domingo, 1 de julio de 2012

Prof. Isadore Epstein, Doctor en Astronomía

Figuras y personalidades de la ciencia ofrecen un interés extraordinario para que sigan las grandes corrientes de opinión mundial sobre los que se dedican y sobresalen en la labor científica. Hoy el Prof. Isadore Epstein, Doctor en Astronomía.

Por Nélida Rebollo de Montes

Epstein tuvo una participación especial en el establecimiento del Observatorio en “El Leoncito”, San Juan, República Argentina. El lugar citado lleva ahora el nombre de Estación de Altura Dr. Carlos Ulrico Cesco.

La búsqueda de sitios del Dr. en Astronomía Isadore Epstein para la instalación de observatorios adquirió una importancia fundamental para la Astronomía del siglo XX.

* En “El Leoncito” de San Juan se inició un prolongado estudio de movimientos estelares; y, al respecto hay que destacar que el Dr. Michael Richn, investigador científico en el Laboratorio astrofísico de la Universidad de Columbia, Estados Unidos de Norteamérica, opinó favorablemente sobre esos estudios.

* Hay material complementado con textos recientes para un Ensayo sobre las técnicas usadas en estas búsquedas para la instalación de observatorios donde el Dr. Epstein tomó parte principal como el Mauna kea en Hawai; Cerro Morado en Chile; La Silla y Cerro Tololo en Chile; Southerland en Sudáfrica y Living Springs en Australia.

Con motivo del interés y visitas que realizan intelectuales, investigadores, estudiantes universitarios y turistas en general al Observatorio “El Leoncito” de San Juan, República Argentina, he creído imperioso recordar el origen de la instalación del Observatorio en ese sitio que eligió el astrónomo Dr. Isadore Epstein teniendo presente la diafanidad de su cielo y otras condiciones esenciales. De ahí que me impuse aconsejar que se hiciera conocer a los visitantes de ese histórico sitio que el Dr. Isadore Epstein es reconocido por científicos e intelectuales pertenecientes a la mayor parte de las disciplinas del saber y la acción quienes testimonian su pasión común por la investigación con la consigna de explorar metódicamente en los coloquios internacionales los estudios y observaciones que fueron útiles para determinar la edad y dimensión del universo. Y si es posible, el gobierno provincial en mérito a lo dicho haga realizar un folleto ilustrativo para que no esté ausente el nombre del Dr. Epstein en el emprendimiento científico realizado en “El Leoncito” de nuestra provincia, San Juan, Argentina. Además de un orgullo por lo que representa los datos que aporto quedarán impresos en un ineludible folleto ilustrativo, el testimonio de científicos ilustres que desempeñaron en nuestro terruño una obra cuyo valor pedagógico será el mejor ejemplo que brindará pueblo y gobierno. Otro servicio invalorable podrá emprender en este sentido el director y personal de las oficinas de turismo encargadas de una gran misión que es hacer conocer el lugar y las inquietudes de una sociedad culta a la que perteneció hace 200 años el Gran Civilizador Domingo Faustino Sarmiento quien sigue prestigiando con sus grandes realizaciones no sólo a San Juan sino también al país.


Entrevista con la esposa del Dr. Epstein. También científica y sanjuanina

En un encuentro pautado con la Doctora Ingeniera Geógrafa Adela Esther Abraham, esposa del Dr. y Profesor en Astronomía Isadore Epstein fuimos recorriendo la trayectoria del hombre de ciencia que hoy ocupa una merecida atención. Cabe destacar que el Doctor Epstein trabajó también junto a su esposa ya nombrada, en la Universidad de Columbia en algunos temas, especialmente sobre cúmulos galácticos y estrellas variables.
La Dra. Ing. nos cuenta que su esposo fue astrónomo de Estados Unidos y que tuvo participación importante y trascendental en el establecimiento del Observatorio “El Leoncito” de San Juan. El vínculo que la Dra. Abraham de Epstein mantiene con San Juan, provincia que la vio nacer, continua intacto, no obstante que ella reside en Nueva York, Estados Unidos. Nos visita dos veces al año y pasa temporadas en su terruño en el que mantiene sólidos lazos de unión familiar y también de acercamiento amistoso que se ha acrecentado a través de los años. Es también benefactora pues en 1999, donó la Universidad Nacional de San Juan gran parte de la biblioteca de su esposo que ella atesoraba con amor y admiración. Ese desprendimiento de libros fue la mejor demostración de cuánto significa para ella su provincia.

