lunes, 24 de noviembre de 2008

El “cercanamente lejano” 2009

Hay que atravesar el 2009. Convertido en el bíblico Mar Rojo por obra de la desesperación política para alcanzar la Tierra Prometida del 2011, el 2009 es el desafío del peronismo en la Provincia y en la Nación.

Por Darío H. Schueri – Desde Santa Fe

Así se lo hizo saber Néstor Kirchner sin cortapisas al joven presidente del PJ santafesino Ricardo Spinozzi la semana pasada en la legendaria quinta de Olivos “a solas durante una hora” esto es, sin el “rossista” Vicepresidente 1º del Partido Jorge Fernández. Un dato no menor.

Los contertulios nunca revelarán el contenido íntimo de la charla, más allá de las generalidades políticas con que el senador santafesino conformó a los periodistas, y el adelanto – que este domingo publica el Diario Perfil – que Kirchner le hizo a Spinozzi acerca de un importante anuncio de la Presidente a su regreso de Africa.

Tampoco importa mucho conocer los detalles de la conversa; a Kirchner y al peronismo santafesino los une un adversario en común: Hermes Binner, erigido mediáticamente y por no pocos afluentes políticos en el candidato casi natural del pensamiento centro izquierda para el 2011. Si “el suizo” ganase las legislativas nacionales del 2009, pasaría de ser una mera promesa provincial con proyección, para transformarse en un serio problema nacional; y ni hablar en Santa Fe donde se consolidaría el “modelo socialista”, denostado hasta la exageración por Spinozzi ante Kirchner, quien luego de escucharlo podría concluir que así las cosas no sería difícil ganar el año que viene en Santa Fe. Reutemann suele ser más prudente.

Dada la línea bisectriz que se trazó en Olivos, no resultaría demasiado fantasioso imaginar que a modo de despedida Kirchner, tras dejarle sus saludos “al Lole”, le recomendara al joven presidente que se corra hasta la Casa Rosada, convertida en teatro de operaciones, para ver a Randazzo y al Chueco Mazzón.

Spinozzi tardó lo que se tarda en ir desde Olivos hasta Congreso para reunirse, anótese, “por tres horas” con Carlos Reutemann, y después cruzar avenida de Mayo hacia la Casa Rosada para hacer lo propio con el Ministro del Interior Randazzo y el “Chueco” Mazzón, dos leales “todo terreno” ejecutores de las estrategias que “el presi” pergeña en la afiebrada mansedumbre de Olivos. La “Operación Binner” ya tiene apoyo nacional, mas allá del “voto positivo” del socialismo nacional a la eliminación de las AFJP “a pedido de Binner”.

A Spinozzi le queda el largo y escabroso ejercicio de convivir con las inquinas políticas internas que se irán potenciando en la “gran familia peronista” santafesina que él conduce, y que bien podrían jugar a favor del enemigo a vencer. Por lo pronto, los “rossistas” (que nunca lo reconocieron ni lo reconocerán como presidente) tomaron la reunión entre Spinozzi y Kirchner como un acto de deslealtad, a lo cual los reutemistas le retrucan “qué Rossi le pregunte a su jefe Kirchner por qué lo recibió a solas a Spinozzi”. Hay promesas de venganza.

Mientras tanto Reutemann ensaya la Gran Lole; votó a favor de la nacionalización de la jubilación negándose a aprobar el artículo 10 de la Ley que le sigue confiscando el 15% de la coparticipación a la Provincia de Santa Fe (y otros 13 estados más) a favor del Ansés para financiar las jubilaciones, de acuerdo al pacto fiscal firmado en 1992, y que significan mas de mil millones de pesos para Santa Fe que ahora Binner reclamará vía Corte Suprema de Justicia de la Nación; “detalle” que se le escapó a Agustín Rossi en Diputados.

Y por si quedaba alguna duda del compromiso del ex Gobernador con su Provincia, acaba de insistir con el proyecto de “retenciones cero” presentado cuando se trató la 125, iniciativa que cayó muy bien el campo. ¿Y a los Kirchner?

La mega encuesta

Aseguran los estrategas de guerra que conocer los movimientos del enemigo significa tener ganado el 50% de la batalla. Desde La Rosada (dicen que con la anuencia de Reutemann) encargaron un mega encuesta en territorio santafesino para sondear conocimiento y popularidad de un amplio abanico de posibles candidatos a legisladores nacionales de todos los partidos políticos. Los hay conocidos e ilustres anónimos; políticos actuales y “reliquias”; atrayentes y “pianta votos”; militantes e independientes; jóvenes e históricos; varones y mujeres.

Lo que se dice un verdadero “sondeo de mercado” cuanti y cualitativo para no fallar a la hora de “vender” el “producto”. La excusa ideal para que Reutemann y Kirchner (suponiendo que armen la lista de diputados nacionales entre los dos) se saquen de encima con el “científico” argumento del “no medís” a los vanidosos con aire de salvadores que solo buscan una chapa para sí o allegados. Y lo mas importante: saber cómo se pertrecha el enemigo.

Hay que cruzar el Mar Rojo. Más allá está la Tierra Prometida.

Más información www.politicaydesarrollo.com.ar

No hay comentarios: