.000 planes sociales, aparte del manejo en Jujuy de la mayor parte de las nuevas cooperativas de trabajo para la construcción de viviendas del Plan Argentina Trabaja.
El 2012, quien también es secretaria de Acción Social de la CTA hizo que sus huestes en Chaco tomaran una fábrica textil en concurso preventivo y finalmente se apropiaran de ella como "empresa recuperada por el pueblo". La planta fue reinaugurada como "fábrica de la Organización Barrial Tupac Amaru".

La agrupación sostiene que ya construyó, sólo en Jujuy, 1.500 viviendas, generando 4.000 puestos de trabajo, y que sus plantas textiles producen 30.000 guardapolvos por mes, más que muchas empresas de primera línea. Si bien es oneroso para el Estado sostenerla, el vertiginoso desarrollo de Tupac Amaru en 17 provincias tiene que ver con una característica original: es la única organización social que capta políticamente a las comunidades indígenas. Milagro Sala –que ordenó cerrar capillas en su jurisdicción para consagrar templos a la pachamama– lidera los reclamos de tres comunidades, los guaraníes, los coyas y los mapuches, siendo los dos últimos los más activos.
Pese a ser una dirigente promocionada por la Casa Rosada, su terminal política no es Kirchner (cualquiera que sea) sino Evo Morales. 


En la ceremonia de Tiwanaku del año pasado Sala se sentó a pocos metros del mandatario boliviano para festejar "el renacimiento de los pueblos originarios". En Jujuy y Salta funcionan campos de entrenamiento de Tupac Amaru. El más activo se encontraría a pocos kilómetros de la ciudad de Jujuy. Un contingente de 500 a 600 piqueteros de Tupac Amaru, seleccionados por Milagro Sala, se adiestran regularmente en el propio Tiro Federal de Jujuy con la complicidad de algunos mandos policiales que responden a las órdenes de la "gobernadora".

Que se entienda entonces que Tupac Amaru forma parte del proyecto de Constituyente Social en el que convergen cientos de grupos de izquierda de todo el país y que se define confusamente como una especie de "refundación revolucionaria de la Argentina".

¿QUIEN ESTA DETRÁS DE ELLA? ¿QUIENES MILITARIZARON SUS MILICIAS? RELACIONES CON LOS DISTINTOS GRUPOS VIOLENTOS, COMO QUEBRACHO.

Quebracho tiene 70.000 militantes, la mayoria con posesion de armas y entrenamiento militarizado ( No tienen entrenamiento militar porque carecen de disciplina, siendo ese punto su Talon de Aquiles), liderados por Esteche. Luego como Organización violenta, lo sigue la Tupac Amaru liderada por Milagro Sala con 140.000 militantes. 70.000 de ellos en la Pcia de Jujuy, superando los Efectivos de la Policia de la Provincia de Jujuy que consta con 5.000 efectivos policiales (como usted aprecia, la policia en dicha provincia ha sido superada). 
La Tupac Amaru recibe entrenamiento militar por elementos insurgentes infiltrados en Argentina de Sendero Luminoso. Milagro Salas fue adoctrinada y formada ideologicamente por Palomino Flores, cuñado de Abimael Guzman el Jefe de la Organizacion Terrorista Sendero Luminoso. Esta horda terrorista posee Organizacion de Unidades y Compañias de asalto, similares a las del Ejercito Argentino, tienen despliegue territorial, logistica, Comunicaciones, Armamento contrabandeado desde Venezuela y adoctrinamiento ideologico marxista. Además se asentó en Argentina, desparramando su potencial, gracias al manejo y poder que le brindó ser parte del Narcotráfico, asentándose sus dominios en Villa 31 Bis, o tambien en la Villa 1-11-14 y 20 y 24 como en otras.

Los otros 70.000 militantes de la Tupac Amaru estan distribuidos en las siguientes Pcias: Salta, Stgo del Estero, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Neuquen, Rio Negro, Sta Fe, Cordoba, Corrientes, Misiones, Formosa, Pcia Bs As (La Matanza y Lomas de Zamora). 
En Santiago del Estero tiene las Milicias Armadas del MOCASE, instruidas militarmente por insurgentes de las FARC Colombianas. El ENLACE o CONTACTO con el Partido Comunista Boliviano, con el Pte de Ecuador Rafael Correa, donde se encuentra Sendero Luminoso y con Hugo Chavez es FOLLONIER RAFAEL (Terrorista argentino del ERP) que desde el 16 de Enero del 2008 ocupa el cargo de "Coordinador de Asuntos Tecnicos de la Unidad Presidente". Follonier es quien facilita intercambio de militantes promocionando la Revolucion Chavista del Socialismo Siglo XXI. A su vez es el enlace entre EL CHAVISMO y las Milicias del Kirchnerismo (La Campora, Barrios de Pie, Miles, Quebracho, Movimiento Evita). 
Desde el año pasado se encuentran en la Universidad de Tres de Febrero y en la Universidad Popular Madres Plaza de Mayo el Militar Chavista Coronel JOSE CARRIZALES FLORES: es quien FORMO Y ADIESTRO A LAS MILICIAS ARMADAS DE VENEZUELA, UNA ORGANIZACION MILITAR POPULAR PARALELA AL EJERCITO DE VENEZUELA. Y el Coronel JOSE GONZALEZ PEÑA que dicta clases de ENTRENAMIENTO FISICO-MILITAR a pequeños grupos de las Organizaciones de Quebracho de Esteche, las Milicias de Luis D'Elia a quien llaman "El Comandante D'Elia", Movimiento Evita liderado por EMILIO PERSICO, Quebracho y a militantes de la Tupac Amaru. 
EL MOCASE de Stgo del Estero es liderado por Patricia Durand y Martin Obregon. 
El Movimiento Resistir y Vencer, liderado por Gabriel Rodriguez.
El JP Descamisados, liderado por Marcelo Koenig
La Organizacion PACO URONDO liderada por JOSE CORNEJO y DIEGO AKERMON. 
QUEBRACHO , liderado por FERNANDO ESTECHE y GUSTAVO FRANQUET. 
La Organizacion OESTERHELD, liderada por MARTIN GARCIA. 
La Organizacion POLO OBRERO, liderada por NESTOR PITROLA. 
La Organizacion MTR MOVIMIENTO GUEVARISTA TERESA RODRIGUEZ y la Organizacion COORDINADORA UNIDAD BARRIAL LENINISTA

EL CONTRABANDO DE ARMAS VIA VENEZUELA - BUENOS AIRES, SE HACE DESDE LA FRONTERA SUR DE BOLIVIA Y DESDE EL PUERTO DE BAHIA BLANCA. JUNTO CON EL ARMAMENTO VIENE LA DROGA (ESPECIALMENTE COCAINA). EN LA UNIVERSIDAD DE MADRES PLAZA DE MAYO EN EL 2010 SE DETECTO UN CONTRABANDO DE ARMAS, ESPECIALMENTE AK-47 de fabricacion SOVIETICA. Otro cargamento fue detectado en un camion que salia del Puerto de Bahia Blanca y se dirigia hacia LA MATANZA (Pcia Bs As) con 1.016 FUSILES AK-47 y lanzagrandas RPG-7 ambos de fabricacion Sovietica, en Febrero del 2009.