Pensión de Honor

En alguna oportunidad, tras conocer profundamente la trayectoria ascendente que este matrimonio de científicos ha proyectado, no solo en los Estados Unidos sino también en otros países en donde han realizado estudios de profundidad cultural en otras disciplinas, vuelvo a decir en alguna oportunidad, propuse que se le concediera a la viuda del Dr. en Astronomía Isadore Epstein una pensión de honor por lo realizado en continuidad en prestigio de San Juan y la Argentina.

Antecedentes del astrónomo, doctor y profesor Isadore Epstein

Isadore Epstein, astrónomo y profesor de la Universidad de Columbia cuya búsqueda de sitio dio lugar a la construcción de observatorios en el Hemisferio Sur.
Nació en Tallin, Estonia, en 1919. Sus padres fueron Abraham Betsalel Epstein y Anna Malko Czyz Epstein. Fue el menor de nueve hijos. Él no tenía aún 6 años cuando fue con su familia a Estados Unidos en 1925 y se instalaron en Cincinnati, Ohio, Estados Unidos de Norteamérica. Allí cursó sus estudios  primarios,   secundarios   y   universitarios,   graduándose  como Master en Física en la Universidad de Cincinnati. Completó sus estudios en la Universidad de Princeton, donde se graduó como Doctor en Astronomía. La tesis la hizo con el gran científico Dr. Martín Schwarzchild, quien desarrolló modelos modernos de interiores estelares.
Cabe destacar que entre las múltiples tareas científicas, el astrónomo Epstein calculó modelos teóricos de estrellas, haciendo observaciones fundamentales en la determinación de la edad y dimensión del universo. Contribuyó en la búsqueda del lugar adecuado para la construcción de observatorios en el hemisferio austral. Su más importante contribución fue su participación, en los años 60, en las primeras búsquedas modernas de sitios para instalar observatorios en el Hemisferio Sur. Él estudió la claridad, estabilidad de la atmósfera y accesibilidad de sitios en Australia, Sudáfrica, Chile y la Argentina. “Su búsqueda de sitios para la instalación de observatorios adquirió una importancia fundamental para la Astronomía del siglo XX”, expresó Michael Rich, investigador científico en el Laboratorio Astrofísico de Columbia.
Mayores observatorios fueron construidos en todos los sitios que Epstein recomendó. Epstein tuvo una participación especial en el establecimiento del Observatorio en El Leoncito, San Juan, República Argentina. Siguiendo su trabajo minucioso de búsqueda de sitio, Epstein consideró que El Leoncito era el sitio más adecuado debido a la diafanidad del cielo y otras características. Esto condujo a la instalación del Observatorio Astronómico que hoy lleva el nombre de “Estación de Altura Dr. Carlos Ulrico Cesco - El Leoncito” y cuya inauguración fue en 1965. Allí se inició un largo estudio de movimientos estelares, el “Estudio de  Movimientos Propios Estelares de Yale - Columbia”. Eventualmente, solo la Universidad de Yale continuó con el programa.
Entre los otros lugares que Epstein primero estudió, figuran La Silla y Cerro Tololo en Chile, Southerland en Sudáfrica y Living Springs en Australia donde importantes investigaciones tienen lugar. Las técnicas usadas en estas búsquedas donde Epstein tomó parte, sirvieron para identificar otros sitios para la instalación de observatorios como el Mauna Kea en Hawai y como el Cerro Morado en Chile.
El Dr. Isadore Epstein publicó numerosos artículos en “The Astronomical Journal”; en “The Astrophysical Journal” y en otras revistas astronómicas. Además de gran investigador, el Dr. Isadore Epstein fue un profesor ejemplar y con justa razón fue llamado “Hombre del Renacimiento” por su interés y conocimiento en Música, Literatura, Idiomas y Geografía.

En 1964, el Dr. Isadore Epstein contrajo matrimonio con la científica sanjuanina Doctora Ingeniera Geógrafa Adela Esther Abraham. Este matrimonio de estudiosos ha compartido su vida entre la Argentina y los Estados Unidos de Norteamérica.
Al quedar viuda la Dra. Ing. Adela Abraham de Epstein sintió más intensamente su arraigo a nuestro país tras la irreparable pérdida, permitiéndose viajar y permanecer meses en San Juan, en su hogar, que jamás dejó de serlo. Y, junto a su esposa, la Ing. geógrafa sanjuanina, Adela Abraham de Epstein, trabajaron unidos en el mundo de la ciencia y la cultura.
El matrimonio trabajó en la Universidad de Columbia en algunos temas, especialmente en cúmulos galácticos y estrellas variables. En esas actividades, fortalecieron su pensamiento crítico. Epstein estudió la claridad y la estabilidad de la atmósfera y el acceso a lugares tales como Australia, Sudáfrica, Chile y Argentina.

