martes, 25 de noviembre de 2008

El ejemplo venezolano

Como enseñaba Don Nicolás Avellaneda, nuestros políticos opositores deberían aprender –y comprender- que “Nada hay en la Nación, superior a la Nación misma”.

Por Enrique A. Escobar Cello

El ‘marxista/narcisista’ -como lo llama Andrés Oppenheimer, y nosotros podríamos agregarle ‘prestamista’- gobernante de Venezuela ha sufrido un duro revés en las elecciones del domingo último. Perdió en las cinco zonas más populosas y ricas de su país.

Esto es; el sentido común de la ya escuálida clase media de Venezuela se ha impuesto al patético populismo marxistoide que este personaje pretendía imponer en la hermana Venezuela, captando el 45% de los votos y apropiándose de la mayoría en los cinco distritos electorales, cualitativamente más importantes de esa República.

Un ominoso llamado de atención para este sujeto, que consideraba que, de prepo y a lo guapo, se iba a llevar toda una nación por delante. ¡Se viene el agua, Chavito!

Esta es una lección de prioridades que nuestra oposición debería de tener muy en cuenta.

Como enseñaba Don Nicolás Avellaneda, y nuestros políticos opositores deberían aprender –y comprender- : “Nada hay en la Nación, superior a la Nación misma”.

Nuestra tan dispersa –y por lo tanto, electoralmente inexistente- oposición tiene el deber de comprender que lo que está en juego es el futuro mismo de nuestra Patria. No se trata de candidaturas, ideologías y/o proyectos, se trata de la Nación y sus calidades institucionales.

El programa para un solo período de gobierno de coalición nacional, o como sea que se lo llamara, puede ser la coincidencia en el estricto cumplimiento de nuestra Constitución (con la sola excepción de su reforma, única y exclusivamente para volver al original sistema del Colegio Electoral, lo que garantizará el retorno a las fuentes federales y será un futuro freno a todo intento de hegemonía populista).

Ese sólo período de estricto cumplimiento de las reglas del libre juego de las instituciones y de las libertades que nos garantiza nuestra Constitución, servirá para restablecer nuestra calidad institucional, y el desarrollo económico, en paz, con orden y juridicidad.

Este proyecto no necesita de presidentes ‘fuertes’, al contrario, lo ideal sería un presidente ‘débil’ con un Congreso ‘fuerte’ y una justicia autónoma y libre de influencias, que vigilen celosamente el estricto cumplimiento de lo que nos ordena nuestra Carta Magna. Luego de este período de cuatro años. Nuestra sociedad estará en condiciones de elegir al candidato que mejor le parezca, dentro del variopinto conceptual e ideológico que hoy ofrece las oposición, sumados por supuesto el actual oficialismo.

El párrafo precedente da por sentado que se ganarían las elecciones del 2011, porque así es: Se ganarían. Y debiéramos de comenzar con este proyecto, como lo hizo Venezuela, con las del año entrante.

De la encrucijada en que está nuestra Nación no se saldrá con varias candidaturas y algún ‘favorito’ -por usar la jerga turfística- que después se ve frustrado por el Lavagna de turno que diversifica los votos y le ‘escupe’ el asado, favoreciendo una vez más al populismo, hoy hegemónico. Se saldrá con el consenso mayoritario del patriotismo las voluntades de renunciamiento (¡por solamente cuatro años!) de nuestros políticos, el olvido de orejeras ideológicas y, por supuesto, la postergación de lamentables y patéticas aspiraciones personales.

Nuestros políticos deben sentarse y consensuar con patriotismo y renunciamiento. ¿Puede ser tan difícil ponerse de acuerdo en torno a la Constitución Nacional, su severo cumplimiento, y el retorno a la calidad de las instituciones republicanas y a un auténtico federalismo? Los afiliados a los diferentes partidos de oposición deberían exigirle a sus dirigentes que adopten esta postura.

Acá no está en juego que sean candidatos, Macri, Carrió, Cobos, Solá, Rodríguez Saa, etcétera, para perder –seguramente- pero ‘meter’ algunos diputados, algún intendente y, si la suerte acompaña mucho, hasta algún senador nacional, para después, cuando se juegan las libertades de nuestros ciudadanos, de poco o nada servir a la Nación.

Se trata de lo dicho por Avellaneda: Primero, la Nación.

Nadie está soñando con reeditar una Unión Democrática, uno de los más groseros errores políticos del siglo pasado. Por el contrario, se piensa en positivo.

Se piensa en ganar para reconstruir, las bases mismas de nuestra República, recobrar nuestra seguridad personal, nuestra soberanía, el respeto de las naciones del mundo y la liberación de este destino de pobreza, temor, dependencia y esta nauseabunda corrupción que nos asfixia.

Argentina Posible

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Cuando un gobierno es MAFIA

En los últimos años, la modernidad política y la extravagante predilección de los argentinos por ser conducidos al matadero por gobernantes de la mas baja ralea, han determinado que ocurran 20 hechos verdaderamente increíbles, rodeados de la más absoluta impunidad y puestos a congelar por los tres poderes del Estado para quedar, de ese modo, en el olvido total.

Por el Lic. Gustavo Adolfo Bunse

La palabra MAFIA reconoce distintos orígenes aunque el más extendido es el de las organizaciones que se defendían de la constante invasión francesa empezando por Napoleón que se robó los medallones de oro macizo de los pectorales de los 4 caballos de Piazza San Marco en Venecia (actualmente sólo pintados de color dorado).
Morte alla Francia Italia Anhela (MAFIA). Ese es el acrónimo mas aceptado.
Pero sus objetivos ulteriores degeneraron en asuntos no tan patrióticos.
En nuestro país tenemos historia escrita de la llegada de esta gente desde la época en que se instalaron en Rosario dos familias que incluso llegaron a cobrar el “pizzo” en comarcas muy alejadas de esa ciudad santafecina.
Eran conocidos como “Chicho Grande” y Chicho Chico” dos mafiosos de antología quienes al socaire de los gobiernos de turno hicieron su “trabajo” por 10 años y terminaron prestándole servicios a los propios gobernantes.
En los últimos años, la modernidad política y la extravagante predilección de los argentinos por ser conducidos al matadero por gobernantes de la mas baja ralea, han determinado que ocurran 20 hechos verdaderamente increíbles, rodeados de la más absoluta impunidad y puestos a congelar por los tres poderes del Estado para quedar, de ese modo, en el olvido total.
No es preciso hacer alusión a esos episodios. Desde mucho antes de la muerte del empresario Cacho Espinoza se puede hacer un buen catálogo de gestión que solamente pudo haber tenido lugar bajo la advocación divina de una organización mafiosa que tomó la sortija del mando político casi como en un gran descuido de la sociedad, aprovechando su postración histórica.
Es importante tener especialmente en cuenta las advertencias del francés Jean François Gayraud, el más importante estudioso de todas la Mafias en el mundo y de los antecedentes específicos de la incrustación mafiosa que tuvo el gobierno de Giulio Andreotti en Italia, no hace tanto tiempo.

Aquí se puede ver claramente como nuestros inmigrantes italianos (que son un poco más de la mitad de nuestro directorio telefónico) nos han traído a estas tierras, desde las prácticas más sencillas hasta el trágico “expertise” de la más alta gestión política para conducir un país de temerosos.
El arma principal de una mafia no es el asesinato sino la intimidación.
Los legisladores italianos aciertan cuando convierten esta noción en una de las piedras angulares de la definición penal de una organización de tipo mafioso. La intimidación permite a una mafia alcanzar la mayoría de sus objetivos apenas rozando la ilegalidad.
A ella responde la ley del silencio.
Los efectos de la intimidación no se circunscriben sólo a la neutralización de un individuo, sino que afectan a todo su entorno: familia, barrio, trabajo comunidad, amistades y relaciones profesionales.
Puede verificarse de forma explícita y determinada (amenazas directas a una persona concreta), pero también puede ser implícita.
La amenaza no tiene por qué expresarse.

La intimidación sobreentendida crea al final un verdadero clima de miedo generalizado. Las mafias gobernantes saben extender un ambiente de sumisión, sin llegar a provocar la represión directa. Basta, de vez en cuando, con aplicar algún castigo psicológico a los insumisos.
Como dice un proverbio chino: “Mata al pollo para asustar al mono”.
La intimidación no sólo se dirige a la población civil.
Las mafias de gobernantes también pueden atacar, si se da el caso, a los propios representantes del Estado. La intimidación a los servidores de la nación pasa primero “por lo alto”, de forma sutil e insospechada.
Se crean primero organismos especiales para intimidar jueces y luego se empieza a socavar la logística y todos los medios a disposición (Órganos legislativos de evaluación judicial, Tribunal de Magistratura, Fiscalización legislativa de fallos, etc.) Sobrevive el juez que obedece con su fallo.

De inmediato aparece el estrangulamiento logístico y la anemia de insumos.
Nada desestabiliza más a la policía y a la justicia que la falta de medios o las reformas penales paralizantes. Los políticos relacionados con la mafia pueden limitar los medios humanos, jurídicos y materiales de cualquiera de los departamentos de investigación.
¿Cómo puede un juez realizar la instrucción de un caso sin tener policías competentes y encima estando amenazado de expulsión por un Organismo supra judicial?
Los políticos también tienen la posibilidad de instar modificaciones de las leyes procesales en aras de una mayor protección de la presunción de inocencia - léase, de los mafiosos - o de frenar las carreras de funcionarios “imprudentes”. A esto se agregan las campañas de los medios de comunicación pro mafiosos.
Estos obstáculos colocados por el poder político marcan con claridad a los órganos de represión los límites que no deben traspasar. Los cargos públicos, policías o jueces obstinados se quedan aislados y se convierten en blanco de las amenazas.
La intimidación que priva a la justicia de testigos y frena el celo de los servicios represivos consigue, al final, paralizar la acción del Estado.
Los países sin Estado son el clásico ejemplo de gobiernos mafiosos.
En la parte occidental de Sicilia, la política siempre ha mantenido una relación directa con la Cosa Nostra. Tommaso Buscetta fue claro sobre este tema: “En los años cincuenta y hasta comienzos de los setenta, casi todos los principales políticos sicilianos, estaban en contacto con nosotros.
Y muchos de ellos llegaron a ser ministros y secretarios de Estado”.
La Democracia Cristiana fue el principal actor de este gran “compromiso histórico” que no sólo se circunscribió a Sicilia, sino que se extendió por todo el Mezzogiorno. Giulio Andreotti hizo declaraciones claras sobre el apoyo electoral de la Cosa Nostra a la Democracia Cristiana en esa época:

“Los votos de Sicilia provenían de una organización que desde siempre le conseguía a la Democracia Cristiana un fuerte apoyo en sufragios”.
Sin embargo, hasta que no se produjeron, en los años noventa, los distintos testimonios de los mafiosos arrepentidos (pentitti) que mencionaban a la Democracia Cristiana y sus responsables, no se tuvo una idea clara de la gravedad de la colusión. La caja de Pandora se abrió en 1993, cuando Tommaso Buscetta decidió revelar lo que sabía de 178 cómplices políticos de la Cosa Nostra, lo que había callado hasta entonces. El asesinato de los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, en 1992, fue el detonante que lo impulsó a hablar.
Cuando Giancarlo Caselli, fiscal de Palermo, inició las diligencias penales contra Giulio Andreotti (el 27 de marzo de 1993), parecía estar derribando un tabú de la política italiana. El 10 de junio de 1993, el Senado italiano aprobó la retirada de la inmunidad parlamentaria de Andreotti.
Se trataba, sin dudas, de uno de los hombres más poderosos de la historia del país. Había sido siete veces presidente del Consejo de Ministros y, en 33 ocasiones, el ministro de las principales carteras del país (Interior, Hacienda Economía, Asuntos Exteriores, Defensa, Industria, Sector Público, Patrimonio y Cultura).
En esa época, era senador vitalicio y representaba justo medio siglo de la Democracia Cristiana y de la política del país. Había estado presente en casi todos los gobiernos desde 1947 a 1992.
Sus apodos resumen por sí mismo el temor, el aura y la influencia que ejercía sobre sus contemporáneos: “el Inoxidable”, “Belcebú”, “el Sutil”.
Dos procesos se abrieron contra Andreotti, fundados esencialmente en la declaración de mafiosos arrepentidos. Pero más allá del hombre, se trata de todo un sistema político y un partido, que quedaron así desacreditados en forma pública sin el menor asomo de duda.