Ahora detenida, su mano derecha, es  Alejandro "Coco" Garfagnini, vocero de la Tupac Amaru en Capital Federal, responsable del armado del Operativo la Carpa, quien trabajaba el Ministerio de Desarrollo Social durante la gestión de Alicia Kirchner y despedido en Diciembre de 2015.


"No sabía que 'Coco' había vuelto a la Tupac, me enteré al verlo en televisión" recuerda el dirigente social Marcelo Arbit, ex mano derecha de Luis D'Elía en la Federación de Tierra y Vivienda. El dirigente de izquierda se alejó del ex piquetero tras los trágicos hechos del Parque Indoamericano, en diciembre del 2010, y harto de la corrupción del autor de la célebre frase: "Odio a la puta oligarquía". 
Arbit recuerda que el cerebro detrás de la Tupac es el marido de Sala, Raúl Noro, "ex periodista de La Nación, integrante del Partido Humanista y cuadro de Silo". Silo era un mítico dirigente que armó una Internacional que vivía en medio de la Cordillera, en la provincia de Mendoza.
"Silo tenía gran influencia en Europa y fundó partidos ecologistas y verdes del viejo continente" recuerda Arbit. El mismo día que el hombre llegaba a la Luna, Silo era reprimido en Jujuy por la policía del gobierno de Onganía. Ese 20 de julio de 1969, la vida del marido de Milagro Sala cambiaría para siempre.

El tiempo pasó y los socialistas se volvieron burgueses. En octubre del 2010, "Coco" Garfagnini, acompañado de 17 representantes de la Tupac, rompió con la CTA. El movimiento se verticalizaba a la par que se acercaba, cada vez más, al cristinismo. Poco después, la periodista Sandra Russo publicaría el libro "Milagro Sala, Jallalla", especie de homenaje a la dirigente que, según la ex panelista de 678, era demonizada en grandes medios. El acercamiento a la Tupac sería, para Russo, una experiencia única. En todo sentido.


En un reciente reportaje Milagros Salas, declaró: "Antes que ser argentina soy americana" y "antes que reconciliarnos con los blancos ellos nos tienen que devolver todo lo que nos robaron".


Juan Anibal Gomez
Dirigente Politico y Social
www.JuanAnibalGomez.blogspot.com



domingo, 24 de abril de 2016

NOS TIENEN TOTALMENTE CONTROLADOS



ESTO SOLO TIENE UN NOMBRE:

"EL GRAN HERMANO" de la novela de anticipación: 1984

NOS TIENEN TOTALMENTE CONTROLADOS

Escribe Jorge Azar  

   
EL CIRCUITO ESTA COMPLETO , EL GOBIERNO TE SIGUE.
SIBIO , BANCARIZACIÓN ,CELULAR ,TARJETA DE CREDITO, ETC.


El circuito está completo: salís de tu casa con tu celular posicionándote y dejando registro en la central, subís al ómnibus para ir al centro, marcás el inicio, luego llegás a tu trabajo en una zona donde hay cámaras de seguridad, se confirma tu arribo con tu rostro y el celular que sigue marcando la posición, entrás a tu trabajo, marcás tu tarjeta de identificación.
A cada rato que navegues en la web o recibas un e-mail habrá un registro constante de tus actividades, tus intereses, tus búsquedas, tus preocupaciones, se sabe que diarios leés, que artículos te interesan.
Al ir a almorzar pagarás con tu tarjeta de débito y quedará registro de cuanto gastás, donde y el entrecruzamiento podrá definir hasta con quienes, ya que tus compañeros de trabajo también tienen celular y si cada uno paga lo propio la información saldrá de ese cruce.
POR ESO LO DE LA BANCARIZACION Y LOS PODERES ESPECIALES PARA LA DGI-
Las personas serán controladas por tarjeta , Sistema Transporte Metropolitano, taxis con sistemas que te identifican y registran tus movimientos,Tarjeta Puntos Supermercado, El rastreo será por el GPS, SIM, SMS de los celulares, a los cuales ANTEL ya se los facilito al Ministerio del Interior, la excusa eran los celulares robados, los cuales al día de hoy no han aparecido ninguno, ya hice la prueba de perder el mio,.
La vuelta a casa, te tomás el ómnibus donde el celular te podrá localizar fácilmente, la tarjeta de prepago identificará tu entrada al ómnibus, vas a tu casa, te subís al auto, pasás por un peaje, la cámara te identifica, te metés en el shopping donde una cámara registra tu auto y la entrada, la patente, que obviamente por los datos del registro automotor ya está asociada a tu persona.
Hacés algunas compras, se puede determinar perfectamente que tipo de ropa te gusta, cenás algo y hacés un check in en un "hotel" además de comentarlo en Twitter, volvés a tu casa, el celular siguió marcando tu posición, ni siquiera lo apagás porque lo usás de despertador, lo ponés a cargar, ves televisión, te vas a dormir, 24 horas vigilado.
Eso sí, cuando a la mañana notes que te robaron el auto, le sacaron la patente, el chorro ni tiene el sistema SIBIO, usa un celular robado/clonado, ninguna cámara lo vio o si lo vio y va preso sale a los dos días, eso no es relevante. 

Y BUENO, TODO ESTO OCURRE POR EL CONSENTIMIENTO DE LA NO-OPOSICIÓN DE LOS PARTIDOS TRADICIONALES QUE POR NO DENUNCIAR PENALMENTE cuando no se puede en las Cámaras o llevarlo ante TRIBUNALES INTERNACIONALES, me parece que DE POLÍTICA SE PUEDE NO SABER pero de HECHOS REALES si, en los POLÍTICOS DE LA OPOSICIÓN ESTA EL DEBER de DENUNCIAR ESTOS HECHOS.

PRESENTAN EN ESPAÑA EL LIBRO SOBRE LA FACETA ESOTERICA DE HUGO CHAVEZ





"Antes de los 60 años te vas a enfermar gravemente y te vas a morir", le dijo la bruja Cristina al joven Hugo Chávez mientras señalaba una carta de espadas sobre una de bastos. Ése fue el primer impacto del Comandante Eterno con el esoterismo. Una afición que le acompañaría hasta el día de su muerte, vaticinada por su primera vidente, la hermana de su amante durante más de una década Herma Marksman. Corría el año 1987 y eran los tiempos en que un ambicioso capitán Chávez urdía el golpe de Estado que tomó cuerpo en 1992.

Pero no todo fueron malos augurios. La médium de cabecera del líder bolivariano también profetizó su ascenso a lo más alto: "Tú vas a ser presidente de Venezuela pero vas a estar preso primero. La señal la cargas encima", sentenció Cristina. Las cartas marcaron así su inexorable destino y con ellas llegó una obsesión que le arrastraría a realizar todo tipo de prácticas relacionadas con el ocultismo. Un largo currículo de contactos con el más allá que abarca los amuletos, la 'ouija', las apariciones de su bisabuelo 'Maisanta' (un general que luchó contra la dictadura de Juan Vicente Gómez), las charlas con el espíritu del libertador Simón Bolívar, la masonería (intentó ingresar en una logia), las visiones de las ánimas de la sabana y la santería cubana.

Brujería para controlar el país

Las increíbles revelaciones sobre el poder oculto que regía las decisiones del difunto presidente de Venezuela son fruto de la investigación del periodista David Placer y están recogidas en el libro Los brujos de Chávez (Economía Digital), que se presentó en Madrid el pasado 13 de abril, y del que ya se informó anteriormente en el boletín Info-RIES con motivo de su aparición primera. Ahora publica este reportaje el diario español El Mundo, firmado por Rocío Galván.

Uno de los hallazgos más relevantes de Placer es una carta -hasta ahora inédita- que el propio Chávez envió a la vidente Cristina Marksman. La misiva, que publica en exclusiva El Mundo, supone una importante prueba documental de lo que hasta ahora era un secreto a voces. "Chávez utilizó la brujería para controlar Venezuela y manipular al pueblo. Hasta tal punto que la santería importada desde Cuba transformó la manera de hacer política", afirma Placer tras recabar decenas de testimonios del entorno del líder bolivariano.

La santería es una práctica primitiva que tiene su origen en Nigeria y que llega a Cuba a través de los esclavos negros que llevaron los españoles. "Las prácticas santeras surgen con el chavismo gracias a la influencia de Fidel Castro, que aprovecha la superstición de Chávez para introducir a los santeros en todas las instituciones del Estado", explica Placer. Está confesión se la hizo el ex ministro y amigo personal de Chávez Raúl Baduel, desde la cárcel de Ramo Verde.

A partir de entonces el elector se convierte en devoto y nace así la veneración a Chávez como una especie de reencarnación de una deidad que posee el espíritu y de los antiguos libertadores. El libro relata que los 'babalawos' o santeros se introdujeron en organismos y empresas creando una red de espías que obtenían información gracias a su labor como guías espirituales.

"Los militares hacían los ritos de iniciación en La Habana y era frecuente ver altares en los lugares públicos. Esto llegó a transformar incluso el cuadro de mando del ejército, ya que un padrino de santero no podía estar por debajo en el escalafón", dice el periodista. Para el autor, uno de los descubrimientos más impactantes fue constatar que "en el Palacio Presidencial de Miraflores se realizaban rituales de espiritismo a los que acudían los jerarcas del chavismo y todavía hoy se siguen haciendo".

Relaciones con los muertos

El reportero caraqueño ha sacado fotografías del salón en el que tenían lugar estas sesiones. En una de ellas se puede ver una cabeza de caimán, utilizada para este tipo de ceremonias, así como velones y ofrendas. Todo apunta a que Chávez hizo rituales paleros, en la que se usan huesos de muertos. "En el cementerio general del sur se profanaban hasta ocho tumbas diarias", asegura. La relación con los muertos fue una constante a lo largo de la vida de Chávez. Varios testigos aseguran que dejaba una silla vacía en las reuniones con sus asesores para Simón Bolívar, con quien incluso mantenía charlas a altas horas de la madrugada. Cuando almorzaba a solas pedía otra ración para el libertador.

Otras veces, durante las sesiones de espiritismo en la cárcel, era poseído por el alma de su bisabuelo, que hablaba a través de él. Casi siempre para designarle como el candidato "elegido" por los dioses. En ocasiones aseguraba haber visto a la 'llorona', una conocida ánima oscura que según la tradición recorre la región de los Llanos. ¿Era Chávez un iluminado o era todo puro teatro? "Ambas cosas. Él creía en los espíritus pero también los utilizaba para manipular".

Lo cierto es que al final de sus días, cuando el cáncer invadía su cuerpo, el presidente volvió a sus raíces católicas. A través de la televisión pidió a Cristo que le prolongara la vida para poder acabar su labor mesiánica y prometió que construiría templos en su honor. Tras su desaparición, la figura de Chávez, lejos de desvanecerse subió a los altares y parte del pueblo comenzó a venerarlo. Algunos afirman incluso que se les ha aparecido.

¿Está Venezuela embrujada? El capítulo final contiene la respuesta: Chávez y la vidente Cristina fueron juntos a un río y realizaron un ritual para lograr que su poder fuera eterno. Ahora hay brujas venezolanas que intentan deshacer el hechizo, convencidas de que la última batalla contra el chavismo no es política sino espiritual.

El hijo de Changó

El líder bolivariano se inició en la santería bajo el signo de Changó en un ritual celebrado en La Habana, según explica el santero cubano Carlos Valdés. Entre los 'babalawos' del chavismo y la oposición, no hay lugar a dudas sobre esta versión: Chávez eligió esta deidad para iniciarse en una religión que creció como ninguna otra durante el chavismo. Changó, señor del trueno y del rayo, es una especie de santo de la religión yoruba, procedente del África Occidental. Según la tradición, Changó fue un rey guerrero, violento, brujo y viril, unas cualidades con las que Chávez se sintió atraído, según confiesan los propios santeros del régimen citados en la investigación.

Líderes esotéricos

El llamado Comandante Eterno no fue el primer presidente venezolano creyente y supersticioso. El socialdemócrata Carlos Andrés Pérez tenía una bruja muy conocida en los sectores políticos venezolanos que le hacía rituales para protegerlo de los ataques de sus enemigos. Su antecesor y compañero de partido Jaime Lusinchi contrató a un vidente en campaña electoral que vaticinara su victoria. Y el conservador Luis Herrera Campins no se despegaba de un amuleto que supuestamente le brindaba protección.


FUENTE: El Mundo 

Info-RIES





EL LIBRO QUE RECONSTRUYE LA HISTORIA DE LA GUARDERIA MONTONERA EN CUBA


Un documental actualmente en cartel en Buenos Aires reactualizó este episodio colateral de los años de dictadura que la periodista Analía Argento había investigado exhaustivamente en 2013. Extracto.


Crédito:

Entre los años 1979 y 1983 funcionó en La Habana, Cuba, una guardería "montonera" para los hijos de los militantes que regresaban al país clandestinamente en lo que se llamó la "Contraofensiva". Acaba de estrenarse un documental, "La Guardería", con testimonios de los protagonistas de aquella historia que Analía Argento había investigado y volcado en el libro La Guardería montonera: La vida en Cuba de los hijos de la Contraofensiva (Marea, 2013). A diferencia del film de Virginia Croatto, que es más del orden de una evocación personal y emotiva, el libro de Argento –mediante testimonios, documentos y una investigación in situ-reconstruye el marco histórico y político de este episodio.

A continuación, un extracto:

"Nunca subestimes el poder de la negación". Miguel me lo dijo cuando estábamos sentados frente a frente en un café del barrio de San Telmo una mañana en que llovía torrencialmente sobre Buenos Aires. (...)

Miguel no recuerda pero tenía un año y cuatro meses cuando su papá dejó la guardería de La Habana y también su mamá. Se iban solo por unos días y luego se reencontrarían en Brasil. Ese era el plan. Luego ambos volverían a la guardería donde esperaban sus niños. Solo volvió su papá que les habló y se los llevó a Acapulco a encontrarse con los abuelos que les darían consuelo a Edgardo Binstock y a sus niños, Ana, de cuatro años, y Miguel. Miguel tiene un solo recuerdo de esos días, la pileta de un hotel donde lo mimaron sus abuelos paternos. No recuerda que regresaron a La Habana a pasar unos meses más en la guardería donde en lugar de sus papás ya había otros adultos a cargo. Su memoria arranca en Barcelona donde vivirían durante dos años.

Allí su padre, que no dejó todo pero sí cambió la forma de militancia, se hizo cargo de la política de Derechos Humanos de Montoneros en el exterior y no se separó más de los chicos hasta 1982, cuando emprendieron el regreso a la Argentina y los chicos volvieron con los abuelos, como muchos otros hijos de montoneros, mientras Binstock esperaba en Brasil para poder entrar en el país seis meses después.

Así Miguel, con su año y cuatro meses, perdió a su mamá. Mónica Susana Pinus ("Lucía") fue secuestrada en Brasil y para él se convertía en una mamá desaparecida, una categoría que solo con el paso de los años entendió. Porque no estaba muerta, no. Ni viva.

En la cabeza de Miguel niño –y en sus fantasías– creyó que podía dejar de ser eso que le decían que era, una desaparecida.

Y buscaba, sin encontrarla, por las calles, en los colectivos, en las estaciones de tren, a la salida de la escuela.

En México, en Barcelona, en Argentina al volver. Por si aparecía esa madre desaparecida, por si dejaba de ser lo que le decían que era.

Cuando nos vimos en ese café de San Telmo Miguel tenía ya 34 y su primer hijo once meses. Miguel era mucho más chiquito que su bebé cuando viajó clandestino de Argentina a México y luego a Cuba, cuando lo llamaban "Francisco" –porque su hermanita Ana así le decía– y a su papá "Julián Del Valle", para ocultar su identidad.

Nos juntamos para que me contara lo que él creía que yo debía buscar en La Habana. (...)

"La guardería no es una casa. No vayas a buscar una casa, Analía".


–¿No?
–No.

–Quiero contar cómo era, dónde estaba, qué hacían. Quiero ver las casas de las que tanto hablan.

–Es que la guardería no es un espacio físico.

–¿Y qué es la guardería, Miguel?

–Lo que para cada uno significó. Eso es.

–¿Y para vos qué significó la guardería Miguel?

–Para mí es el lugar donde estuvimos mi papá, mi hermana, yo... y mi mamá.

Hizo un silencio y agregó:

–Es el último lugar donde estuvimos los cuatro juntos.

Entonces me mostró la foto de su mamá con los dedos índice y mayor de la mano derecha en V y en la izquierda un trapeador con el que acababa de lavar el piso de la guardería de Siboney, la primera guardería, la de Novena y 222. En la foto, Mónica sonríe.

Hijos de la Contraofensiva

Ya nadie recuerda el día exacto, pero para fin de marzo o principios de abril de 1979 un matrimonio y doce niños llegaron en un avión de Cubana de Aviación a La Habana.

Héctor Dragoevich ("Pancho") y Cristina Pfluger ("Laura"), fueron recibidos por dos cubanos que no se separarían más de todos ellos desde el primero al último día de la guardería: Jesús Cruz, del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y Saúl Novoa, "El Gaita", nada menos que de Tropas Especiales, cuerpo de élite de las milicias cubanas.

De la docena de chicos que llegaron con Pancho y Cristina solo dos eran sus hijos: Leticia y Ernesto. El mayor del grupo tenía apenas siete años. Se trataba de Carlitos Olmedo, hijo del dirigente montonero (ex FAR, Fuerzas Armadas Revolucionarias) Osvaldo Olmedo.

Los bebés eran dos: María de las Victorias Ruiz Dameri, a punto de cumplir un año, y Claudia Calcagno, de nueve meses.

Los deambuladores que apenas despegaban del piso eran cuatro: Leticia; Malena Olmedo, "La Pelirroja"; Carolina Calcagno y otro niño muy menudo llamado Gabriel. El grupete que rondaba los cuatro años estaba formado por Marcelo Ruiz Dameri, "Luche" Allocati, María Olmedo, Ernesto y una niña llamada Laurita.


Antes de partir, y según hoy recuerda, Pancho fantaseó con que se trataba de un vuelo secreto porque no podría resultar tan fácil que un matrimonio joven volara de un continente al otro con doce supuestos hijos de la mano. Para cuidar de los niños durante el viaje, los acompañaban la mamá de uno de ellos y otra dirigente montonera. Ninguno de los cuatro adultos había preguntado cómo sería la logística del viaje, sino cuándo y dónde, y allí estuvieron listos para partir.

Fue más o menos por los mismos días en que en Madrid se organizaba el primer grupo de niños, cuando a Edgardo Binstock lo convocó el comandante "Roque" (Raúl Yäger).

Binstock estaba en la Argentina y en una situación complicada. Había salido del país y había regresado para hacer interferencias de radio y televisión. En Morón Sur había "levantado" junto a su mujer y sus dos hijos la casa en la que vivió durante mucho tiempo y de pronto tenía que dejar la nueva de Los Hornos, esa desde donde había intentado rearmar Montoneros en La Plata. Les pasó la casa y el auto a otros compañeros, según el método habitual en la Organización. Pero circular por ahí, con esa información, sabiendo de esa casa y que seguiría siendo usada por algunos compañeros no era seguro.

Ni para él ni para los que la ocupaban. Quedarse o irse era un riesgo, pero la disyuntiva no la resolvería él. Desde México le llegó la orden y en los primeros días de 1979 volvió a salir del país. Estaba jugado, especialmente desde que se había reenganchado en Montoneros tras la desaparición de Miguel "El Chufo" Villarreal, casado con Silvia Tolchinsky, prima de su esposa Mónica Pinus.

Al llegar a México, Yäger habló con Edgardo. Le explicó sobre la decisión de poner en marcha la Contraofensiva. Y que necesitaban alguien de confianza como él. Le dijo lo mismo que habían informado y discutido en los distintos encuentros en México y Europa, la ofensiva de los militares había alcanzado su techo, los integrantes de las Fuerzas Armadas estaban divididos en dos: unos programaban una profundización de la represión mientras otros solo apuntaban a consolidar lo hecho en materia económica, política y social. Había una posibilidad de terminar con la dictadura, le dijo, si agrandaban esa grieta con acciones de relevancia y con la fuerza del sector sindical.

El Consejo Superior del Movimiento Peronista Montonero, durante una reunión en Roma, había dispuesto poner en marcha la Contraofensiva popular. Como explicó Yäger a Edgardo, supusieron que si empujaban una resistencia social, las Fuerzas Armadas entrarían en contradicción y no podrían repetir la ofensiva de los dos primeros años de la dictadura militar. Suponían también –erradamente, a la luz de los resultados– que había en Argentina posibilidades de insertarse en fábricas, villas y otros sectores, y replicar un plan de propaganda y acciones guerrilleras como atentados a figuras destacadas que simbolizaran el saqueo a la economía argentina y la represión. Imaginaban que con esas acciones sembrarían semillas en tierra fértil para estimular una resistencia social que ellos no percibían aniquilada por el miedo generado por el implacable terrorismo de Estado instaurado desde 1976.

No alcanzaba, pensaban, con las operaciones menores que estaban haciendo como las interferencias a las señales de radio y televisión que el mismo Edgardo acababa de realizar.

"De alguna manera se suponía que con un golpe muy fuerte en puntos vitales del sistema, este se podría desmoronar, abriendo camino a una generación contraofensiva del conjunto de las organizaciones populares", sostiene Roberto Perdía, número dos en la Conducción Nacional de Montoneros, más de treinta años después. Lo escribió incluso a modo de autocrítica en su libro La otra historia. Testimonio de un jefe montonero.

Bajo esos supuestos, en la segunda mitad del año 1979 ingresarían en el país grupos de militantes montoneros en forma clandestina, de a pares o de a tres, y se reagruparían en casas desde donde pondrían en marcha cada una de las acciones planificadas para golpear en esos "puntos vitales" a los que Perdía hacía referencia.

Durante la extensa charla que tuvo con su jefe, Binstock supo que algunos compañeros ya estaban entrenando para la Contraofensiva. Le explicó Yäger que varios, quizá la mayoría, tenían hijos, como él y Mónica. "Chiquitos, como los pibes tuyos, como los nuestros", le dijo. Y agregó que con los pibes no se podía volver, que había información de que los militares se estaban quedando con los chicos y que los usaban para sacar datos a los padres, incluso torturando a los niños.

Le habló del matrimonio que ya estaba pronto a viajar desde España con una docena de niños cuyos padres recibían formación política en ese país y luego entrenamiento militar en El Líbano y en Siria. Le reveló que en México se reuniría otro grupo de niños, en Cuernavaca, 85 kilómetros al sur del Distrito Federal. Y que después se sumarían al grupo de España en la guardería de Cuba. Le explicó que sería sólo por unos meses, el tiempo necesario para desarrollar algunas actividades de las que no le brindaría más detalles, por supuesto, pero que antes de fin de año los militantes volverían, algunos quizás antes, para reencontrarse con sus hijos. Entonces Edgardo pensó que le encomendarían alguna nueva tarea en Argentina y que su jefe estaba buscando la manera de decirle que con Mónica debían separarse de Ana y de Miguel. Cómo le pediría a su mujer que se fuera con él y dejara a los niños no lo sabía, y tampoco si se atrevería a convencerla. Pensó que debía aprestarse para un duro entrenamiento. Y no pudo imaginarse una despedida. Todo eso pensaba cuando Yäger volvió a hablar:

–Vos vas a ser el responsable.

–¿Responsable de las operaciones?

–No. Responsable político de la guardería. Tenés que irte con Mónica y los chicos para Cuba.

Y le contó que la Conducción había resuelto que debía convocar a matrimonios que se ocuparan de los niños, para quienes ir a la guardería fuera una solución, no un problema.

La idea era además que aun llamándolos "tíos", como harían los chicos con los adultos a cargo y con todos los demás compañeros de sus padres, hubiera figuras que representaran los roles materno y paterno.

Binstock era de los leales a la Conducción, como todos los demás que volaron a Cuba. Tal vez por eso no se hizo mención en esa reunión sobre lo que ocurría puertas adentro de la Organización.

Más o menos por los mismos días en que los doce chicos se preparaban en España para volar a Cuba, y cuando Binstock se enteraba de su nuevo rol, ocurrió una importante escisión en Montoneros. En la edición del 25 de febrero de 1979, el diario Le Monde publicó un comunicado firmado por Rodolfo Galimberti y Juan Gelman en el que anunciaban la renuncia de un grupo de militantes, sacaban a la luz los problemas internos de la organización y cuestionaban el "prolongado alejamiento de la Conducción Nacional del Partido del territorio argentino, y, en consecuencia, de las condiciones reales en que se desarrolla la Resistencia Argentina".

En ese marco se daba la Contraofensiva, que para el capitán Galimberti y el teniente Gelman eran parte del "resurgimiento del militarismo de cuño foquista que impregna todas las manifestaciones de la vida política de las estructuras a las que renunciamos". Hablaban también de "sectarismo maniático que pretende negar toda representatividad en el campo popular a quien no esté bajo el control estricto del partido", de la "burocratización" de la conducción y de la "ausencia de democracia interna."

La respuesta fue divulgada en el mes de marzo. La resolución número cuarenta y cinco fue firmada por los comandantes Mario Firmenich, Raúl Yäger, Fernando Vaca Narvaja, Roberto Perdía, Horacio Mendizábal y el segundo comandante Domingo Campiglia. Los seis hombres más fuertes del Ejército y del Partido Montonero. El análisis y la resolución final terminaron con la expulsión de los nueve "desertores" y "traidores". En el texto se apuntó también a que el capitán Rodolfo Galimberti, el teniente 1º Pablo Fernández Long, el teniente Roberto Mauriño, el Teniente Juan Gelman, la subteniente Julieta Bullrich (esposa de Galimberti), y los milicianos "afectados voluntariamente a tareas partidarias" Miguel Fernández Long , su esposa Di Fiorio, Victoria Elena Vaccaro (esposa de Pablo Fernández Long) y Claudia Genoud (esposa de Roberto Mauriño) "no han hecho saber en ningún caso y por ningún conducto orgánico su decisión de renuncia publicitada en Francia y que tampoco han reintegrado el dinero que tenían en su poder destinado a diferentes tareas en curso, ni los materiales políticos, de servicios y de seguridad que se hallaban circunstancialmente en su poder. Agregando a las sustracciones mencionadas los presupuestos que Galimberti, Pablo Fernández Long y sus esposas habían recibido para viajar a instalarse en la Argentina, el total de lo hurtado asciende a U$S 68.750".