Dos momentos del agasajo ofrecido a la Dra. Ingeniera Geógrafa Adela Abraham de Epstein

Con motivo de visitar su provincia natal, San Juan, fue agasajada la esposa del Dr. astrónomo Isadore Epstein. En las fotos acompañada de algunas asistentes y antes de regresar a Nueva York, Estados Unidos, donde reside.


A la izquierda, la Dra. Ing. Geógrafa Adela Abraham de Epstein con la periodista Prof. Nélida Rebollo de Montes

De izquierda a derecha: Dra. Silvina Martín de Eiben,  Prof. Yolanda Abraham, Arq. Malva Guerra, Prof. Nélida Rebollo de Montes y la científica Dra. Ing. Adela Abraham de Epstein a quien testimoniaron su respeto y admiración por el prestigio internacional que han dado a San Juan y al país.


En una entrevista en Diario de Cuyo

Desde hace unos años, la Dra. Ing. Geógrafa Adela Abraham de Epstein participaba de entrevistas con la periodista Prof. Nélida Rebollo de Montes, Redactora-Jefa de Cultura y Educación, Directora del Suplemento Dominical “Notas, Artes y Letras” y autora de comentarios sobre diferentes temas y editorialista del “Editorial de la Mujer”. Ya retirada de Diario de Cuyo, la periodista Rebollo de Montes escribe en diarios digitales de la Argentina, de América del Sur y de la Unión Europea. 


*Nélida Rebollo de Montes es Profesora y periodista, distinguida con el Premio Benefactora de la Cultura. Ingresó en la Academia Provincial de la Historia con el trabajo titulado “Mujeres de mayo y prácticas electorales de 1816”. Con el voto unánime ingresó a la Sociedad Argentina de Escritores, institución que la distinguió con la “Pluma de Oro”, con la “Faja de Honor” y el “Gran Premio de Honor”. Autora del libro “Nuestro Tiempo y Nuestras Razones”, que incluye una selección de sus artículos periodísticos figura en las Universidades de Yale; de Columbia y en el catálogo online de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos de Norteamérica. Esta información está en internet.
Su Ensayo “Rosalía de Castro. Antonio de la Torre : dos testimonios de la pasión poética” fue incluido en la Biblioteca de la Universidad de Santiago de Compostela (España); en la Biblioteca Pública de Nueva York y en la Universidad Stony Brook de Nueva York de Estados Unidos de Norteamérica.
Fue galardonada, en 1986, con el premio internacional “Honoris Causa”, otorgado por la Acción Católica Argentina con sede en Los Ángeles, Estados Unidos de Norteamérica. En el mismo año, la Comisión Interamericana de Mujeres de la Organización de Estados Americanos (OEA) la premió en el año internacional de la Paz.
Fue elegida, en 1990, “Ciudadana Ilustre” por la Municipalidad de la Capital de San Juan y condecorada, en 1994, por el Diario la Razón como periodista destacada del interior del país. El Centro de Artistas Plásticos de San Juan la consagró, en el mismo año, “Benefactora del Arte”. Tres veces premiada, en 1997, 2001 y 2005, por ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas de la Argentina) y, en 1990, con el “Santa Clara de Asís”.
La Dra. Rebecca Ann Bill de la Universidad de Stanford (California, Estados Unidos), contratada por FORES (Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia de la República Argentina) consultó como fuente de de información un artículo periodístico de la Profesora Nélida Rebollo de Montes (Argentina) titulado “La Suprema Corte de Justicia en la Presidencia de Mitre” y fue seleccionada conjuntamente con el Dr. Harold J. Berman (estadounidense) de la Universidad de Cambridge y profesor emérito de la Universidad de Harvard. De ambos autores la Dra. Bill utilizó datos para su obra de investigación: “Medición de la autonomía judicial. Juzgado Federal de primera instancia en lo penal de la República Argentina".

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

No hay comentarios: