sábado, 14 de febrero de 2009

Juan Domingo Perón y el regreso de los montoneros

Muchos conciudadanos que han votado al Frente Para la Victoria, en su creencia de que elegían a un gobierno peronista, comprueban con amargura que nuevamente han sido traicionados. Los extremistas que Perón echó de la Plaza de Mayo hace 30 años han regresado: con la importante diferencia de que ahora son gobierno.

Por Francisco Montesano

El peronismo ha sufrido en estos años el engaño constante de sus dirigentes quienes, atribuyéndose la bandera y los símbolos justicialistas, lograron engañar al electorado cautivo que posee el movimiento y así acceder al poder.

¿Quién es en realidad Néstor Carlos Kirchner?

Como primera lectura, podría decirse que es aquel que puso como sucesora a su esposa en el Ejecutivo, utilizando para ello todos los resortes del poder y que, desde hace unos meses, decidió confinarla a la Quinta de Olivos como locutora oficial.

El triste papel que desempeña quien -según nuestra Constitución- ocupa el Poder Ejecutivo es poco más que vergonzante. A través de su sonrisa forzada y su discurso de maestra de colegio explica, entre otras menudencias, los beneficios del boleto magnético a un coro de alcahuetes que aplauden y se congratulan con la buena noticia.

Tal vez esta sea la terapia recomendada por sus asistentes terapéuticos, dado que la Señora viene sufriendo los continuos embates externos, por efecto de la crisis nacional e internacional y también los internos de su admirado esposo, que seguramente han hecho mella en su salud psíquica.

Una segunda lectura es digna de buscarse entre los documentos de este personaje llamado Don Néstor (cualquier parecido con Don Alfredo, no es casualidad), y que nos retrotrae a 1974.

Según las crónicas de la época, el 19 de enero de 1974 -fecha en que se produce el ataque del E.R.P al cuartel de Azul-, el General Perón expresa: "Hechos de esta naturaleza evidencian elocuentemente el grado de peligrosidad y audacia de los grupos terroristas que vienen operando en la provincia de Buenos Aires ante la evidente desaprensión de sus autoridades. Es indudable que ello obedece a una impunidad en la que la desaprensión e incapacidad lo hacen posible, o lo que sería peor, si mediara, como se sospecha, una tolerancia culposa".

Ante esto, Juan Domingo Perón aceleró la aprobación de un proyecto de ley para endurecer las penas a la guerrilla.

Esta reforma del Código Penal venía siendo resistida por Montoneros y sus diputados, entre ellos el bonaerense Carlos Kunkel, alias el "jefe" en La Plata y superior de un joven integrante de los "orga", Néstor Kirchner.

Además, era objetada por otros diputados como Nilda Garré y Santiago Díaz Ortiz.

La paz con Jaun Perón se terminó el primero de mayo de aquel año, cuando el viejo caudillo -crispado por las criticas a su gobierno- los expulsó de la Plaza, diciendo: "Hoy resulta que algunos imberbes pretenden tener más mérito que los que lucharon durante veinte años".

Esto implicó el fin de una historia de amor/odio, iniciada en los 60 en España y que concluye en Buenos Aires, de ese modo abrupto.

Pasados 30 años de aquel episodio, los jóvenes de entonces son los dirigentes de hoy quienes, apoltronados en los sillones de la administración nacional, resuelven nuestro destino.

Una de las principales banderas de la administración Kirchner es la de la "reivindicación y defensa de los Derechos Humanos". Por lo menos aquí no se ejecutan todavía las tácticas de dictadores como Fidel Castro o sus aprendices -Hugo Chávez-. Mucho menos con sus compañeros de la guerrilla montonera que tanto daño hizo a este país.

Hoy tenemos por ejemplo al diputado Miguel Bonasso, integrante del comando de montoneros en el área de prensa e inteligencia. En los setenta, dependía directamente de los jefes de la inteligencia montonera Rodolfo Walsh y Horacio Verbitsky, quienes tenían a su cargo la elección de los blancos para la ejecución de atentados.

Como integrante de la "Columna Capital" de Montoneros, habría participado del asesinato de José Ignacio Rucci, en septiembre de 1973. Se sospecha que actuó como "topo" en el regreso de los primeros combatientes preparados en Cuba y Argel, señalando con el dedo índice a sus camaradas para ser detenidos.

Carlos Kunkel es actualmente Subsecretario de la Presidencia, y era conocido con el alias de el "Comandante" durante su accionar montonero. Asesino procesado y convicto durante la dictadura militar, fue beneficiado por la Ley del Punto Final durante el gobierno de Raúl Alfonsín en 1984.

Nilda Garré, actual Ministra de Defensa, militante montonera conocida como "Comandante Teresa" fue llevada a ocupar el ministerio que hoy dirige, siempre a las órdenes del "Perro" Verbitsky y de "Cogote" Bonasso.

Eduardo Luis Duhalde -actual Secretario de Derechos Humanos- alentaba los actos llevados adelante por las organizaciones guerrilleras desde su revista "Militancia", durante los años de 1973 y 1974.

Duhalde estuvo en Nicaragua para formar -junto con Enrique Gorriarán Merlo- el M.T.P (Movimiento Todos por la Patria) que luego atacaría el Regimiento La Tablada en 1989, y habría formado parte del asesinato mercenario del ex Dictador Anastasio Somoza en Asunción, Paraguay.