Afirmaban los jefes en la resolución que "el lanzamiento de la Contraofensiva fue aprobado por unanimidad en la reunión del Consejo Nacional del Partido, reunido en octubre próximo pasado, publicitado sucintamente en el órgano partidario Evita Montonera n° 23 y ratificado plenamente en la reunión de la Conducción Nacional del Partido del último mes de enero".

En el documento se explicitaron públicamente los fundamentos del retorno a la Argentina que protagonizarían los papás de los chicos de la guardería y al que estaban renunciando Galimberti y los demás que lo acompañaban: "La Contraofensiva es una maniobra de características ofensivas, en la que se debe mantener la integralidad de la lucha y cuyo eje principal de desarrollo es la movilización de los trabajadores y la reconquista del poder sindical, siendo la resistencia de los trabajadores el espacio político propio, principal del peronismo montonero, representatividad ganada con el acierto político y heroísmo consecuente con que nuestro Partido inició e impulsó la resistencia a la actual dictadura, habiéndonos constituido en el único sector político nacional que promovió, apoyó con su entrega generosa de sangre y reivindica con absoluta claridad la masificación y el triunfo de la resistencia sindical y popular". (....)

Acerca de la autora: Analía Argento nació en Cinco Saltos, Río Negro, en 1970. Licenciada en Ciencias de la Comunicación Social (UBA), es actualmente Editora Jefa de la Sección Política y Opinión del diario El Cronista Comercial y como columnista política acompaña a Marcelo Zlotogwiazda en Radio del Plata. Su libro De vuelta a casa ha sido declarado de interés histórico, social y cultural por el Concejo Deliberante de su ciudad natal y por la Legislatura de Río Negro. Es coautora, junto con Ana Gerschenson, del libro Quién es quién en la política argentina (Perfil, 1999).



Analía Argento reconstruye en este libro la peculiar historia de la guardería que Montoneros abrió en La Habana para los hijos de los militantes que volvían clandestinos al país

jueves, 14 de abril de 2016

Habló la corrupta que perdió el poder y en la calle, gritaron los abonados que perdieron el sueldo


Cristina Fernández se dio el gusto de hablar nuevamente en público, para un puñado de militancia rentada y no logró mejor efecto que cuando era presidenta: que los televisores cambiaran de canal.

Llegó a Buenos Aires citada por la justicia, no convocada por los ideales. Salió de Comodoro Py y habló de los buena que es, lo bien que gobernó y atacó al gobierno nacional y a la prensa. En definitiva, nada nuevo, todo viejo, todo igual. Solo que ahora, en el llano, debe dar cuenta de sus actos, su corrupción y la forma en que vació el Estado desde el poder.

Mentiras, sobreactuación, retórica y ataque para todos y todas, fue el común denominador del discurso que la viuda dio a la salida de Comodoro Py a militantes de la Cámpora y ex funcionarios de su gobierno, que pedían a los gritos que vuelva, porque ellos han perdido el sueldo.

Sin ningún tipo de valor para el análisis periodístico, porque el discurso de CFK es la sombra de lo que fueron y el lamento de lo que son, se puede entender la presencia de la imputada en un palco improvisado por la clientela rentada de la ex presidenta, porque ya no tiene nada que perder.

Si acaso las causas sobre ella, avanzan como debiera, la ex presidenta va a terminar presa, invariablemente. Por eso, la viuda, ve con esperanzas el 2017, donde piensa refugiarse en el Senado,​ si sus cómplices, con el voto, la ponen ahí.

Ha sido parte del período más corrupto de la historia del país.

Sostuvo hoy, que todos los otros tienen la culpa menos ella. Gobierno, Tribunales y Periodismo (según CFK) han sido y son los culpables de que el país esté como está. Mientras tanto, los kirchneristas justifican cualquier cosa que diga, porque con su salida del gobierno, ellos perdieron el poder adquisitivo que les daba el sueldo que cobraban del Estado y otros, como Moreno y otros funcionarios que patoteaban a los periodistas, perdieron los negocios y no es por otra cosa que piden que vuelva la maestra del relato.

El acto, que no tuvo nada de espontáneo y si de organizado, con militancia de municipios k y organizaciones barriales, obligada y presionada para no ausentarse de la calle, es el más importante para Cristina, porque es el inicio de su largo derrotero por Tribunales, para explicar su incalculable (e inexplicable) fortuna y la asociación con el presidiario empresario, que un día levantó un monumento fastuoso para su amigo muerto.

La pregunta es si cada vez que CFK deba ir a Tribunales, hasta que quede detenida, este grupo de desocupados del poder, seguirán yendo una y otra vez a darle su apoyo? ¿O tal vez harán vigilia en alguna cárcel de mujeres?.

La ex presidenta corrupta, mintió una vez más; posiblemente esta vez más que otras veces, porque ya no tiene ataduras ni responsabilidades ejecutivas. Nos robó todo a los argentinos, desde los dineros públicos hasta la fe. El desafío a la justicia, es una puesta en escena de la ex empleada de todos los argentinos, que no supo hacer nada más que asaltar las cajas públicas y enriquecerse directa o indirectamente.

Es una pena, Cristina debería haber hablado adentro de la oficina de Bonadío, pero no. Allí, presentó un escrito donde no dijo nada sobre la operatoria que hizo con Kicillof y Vanolli para dejarle al país un agujero de 52 mil millones de pesos, que, cuando se investigue a qué bolsillos fueron, quedará probada, una vez más, la mentira del ladriprogresismo, que parece ir contra las multinacionales y los bancos, a los cuales benefició en esta oportunidad como a lo largo de toda la década donde nunca dejaron de ganar.

Solo mentiras y gritos dolientes de alguien que tuvo la oportunidad de pasar a la historia como una presidenta reformadora y será recordada como una ladrona de guantes blancos. Ella y Él tienen a su socio convicto, que espera una señal, antes de empezar a contar su verdad aunque se autoinculpe.

La dama, tiene sobre sus espaldas causas como Hotesur y Los Sauces que no la dejarán dormir y la llevarán tras las rejas y como si fuera poco, la ruta del lavado de dinero, es indivisible de la acción de poder que durante 12 años ejercieron en beneficio propio.