El primer proceso se celebró en Perugia.
Giulio Andreotti fue acusado de haber ordenado el asesinato de Carmine Pecorelli, periodista y director de la revista sensacionalista Osservatorio Politico Internazionale, ocurrido el 20 de marzo de 1979. Al parecer, se disponía a publicar información comprometedora para Andreotti acerca de la financiación del partido y, sobre todo, de las circunstancias del asesinato de Aldo Moro en 1978.
El periodista tenía en su poder un documento redactado por Moro, durante su secuestro por las Brigadas Rojas, que acusaba a Giulio Andreotti.
El senador fue absuelto en primera instancia, el 24 de septiembre de 1999, después de un largo proceso en el que se celebraron 162 audiencias y declararon 231 testigos. Sin embargo, el 17 de noviembre de 2002 fue condenado en apelación, a 24 años de prisión. Ni más ni menos.
Aunque su inmunidad parlamentaria de senador vitalicio lo libró de ir a la cárcel, la justicia había confirmado que la Mafia había matado a Pecorelli por orden de Giulio Andreotti.
El veredicto suscitó fuertes protestas corporativas de la clase política.
Al final, el Tribunal Supremo italiano absolvió a Andreotti de una manera definitiva, el 30 de octubre de 2003.
El fiscal que actuó en el recurso de casación afirmó que “no había pruebas de que Giulio Andreotti tuviera un móvil para ordenar el asesinato”.
Cuando un gobierno es MAFIA, aunque no vayan presos, se nota mucho.

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Bienvenido al mundo real

No se hagan ilusiones, en Venezuela no hay –ni habrá– salida electoral a la crisis, al menos mientras existan inhabilitaciones, máquinas electrónicas de votación, conteo parcial de los votos, capta huellas, un padrón tergiversado, uso de los recursos del Estado para el PSUV y un CNE chavista.

Por Alejandro Peña Esclusa

Mientras se escriben estas líneas, está llegando a nuestras costas una flota de cruceros rusos, compuesta por destructores de propulsión nuclear, naves escoltas, y barcos de apoyo logístico, con el propósito –según el Comandante de Operaciones de la Armada Venezolana– de “fortalecer los lazos entre la flota rusa y la Fuerza Armada Boliviariana”. Además, mañana llega el Presidente de Rusia, Dimitri Medvedev, para firmar con Chávez “acuerdos de cooperación nuclear con fines (presuntamente) civiles”.

Tal como declaré esta mañana a una cadena de televisión colombiana, estos acuerdos constituyen una amenaza para la paz y la estabilidad de toda la región, porque Chávez –quien es un aliado declarado de las FARC– le abrirá las puertas a los militares rusos no solamente de Venezuela, sino de Ecuador, Bolivia y Nicaragua, como ya lo ha hecho con el régimen fundamentalista de Irán.

La visita ocurre en medio de un cambio de gobierno en los Estados Unidos y de una crisis financiera internacional, que dejará espacios vacíos en nuestra región, y que los rusos querrán aprovechar al máximo, con el apoyo que les ofrece Chávez.

Dentro de este contexto, los dirigentes opositores pretenden que nos alegremos, por el supuesto triunfo obtenido en las elecciones regionales. Digo “supuesto” porque 80% de las alcaldías teñidas de rojo no constituye precisamente un triunfo. Claro, me baso en los resultados oficiales, porque no es cierto que el PSUV haya ganado en estados como, por ejemplo, Barinas, Vargas y Guárico. Pero no me corresponde a mí reclamar el fraude, sino a los candidatos que le robaron las elecciones, y que por algún motivo no reclaman, excepto el de Barinas. Otros, como Salas Feo en Carabobo, ganaron por un margen muy superior al que admite el CNE.

En Venezuela no existen elecciones libres y transparentes, pero Chávez accedió de mala gana a concederle algunos espacios a la oposición, para mantener el frente interno tranquilo –es decir, para evitar protestas – mientras él se dedica a mover sus piezas en el tablero internacional.

Chávez cuenta con cuatro largos años –hasta diciembre de 2012– para armarse hasta los dientes, y para consolidar sus alianzas con Rusia, Irán, China y Corea del Norte. Dado que ya cuenta con el apoyo de 14 gobiernos latinoamericanos, pertenecientes al Foro de Sao Paulo, Chávez podrá más adelante darle un “palo a la lámpara” y decretar su reelección permanente, con el visto bueno de Insulza y de Unasur.

Asumo, una vez más, la desagradable responsabilidad de advertir a los venezolanos que no celebren demasiado. Que la oposición controle el 20% de las gobernaciones y alcaldías, en nada cambia el panorama arriba descrito. Hace un año, todos celebramos la derrota de la reforma constitucional; sin embargo, Chávez se encargó de aprobarla meses más tarde, decretando ilegalmente las conocidas 26 leyes totalitarias.

Insisto: no se hagan ilusiones, en Venezuela no hay –ni habrá– salida electoral a la crisis, al menos mientras existan inhabilitaciones, máquinas electrónicas de votación, conteo parcial de los votos, capta huellas, un padrón tergiversado, uso de los recursos del Estado para el PSUV y un CNE chavista.

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Es pecado mentir, Sres. industriales

En Pilar los industriales habrían reclamado una nueva devaluación, la UIA cree o quiere hacer creer a la gente que la palabra "competitividad" estaría asociada a salarios bajos que son los que sufren las consecuencias en las devaluaciones. Los que esto afirman, tal vez quisieran volver al pasado y legitimar el tráfico de esclavos.

Por Horacio Guido Dupuy

Y mienten...

El economista Roberto Frenkel dijo: "Me la pasé 10 años diciendo que el tipo de cambio estaba atrasado..." y tal vez se equivoca el profesional, los que atrasan son los industriales que no se tecnifican y se conforman con pagar impuestos abusivos mientras dispongan del paraguas protector de gobiernos mediocres. Esos son los eternos socios del estado que odian a los "neoliberales"

Y mienten...

El economista Aldo Ferrer habla de un dólar de cuatro pesos y luego sostenerlo.. . Sería bueno que respondiera: ¿Porqué ha de ser la convertibilidad 4:1 mejor que la 1:1?. Afirma que un cambio alto no afectaría los precios porque "... el consumo de los argentinos es mayoritariamente de compre nacional". Luego, cuando se produzca la devaluación, nos diría que solo suben los precios de los commodity. La realidad dice que hoy se paga el gas envasado, el aceite, la harina, entre otros productos, más caro en dólares que en la "siniestra" época de los 90's, con el "fatídico 1:1".

Y mienten...

Carlos Capisano, presidente de la Federación Industrial de Santa Fe, que se había presentado ante los cronistas de LA NACION y Clarín con una broma: "Muchachos, ¿ustedes pueden hacer algo para subir el dólar?". Tal vez considere que siempre es más fácil exigir que se sacrifique al consumidor, que luchar por la derogación de impuestos abusivos, arbitrarios y mal administrados.

El economista duhaldista Javier González Fraga habría manifestado: "Hay que lograr que bajen las tasas de interés. Pero no van a bajar mientras esté deprimido el tipo de cambio. No es momento de pensar si una devaluación es inflacionaria. ..". Claro normal es que no les preocupen los problemas de la devaluación dado que funcionarios, legisladores y jubilados de privilegio estarían a salvo por "indexaciones" contrarias al espíritu del Art. 16 de la Constitución Nacional. Si esta es la propuesta del "peronismo disidente" cabría preguntar ¿En que se diferencian del kirchnerismo? ... Las tasas de interés están ligadas a la confiabilidad, al acceso a créditos blandos que se logran con un "riesgo país" sumamente bajo, con seguridad jurídica, no con los ajustes cambiarios que permiten licuar pasivos y reducir poder adquisitivo.

Y mienten...

Capisano habría afirmado además, que una devaluación no limaría el poder adquisitivo. "... porque hay un proceso de recesión muy grande." Según este economista la recesión sería el mejor remedio para evitar la inflación. ¿Que se pensaría de un que dietista sostuviera que "para adelgazar hay que dejar de comer"?.

Y mienten...

Nadie mencionó cuales pueden ser las razones para que Brasil haya expandido su economía revalorizando su moneda, en lugar de devaluar. ¿Es más calificada la mano de obra brasilera o sencillamente cuentan con una clase dirigente de mejor nivel? ¿Cual sería el milagro? Si no encuentran una respuesta adecuada podrían consultar la opinión de Aldo Ferrer o de Stiglizt y así seguir conduciendo al Titanic (versión argentina) rumbo al iceberg.

Por favor no mientan más...

Los devoradores de vidrio molido comienzan a escasear porque gracias a Internet se ha logrado erradicar esa malsana costumbre, tan mala como la de fagocitar pintura... La gente va comprendiendo que devaluar es atacar el bolsillo y que solo beneficia a los que medran en el país y depositan en paraísos fiscales...

"Dime con quien andas y decidiré si te voto"

La Gaceta de Argentinos a las Cosas

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Con el fallo de la Corte, no hay qué festejar

Obviamente, me refiero al fallo de la Suprema Corte que otorgó a los no afiliados a los gremios únicos por actividad el derecho a representar a los trabajadores.

Por Enrique Guillermo Avogadro

Pese a que, en principio, el fallo parece razonable, pues tiende a romper la hegemonía de los ‘caciques’ sindicales que se eternizan en los cargos, subidos a un aparato electoral interno que muchas veces, hasta con violencia, impiden el verdadero juego de la democracia, la resolución en cuestión produciría, de generalizarse, graves daños a la ‘gobernabilidad’ de las empresas y hasta del propio Estado.

En efecto; si ese único caso –como todos los que se zanjan en la esfera judicial- comienza a replicarse en todo el espectro laboral del país, nacerán infinidad de gremios y asociaciones menores con las cuales resultará imposible negociar una solución única por empresa o por actividad.

Como muestra del efecto que causaría, basta ver en estos días al Ministro de Educación porteño, inclusive al Jefe de Gobierno de la Ciudad, tratando de lograr un acuerdo con diecisiete (¡17!) sindicatos de maestros distintos.

Con toda la lógica de la vida sindical, los gremios con menor caudal de afiliados radicalizarán sus posiciones, para lograr mayores adhesiones, pese a que los sindicatos más grandes y representativos hayan arribado a una solución transaccional con su patrón, el Estado local.

Lo mismo sucedió el año pasado con los reiterados paros en los Subterráneos de Buenos Aires; a pesar de que Metrovías y UTA llegaban a reiteradas y sucesivas soluciones, los delegados de base –a los cuales el fallo de la Corte habilitará, en el futuro, a representar a los afiliados- desconocían el arreglo al cual se había arribado y continuaban con las medidas de fuerza, perjudicando a los ciudadanos en general.

Creo que la solución a este problema pasa, exactamente, por un camino contrario al elegido por la Corte.

Resulta innegable que la unidad en la representación sindical constituyó una formidable arma para los asalariados, puesto que les permitió negociar, de igual a igual, con los empleadores.

A la vez, también resulta innegable la baja estima en que la población en general tiene a los líderes sindicales, bañados –con algunas raras excepciones- en riquezas inexplicables, y perpetuados en el poder a través de los años, de los gobiernos y de los ciclos económicos.

No resulta ni el momento ni el lugar para hacer historia del sindicalismo argentino, pero a lo largo de las décadas estos jefes, haciendo uso y abuso de la acomodación política y de su capacidad de negociación y confrontación, se han ido transformando en los verdaderos dueños de Argentina.

¿No hemos visto, acaso, a Moyano violar todas las leyes y recibir abrazos del ‘matrimonio imperial’? ¿No hemos visto como, para lograr el apoyo de estos verdaderos ‘tiranos’ sectoriales, se les han ido entregando los recursos de las obras sociales y, con ello, la salud de los trabajadores?

Entonces, respetadísima Corte, lo que hubiera debido hacerse era, simplemente, ordenar el estricto cumplimiento de la ley vigente, democratizando –y controlando el proceso- la conducción de los gremios, pero sin romper la unidad de éstos.