Horacio Verbitsky, periodista y vocero no oficial de este gobierno, se movilizaba dentro de las filas montoneras, donde formó parte de la cúpula del aparato de inteligencia con asignación de tareas sobre la Policía Federal. Organizó con Walsh la voladura del Comedor de la Superintendencia de la Policía Federal, episodio que costó la vida a 24 personas y donde quedaron heridas -entre mutiladas y ciegas- otras 70. Sus propios ex camaradas de lucha lo acusan de entregador ya que, de los 62 integrantes de la Inteligencia Montonera, hoy sólo sobreviven 7 (sospechosa y sugestivamente, él entre ellos).

Rafael Bielsa -ex Canciller- fue un activo militante montonero en la Ciudad de Rosario natal.

En 1977 fue detenido y supuestamente "torturado" para ser luego liberado. Optaría luego por el exilio voluntario, al que se hacían acreedores aquellos que brindaban generosa información sobre sus compañeros de armas a las Fuerzas Armadas.

Jorge Taiana -actual Ministro de Relaciones Exteriores- también militó en Montoneros, participando del sonado caso de la voladura del Bar "El Ibérico" y que costó la vida de 2 civiles inocentes que nada tenían que ver con la agenda política de sus jefes.

La lista de los montos hoy kirchneristas es ciertamente incontable, mas los precisados hasta aquí son solo los "notables". Pues también integran esta administración o le son funcionales a ella o lo fueron : Julio César Urien -actual Teniente de Fragata (RE) y ex presidente de Astilleros Río Santiago-, Carlos Bettini -Embajador en España-, Humberto Tumini -Subsecretario de la Función pública del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires-, Alicia Pierini (alias La Licha) -actual Defensora del Pueblo Porteña- (regresó al país luego de su exilio, al mismo tiempo que Bielsa y Tumini), Roberto Felicetti -breve Director de Políticas de Reciclado Urbano- (integró también el Movimiento Todos por la Patria, el comando guerrillero que intentó copar el regimiento de La Tablada en 1989, cuando ya estaba en plena vigencia el régimen democrático), Mario Kestelboim -Defensor General Porteño- y Vicente Zito Lema -Funcionario de la Universidad Abierta Latinoamericana de las Madres de Plaza de Mayo-.

Esta seria la segunda línea de la avanzada montonera, mas no debe olvidarse que también forman parte de esta caterva Eduardo Anguita, Hernán Invernizzi (el Soldado que facilitó el copamiento del Comando de Sanidad el 6 de septiembre de 1973), Susana Sanz (Directora Nacional de Asistencia Técnica del Consejo nacional de la Mujer), Esteban Righi (Procurador General de la Nación), Adriana Puiggrós (a cargo de la Dirección General de Cultura y Escuelas de la Provincia de Buenos Aires), Felisa Miceli (ex Ministra de Economía y que saltó a la fama en el affaire de la bolsa con dinero), Martín Grass (a cargo de la "Reestructuración de la Educación de las Fuerzas Armadas", expulsado del Partido Peronista por Juan Domingo Perón por "traidor, contumaz, estafador de los votos de Perón, desleal al justicialismo y antipopular", y el mismo General Juan Domingo Perón lo mencionó como "infiltrado, mercenario del dinero cubano")... Y siguen los nombres.

Así como nuestro Presidente de Facto, Don Néstor Carlos Kirchner, repudia y juzga a las Fuerzas Armadas Argentinas, no debería eludirse el juzgamiento de estos terroristas, quienes oportunamente fueron indultados y hoy, la mayoría son premiados con puestos en el Gobierno, pero eludiendo aplicar esta suerte de justicia "bizca" kirchneriana.

Muchos conciudadanos que han votado al Frente Para la Victoria, en su creencia de que elegían a un gobierno peronista, comprueban con amargura que nuevamente han sido traicionados. Los extremistas que Perón echó de la Plaza de Mayo hace 30 años han regresado: con la importante diferencia de que ahora son gobierno.

TotalNews

Contáctenos politicaydesarrollo@gmail.com

2 comentarios:

KING KONG dijo...

Sres peronchos, no quieran engañarse auds mismos y hablen con la verdad historica. peron los hecho de la Plaza de Mayo, pero sean honestos y reconozcan que fue el propio pocho que les alimento las esperanzas desde Puerta de Hierro intentando torcer el brazo de los militares de entonces. En otras palabras, los uso. A la frase de que el electorado peronista se siente defraudado por el mitomano vizco, los invito a reflexionar sobre lo siguiente, como creen ud que nos sentimos nosotros los ciudadanos argentinos cuando vemos que en todas las elecciones debemos dirimir las cuestiones internas de ese gran movimiento, que como tal no guarda ideologia. Muchachos sigan permitiendo que un muerto sea usado para ganar elecciones,pero no se quejen, fueron uds los que permitieron que Campora, Isabel, Menem, Duhalde, Rodriguez Saa, Puerta, Caamaño, Neshtor y Clishtina llegaran al poder Atte . Un asiduo lector de PyD. Horacio

andrés dijo...

En relación a la nota sobre "Juan Domingo Perón..." solo cabe agregar que a la misma le faltan importantes revelaciones y/o informaciones sobre el nacimiento de Montoneros y las otras formaciones especiales.- Pero lo que me llama la atención es el comentario que dejo sobre la misma UN TARADO, como los que hay muchos en la Argentina, que todavía, por ignorancia o contumacia, sigue refiriendose a esa época con la ligereza que le trasmitieron los comunicadores del proceso e incluso de algunos neomontoneros.- En fin , tendremos que soportar semejantes IMBÉCILES, pues descerebrados son los que sobran.-
ME PONGO A DISPOSICIÓN DE LA DIRECCIÓN DEL LINK PARA REALIZAR UN DEBATE SERIO Y HONESTO SOBRE ESAS CIRCUNSTANCIAS HISTÓRICAS.-