Cristina debe hablar ante la justicia, no en público diciendo pavadas. No podría reproducir acá ni una sola línea de las mentiras que dijo, quien durante 8 años nos vivió mintiendo desde las cadenas oficiales. Al no tener valor periodístico lo que dijo la ex presidenta, carece de sentido analizar su discurso y aquellos medios que multiplicaron su mensaje, sufrieron una caída de audiencia considerable, como era previsible. No es para menos; hacer lo contrario es sufrir del sindrome de Estocolmo a destiempo; es no haber madurado lo suficiente como para rechazar e ignorar a quien vendió un relato para enmascarar su actividad ilícita y hoy pretende que la escuchen lavando sus trapos sucios.

El final de Cristina es el de Milagros Salas. No son revolucionarias que sufren persecución política, son utilizadoras de la política que sufren persecución judicial por los delitos cometidos en la última década ganada para ellas.

Editorial Agencia OPI Santa Cruz



martes, 12 de abril de 2016

Tsunamis y Jueces Vencidos


El vencimiento de los contratos de alquiler que vinculaban al kirchnerismo con casi todos los jueces federales que residen en Comodoro Py ha comenzado a mostrar sus efectos, tras una lógica espera de los interesados hasta ver desde qué punto del cuadrante venían los nuevos vientos sociales. En la medida en que éstos se han descontrolado, se han convertido en un verdadero tsunami y su fuerza tiene mucho que ver con el humillante y grosero modo en que el poder fue ejercido durante la década relatada.

Tal vez a contramano de la voluntad del Juez Sebastián Tortuga Casanello, la declaración de Leonardo Fariña reventó los opacos cristales de la catedral pingüina; mientras éste evacuaba durante doce horas, se ordenaron allanamientos varios y, de inmediato, el Fiscal Guillermo Marijuan imputó penalmente a Cristina Kirchner, a Julio de Vido, a Ernesto Clarens (uno de los "financistas" que más trabajó con el trono) y a varios personajes más. Todavía resulta inexplicable que Martín Báez, cuyo padre ya está preso, continúe en libertad pese a habérselo visto contando toneladas de dinero, en pesos, dólares y euros; si hubiera sido detenido, sus progenitores se sentirían más que dispuestos a revelar también los secretos de la emperatriz. Una versión, en cierto modo confirmada por el propio Luis Amor D'Elía, atribuye el silencio de Báez y Ricardo Jaime a amenazas a la vida de los hijos de ambos.

El adelanto de las indagatorias en la causa de "La Rosadita" se debió a un hecho que puede traer aparejadas terribles consecuencias para funcionarios y empresarios: la semana próxima, Marijuán, que debía estar presente en ellas, viajará a Estados Unidos para acceder a la investigación que abrió la SEC (que controla a las empresas que cotizan en las bolsas norteamericanas) por la auto-denuncia de British Petroleum por las coimas pagadas en la inusitada extensión de la concesión del yacimiento de Cerro Dragón, en la Provincia de Chubut, donde los británicos con socios de PanAmerican Energy, de los Bulgheroni.

Es que el saqueo perpetrado mientras el relato imperó superó todos sus antecedentes históricos, menemismo incluido, y los montos involucrados son de tal magnitud que, si fueran recuperados, permitirían solucionar algunos de los grandes déficits sociales: salud, educación, vivienda. Baste pensar que se reveló que un secretario privado de Néstor, el que le llevaba a las cajas fuertes de Río Gallegos los bolsones de dinero, compró nada menos que ¡ochenta departamentos en Miami!

Si sumamos las cifras mencionadas por Federico Elaskar y Fariña, los saldos descubiertos en las cuentas suizas de Bóvedas, las increíbles compras de trenes chatarra y aviones de Embraer, los fondos desaparecidos de Santa Cruz, los retornos de los subsidios al transporte, los "sueños compartidos" por Hebe Bonafini y Sergio Shoklender, las confesadas coimas de Skanska, los negociados con bonos con la Venezuela de Hugo Chávez, las varias valijas de Antonini Wilson, los diamantes de Angola, las "escalas técnicas" en las Seychelles, las ventas de terrenos fiscales a precios irrisorios, las gigantescas estancias de Lázaro, los hoteles y las joyas presidenciales, las compras de gas licuado y miles de etcéteras, no puede dudarse de esa afirmación.

La lectura de ese incompleto recordatorio permite ver la enorme diferencia que existe entre los Kirchner y Mauricio Macri, y desechar rápidamente la maniobra intentada mediante los "Panamá papers" que, sin embargo, se habían transformado en un problema político para el Gobierno, que reaccionó con demasiada lentitud frente a la ofensiva que el cristinismo resistente y recalcitrante lanzó en su contra, con la obvia intención de mezclar, "en el mismo lodo y todos manoseados", a los delincuentes desalojados del poder y a quienes han venido a recuperar la República.

Porque lo cierto es que la actitud de Mauricio Macri frente a las acusaciones y denuncias, aunque criticable por su morosidad, marcan una sideral diferencia con quienes lo antecedieron, que literalmente mataban (¡Nisman!) a los acosadores y desplazaban, sin pudor alguno, a fiscales y jueces incómodos. El Presidente, por el contrario, se ha puesto a disposición de la Justicia. Hubiera sido mejor, sin embargo, que fuera la propia Oficina Anticorrupción o hasta él mismo quienes reclamaran la investigación, ya que eso hubiera mojado la pólvora de los cañones que ahora le apuntan.

Basta con comprobar que en los directorios de las empresas cuestionadas figuran -no fáciles testaferros, a diferencia de las compañías armadas para Bóvedas y Néstor- el propio Franco Macri y su hijo para comprender que no se pretendía ocultar nada. La creación de empresas offshore no constituye delito, salvo que se las utilice para lavar dinero o para evadir impuestos y, si ese hubiera sido el caso, el padre del Presidente no hubiera cometido tal torpeza.

Me genera urticaria la probabilidad de que el Presidente acepte, esta semana, la renuncia presentada por el emblemático Juez Norberto Oyarbide, tal como denunció Lilita Carrió, pero comprendo que será lo mejor, para ofrecer a otros colegas cuestionados el puente de plata necesario para convencerlos de dejar sus puestos; además, el rechazo de esa renuncia, por mucho que hubiera permitido continuar con el proceso de destitución que se está incubando en el Consejo de la Magistratura, hubiera irritado al sector de la ciudadanía más alejado de los entresijos legales, que lo quiere fuera ya mismo.

De todos modos, muchos de los hechos cometidos por este repugnante individuo podrán ser ahora investigados por la Justicia, ya que habrá perdido todos los privilegios de los que hasta ahora gozaba; será cuestión, solamente, de impedirle fugar del país para instalarse en alguno de los paraísos "gay friendly" a los que se ha mostrado tan afecto.

Ante el mazazo inflacionario que estamos soportando es útil recordar que la industria nacional ha recibido enormes subsidios a través de tarifas de electricidad baratas y, aún así, no ha aprovechado ese mágico momento para actualizar su parque de producción de modo de competir con éxito en el mundo. Si ahora sigue aumentando los precios de sus productos, pescando en la bañadera y cazando en el zoológico, me parece que ha llegado la hora de mandarle un aviso concreto: en un plazo cierto, la economía se abrirá y esa competencia internacional será forzada.

No pretendo que el Presidente nos haga volver a la época en que Cristina nos atosigaba, casi diariamente, con sus monumentales peroratas en cadena oficial, pero creo que hubiera sido mejor si hubiera recurrido a esa herramienta para explicar claramente al país, antes de que sus ministros anunciaran los aumentos en los servicios públicos, en qué estado lo encontró, qué convertía a esos incrementos en esenciales, cuál es el plan económico y en qué plazo estima que surtirá efecto sobre la inflación y el desempleo, vía supresión del IVA a los productos de la canasta básica y licitar obra pública.

La enorme mayoría de la población no entiende de macroeconomía, ni puede pedírsele que lo haga. Para ella, algunas medidas en particular resultan inexplicables (baja en las retenciones a la agricultura y la minería), las consideran mayores privilegios para los ricos y, así, se convierte en fácil blanco para las falsedades que el kirchnerismo y los populismos que lo acompañan como idiotas saben difundir tan bien.

Enrique Guillermo Avogadro

EL TURNO DE LOS DESCARADOS


Es posible que se estén dando algunos pasos en la dirección adecuada, recorriendo una línea de progresivos avances. Es necesario que los que se apropiaron del dinero de la gente no queden impunes. Si todo esto ocurre finalmente, será una excelente señal para el presente y el futuro del país.

Aun no se sabe si lo que viene aconteciendo es parte de una venganza organizada desde la corporación judicial, una meditada decisión política o solo un ataque espasmódico de moralina ventajista. El resultado final puede ser igualmente muy positivo, con independencia de las motivaciones que han llevado a este repentino despertar cívico y a esta inusual valentía republicana nacida desde las entrañas de este cuestionado sistema.

Más allá de las innegables implicancias favorables de estas noticias que todavía conmueven, desmontar las profundas raíces de la corrupción doméstica, de esa maquinaria arraigada por décadas, precisará de muchas otras acciones y no solo de este mero conjunto de loables intentos aislados.

Esta puede ser una enorme bisagra en la historia política, sobre todo por su significativo valor simbólico.  De algún modo, desde ahora mismo se puede hacer bien lo que casi nunca se hizo adecuadamente. Los corruptos no merecen clemencia alguna. Ellos tampoco la han tenido en ningún momento y sus remordimientos no aparecieron jamás, ni siquiera ahora.

El inocultable cinismo que ostentaron varias generaciones de dirigentes políticos es tremendamente ofensivo para todos. Demuestra una total falta de respeto a los ciudadanos, a esos mismos a los que se les ha mentido reiteradamente sin sonrojarse y sin ningún pudor. Sin dudas, esa despreciable actitud amerita, como mínimo, un castigo moral equivalente.

Para esto no sirve demasiado el endiosado gradualismo que invita a quedarse a mitad de camino. Claro que hay que avanzar caso por caso y continuar por ese sendero, pero importa mucho hacerlo con total determinación y suficiente potencia, para no caer en la eterna tentación de ocuparse solo de algunos emblemáticos incidentes, de seleccionarlos con un sentido político y haciendo gala de un indisimulable oportunismo.

Siempre ha sido una preocupación la impunidad ante la ley, pero hay que invertir también muchas energías en conseguir que los corruptos reciban además un contundente rechazo ciudadano, no solo porque corresponde, sino porque esa es la mayor garantía de que si la estrategia legal tropieza, no podrán continuar con sus fechorías como si nada hubiera acaecido.

Esta casta de inmorales tiene cierto talento para acomodarse a los nuevos escenarios a una gran velocidad, logrando que buena parte de la sociedad olvide todo lo sucedido sin pedir explicaciones por ese evidente cambio. El modo eficiente de terminar con esta patética historia es asegurarse que los corruptos tengan su merecido, pero que también los "colaboracionistas de siempre", no se escapen de ciertas normas haciéndose los despistados.

Una importante cantidad de dirigentes han sido, no solo funcionales por omisión, sino que han cooperado a cara descubierta con esos mismos a los que hoy les han soltado la mano, demostrando además, sin disimulo, sus escasos escrúpulos, su cruel personalidad y su indecencia crónica. .

Los delincuentes que se quedaron con el fruto del esfuerzo de la gente merecen todo el repudio. Pero ese premio también debe ser para aquellos otros que además de colaborar con las andanzas de los malhechores, deambulan por ahí como si nada tuvieran que ver, como si lo ocurrido no se hubiera logrado también gracias a su imprescindible complicidad manifiesta.

Esta actitud de hacerse los distraídos nos los exculpa de nada.  Hicieron lo que hicieron con total convicción. No fueron obligados a punta de pistola a hacer lo que no deseaban. Recibieron beneficios directos por sus posturas públicas y contribuyeron enormemente a construir el andamiaje político de ese perverso poder que fue el instrumento para ejecutar tantas atrocidades.

Es necesario mirar hacia adelante y dar vuelta la página de una vez, pero para hacerlo es indispensable que no se cuelen por los resquicios los secuaces de los forajidos de la política que aun pululan por ahí y pretenden pasar desapercibidos como si ellos no fueran parte central del problema.

Las sociedades siempre evolucionan con los individuos que disponen en un momento determinado y eso incluye a sus dirigentes. Hay que generar el marco de oportunidad para arrepentirse genuinamente. Si se cometieron errores bien vale asumirlos a viva voz, confesar los desaciertos sin eufemismos y comprometerse de un modo diferente para lo que viene.

Lo que no parece razonable es intentar que algo cambie con la participación protagónica de los mismos actores, con gente que no tiene miramiento alguno para delinquir, y que además exhibe una ausencia de códigos de lealtad con sus ideales y sus amigos, que los muestra como lo que son.

Un personaje que mira para otro lado, que ahora descubre mágicamente que, en el pasado, se cometieron delitos que fueron denunciados hasta el cansancio, que de pronto se sorprende ante la inmensa nómina de abusos de poder que emergen a diario y las reiteradas arbitrariedades que han quedado al desnudo, no merece tampoco respeto ciudadano alguno.

La lucha permanentemente contra la corrupción es un deber de todos. Encarcelar a los corruptos también. Pero es necesario además asumir las equivocaciones del pasado reciente con hidalguía. En ese proceso resulta vital ocuparse de esos pícaros que intentan hacerse los desentendidos. Para ellos también están las normas legales, pero si esas reglas no alcanzan para ponerlos en su lugar, será entonces la sociedad la que tendrá que recurrir a las urnas para que pronto sea también el turno de los descarados.


Alberto Medina Méndez