No me refiero a la unidad de las eventuales confederaciones generales que existen o pudieran existir, ya que éstas, en todo el mundo, apoyan a determinados candidatos o a políticas específicas, con las cuales otras pueden no coincidir.

Mejoraría mucho la representación sindical y la actividad gremial si los procesos de elección de sus autoridades fueran claros, transparentes y democráticos, y resulta altamente contraproducente romper la unidad en esa representación.

Por todo ello, me permito no coincidir con el festejo al fallo de la Corte.

Buenos Aires, 25 de noviembre de 2008.

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar



Suenan alarmas en el mundo K: la crisis global está llegando con más intensidad de la que ellos previeron

Las proyecciones serias son mucho más pesimistas y se considera que el ritmo de crecimiento mundial no llegará al 1,5% en 2009, impactando específicamente en la economía argentina y sudamericana.

Por el Arq. José Marcelino García Rozado

Desde hace varios días varias noticias tienen en vilo a Néstor K y angustia también a CFK, y la primera de esas malas nuevas es que la recaudación tributaria viene sufriendo este mes -noviembre- un muy pronunciado bajón. En este principal signo influyen tres cuestiones básicas, en primer lugar el menor volumen de granos exportados, luego la merma y caída de los precios de esos commodities, y por fin un ritmo decreciente del consumo interno; estos parámetros afectan el embolso gubernamental del IVA. Y el informe elaborado por los técnicos de Economía señala que de continuar esta tendencia el Gobierno se verá imposibilitado de cumplir con la meta de cerrar el presente 2008 con un superávit de 3 puntos del PBI.

El superávit previsto por el informe indica que se alcanzaría con mucha dificultad un 2,5 puntos del PBI en el 2009, un año con muy fuertes vencimientos externos para la nación, además de ser un año bisagra para la administración K debido a la imperiosa necesidad de contar con fondos suficientes en un año electoral, ya que es en este año donde el kirchnerismo jugará con seguridad las últimas cartas de su suerte política a futuro.

Un tema imprescindible para cualquier administración gubernamental del mundo, es tomar conciencia de la importancia supina que adquiere adquirir y detentar un liderazgo político en democracia; una dificultad no entendida por la pareja K, que fundamenta su poder en la confrontación y la sumisión de las administraciones municipales y provinciales y de los legislativos en vez de construir un verdadero liderazgo. Un liderazgo representativo, algo muy similar a lo encarado al inicio de la gestión de Néstor con la renovación de la Corte menemista o con la renegociación con el FMI y los acreedores externos durante la gestión lavagnista.

Pero contra aquellas primeras señales no salió de allí un liderazgo renovado, al no entender que el verdadero liderazgo se asienta en comprender que un líder es un emergente a quienes amplios sectores sociales reconocen como suyo, como “uno de los nuestros”, uno que habla por los miles de nosotros y que obra por todos, que no es ningún iluminado, por el contrario que es un verdadero “representante”. Alguien que tiene la capacidad y la posibilidad de expresar más clara y agudamente que el resto de los representados los sentimientos, los deseos, los problemas o los intereses y las demandas de una amplia mayoría del pueblo.

Es ese protagonismo democrático el que no entiende ni Néstor ni CFK, es esa falencia en las actitudes de ellos el que les impide e impidió en el pasado entender que el liderazgo lo ejerce aquel que entiende y asume que se es líder cuando se posee el don de encender alguna luz, pasión o voluntad quizás dormida entre el pueblo y de moverlos o conmoverlos, y sucesivamente de representarlos, de hacer presente lo ausente en la escena política y tomar la delantera –como bien lo indica Carlos Strasser-; “si uno no cree en esa posibilidad mejor deja el juego”.

Perón, supo entender esta necesidad popular democrática y lideró el mayor movimiento popular de masas, aún perdurable, en el mundo actual y presente, en cambio los gobiernos posteriores a su muerte que dijeron y dicen ser peronistas adolecieron de la capacidad para entender la importancia y naturaleza del liderazgo político, y creyeron reemplazarlo al elegir autonomizarse, cuando no aislarse, empeñándose caprichosamente en confrontar en lugar de liderar. Un craso error, uno que va más allá del interés más general o más particular, más solidario o más mezquino que buscan o enuncian las distintas partes.

Un error que está muy relacionado con el hecho de que la Argentina no ha logrado madurar suficientemente una cultura política democrática auténtica, que como dice Strasser “demasiadas cuestiones siguen dando para la pura competencia, la pelea, el vedetismo, la lucha despiadada por el poder, y por los fondos que requiere esa lucha”. Estas falencias de la dirigencia política general, y de la peronista en particular sumada a las consecuencias ya muy visibles de la crisis internacional en nuestro país, nos lleva a analizar las respuestas que se están dando internacionalmente y que difieren, cuando no contradicen abiertamente, lo que se propone desde el Gobierno K.

Mientras aquí se suben impuestos o se crean nuevos, a nivel internacional las respuestas son otras, y los popes de la economía coinciden en que es hora de una nueva regulación de la economía mundial, colonizada estos últimos treinta años por un avance voraz y descontrolado de las finanzas, la especulación y la usura. Unos la emprenden contra el monetarismo, el neoliberalismo y los Milton Friedman y Friedrich Hayek, otros cuestionan al regulador de la actividad bancaria –Banco Basilea- por seguir aconsejando el “oximorón” de que los bancos se autorregulen. Otros más cuestionan las calificadoras de riesgo, a la gran banca americana que “se desquició”, los más reclaman nuevas instituciones capaces de ofrecer al capitalismo otros nuevos 60 años de estabilidad y crecimiento, como antes ocurriera con los pactos de posguerra.

Se vuelve a convocar al Estado para volver a salvar la ropa, y así como internacionalmente la enorme mayoría de los entendidos vuelven por un Estado fuerte y regulador –peronismo ortodoxo- que incorpore la enseñanza que desde el británico Eduardo III (siglo XIV) hasta el milagro de los tigres asiáticos (siglo XX), pasando por el desarrollo de EEUU y Europa, fue siempre el Estado, y no el “mercado”, el disparador y garante de la estabilidad y expansión –crecimiento- del sistema. Cuando Perón encara la profunda transformación argentina en el segundo quinquenio del 40 lo hace sobre las estructuras fundamentales del Estado, y luego durante su tercer mandato cuando vuelve reclamándonos a los argentinos la “recuperación del hombre argentino” para recuperar a la Patria, lo sigue haciendo sobre la base y la estructura señera del Estado presente y regulador.

Hoy, luego de cerca de tres décadas de liberalismo de derecha e izquierda, cuando los resultados de las políticas reclamadas e impulsadas por ese modelo desregulador a ultranza, han hecho mella en las economías de los propios países del Primer Mundo que las propulsaran, se vuelve a descubrir que sólo es un Estado presente, fuerte y regulador el que puede corregir los desvíos del modelo capitalista absolutamente desregulado e impuesto desde los centros financieros globales. Las políticas heterodoxas que se imponen en esta hora crucial del mundo globalizado de inicios del siglo XXI implican una corrección no solo de los fundamentos económicos impuestos por la dupla Reagan-Thatcher a principios de los 80 del siglo pasado, sino de las políticas económicas mismas de Fridman-Hayek.

El capitalismo descarnado a ultranza de los liberales estadounidenses, que sirvieron de basamento de las políticas exigidas a los países en desarrollo desde los organismos de Bretton Woods, son las que hoy están siendo revisadas cuando no simplemente cuestionadas y demolidas por las figuras más notorias de las ciencias económicas mundiales. Paul Samuelson, Joseph Stiglitz, Robert Lucas, Edmund Phelps y Reinhard Selten son solo algunos de los Premios Nobel de economía que cuestionan y critican profundamente los lineamientos liberales ortodoxos hasta hace muy poco religión y dogma de la economía y las finanzas globales.

Coincidiendo con mucho de lo expresado en los últimos tiempos respecto de por donde pasaba el camino a encararse por nuestra Patria, y contra casi todo lo realizado por la administración K en los últimos tres años, los especialistas mundiales reconocen entre otras cuestiones de peso que “el dólar ya no sirve como reserva mundial… y la actual arquitectura financiera global no funciona bien. Ante todo es injusta, en especial con los países en vías de desarrollo”, o en las vías del desarrollo; el “mercado no es igual a capitalismo sin regulación… los liberales a ultranza no sólo son discapacitados emocionales. Son también malos consejeros” lo que les provoca alarma es la “esclavitud”, son los Estados centristas del mundo moderno; “lo urgente –a ser tratado en esta hora crucial- es la recesión. Si vuelve a haber inflación, las reservas pueden sacarse tan rápido como fueron agregadas. Esta es la clásica situación de prestamista de última instancia, y es importante estar atentos” estas son las consideraciones más importantes para la política económica, si las actuales políticas de crédito se continúan agresivamente, se tienen muy buenas probabilidades de evitar una recesión peor que la del 30 y la del 82.

“Los bancos deberán buscar un nuevo rol …una nueva mentalidad … hacen falta algunas regulaciones nuevas en ciertos casos –o aspectos- lo más probable es que bancos muy regulados no sean fuentes ideales de finanzas para la inversión empresarial” un tema fundamental que las discusiones sobre regulación deben abordar, es qué función necesita la sociedad que desempeñe el sector bancario; y “crear una regulación que no pueda evitarse… el “mercado” no evalúa de forma adecuada nuevos tipos de títulos complejos. Los títulos, como los alimentos, deberían tener etiquetas relacionadas con los riesgos”, debemos tomar medidas para asegurarnos de que las regulaciones que se propongan sean lo más claras posibles y que no puedan sortearse.

Hete aquí las recetas y los planes propuestos para capear el muy fuerte temporal de la economía globalizada, producto de una inescrupulosa desregulación financiera, recetas que no por conocidas dejan de ser “novedosas” en este mundo tan extremista, y que pendulara desde derechas extremas a izquierdas infantiles, mientras quienes detentaban el poder mundial real imponían liberalismo a ultranza generando seguidismo entre neoliberales de derecha bananeros y socialberales de izquierda blairizados y derechizados que creyeron encontrar la receta que los acercara al primer mundo, o a las migajas de ese reparto del banquete propuesto por Reagan y Thatcher, para sus respectivos países.

Primero fue la negación de la crisis, mientras el mundo se hundía en un verdadero terremoto financiero; después, la supuesta inexistencia de despidos, hasta que la CGT oficialista hizo retumbar las puertas del mismo despacho de Hugo Moyano para “avisarle” que era hora de cambiar el discurso obsecuente. Es así que los tiempos de CFK y Néstor empezaron a correr como caballo desbocado; los económicos, con una recesión que galopan a la par de la crisis global, y los políticos, frente al test electoral inminente. El próximo año, las provincias irán votando una a una y cada domingo Néstor y CFK irán marcando por donde va el humor social.

Ya todo se dice y hace en función electoral, y las medidas que prepara el Gobierno van en esa única dirección, ahora que el dinero de las AFJP le dio algo de oxígeno, a pesar de que se siga negando, como la crisis o los despidos. Este es un momento para fortalecer al sector privado, no para apropiarse de los recursos de dicho sector como se ha hecho; es imprescindible estimular las exportaciones y ralentizar las importaciones ajustando el peso a la nueva realidad, no es momento como nos enseñan las potencias de pensar que devaluar es generar inflación, porque de no hacerlo las tasas de interés no van a bajar ayudando aún más a la caída de la demanda popular.

Lo que hoy existe especialmente es falta de confianza y los países centrales están absorbiendo la muy poca liquidez existente en el mercado mundial, la gran pregunta a hacerse es si podrá haber desaceleración económica sin que haya implosión de la misma. Estamos especialmente afectados por la crisis internacional, pero mucho más por los propios errores del Gobierno; el peor de todos la patoteril intervención del INDEC, insólita desde todo punto de vista, realizada según algunos para amortiguar la amortización de los bonos externos e internos ajustados por inflación, es hora de sincerar aquellas cifras. El Gobierno K perdió la brújula con el campo, el INDEC y la crisis lo terminó de paralizar, sus propias acciones le provocaron eso; se debe encarar un proceso de generación de confianza, sincerando las realidades ocultas -indec, crisis de empleo, etc.- para comenzar a recorrer el camino de enfrentamiento serio a la crisis que ya se ha instalado.

Y mientras tanto, nuestra prima donna recorre el África obnubilada con Tutankamón y su posible desembarco en nuestras costas, alejándose para su regocijo de los problemas y la crisis nacional, que no solo está presente sino que borró de un plumazo aquellas promesas de “desacople” por ella enunciadas. Nuestros funcionarios K corren detrás de los acontecimientos, e intentan colocar curitas en las laceraciones que comienzan a aparecer producto de no haber sabido medir las consecuencias de la crisis internacional, por un lado, y las consecuencias de las infantiles y nefastas peleas con el sector productivo del agro nacional, por el otro.

Arq. José Marcelino García Rozado.
Secretario General Político
Mesa Político Sindical José Ignacio Rucci.

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Carta a Obama desde Olivos

Después de esta serie de comentarios esbozados por esta señora, repetidos hasta el cansancio, ¡solo me queda esperar alegremente la llegada de su ocaso! ah!, y también el de su marido y el de sus socios terroristas.

Por Guillermo Díaz Aguirre

En el diario “La Nación” del 6 de noviembre del 2008 se informa acerca de una carta enviada a Barack Obama por la señora que reside en Olivos.

En una parte de la misma ella hace una comparación entre la lucha por la igualdad de derechos entre negros y blancos en la mitad del siglo pasado con la de “los jóvenes que comenzaban su rebeldía en la Argentina. Así como rendimos tributo a nuestros compañeros caídos en esa gesta rindo un sincero homenaje a quienes iniciaron el camino de la esperanza en vuestro país” escribió.

Esta señora tiene un cinismo de marca mayor al hacer semejante comparación ya que la misma significa una desvergüenza al defender acciones vituperables como las que llama “rebeldía” al accionar de bandas terroristas en la década del 70.

Al rendir “tributo a los compañeros caídos en esa gesta” está nuevamente homenajeando a esas mismas bandas a las cuales pertenecen esos “compañeros caídos”. Al hablar de “gesta”, no sabe o no quiere saber que una gesta: es un hecho o acción especialmente ilustre y heroico, así lo define el diccionario enciclopédico de Espasa Calpe.

Su moral deja mucho que desear si considera acciones ilustres y heroicas los crímenes atroces y cobardes cometidos por sus compañeros en la década del
70.

En nuestra Patria ha habido muchas gestas a través de su historia, incluyendo la que significó la lucha contra la subversión ganada en los campos de batalla y perdida en el campo político, ya que sus “compañeros sobrevivientes” la acompañan en su desgobierno tiránico.

En su carta al futuro presidente de los Estados Unidos demuestra una falta de tacto consistente. Por un lado, en hacer comentarios de nuestro pasado a un funcionario extranjero, y por otro lado entiendo que lo ofende al mismo funcionario, si este conoce algo de nuestra historia reciente, al hacer la comparación entre la lucha entre la igualdad de negros y blancos con el accionar de sus compañeros terroristas.

Después de esta serie de comentarios esbozados por esta señora, repetidos hasta el cansancio, ¡solo me queda esperar alegremente la llegada de su ocaso! ah!, y también el de su marido y el de sus socios terroristas.

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

lunes, 24 de noviembre de 2008

Carta abierta al Presidente de Nicaragua

Sr. Presidente, no cante Ud. tan pronto victoria, porque el pueblo nicaragüense conoce perfectamente el engaño y le exigirá- hoy o mañana- rendición de cuentas.

Por Dr. Prof. Dr. J.L.Decamilli

Sr. Daniel Ortega
Palacio de Gobierno
Managua

Sr. Presidente:

En su primer gobierno Ud. arrastró al pueblo nicaragüense a una guerra civil cruenta que enlutó a miles de familias. Los desmanes de su administración fueron tan manifiestos y la corrupción tan patente que, en los comicios posteriores, los nicaragüenses le retiraron su confianza y votaron por otras organizaciones políticas. En todo el tiempo en que Ud. estuvo en la oposición, encubriendo felonamente sus verdaderos propósitos, adoptó un comportamiento que permitía pensar que Ud. había abandonado definitivamente su pasión totalitaria. El pueblo que no está acostumbrado a mentir, confió en su buena fe. Y así pudo volver a conquistar el poder con una mayoría muy relativa, pero real, y gracias también a su alianza con políticos de dudosa reputación y con el déspota cantarín de Venezuela.

Su actual gestión política no desmerece en nada a la anterior: es igualmente desastrosa. La gente humilde lo percibe cotidianamente. Por eso, todos los indicios indicaban que en las elecciones municipales del 9 de noviembre pasado, votarían en contra de los candidatos de lo que resta de su partido. Pero su vocación totalitaria rechazaba absolutamente incluso la posibilidad de que pudiera ser así, porque esto le privaría de los privilegios (también materiales) que brinda el poder. Por tal razón decidió recurrir al fraude. Su compadre venezolano, versado en tales nauseabundas artimañas, le ha enseñado cómo debe hacerse para adulterar la voluntad de los ciudadanos.

Con la complicidad del Consejo Electoral Supremo y de otras instituciones estatales excluyó con argumentos absurdos a los partidos políticos que podían poner en peligro la elección de sus socios (supresión de la personería jurídica del Partido Conservador y del Movimiento de Renovación Sandinista. y anulación de la elección de Eduardo Montealegre como presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense); hordas gubernamentales hostigaban y agredían constantemente las manifestaciones de los partidos políticos de la oposición; rechazó la participación de observadores imparciales de Nicaragua (Ética y Transparencia Democrática, Instituto para el Desarrollo de la Democracia, Iglesia Católica) y del extranjero (OEA, Unión Europea, Centro Carter). La única excepción: permitió la presencia de observadores de una obscura organización denominada Centro de Expertos Electorales de la América Latina, pero, claro, patrocinada y financiada por el Comandante Chávez.

Fueron también factores determinantes la demora en la entrega de los documentos requeridos para la votación a personas no afiliadas alo Frente Sandinista de Liberación Nacional, la negación a aceptar el voto de los nicaragüenses en el extranjero, el voto obligatorio de los empleados de la administración pública a favor del FSLN, la integración de las Juntas Receptoras de Votos con personas adictas al régimen y, sobre todo la multiplicación fraudulenta de los votos.

Gracias a estas manipulaciones su partido ha “triunfado” en las elecciones comunales. Pero, Sr. Presidente, no cante Ud. tan pronto victoria, porque el pueblo nicaragüense conoce perfectamente el engaño y le exigirá- hoy o mañana- rendición de cuentas. En la tozudez de su fanatismo político no tiene conciencia de que con tal comportamiento está llevando de nuevo al país hacia nuevos y muy graves trastornos que ponen en peligro la paz social.
Señor Presidente: si le quedara un ápice de sentido patriótico debería reconsiderar su deshonroso comportamiento y permitir que el pueblo pueda expresar su voluntad sin coacción ni miedo.

Atentamente

Dr. Prof. Dr. J.L.Decamilli

Presidente de la Comunidad de Trabajo Internacional “Libertad y Democracia”

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

El “cercanamente lejano” 2009

Hay que atravesar el 2009. Convertido en el bíblico Mar Rojo por obra de la desesperación política para alcanzar la Tierra Prometida del 2011, el 2009 es el desafío del peronismo en la Provincia y en la Nación.

Por Darío H. Schueri – Desde Santa Fe

Así se lo hizo saber Néstor Kirchner sin cortapisas al joven presidente del PJ santafesino Ricardo Spinozzi la semana pasada en la legendaria quinta de Olivos “a solas durante una hora” esto es, sin el “rossista” Vicepresidente 1º del Partido Jorge Fernández. Un dato no menor.

Los contertulios nunca revelarán el contenido íntimo de la charla, más allá de las generalidades políticas con que el senador santafesino conformó a los periodistas, y el adelanto – que este domingo publica el Diario Perfil – que Kirchner le hizo a Spinozzi acerca de un importante anuncio de la Presidente a su regreso de Africa.

Tampoco importa mucho conocer los detalles de la conversa; a Kirchner y al peronismo santafesino los une un adversario en común: Hermes Binner, erigido mediáticamente y por no pocos afluentes políticos en el candidato casi natural del pensamiento centro izquierda para el 2011. Si “el suizo” ganase las legislativas nacionales del 2009, pasaría de ser una mera promesa provincial con proyección, para transformarse en un serio problema nacional; y ni hablar en Santa Fe donde se consolidaría el “modelo socialista”, denostado hasta la exageración por Spinozzi ante Kirchner, quien luego de escucharlo podría concluir que así las cosas no sería difícil ganar el año que viene en Santa Fe. Reutemann suele ser más prudente.

Dada la línea bisectriz que se trazó en Olivos, no resultaría demasiado fantasioso imaginar que a modo de despedida Kirchner, tras dejarle sus saludos “al Lole”, le recomendara al joven presidente que se corra hasta la Casa Rosada, convertida en teatro de operaciones, para ver a Randazzo y al Chueco Mazzón.

Spinozzi tardó lo que se tarda en ir desde Olivos hasta Congreso para reunirse, anótese, “por tres horas” con Carlos Reutemann, y después cruzar avenida de Mayo hacia la Casa Rosada para hacer lo propio con el Ministro del Interior Randazzo y el “Chueco” Mazzón, dos leales “todo terreno” ejecutores de las estrategias que “el presi” pergeña en la afiebrada mansedumbre de Olivos. La “Operación Binner” ya tiene apoyo nacional, mas allá del “voto positivo” del socialismo nacional a la eliminación de las AFJP “a pedido de Binner”.

A Spinozzi le queda el largo y escabroso ejercicio de convivir con las inquinas políticas internas que se irán potenciando en la “gran familia peronista” santafesina que él conduce, y que bien podrían jugar a favor del enemigo a vencer. Por lo pronto, los “rossistas” (que nunca lo reconocieron ni lo reconocerán como presidente) tomaron la reunión entre Spinozzi y Kirchner como un acto de deslealtad, a lo cual los reutemistas le retrucan “qué Rossi le pregunte a su jefe Kirchner por qué lo recibió a solas a Spinozzi”. Hay promesas de venganza.

Mientras tanto Reutemann ensaya la Gran Lole; votó a favor de la nacionalización de la jubilación negándose a aprobar el artículo 10 de la Ley que le sigue confiscando el 15% de la coparticipación a la Provincia de Santa Fe (y otros 13 estados más) a favor del Ansés para financiar las jubilaciones, de acuerdo al pacto fiscal firmado en 1992, y que significan mas de mil millones de pesos para Santa Fe que ahora Binner reclamará vía Corte Suprema de Justicia de la Nación; “detalle” que se le escapó a Agustín Rossi en Diputados.

Y por si quedaba alguna duda del compromiso del ex Gobernador con su Provincia, acaba de insistir con el proyecto de “retenciones cero” presentado cuando se trató la 125, iniciativa que cayó muy bien el campo. ¿Y a los Kirchner?

La mega encuesta

Aseguran los estrategas de guerra que conocer los movimientos del enemigo significa tener ganado el 50% de la batalla. Desde La Rosada (dicen que con la anuencia de Reutemann) encargaron un mega encuesta en territorio santafesino para sondear conocimiento y popularidad de un amplio abanico de posibles candidatos a legisladores nacionales de todos los partidos políticos. Los hay conocidos e ilustres anónimos; políticos actuales y “reliquias”; atrayentes y “pianta votos”; militantes e independientes; jóvenes e históricos; varones y mujeres.

Lo que se dice un verdadero “sondeo de mercado” cuanti y cualitativo para no fallar a la hora de “vender” el “producto”. La excusa ideal para que Reutemann y Kirchner (suponiendo que armen la lista de diputados nacionales entre los dos) se saquen de encima con el “científico” argumento del “no medís” a los vanidosos con aire de salvadores que solo buscan una chapa para sí o allegados. Y lo mas importante: saber cómo se pertrecha el enemigo.

Hay que cruzar el Mar Rojo. Más allá está la Tierra Prometida.

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Esto es la democracia en que vivimos!!!!

Todo marcha diez puntos, mientras la negra que nos representa (¡a mi no porque YO NO VOTARÍA JAMÁS ASESINOS!) en el mundo sigue viajando y gastando el dinero de los tontos argentinos...

Por Marta Dominguez Matheu

"Yo quiero a mi Bandera", es el título de un artículo de un matutino de Córdoba el cual narra el sentimiento (¿?) patriótico de los que ingresan a los distintos institutos militares. Este artículo me hizo reflexionar en muchos aspectos, pues uno de ellos explica que “las ganas de ser soldado pueden más que el pasado oscuro que les dejó la última dictadura” (?). Pobrecito!!! Él, como todos los demás, son víctimas que están en institutos militares (actuales) o Escuela de Policía, donde tienen materias de DDHH izquierdistas; donde todo lo que se les cuenta o enseña es el odio a la misma esencia patriótica. ¿Que es lo que le explican de patriotismo o defensa de la Patria? ¡Si tienen una Ministro de Defensa (guerrillera y criminal) y pueden leer hasta el último libro de ella donde dice que nuestras Malvinas son inglesas!

Tenemos un gobierno de gente con terribles antecedentes terroristas. Las viejas del pañuelo blanco posibles candidatas a Nobel de la Paz... ¡son las heroínas de la Presidenta...! ¡Pero que mundo tan MENTIROSO se les enseña a los jóvenes de hoy!

¡Salga y diga la ministro de Defensa su pasado setentista! ¡Como Duhalde (de DDHH)! ¡Como todos los que con total desfachatez deambulan en el Gobierno, en la Justicia, en Institutos militares, Universidades...! Ellos, que tantos crímenes y células terroristas integraron y asesinaron argentinos (a veces por el simple hecho de matar)

¡Tengamos memoria!

Ellos: con total impunidad, con cargos altos, con subsidios a las atorrantas viejas del pañuelo (que hasta Universidad tienen) ¿y los que nos defendieron de que flameara un trapo rojo?: Están en las cárceles de todo el país... ¡ellos son nuestros heroicos soldados de la Patria! UN SEÑOR GENERAL como Menéndez... Y hablo de este General, porque lo tengo en Córdoba, como también puedo decir de la mugre que tuvo el Ejército como Alsogaray (con un hijo guerrillero y del cual se sentía orgulloso) o la basura de ladrones actuales como Vendini, (vendido y arrastrado) que le hicieron bajar el cuadro del Tte. Gral. Videla. Traidores como Balza, Schurlein, el Pozzi que está ahora subordinado a la Comandante Teresa Garré.

La Argentina se debate día a día entre narcos, corrupción, aborteros, ladrones... ¡están entregando el país!

La reina se la pasa viajando y viva la joda en Argentina... Las sectas nos invaden y los delincuentes están libres. Y sale un estúpido traidor como Rico abrazándose a un criminal terrorista como Kunkel. Pero dice el ex carapintada que eran soldados los dos... ¡Vamos, traidor y sucio Rico! que desgraciadamente creía en él cuando pensaba que defendía la causa militar, pero ahora se llena la boca diciendo que No son santos de su devoción los Generales del Proceso. ¡Por supuesto! ¡Para la familia militar, Rico NO pertenece a nosotros! Desde el vamos, cuando estuvo casado con una guerrillera (Noemí Crocco).

Y así se desenvuelve nuestra Patria hoy. Entre criminales y delincuentes. ¡NO TENEMOS JUSTICIA y sí CORRUPCIÓN!

¿Y los que lucharon contra la subversión? ¡Están en las cárceles pagando la venganza GUERRILLERA! ¿Quien nos gobierna, pregunto? ¿O estamos en una total anarquía? Pienso en muchas oportunidades que tenemos el régimen delirante, chavista de los K, régimen comunista, con superpoderes que les permiten robarnos todo lo que pueden... (Hasta la voluntad, el pensar)
Pues, el pueblo parece dormido. Nadie mira el desastre que sucede desde la época del activista de izquierda Alfonsín.

Espero NO SEA TARDE PARA DESPERTAR.
ESTAMOS EN DEMOCRACIA DICEN LOS IGNORANTES... ¿están seguros que esto es Democracia? (donde NO tenemos ni libertad de expresión más que por Internet) o nos INVESTIGAN CUANDO VAMOS DE VISITA A LA CÁRCEL (pues sabemos que nuestros datos personales son pasados a la SIDE)
¡No encontrarán en nosotros ni en nuestros soldados heroicos, presos políticos de un régimen terrorista, absolutamente nada, SEÑORES SUBVERSIVOS DEL GOBIERNO!

Este pobre país bananero (como nos tildan afuera), tirado y destruido por cada uno de los políticos como Alfonsín o los delincuentes K, país donde lo tuvimos todo, hasta la paz... quebrada por el "pájaro bobo". Porque cuando comenzábamos a pacificarnos entre hermanos, abrió heridas de odio entre los argentinos (como embanderar sus malditos DDHH) para los zurdos, los asesinos del 70.

Y me expreso así de “bananero” gracias a la basura K, el lavado de dinero, las estafas, los robos a nuestras jubilaciones (como en Córdoba), la delincuencia, la despenalización de droga y el aborto, el publicitar los homosexuales igualándolos a las mujeres... ¡la depravación en todos los órdenes de nuestra sociedad!

La corrupción ha tocado fondo. A la moral, las buenas costumbres, nuestro sentir patriótico... ¡los fueron matando! (NO en nosotros, pero si a nuestras futuras generaciones).

Ni hablemos del avance de las sectas para destruir nuestra religión Católica, Apostólica, Romana, porque claro... a la “Presi” ó el "pájaro bobo" K, NO les cae bien los sacerdotes ni el PAPA (por eso apoyan el aborto).

¡Que importante es Flor de la V y su casamiento, el embarazo de Yanina Maradona, que el Kun Aguero debió viajar por problemas de salud...! ¡Cuando en Córdoba la policía y los penitenciarios están encadenados pidiendo aumento de sueldo y la delincuencia en todo el país nos supera!

Todo marcha diez puntos, mientras la negra que nos representa (¡a mi no porque YO NO VOTARÍA JAMÁS ASESINOS!) en el mundo sigue viajando y gastando el dinero de los tontos argentinos.

¿ESTO ES DEMOCRACIA? ¿LOS DELINCUENTES AFUERA Y NUESTROS SOLDADOS EN CÁRCELES?

Se destruyó hasta la versión original del Himno Nacional, ahora se canta el de la negra comunista SOSA. Lo cantarán estos hijos de buena madre, pero quienes amamos nuestros símbolos, nuestro Himno, jamás NOS ARRODILLARÁN!!!!

VIVA LA PATRIA!!!!!

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Saber medir tiempos

Uno de los temas que marcó la semana política en la ciudad fue la decisión de la comunidad mapuche Cayun de tomar las tierras que hasta ahora utilizaba el Ejército para realizar maniobras.

Por Daniel Ramazzotti

Uno de los temas que marcó la semana política en la ciudad fue la decisión de la comunidad mapuche Cayun de tomar las tierras que hasta ahora utilizaba el Ejército para realizar maniobras. Esto generó un punto de inflexión en la relación entre esa fuerza y la confederación mapuche del Neuquén.

Si bien desde la sede de la 6ta Brigada con asiento en Neuquén se bajó el tenor al problema, al punto tal de asegurar que no hay conflicto alguno y que la denuncia policial realizada fue casi una mera formalidad, lo cierto es que los miembros de la comunidad no sólo no están dispuestos a dejar el lugar, sino que además irán por más.

Las disputas con el gobierno nacional y provincial por la posesión es de larga data y el enfrentamiento con el Ejército también, sino basta recordar algunos sucesos ocurridos hace pocos años en tierras ubicadas en la zona de Aluminé, donde tras pintarse la cara los mapuches se alzaron en pie de guerra y también frenaron un ejercicio militar en la zona.

Habrá que ver ahora cuánto tiempo pasa para que la Justicia tome cartas en el asunto o si las gestiones que algún que otro allegado a la confederación Mapuche pretende llevar adelante ante la ministra de Defensa Nilda Garré dan los resultados que los mapuches esperan.

El otro tema a tener en cuenta fue la ausencia de la intendenta luz Sapag a la reunión de intendentes convocada por el gobernador de la provincia en el día de ayer.

Según indicaron fuentes allegadas a la titular del sillón político número uno de la ciudad “Luz decidió permanecer las próximas dos semanas acá porque venía viajando mucho por diversos trámites y entendió que necesitaba estar en su despacho”, lo que en buen romance significa que la jefa municipal decidió ponerse la gorra de capitán y tomar nuevamente el timón del barco antes que algún nubarrón oscurezca el período de calma que atraviesa.

Sucede que por el momento la comuna no afronta mayores problemas, a punto tal que se asegura podrá pagar los aguinaldos, situación que en muchos municipios e incluso a nivel provincial aún es una incertidumbre. De ser así, la intendenta comenzará el nuevo año con las cuentas medianamente equilibradas y cierta tranquilidad, al menos en lo que a la cuestión económica se refiere, más allá de que la espada del reclamo salarial estará siempre presta a mostrar su filo, cosa que quizá ocurra a fines del primer bimestre del próximo año.

En el terreno político la intendenta también vive horas de sosiego, al menos en su terruño, donde por ahora no hay dirigente emepenista que le haga sombra, lo que la habilita a seguir tejiendo paciente la trama que le permita en primer lugar posicionarse como candidata con peso propio y en segundo lograr el apoyo necesario para alzarse con la presidencia del partido provincial, que si bien no la desvela al menos ocupa parte de su tiempo y la preocupa. Sin embargo, sus allegados afirman que “Luz conoce muy bien los tiempos de la política”.

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

La izquierda y la crisis global

Es bueno hoy día, ante el peculiar panorama que presenta el mundo con su crisis cada vez más aguda y galopante, analizar cuál es la conducta que asume la izquierda en sus diferentes vertientes sea marxistas como liberales.

Por Marcos Ghio

Aunque previamente, y debido al caos semántico en el cual vivimos, digamos que no es cierto que solamente el marxismo y el socialismo representen la izquierda y que el liberalismo y el capitalismo en cambio no lo sean. Por izquierda entendemos, a diferencia de lo que en cambio debería ser la derecha, la cual es hoy prácticamente inexistente como corriente de pensamiento, a aquella vertiente que, en tanto da primacía a los fenómenos pertenecientes al mundo material, físico e "histórico", cree consecuentemente como dogmas irrebatibles en el Progreso, la Igualdad y la Democracia entre sus principios fundamentales, los que fueran a su vez sustentados paradigmáticamente por la Revolución Francesa; y en tal contexto ingresa la totalidad de nuestros partidos políticos y la inmensa mayoría de nuestra inteligencia rentada y universitaria. Por derecha en cambio, y por contraste con lo que hoy se utiliza para calificar a tal espectro, habría que entender una corriente de pensamiento que en cambio considera a la realidad que perciben nuestros sentidos externos apenas como un grado determinado de ser; que sostiene que por encima de la misma existe una dimensión superior de carácter metafísico y que los hombres, lejos de ser todos iguales entre sí, se diferencian de acuerdo al grado de percepción que posean de tal esfera. Que por lo tanto, en la medida que existen jerarquías, de carácter espiritual y no material, el régimen normal es la aristocracia o la monarquía, en donde son los mejores y superiores los que gobiernan y no la mera mayoría numérica y circunstancial; y que la humanidad en la medida que ha perdido tales percepciones superiores de lo real, siendo incapaz ya de comprender tales cosas, se encuentra en un profundo estado de decadencia.

Recordadas estas cosas elementalísimas, a lo que estamos obligados a hacer debido a la lamentable situación de ignorancia en que se encuentra hoy en día sumido nuestro mundo, prosigamos ahora con nuestro propósito inicial, señalando el estado de verdadera conmoción interna y debate que se ha suscitado en el seno de nuestra izquierda debido a los acontecimientos por todos conocidos. Días pasados, en ayuda de tal tarea no siempre interesante, ha salido una publicación titulada Contraeditorial que nos edita a la manera de contraste los diferentes puntos de vista en que hoy se encuentran confrontados los exponentes más significativos de tal corriente.

Así pues, mientras que el trostskysta Altamira nos señala que la crisis actual del sistema económico capitalista es irreversible y sin vuelta atrás y que no hace más que cumplir con las profecías de Marx de que el mismo habría de sucumbir tarde o temprano víctima de sus contradicciones internas dando paso al socialismo, es decir al gobierno de la clase proletaria, y se lamenta de que, luego de la caída del Muro de Berlín, ya casi no quedan socialistas ortodoxos, pues en su mayoría, a la manera gramsciana, trataron de marxistizar el sistema haciéndolo más digerible para sus ideas; el postmarxista Muracciole, es decir uno de aquellos a los que alude el jefe del Partido Obrero, no cree que esto suceda necesariamente y recuerda cómo ésta era también la convicción que tuvieran los espartaquistas y tantos otros grupos extremos desde comienzos del siglo pasado en donde el capitalismo, cuando parecía haber estado al borde de su disolución, demostró en cambio tener energías suficientes como para reinventarse y volver a nacer. Una postura similar a la de Altamira es la del marxista yanqui Jaime Petras quien cuestiona que los regímenes populistas de América Latina como los de Chávez, Morales y Correa sean verdaderamente socialistas en tanto que hace notar cómo han realizado negocios con el mismo capital especulativo; a lo cual distintos 'postmarxistas' como Laclau, quien desde su cátedra en Inglaterra se ha convertido en el ideólogo principal del kirchnerismo, manifiestan lo que siempre los populistas o espontaneistas le han contestado a los ideologistas, utilizando los léxicos propios de la izquierda: que en verdad la realidad es "dialéctica" y problemática y no se ajusta necesariamente a la idea que uno tiene, que hay que ser gradualista y saber aprovechar y adaptarse a los acontecimientos, por lo que el populismo en los regímenes del Tercer Mundo explotado puede presentarnos vetas revolucionarias aprovechables para el socialismo, tal como sucediera con el peronismo.

Digamos al respecto que, a pesar de que la realidad que hoy vivimos en el mundo es inédita, este debate entre izquierdistas, aunque hoy haya recrudecido por tal circunstancia, es viejísimo y está desde que la izquierda existe en la Argentina. Es el conflicto permanente que siempre la ha dividido entre la primacía del programa o los principios y la cruda realidad que no necesariamente los imita. Ya hace más de 150 años el primer socialista argentino, Esteban Echeverría, autor del Dogma Socialista que influyera notoriamente en nuestra actual Constitución, manifestaba que, si bien era cierto que en el pueblo se hallaba la fuente de la soberanía y verdad de todas las cosas, es decir el socialismo, había sin embargo que distinguir entre "pueblo racional" y educado en tales ideales y "pueblo instintivo", es decir aquel que por no haber recibido los conocimientos necesarios actuaba en contra de sí mismo y por lo tanto precisaba de la tutela provisoria del "pueblo racional" para enmendarse. Idea ésta no muy diferente de la sustentada más tarde por Lenin en la Revolución Rusa cuando manifestara que una cosa era el partido que representaba los "intereses históricos del proletariado" y otra muy distinta era el proletariado "sin conciencia de clase", es decir la mayoría, el pueblo irracional, que debía ser educado. Y yendo más hacia atrás nos encontramos hasta con el mismo Marx quien manifestara que, si había que optar entre la burguesía de un país capitalista y el proletariado de uno que aun no lo era, de acuerdo a la escala dialéctica evolutiva que gobernaba a la historia, era al primero al que había que elegir; lo cual suscitaba las iras de su colega Bakunin en la Primera Internacional, el primero de los populistas, quien en un acalorado debate lo acusara por tal cosa de alemán, judío y reaccionario.

Aunque en verdad el origen del problema habría que encontrarlo en el mismo apotegma de la filosofía de Hegel en el que se inspiran todos nuestros marxistas. El filósofo alemán pretendía haber resuelto para siempre los eternos conflictos entre el ser y el deber ser en su famoso aserto de que en la Historia "todo lo real es racional y todo lo racional es real". Es decir que el río de Heráclito, el mundo del devenir, representaba el verdadero manantial del que nuestra razón abrevaba la verdad y no las cerradas especulaciones abstractas de una mente aislada y separada del mundo. Sin embargo dicha filosofía, a pesar de pretender resolver antiguos problemas del pensamiento occidental, generaba una nueva contradicción y ésta era respecto a de en cuál de estos dos conceptos de los que componía su juicio había que poner el acento. Si una cosa era racional porque era real o si a la inversa era real porque era racional. Así pues el hegelianismo, lejos de haber resuelto el problema del antagonismo entre el ser y el deber ser como pretendía, dio siempre lugar a dos vertientes contrastantes, la de aquellos que consideraron que lo que hacía racional una cosa era el hecho de que fuera real y existiera y la de los otros que en cambio consideraron a la inversa que lo que la hacía verdaderamente real era que fuera racional. En el primer caso es que podemos ubicar a todos los populismos que nos ha dado la historia y a sus consecuentes ideólogos marxistas. En el segundo encontramos a personas que, partiendo de Echeverría hasta Altamira, preeminencian la doctrina sobre los hechos. Así pues si el marxista Sebreli por ejemplo desde esta última perspectiva alaba la conducta de Marx quien en relación a nuestra guerra de independencia americana apoyaba a la Santa Alianza con la excusa de que la burguesía que en el propio país es reaccionaria en los periféricos y atrasados es en cambio progresista pues les trae bienestar y con esta misma idea fue que apoyó la dominación británica en Malvinas pues con su victoria nos trajo la democracia, mientras que en cambio nuestro nacionalismo era regresivo y reaccionario; el también marxista Feinman asiduo publicista de Página 12, critica en cambio esta misma actitud de Carlos Marx en nombre de un apoyo incondicional al populismo y a la lúcida expresión de su líder argentino de que "la realidad es la única verdad", es decir la manera empírica de aceptación de la primera interpretación de la doctrina hegeliana de que lo que hacía una cosa racional y verdadera era que fuera real, que triunfara y se impusiera históricamente. Feinman y Laclau, populistas y por lo tanto kirchneristas provenientes del marxismo, sostienen que es el pueblo a secas, sin el aditamento de racional que le daba Echeverría, el poseedor de la verdad, aunque ésta pueda presentarse de manera fragmentaria e incompleta, pero para ello se encuentran los ideólogos cuya función es darle forma a la misma, interpretarlo y no educarlo como pretendiera Echeverría y hoy Altamira y Sebreli quienes en cambio preeminencian los principios por sobre la "realidad histórica" que puede ser "reaccionaria".

La crítica al marxismo debe partir pues de la crítica a Hegel y a la modernidad en su conjunto. No es verdad que la Historia sea la expresión de la Idea, sino, tal como dijera Platón entre otros grandes, se trata de una distorsión de la misma. Lo "real" al cual se refiere el moderno no es "racional", sino "irracional", instintivo, "populista"* y por lo tanto debe ser corregido y cambiado, aun bajo la acusación de a-histórico. No queremos bañarnos en el río de Heráclito como hacen los liberales y marxistas.

* En un tedioso libro titulado "La razón populista", que pareciera escrito para desmentirlo a Echeverría, Ernesto Laclau, un ex trotsksta seguidor de Abelardo Ramos, pero ahora radicado en Inglaterra en una cátedra universitaria desde la que se califica como postmarxista, es decir un marxista postmoderno, manifiesta que en el pueblo ineducado en el marxismo hay una racionalidad que se acerca espontáneamente hacia dicha ideología y por lo tanto que habría que apoyar, tal como hiciera en su momento su maestro Ramos con el peronismo. Se trataría pues, utilizando un lenguaje puesto en boga por Vattimo, de un "marxismo débil".

CENTRO DE ESTUDIOS EVOLIANOS

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Sevilla retira los títulos concedidos a Franco

Con esta iniciativa, se retira a Franco la Medalla de la Ciudad y el título de Alcalde Honorario y Vitalicio de Sevilla. La jornada fue calificada como un "día glorioso" ya que se le retiran los honores a un "golpista, genocida, cobarde y dictador" al que nunca se le debieron dar por ser una persona que "sólo se merece el desprecio y la condena de los demócratas".

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado por unanimidad la retirada de las condecoraciones concedidas a Franco, una decisión que "hace honor a la democracia y reconstruye hechos que nunca debieron producirse", según el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), partido que gobierna en coalición con el PSOE.

El voto favorable del PP ha sido defendido por su concejal Beltrán Pérez, que ha manifestado que su partido rechaza todas las dictaduras -"las pasadas, las presentes y las futuras"- y apoya la Ley de Memoria Histórica, motivo por el que ha votado a favor de la propuesta de IU de retirarle las condecoraciones de la ciudad a Franco.

Con esta iniciativa de IU, se retira a Franco la Medalla de la Ciudad y el título de Alcalde Honorario y Vitalicio de Sevilla. El primer teniente de alcalde calificó la jornada de ayer de "día glorioso" en el que se le retiran los honores a un "golpista, genocida, cobarde y dictador" al que nunca se le debieron dar por ser una persona que "sólo se merece el desprecio y la condena de los demócratas".

El concejal popular Beltrán Pérez aseguró que la sociedad va por delante en este asunto y "lo está superando desde hace tiempo", ya que en la transición se dio a todos la oportunidad de integrarse, "vinieran de donde vinieran".

Pese al voto favorable del PP, el teniente de alcalde de IU dijo a lo largo del pleno que los concejales del PP son "herederos políticos" del antiguo régimen franquista. Por su parte, el concejal del PSOE Francisco Fernández ha indicado que la retirada de las condecoraciones a Franco se hace "sin ánimo de revancha ni venganza" y que cada vez que se trata este asunto "parece que le sale urticaria al PP".

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Suicidio de menores: ¿dónde estaban los "defensores de los derechos del niño"?

Todos estos que hoy permanecen mudos, sordos y ciegos ante lo que pasó en el instituto de La Matanza, se unen como lo cobardes e hipócritas que son, para atacar a la Fundación Felices los Niños y a su fundador, según ellos, “para proteger a los niños”.

Por Sergio Federico Marconi

En el día de ayer, en la mayoría de los diarios se publicó la noticia del suicidio de dos adolescentes en un instituto de menores oficial, del partido de La Matanza, inaugurado sólo diez días antes. Según las misma noticia, parece que uno de ellos ya lo había intentado antes, lo cual deja en claro la falta de atención y de contención emocional. Abandono de persona, desidia, incapacidad, insensibilidad de funcionarios y otros entes involucrados?

Pero más allá de la tragedia por lo ocurrido e independientemente de las cualidades morales de los menores suicidas (excusa que se utilizó también para explicar la pérdida de dos vidas jóvenes), lo que llama la atención o quizás no tanto, es la sospechosa falta de reacción de los autodenominados “defensores de los derechos del niño”.

Aunque teniendo en cuenta esta actitud indiferente, tal vez sería más correcto denominarlos “oportunistas y mediáticos defensores de los derechos del niño”. Y vaya que es interesante la lista! El primer lugar sin duda se lo gana Cristina Tabolaro, la recientemente ascendida a Secretaria de Niñez y Adolescencia de la provincia de Buenos Aires. A continuación, los DDHH y el fuertemente subsidiado comité CASACIDN (con su pomposa denominación: Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño) con sus cabezas visibles: Estela Carlotto, Nora Schulman y Juan Pablo Gallego. Completando la lista, como de costumbre y aprovechando la “oportunidad” los medios amarillos de siempre: Clarín, Página 12, Perfil, Canal 13, TN, etc.

Pero lo más curioso de todo esto, es que oh, casualidad! Todos estos que hoy permanecen mudos, sordos y ciegos ante lo que pasó en el instituto de La Matanza, se unen como lo cobardes e hipócritas que son, para atacar a la Fundación Felices los Niños y a su fundador, según ellos, “para proteger a los niños”. No da más la sensación que los niños y adolescentes pasan a segundo plano y lo único que les importa es llevarse puestos al Padre Grassi y su obra?

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Faltan pastores y sobran asalariados

Confirmar presos comunes es una actitud simpática en esta era de garantismo indecente, pero se cuidarán de acompañar, aunque sea por minutos, a un preso político porque al fin y al cabo eso de: “estaba enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis” es una pavada del viejo Mateo y es políticamente incorrecto a los ojos de quienes les pagan los sueldos.

Por Jose Luis Milia

"Yo soy el buen Pastor. El buen Pastor da su vida por las ovejas. El asalariado, en cambio, que no es el pastor y al que no pertenecen las ovejas, cuando ve venir al lobo las abandona y huye, y el lobo las arrebata y las dispersa. Como es asalariado no se preocupa por las ovejas. Yo soy el buen Pastor: conozco a mis ovejas, y mis ovejas me conocen a mí, como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre y doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este corral y a las que debo también conducir: ellas oirán mi voz, y así habrá un solo Rebaño y un solo Pastor.”
(Jn 10,1 -11)



Estamos solos frente a los lobos. Cambiaron nuestros Pastores la razón de su trabajo y prefirieron, por comodidad, convertirse en asalariados. De ahí en más, empezaron a cuidar a las ovejas de mejor lana, a las más gordas, a las que no le causan problemas. A aquellas que les pueden dar la mejor ganancia. Las otras, las que el Señor ama, las rechazadas porque molestan, las que se “condenaron” por salvar un esquema de vida que ellos habían en otro momento defendido, esas, las pródigas, mejor dejarlas, como a cualquier problema, de lado. Un asalariado, llámese Ñañez o Radrizzani irá, con pretensiones de pastoral, a Marcos Paz o a Bouwer... Confirmar presos comunes es una actitud simpática en esta era de garantismo indecente pero se cuidará de acompañar, aunque sea por minutos, a un preso político porque al fin y al cabo eso de: “estaba enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis” es una pavada del viejo Mateo y es políticamente incorrecto a los ojos de quienes les pagan los sueldos.

Estamos solos porque los asalariados han preferido arreglar sus cuentas como Herodes o Poncio Pilatos. Ya no habrá problemas para ellos, solo tienen que hacer la parada de defender a las ovejas aunque ya hayan olvidado donde está la puerta. Y en esa ansiosa búsqueda de indiferencia, un asalariado, llámese, por ejemplo, Melani, le dará la espalda a aquellos que fueron a defender la Casa del Señor de los ataques sacrílegos que una runfla de putas querían perpetrar en la Catedral de Neuquén.

Estamos solos porque los asalariados se han tomado en serio – sacándolo de contexto - aquello de “astutos como serpientes” ya que va en consonancia con la época. El Pastor tiene el coraje de gritar desde los terrados, el asalariado calla o a lo sumo murmura. Y un asalariado al que podemos llamar Cassaretto, preferirá escribir algo meduloso sobre la seguridad – que seguramente será olvidado al minuto – antes que consolar a su rebaño que es robado, expoliado y asesinado diariamente, antes que acompañarlo en su reclamo de una vida mejor

Estamos solos porque a diferencia de los Pastores, a los asalariados – de todas las jerarquías - no les avergüenza huir frente al lobo, como ya no les interesa conocer a sus ovejas, ya se sienten exentos de responsabilidad frente a ellas y de esta manera cada día y de manera inexorable son funcionales a aquellos que siguen al que quiere ver el rebaño disperso o sumido en las tinieblas.

Estamos solos porque en esta nueva era que vivimos el gerente de una diócesis a quien podemos llamar Maccarone puede darse el lujo de ser visto haciendo un viaje en sábana acompañado por un mozo de alquiler y una vez renunciado en escándalo en lugar de ser destinado a un lugar donde no joda a nadie más lo premian con un puesto honorífico en la UCA.

Sobran asalariados administrando rebaños, pero faltan Pastores que señalen con nombre y apellido - ¡más bramidos y menos cartas! - a quienes son responsables de la desnutrición infantil, de las drogas, de la inseguridad, de la educación publica deformada, de la salud pública inexistente, de la perdida del trabajo, de los jubilados expoliados, de la exaltación de paraísos artificiales. Porque nunca un asalariado va a tener el coraje de denunciar - sin maneras diplomáticas, a puro grito si es necesario - a quienes han convertido a la República en un burdel de toldería sin jerarquía ni respeto.

Mientras no tengamos Pastores, mientras los asalariados tengan el peaje de la “espiritualidad” del rebaño nosotros estaremos solos. Y si estamos condenados a carecer de Pastores tengamos el coraje de dejar de ser rebaño y convirtámonos en jauría

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

Universidad

Nuevamente el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba ha modificado las formulas de juramento base establecidas para los egresados de grado y postgrado. Pero... ¿podemos admitir que no tengan Patria y honor para jurar o comprometerse?

Por el Lic. Carlos A. N. Rivero

Los mismos deben elegir entre jurar o comprometerse: a usar el conocimiento de determinada manera o no usarlo en otra; o promoviendo el respecto de la Constitución Nacional y los derechos humanos o a defender la educación publica y gratuita respetando los principios de la Reforma Universitaria del 18.

Ahora a pedido de la Facultad de Matemáticas, Astronomía y Física se incorpora otra opción: jurar o comprometerse a desarrollar su profesión en forma ética.

Luego como formas opcionales pueden elegir jurar además por las formas clásicas: por Dios, la Patria, los Santos Evangelios y su honor, o suprimir la mención de algunos de ellos o varios, llegando a jurar solo por su honor, a las que se agrega el de comprometerse.

En conclusión, podemos decir que en las formulas base que son suficientes para la percepción del título, no se menciona a la Patria o la Nación y en un solo caso se menciona la Constitución Nacional, olvidando que es el Estado (la Patria organizada) quien financió su educación gratuita y le permitió un mayor nivel educativo. Tampoco las formulas base incorporan al honor dentro de las mismas, sino que lo dejan librado al reconocimiento por la forma en que cumplan su juramento o compromiso.

Yo entiendo que si nuestros egresados no son creyentes o tienen diferente fe religiosa es razonable aceptar que supriman la mención de Dios y los Evangelios, pero, ¿podemos admitir que no tengan Patria y honor para jurar o comprometerse? ¿Es acaso más importante la Reforma Universitaria que la Nación? ¿Son acaso extranjeros todos nuestros egresados?

Es llamativo que los que reniegan de la Patria, reclaman periódicamente mayor presupuesto estatal para funcionar, el reconocimiento es entonces para pedir pero no para comprometerse.

Por ahora utilizan la Bandera Nacional en las ceremonias, tal vez un día la quieran reemplazar por la morada reformista o la multicolor de la diversidad.

Espero que ninguno de los integrantes del Consejo Superior que por lo resuelto hace pensar que subalternizan a la Patria, sean candidatos a cargos políticos para dirigirla.

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

La desfachatez autoritaria

La exhibición pública del "dedo" no podía ser más cruenta y ridícula a la vez. Kirchner confesaba lo que todo el mundo sabe: que el vicepresidente lo "puso" él, lo cual conlleva la obviedad de que a la presidenta y esposa, también.

Por Héctor Trillo

En un acto armado para que el eterno dirigente Hugo Moyano festejara su eterna reelección al frente del Sindicato de los Camioneros (¿qué otra alternativa habrá?) gracias al aporte compulsivo de miles y miles de obreros cautivos del sistema fascista en el que se mueve el país desde hace más de 60 años, el ex presidente Kirchner hizo una referencia insólita: dijo que la presidenta y esposa le preguntaba todas las mañanas "¿Qué vicepresidente me pusiste, Néstor?".

La exhibición pública del "dedo" no podía ser más cruenta y ridícula a la vez. Kirchner confesaba lo que todo el mundo sabe: que el vicepresidente lo "puso" él, lo cual conlleva la obviedad de que a la presidenta y esposa, también.

La desfachatez con la que este personaje parece mofarse de las instituciones adquiere un carácter de tragicomedia más dramática que divertida. El desastre al que está llevando al país el matrimonio presidencial es tan terrible como inútil. Y poco importa tratar de adivinar por qué.

Las expresiones de este ex presidente nos recordaron por un momento a aquellas que solía manifestar en público José López Rega. Recordamos especialmente aquella vez que repetía moviendo los labios un discurso que María Estela Martínez leía al público desde (cuándo no) los balcones de la Casa Rosada. El ridículo era ponerse en evidencia. Mostrar con orgullo lo que debería guardarse para sí. Perdone alguno si se siente tocado por esta asociación que vino libremente a nuestra mente. Pero es que uno no puede menos que sentirse tocado a su vez por tanto desparpajo autoritario. Chávez hace escuela, por lo visto.

Luego esta verdadera orgía de la sinrazón es repetida hasta el cansancio por "la televisión pública" que prosigue con su rutina panfletaria tan barata como fraudulenta pagada con el dinero de todos los argentinos. Que para colmo parecen hocicar cómodamente mientras dirigentes como Moyano intentan dibujar la falta de trabajo creciente con leyes incomprensibles en un mundo medianamente democrático. Tan absurdas como las expresiones de su jefe político.

No fue lo único que dijo el ex presidente. También hizo una referencia a las AFJP, que acaban de ser disueltas por una ley del Congreso que ha resuelto apropiarse de lo que el propio Estado ha dejado de los ahorros de la gente, luego del default y de la obligación de estas entidades de comprar bonos basura del gobierno argentino.

Dijo Kirchner que las AFJP habían sido manejadas "por cuatro o cinco vivos", sin al parecer tomar nota, o suponer que nadie se acuerda que para el caso es peor, de que el presidente de la unión de AFJP no es otro que Sebastián Palia, quien fuera uno de los principales funcionarios de su propio gobierno cuando junto a Guillermo Nielsen (actual embajador en Alemania) "renegociaba" la deuda defaulteada con quitas del 65 o 70%.

El gobierno kirchnerista fue el principal culpable de la quita que sufrieron las AFJP en aquella oportunidad, y la misma persona que hoy administra las AFJP resultó ser uno de los responsables de tal hecho: el nombrado Palia. Es decir, el jefe de los "vivos", ¿no?

Y no sólo eso, sino que además el gobierno kirchnerista bancó todos estos años la existencia de las entidades de capitalización. No sólo las bancó, sino que además las ratificó hace un año mediante la ley 26.222 de libre elección en la cual ahora acaba de fregarse. Y no solo bancó a las AFJP, sino que también bancó a las elevadas comisiones, que solo el año pasado fueron disminuidas mediante la ley citada.

El jueguito perverso de la triple indemnización con carácter retroactivo no hace sino retroalimentar el trabajo en negro, que supera seguramente el 50% de población activa, cómodamente. Allí están, inhiestos, los puestos de La Salada, del Puente La Noria y de tantos lugares por el estilo.

Allí llegan los famosos "tours de compras" desde todos los rincones de la empobrecida república que al parecer puede vivir con algo más de 100 pesos por mes sin ser considerada "pobre" (dado que la línea de pobreza para una familia tipo apenas supera los $ 400 por mes según el policía frustrado secretario de comercio).

La verdad es que si esta gente cree que tiene plafón para hacer cualquier cosa es porque hasta ahora ha venido haciéndolo sin que nadie se le ponga seriamente enfrente.

Cuando luego circulan versiones de lo más antojadizas, los muchachos se "enojan" y salen a despotricar contra "la derecha" (¿Cómo puede Néstor Kirchner decir en un acto donde el capitoste Moyano es reelecto in eternum que hay una "derecha" organizándose?, ¿es que acaso no estaba él mismo con su discurso autoritario y rodeado de fasces mandamasistas para colmo hereditarias en el ámbito del progresismo sagrado y seguido?)

El propio creador del "movimiento" solía repetir que "se vuelve de todo menos del ridículo".

Si traemos a cuento al surrealista Chávez o al "brujo" López Rega no es porque sí. Todo el mundo sabe lo que son o han sido estos dos personajes. Dejando de lado las organizaciones criminales que a nuestro modo de ver tanto uno como el otro han digitado, cosa que de ninguna manera atribuimos a Kirchner, la verdad es que se trata de personajes funambulescos. Y sin llegar a sostener semejante cosa del ex presidente, no podemos evitar una cierta tentación a comparar situaciones.

Tenemos una presidenta votada por la gente mediante una reforma constitucional que posibilitó abolir el federalismo electoral y conformar una mayoría con el 45% de los votos. Una presidenta que fue designada a dedo por su marido. Un marido que a su vez confiesa públicamente que él mismo eligió al vicepresidente. Ambos, presidenta y vice, herederos naturales del llamado "pacto de Olivos".

Y todos ellos de una forma u otra, defensores del "modelo" que ahora pretenden demoníaco: el de los años 90.

Es la desfachatez autoritaria. No digan que no.

Más información http://www.politicaydesarrollo.com.ar/

El Kirchnerismo y su busto a un terrorista de estado

En su afán por reivindicar a las organizaciones terroristas que operaron en nuestro país en los años `70, el Kirchnerismo colocó en la Casa Rosada un busto con la figura del ex presidente Héctor Cámpora, cuyo fugaz gobierno de tan sólo 49 días bastó para reorganizar al terrorismo subversivo e incurrir en innegable “terrorismo de Estado”.

Por Agustín Laje Arrigoni

En su afán por reivindicar a las organizaciones terroristas que operaron en nuestro país en los años `70 y todo lo que tenga que ver con ellas, el Kirchnerismo colocó en la Casa Rosada un busto con la figura del ex presidente Héctor Cámpora, cuyo fugaz gobierno de tan sólo 49 días bastó para reorganizar al terrorismo subversivo e incurrir en innegable “terrorismo de Estado”.

Asomando el año 1973, el entonces presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse llamaba a elecciones luego de siete años de gobierno de “Revolución Argentina”. El peronismo presentaría su lista encabezada por Héctor Cámpora, elegido por Perón no por presentar aptitudes políticas para dirigir un país, sino por considerarlo su hombre más manipulable. Tanto es así, que el lema de la campaña fue “Cámpora al gobierno, Perón al poder”.

Lo cierto es que los peronistas resultaron victoriosos de la contienda electoral con más del 49% de los votos, iniciándose a partir de ese momento una nueva etapa en la guerra revolucionaria que se gestaba en la Argentina. Los más ingenuos pensaron que el terrorismo cesaría su accionar debido a la vuelta de las formas democráticas y del hasta entonces proscripto peronismo. Prácticamente nadie prestó atención a los abrumadores cánticos que resonaban en la Casa Rosada el 25 de mayo de 1973, día de la asunción de Cámpora, donde las hordas terroristas explícitamente llamaban a continuar con la lucha armada. “Con Cámpora y con Lima, la lucha no termina”, “Ya van a ver cuando venguemos a los muertos de Trelew”, entre muchas otras consignas que se asemejaban a verdaderos gritos de guerra.

Cámpora desde el principio no pudo ocultar su acercamiento a las organizaciones terroristas, que seguidamente socorrería desde el poder convirtiéndose en un verdadero terrorista de Estado. Las justificaciones de los homicidios guerrilleros tuvieron un lugar importante en su campaña política, donde llegó a afirmar que “la acción de FAR y Montoneros es tan respetable como la de quienes estamos en el camino de la persuasión”.(1) Cuenta el periodista Carlos Manuel Acuña que “El 19 de abril –cuando faltaban pocas semanas para la trasmisión de mando- los montoneros mantuvieron una reunión secreta con Cámpora de la que participaron Firmenich, Roberto Cirilo Perdía y el propio Galimberti […] los jefes guerrilleros le presentaron al presidente electo el listado de aquellos ministros que consideraban aceptables para integrar el futuro gabinete nacional”.(2) Este fue el puntapié inicial para la incorporación de terroristas en el gobierno, propuestos por Montoneros y aceptados por el mismo Cámpora.

Llegado el 25 de mayo de 1973, ante la imposibilidad de hacerlo en automóvil por los innumerables actos de violencia que se habían desencadenado, Cámpora y Lima arribaron a la Casa Rosada en helicóptero. Cuenta el Dr. Nicolás Márquez que el presidente electo estuvo “custodiado por numerosos terroristas que ingresaron al Salón Blanco de la Casa de Gobierno”.(3) Sobre el violento clima que se vivía aquel día, la revista Gente tiempo después narraría: “El 25 de mayo de 1973 fue una pesadilla […] uniformes militares escupidos, coches volcados y quemados, gritos, amenazas, ofensas, saltos, desbordes, revancha […] el horror fue general”.(4) A la sazón, cabe destacar que se produjeron más hechos de violencia aquel oscuro 25 de mayo, que en el tan demonizado 24 de marzo de 1976.

La organización terrorista Montoneros efectivamente había alcanzado el poder real de la Nación. “La Casa Rosada ya había sido bautizada y mancillada con el apodo de Casa Montonera” contaría más tarde la revista Gente. Los cánticos que los terroristas pronunciaban, así también lo indicaban: “¡A la Rosada la cuidan los granaderos, el 25 la cuidan los montoneros!”; “¡Montoneros, FAR y ERP, con las armas al poder!”. Sin embargo, el homenajeado por el kirchnerismo Héctor Cámpora seguía incentivando a los terroristas, adulándolos en su discurso de asunción (redactado entre otros por el montonero Horacio Verbitsky) ante la Asamblea Legislativa: “La juventud maravillosa que supo responder a la violencia con la violencia y oponerse, con la decisión y el coraje de las más vibrantes epopeyas nacionales”.(5) Estas palabras eran escuchadas desde sitiales privilegiados por los presidentes comunistas Salvador Allende (de Chile, quien refugiaba terroristas argentinos en su país y llegó a regalarle un arma a Santucho) y Osvaldo Dorticós (de Cuba, donde se entrenaban y adoctrinaban las organizaciones terroristas argentinas).(6)

El terrorismo, auxiliado por Cámpora, comandó varias provincias de gran envergadura. Los gobernadores más vinculados con las organizaciones armadas fueron Obregón Cano (Córdoba), Oscar Bidegain (Buenos Aires, vinculado con el famoso ataque terrorista a la unidad militar de Azul en 1974), Alberto Martínez Baca (Mendoza), Miguel Ragone (Salta) y Jorge Cepernic (Santa Cruz). Entre los funcionarios montoneros que trabajaron para el Estado terrorista de entonces, destaca el inefable Miguel Bonasso, quien desde las páginas de su libro titulado “Diario de un Clandestino” admitiera más tarde que mientras trabajaba para el camporismo, operaba en una organización terrorista: “Me muevo como asesor libre, aunque reviste formalmente en la Secretaría de Prensa […] allí me piden que organice un grupo de inteligencia. Le digo que sí […] porque yo ya realizo tareas de inteligencia, pero para Montoneros”. A confesión de parte, relevo de pruebas.

Bastaron algunas horas de gestión para que se tomara la primera medida en beneficio de las hordas terroristas. En efecto, el 26 de mayo de 1973, una irracional e irresponsable ley de amnistía dejaría en libertad a todos los terroristas que fueran juzgados conforme a derecho por la Cámara Federal Penal entre 1971 y lo que corría de 1973. Cuenta el juez Jaime Smart que “a los terroristas no se les exigió la entrega de una sola arma […] conservaron todo el armamento”.(7) Dicho de otro modo, los terroristas habían sido liberados no para reincorporarse a la sociedad e intentar enderezar sus vidas, sino para ser una suerte de refuerzo para las organizaciones armadas que no habían dejado de operar en su intento por tomar por completo el poder estatal. Lo cierto es que la amnistía dejó a más de 2000 terroristas procesados por los delitos más monstruosos en libertad, listos para reincorporarse en sus respectivas organizaciones golpistas. El operador político de esta maniobra a favor del terrorismo fue el entonces Ministro del Interior Esteban Righi, actual procurador general de la Nación, quien en su partida por la impunidad, recientemente prohibió a los fiscales declarar los crímenes de los terroristas como de lesa humanidad a efectos de evitar la reapertura de causas contra ellos.

El mismo día, brindando a las organizaciones revolucionarias completa libertad para delinquir, el terrorismo de Estado camporista abolió la citada Cámara Federal Penal (creada para combatir en el marco de la ley a la guerrilla) y derogó la legislación antisubversiva que pretendía poner freno a las actividades terroristas. Como si esto no bastara para dar rienda suelta al terrorismo, la fugaz gestión se ocupó de desmantelar el Poder Judicial. Cuenta el Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (FORES) que “La Corte Suprema de Justicia estaba vacante porque sus integrantes habían renunciado tan pronto se conocieron los resultados de las elecciones […] [el camporismo] consideraba que todos los jueces habían perdido el acuerdo por permanecer en sus cargos durante el gobierno de facto […] se sancionó una ley que estableció un régimen jubilatorio de excepción aplicable a los magistrados que no reunían el mínimo de edad legal en el cual se les concedían inusitadas facilidades y privilegios. Para el caso que no optaran por ese beneficio en el plazo estipulado, se les aplicaba el régimen ordinario para funcionarios públicos muy desventajoso”. Se produjo tal éxodo en la Justicia, que el FORES concluye: “La justicia prácticamente dejó de existir en la generalidad de los casos y especialmente en el juzgamiento de la subversión, no habiéndose registrado una sola condena por actos terroristas a partir de 1973”.(8) No extraña que a partir de la asunción del homenajeado por los Kirchner, los terroristas pudieran accionar sin ninguna traba legal.

El terrorismo de Estado de Cámpora había tomando forma. El mismo que hoy reivindica la memoria ideologizada del kirchnerismo y su tergiversada historia oficial, que pretende ocultar una parte de la verdad y deformar la otra, condecorando ex terroristas y persiguiendo a quienes los combatieron. Al respecto, el Dr. Gil Lavedra (quien no puede ser sospechoso de simpatizar con las FF.AA por su desempeño como juez en el Juicio contra las Juntas Militares) admite la condición de Estado terrorista que mantuvo la Argentina durante la presidencia de Héctor Cámpora: “…en el año setenta y tres, una vez subido el peronismo al poder, sube con los montoneros, sube con las fuerzas armadas revolucionarias, sube con la guerrilla”.(9) Del lado del ERP, que siempre mantuvo una posición política alejada del peronismo, a pesar de no haber incorporado militantes en el gobierno terrorista de Cámpora, cuenta Mattini (Comandante en Jefe erpiano luego de la muerte de Santucho) que se vieron ampliamente beneficiados por la política pro-terrorista de la gestión. El ex guerrillero admite: “…con la lógica de los razonamientos, el PRT-ERP debería haber desaparecido en 1973, languidecido hasta vegetar como cualquier secta de izquierda, ante el avasallador triunfo electoral del peronismo…pero eso no sólo no fue así, sino que a partir de ese momento el PRT-ERP pasó a ser una realidad en la política argentina”.(10) De esta forma, los terroristas en lugar de ver al aparato estatal como una traba para su accionar, lo percibieron como un aliado que no sólo no los fustigó, sino que los apoyó incondicionalmente durante la fugaz gestión del condecorado Héctor Cámpora.

Las contradicciones características y habituales del kirchnerismo no dejan de sorprender a los argentinos: se presentan en sociedad como los abanderados de los Derechos Humanos, pero reivindican abiertamente a las organizaciones terroristas que agredieron nuestra sociedad y sus instituciones; se pronuncian en contra de la impunidad, pero no aceptan la condición de delitos de lesa humanidad de los terribles crímenes cometidos por la guerrilla; repudian siempre que se presente oportunidad el último gobierno cívico-militar, pero homenajean con un busto a un terrorista de Estado, que en rigor de verdad y como quedó demostrado, toleró, apoyó e incentivó el accionar terrorista que enlutó a nuestro país en la década del `70.

Agustín Laje Arrigoni
agustin_laje@yahoo.com.ar
(El autor tiene 19 años, es estudiante universitario, autor de numerosos artículos de opinión e investigación sobre los años 70´. Está terminando su primer libro sobre la materia).

(1) Márquez Nicolás, La mentira oficial, P 62, Edición del autor, 2008, Buenos Aires
(2) Acuña Carlos Manuel, Por Amor al Odio Tomo II, P 13, Ediciones del Pórtico, 2003, Buenos Aires
(3) Márquez Nicolás, La mentira oficial, P 64, Edición del autor, 2008, Buenos Aires
(4) “El día de la jura de Cámpora. Caos en la Rosada”, Gente. Argentina. P 12
(5) Márquez Nicolás, La mentira oficial, P 65, Edición del autor, 2008, Buenos Aires
(6) Ver “El terrorismo de Estado extranjero”, por Agustín Laje Arrigoni, publicado en La Nueva Provincia el 16/11/08.
(7) Márquez Nicolás, La mentira oficial, P 76, Edición del autor, 2008, Buenos Aires
(8) FORES, Definitivamente Nunca Más, PP 47-48-49, Edición del autor, 1985, Buenos Aires
(9) Javier Vigo Leguizamón, Amar al enemigo, P 59, Ediciones Pasco, 2001, Buenos Aires
(10) Luis Mattini, Hombres y mujeres del PRT-ERP de Tucumán a La Tablada, P 153, Ediciones de la Campana, 2008, Buenos Aires


Fundación Atlas 1853

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar